% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Hebreos 6:4-6

Hebreos 6:4-6

 

 En el argumento original, explico que muchos prefieren decir que los mencionados en este pasaje, y otros similares, “nunca fueron verdaderos cristianos” y que el pasaje “solo aparenta decir lo que dice”.

Es muy común que los calvinistas usen sus propios significados para justificar su posición calvinista. Por ejemplo, cuando la Biblia dice que la salvación es para todo el “mundo”, usa la palabra “Kosmos”, como aparece en los versículos Juan 3:16, 1Juan 4:9, y otros versículos. Los calvinistas dicen que la palabra “Kosmos” tiene otro significado, y es una expresión que define y le aplica solo a los “elegidos”, y no al resto de la humanidad. Por lo tanto, la palabra “Kosmos” significa “elegidos”.

También en 2Pedro3:9, donde dice que Dios no desea que “nadie” se pierda, sino que se “arrepientan”, los calvinistas dicen que Dios solo habla de los “elegidos”, por lo tanto, para el calvinista la palabra “nadie” también significa “elegidos”. Es inexplicable como algunos que han estudiado la apologética cristiana, no puedan ver sus propias contradicciones, esto me asombra. Los calvinistas que fueron mis colegas durante nuestros estudios de la lógica conocen muy bien lo que es una dicotomía, sin embargo cuando se trata con la dogmática calvinista, todos estos años de estudio son echados por el inodoro.

Los calvinistas que me escriben, quienes también han estudiado las categorías de falacias que existen, saben lo que es una división en dos grupos mutuamente excluyentes, opuesto, o contradictorios, pero solo en toda proposición que no tenga que ver con el calvinismo. Daré un ejemplo muy simple e igual de autoevidente de lo que los ojos calvinistas no pueden ver y sus mentes no registran, sobre la simplicidad del versículo 2Pedro3:9.

No tiene sentido que Dios no quiera que se pierdan los que Él mismo ha destinado a la salvación, especialmente si un “elegido” no puede perder la salvación. Existen cristianos que están totalmente en acuerdo con el concepto de “Sola Escritura”, que es un grito de la exclusividad bíblica desde el tiempo de la reformación. Y también apoyan que “toda escritura es inspirada por Dios” (2Tim3:16).

Lo que yo he notado en los años que llevo argumentando estos temas, es que con la misma boca, estas personas dicen lo opuesto de lo que está escrito en la biblia para su propia conveniencia y cambian los significados de las palabras en la biblia que no concuerdan con el calvinismo. Que lastima, que estas personas degradan la misma biblia que hipócritamente dicen que defienden, faltándole respeto a Dios y a los autores inspirados, quienes tuvieron una intención original para cada palabra que escribieron por inspiración del Espíritu de Dios.

Por muchos años, durante la argumentación con calvinistas, note que a muchos no les importa suplantar, improvisar y substituir los significados de las palabras en la biblia, solo para defender el calvinismo. También he notado que para ellos, es más importante tratar de ganar un argumento por fraude y falsedad, que conservar la integridad de la autoridad bíblica por cuales históricamente miles de cristianos han dado la vida. Mientras en contraste, muchos otros cristianos preferimos estar equivocados en temas complejos, siempre y cuando la biblia sea la que está en lo cierto.

Lo mismo sucede con este tema, y compartiré algunos de los significados mundanos que han preferido estas personas, en lugar de ser fiel a la definición original en “arameo, griego y hebreo”, que pueden encontrar en cualquier concordancia. Una concordancia nos dice exactamente cómo se definen las palabras originales de la Biblia en contexto y no los falsos significados inventadas por los calvinistas y sus partidarios.

Para los calvinistas, en Heb 6:4 al 6, la palabra iluminado significa impresionado. La palabra gustaron (del don celestial) significa buena idea, la palabra partícipes (del Espíritu Santo) significa lo opuesto de conversión, es decir, que solo porque participen, no quiere decir que son conversos. Por lo tanto, según este concepto un in-converso puede participar con el Espíritu de Dios cuando le dé la gana, esta es una posición totalmente herética, ya que el mundo es enemigo de Dios.

La palabra recayeron no tiene base para establecer desde donde o qué lugar caen, sino que es un metaforizo moral, es solo un resbalón moral hacia atrás. La palabra renovar, no significa que algo debe ser reconstruido, solo significa que una persona mundana ha subido un escalón en la escalera de moralidad. La palabra arrepentimiento, tiene varios significados, uno es moralizador, uno es religioso, pero para el calvinista en Hebreos 6 no es un significado bíblico.

Mi opinión aparentara ser ignorante para los calvinistas, pero diría yo que si todas estas palabras se encuentran en la biblia deben ser inspiradas, y en este caso los significados son las de las versiones bíblicas, no las versiones mundanas. Además, el valor e importancia de cada palabra se incrementa por su conjunto, por lo tanto todas las palabras en el pasaje incrementan y apoyan la intención original del autor. El desprecio por los calvinistas de la agrupación intencional por el autor de las palabras que indican las acciones de iluminar, gustar, participar, arrepentir y caer en un solo pasaje bíblico, no le resta al hecho de que esto fue exactamente la intención original de los autores inspirados.

La unión de todas las palabras fortalece la conclusión de nosotros los no-calvinistas, por ejemplo, si la palabra “arrepentimiento” se encuentra en conjunto en el mismo pasaje con las palabras “iluminados, gustaron, participes, recayeron, etc.”, entonces debe ser que el significado de la palabra “arrepentimiento” es auténticamente bíblico. Ya que estos de quien habla el pasaje si fueron iluminados, gustaron de la palabra y el poder venidero, participaron con el Espíritu de Dios, y luego cayeron. Por lo tanto, es notable que la palabra “arrepentimiento” en Hebreos 6:4-6 mantiene su significado bíblico y no el significado moralizador o religioso asignado por el calvinismo, solo generado por ellos por la razón de que no encaja con su dogmática.

El conjunto de palabras en Hebreos 6:4-6 hace que los significados que le aplican los calvinistas sean menos probables que los significados originales documentados por el autor de Hebreos y otros libros en la biblia que contienen palabras similares en los pasajes que hablan de personas que se han alejado de Dios. No veo una razón que justifique el uso de significados mundanos para describir lo que el pasaje dice de forma clara, ya que hay más evidencia literal a favor del no-calvinista. Tenemos un texto que habla de personas que se iluminan, gustan, participan y se arrepienten, para luego caer, que sin duda alguna son  indicadores claros de que estas personas fueron convertidas en algún momento en el pasado.

No hay en el texto ni aunque sea una sola pista que indique que son reprobados falsos que solo operan bajo una simulación, semejanza, o fingimiento, para asumir de forma oculta la apariencia de cristianos que realizan las características mencionadas, de iluminación, gustar, participar y arrepentir. Si el pasaje indicara que son practicantes falsos, no hubiera conflicto. Una de las metas de la argumentación es para clarificar las posiciones que se oponen y determinar el uso del sentido común.

Pero, como existen muchos pasajes sobre este tema, mi sospecha sobre el calvinismo se galvaniza y puedo ver a través de la cortina de humo que usan para enturbiar las aguas de todo tema que desafié al calvinismo, aunque irónicamente, el desafío viene de las mismas escrituras de la biblia que ellos dicen que defienden, pero que necesitan cambiar cuando les complazca.

Además, el texto en Hebreos 6:4-6 solo justifica una interpretación literal de lo que exactamente dice y no una interpretación figurativa, hiperbólica, simbólica, etc. Cuando el texto dice que “es imposible de renovar al arrepentimiento”, entonces es exactamente lo que significa, y es que “no es posible volver a estos que cayeron, (después),  quienes una vez experimentaron el arrepentimiento (en el pasado)”.

Está muy claro en todas las versiones de la biblia, en cualquier lenguaje del mundo, que estas personas “cayeron”. ¿De dónde cayeron? Este es uno de los puntos importantes del argumento original porque el hecho de “caer” define una acción, y significa caer desde algún punto, sitio o lugar anterior muy significante, o no fuera de importancia para mencionar en el pasaje. No es que resbalan hacia atrás de una mala moralidad a una peor como tratan de engañar los calvinistas por su falsa interpretación.

No hay duda que los mencionados deben haber alcanzado una posición de importancia para ser categorizados de esta manera en la biblia. Además, estos cuales son imposibles de renovar otra vez para arrepentimiento, no deben tener una manera para nuevamente crucificar para sí mismos al Hijo de Dios y exponerlo a la ignominia pública por haber cometido un mero simulacro de haber sido impresionados, por creer que la salvación es solo una buena idea, y al participar de forma superficial con el Espíritu de Dios con un arrepentimiento fraudulento sin jamás haber sido convertidos.

Lo mismo sucede con el pasaje en Hebreos 10:

Heb 10:26-29  Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por el pecado,  (27)  sino una horrenda expectación de juicio y hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios.  (28)  El que menospreciare la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere sin ninguna misericordia.  (29)  ¿De cuánto mayor castigo pensáis que será digno, el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?

Si estos no fueran conversos, el texto fuera incoherente, ya que si fueran in-conversos, seria natural que continuarían pecando voluntariamente y ya tienen en antemano una horrenda expectación de juicio y hervor de fuego. Pero, el calvinista no puede explicar por qué merecen un mayor castigo. Lo que yo he visto son excusas superficiales de poca lógica. La pregunta en el pasaje, sella el punto en discusión al afirmar que “merecen un mayor castigo, por pisotear al Hijo de Dios y tener por inmunda la sangre del pacto en la cual fueron santificados”.

Las mismas palabras eliminan toda duda de que estos fueron santificados por un pacto con Dios, algo que el calvinista se atreve negar, por lo dañino que es a sus doctrinas. También, el mayor castigo es solo justificado por los pecados cometidos voluntariamente. Por lo tanto, es muy fácil concluir que el castigo “después” es clasificado más allá y más severo, sobre los pecados que cometieron “antes” de hacer un pacto con Dios. Y esta es la única razón lógica, que después de su conversión, el castigo es mayor que antes de ser justificados por la sangre del pacto con Dios.

Sería insensato interpretar el pasaje sin considerar este pacto con Dios, algo que los calvinistas que alardean sobre ser lógicos, cometen sin notar. Lo que falta es que además de poder participar con el Espíritu de Dios, que los calvinistas digan que los reprobados también pueden hacer pactos con Dios.

Explicare de forma simple el problema que tienen los calvinistas con este tema. Según su teología, un elegido solo viene a Jesús porque supuestamente es predestinado para hacerlo, luego es regeneradoantes” de ser iluminado y gustar del evangelio, para luego poder arrepentirse y participar con el Espíritu de Dios, para entrar en un pacto de sangre con Dios. Para los calvinistas, llegar al pie de la cruz es solo un protocolo. Al contraste, el reprobado es destinado a la destrucción, y nunca será salvo. Algunos calvinistas predican que el reprobado jamás responderá al llamado del evangelio, porque no puede. Lastimosamente, para el calvinismo, su versión de predestinación y elección es errónea (Vea “La Elección Errónea de Juan Calvino”).

Al notar los problemas de apostasía que presenta la biblia, algunos contradicen este principio calvinista y proponen que el reprobado puede fingir la salvación, para luego alejarse de Dios. Si la biblia dice que todos hemos pecado y estamos destituidos de la gloria de Dios (Romanos 3:23), entonces la idea calvinista es totalmente mentira, ya que es imposible, que un pecador pueda participar con el Espíritu Santo y entrar en un pacto de sangre con Dios, sin primero haber aceptado a Jesús y volver a nacer de forma autentica, por medio de una verdadera conversión.

Esto es pura tontería herética, cometida por personas que desenfrenadamente prefieren defender los principios de la teología de Juan Calvino, sin parar por un momento para analizar los conflictos que causan con sus propias contradicciones, entre ellos mismos, y con lo que dice la biblia. No puede ser que el impío mundano pueda dictar cuando puede jugar con Dios de esa manera, y a los calvinistas no les importa como representan a Dios, ya que lo más importante para ellos es Juan Calvino.

Lo repetiré para que no haiga alguna duda, “los que predican que un impío mundano pecador puede participar con el Espíritu de Dios y hacer pactos con Él cuándo le dé la gana es un herético, ya que Dios no puede ser burlado (Gal 6:7), a pesar de lo que digan los calvinistas”.

Según los calvinistas, la única culpabilidad de estas personas en Hebreos 6 y 10 es una “degradación moral”. Si fuera verdad, entonces sería más peligroso y de mayor consecuencia para un pecador reprobado, (que a pesar de todo según la teología calvinista nunca será salvo), escuchar el evangelio y ser atraído. Para mí todo esto es absurdo, y no entiendo como personas que usan su astucia para cambiar lo que está escrito en la biblia, no tienen la misma capacidad para leer e interpretar lo que actualmente dice. ¿Pero porque?

En este caso, la única razón por cambiar lo que está documentado en la biblia es para proteger al calvinismo. Una vez el calvinismo es aceptado, es obligatorio aceptar la elección de los elegidos por Dios, quienes según el calvinismo, son los únicos que pueden obtener la salvación. El resto de la humanidad son reprobados y su destino es la destrucción. Según el calvinismo, un elegido no puede perder la salvación. Por lo tanto, toda mención de apostasía en la biblia es dirigida intencionalmente hacia reprobados que nunca podrán ser verdaderos cristianos, a cualquier costo, aunque tengan que cambiar lo que dice la biblia.  

Construir un argumento que apoya que los únicos que se apostan son “reprobados falsos” que nunca se convirtieron al cristianismo no solo contradice su dogmática de “reprobación”, pero también propone que de alguna manera estos supuestos “reprobados” tienen la habilidad para infiltrarse en los rangos cristianos, solo por un corto tiempo, hasta que sean expuestos “después” que se aparten de Dios (Vea “El Falso Cristiano “a posteriori” del Gnosticismo”). Así se mantiene la dogmática de Juan Calvino a salvo.

Los calvinistas prefieren mentirse a sí mismo, que aceptar la verdad escrita en la biblia. Con sus malos hábitos de generar interpretaciones esotéricas e implícitas para servir su propia narrativa y agenda, tratan a toda persona en desacuerdo como yo, con desprecio y actitudes ofensivas. Pero, no me preocupo mucho, ya que pueden ver que tengo los medios y la capacidad analítica necesaria para examinar lo que dicen y devolverle el fuego de sus disparos con repuestas más lógicas que las que ellos ofrecen.

Los que no aceptamos sus interpretaciones bíblicas somos etiquetados como cristianos brutos que no sabemos leer la biblia y mucho menos interpretar lo que dice según las reglas que ellos establecen (vea “La Hermenéutica Calvinista”). Para ellos, los autores de la biblia eran literalmente limitados cuando se trata de pasajes que contradicen la teología distorsionada de Juan Calvino, y no sabían distinguir la diferencia entre las palabras iluminado e impresionado, las palabras gustar y buena idea, las palabras partícipes y el juego superficial con el Espíritu de Dios y que las palabras arrepentimiento y recayeron se refieren a una regresión moral.

Estos autores bíblicos que en el calvinismo son trtados como insensatos deberían satisfacer a los calvinistas y haber usado estas palabras alternas en lugar de las que se encuentran en la biblia, cuales crean tanto conflicto y una dificultad hermenéutica. También, los autores de las concordancias sufrieron de la misma insensatez.

Personalmente veo al calvinismo como un caso perdido, su manera de pensar es un fenómeno que le llaman racionalización mental, y es cuando la auto-satisfacción reprime la verdad y la persona está más cómoda aceptando su versión de los hechos para su propia auto-gratificación, y así pensar que está en lo correcto. El desarrollo de este proceso es por medio del uso de una base que se usa como un trampolín para saltar a una conclusión. Un buen ejemplo de un sistema de un pensamiento similar es el de los evolucionistas. Es notable en los evolucionistas, que usan como base su propia “cosmovisión evolutiva”, para luego interpretar la evidencia que ofrece la ciencia. De la misma manera, el calvinista usa la teología de Juan Calvino como base para interpretar la evidencia que ofrece la biblia.

Aquellos que detectan discrepancias en lo que creen y no las corrigen, por las varias razones que son detectadas cuando finalmente ven que no hay remedio y cambian de opinión y comparten sus experiencias, terminan sufriendo de disonancia cognitiva. Estos son los que se dan cuenta que hay problemas de conflicto, pero no pueden ir en contra de la situación actual (status quo), por el precio que hay que pagar, al admitir su error y al ir en contra de sus colegas. Además, para ellos también hay un costo por la cantidad de inversión, sea en su posición o en el tiempo que llevan creyendo y defendiendo las discrepancias que saben que existen en sus creencias.

Muchos ex-calvinistas han compartido información sobre cómo se sentían al notar que tenían que batallar en contra los mismos fundamentos de la cristiandad, al verse obligados a contender con la biblia. Esto no sucede con los que usan la biblia como base para luego establecer lo que dice. La hermenéutica más aceptada hoy, la “hermenéutica gramática histórica literal”, propone que primero debemos usar el método literal para interpretar, antes de determinar si algunas palabras son figurativas. Si un pasaje no indica la necesidad del uso figurativo, la interpretación debe concordar con lo que exactamente está escrito.

Pero lo opuesto ocurre con el calvinismo, la interpretación alegórica, simbólica figurativa de los calvinistas de ciertos pasajes bíblicos ofensivos, no justifica por qué usar palabras figurativas de forma razonable, Hebreos 6 y otros pasajes son buenos ejemplos. En varios argumentos he preguntado: ¿Qué en el pasaje autoriza el uso de simbolización de palabras? ¿Qué indicación hay para que algunas palabras sean hipérbolas, sinécdoques, simbólicas, alegóricas o figurativas? Nunca responden con una repuesta lógica, porque no hay nada en el texto que indique que debemos cambiar las palabras o sus significados.

El método calvinista choca con la interpretación gramática histórica literal y los esfuerzos de los calvinistas se concentran en cambiar las palabras que exponen los errores del calvinismo. Los calvinistas le han dado poca importancia a la autoridad de la biblia, demostrando públicamente su hipocresía en sostener que “toda escritura es inspirada por Dios” y con su falso preámbulo reformista de “Sola Escritura”. Estos solo se convierten en dichos populares que solo tienen importancia si ejercen amplia libertad para interpretar la biblia a su manera para defender los errores de Juan Calvino.

Ya que desprecian lo que dice la biblia, sería mejor para ellos que publiquen su propia versión, como hicieron los Testigos de Jehovah para evitar el desafío y la confrontación causada por lo que literalmente dice la biblia. Algo como “La Nueva Traducción Calvinista” sería un buen título. Es demasiado obvio, que para los calvinistas, la teología de Juan Calvino es más importante que lo está escrito en la biblia. Cuando las dos se comparan, lo que dice la biblia en forma literal, en arameo, hebreo y griego, ocupa el segundo lugar, y requiere una interpretación de gimnastica y la tortura del texto para que concuerde con el calvinismo.

Yo he notado algo más, que los principios de Juan Calvino no aseguran que una persona sepa y este seguro si es o no uno de los elegidos, porque es imposible saber. Solo enfatiza lo absurdamente obvio, después del hecho (a posteriori). Establecen un sistema de distinción drástico y sin sentido común, y proponen que si un cristiano no se aleja del camino, entonces debe ser un elegido, y si se aparta de Dios nunca lo fue. (Vea “El Falso Cristiano “a posteriori” del Gnosticismo”).

Como ejemplo, los que son calvinistas hoy, se consideran ser elegidos, hasta que uno de ellos se aparta, una vez se aparta, nunca fue un verdadero cristiano, desde el momento de su conversión, y por lo tanto, debe haber sido un reprobado infiltrado, con intenciones de salvar su alma. No queda otra opción, ya que presumen que un reprobado in-converso puede hacer cosas con la misma autoridad que un elegido converso. Es como decir que el que será contagiado con lepra, solo se puede distinguir cuando le salgan manchas en la piel.

La apostasía de los últimos días pondrá a prueba a los verdaderos cristianos y al fin los filtrara, y esto comenzó hace cientos de año con aquellos que se alejaron de lo que verdaderamente dice la biblia, y en el futuro, no tendrá nada que ver con los que se alejan de las principios de Juan Calvino. Este evento expondrá el error del calvinismo, y se vera de que verdadero metal están hechos cuando los supuestos elegidos, que supuestamente no pueden perder su salvación, ya no se encuentren en sus congregaciones. Al final verán de forma clara que los que creían ser elegidos si pueden caer.

Conclusión: El cristiano bíblico es aquel que se mantiene firme con lo que dice la biblia, por la tanto el calvinismo es una secta “no-bíblica”, que está obligada a suplantar lo que está documentado en la biblia con una teología generada por la intuición gnóstica de Agustín y promovida por Juan Calvino. No veo necesario cambiar nuestra teología porque existe una secta que interpreta la biblia descuidadamente, con indiferencia y discriminación. No lo hemos hecho por las ideologías erróneas de los Mormones, de los Testigos de Jehovah, de los Católicos Romanos, de los Adventistas del Séptimo Día, etc. Desde luego continuamos nuestro camino con lo que dice la biblia, libre de algún concepto extra bíblico y solo exponemos sus errores por si es posible que noten sus errores. Mientras tanto, continuamos nutriéndonos de lo que actualmente dice la biblia y no lo que insinúe el hombre.

  

Volver Arriba…