% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

9 Razones para Creer en Dios

Las siguientes razones proponen que debemos trabajar con la evidencia bíblica que ya tenemos y no pretender esperar en alguna nueva revelación o en lo que posiblemente encontremos en un futuro como es común oír en la comunidad científica de hoy.

 

Muchos científicos de hoy dicen que descubrirán en el futuro las repuestas que necesitan hoy para explicar los fenómenos desconocidos que aparecen en muchas de las teorías modernas.

 

Esta es solo una excusa para las especulaciones y las conjeturas usadas en muchas de estas teorías y pretender que son hechos científicos. Hoy es normal para un teorista calificar una posibilidad como un hecho científico, sin mencionar que puede estar totalmente equivocado.  

 

No toda evidencia es física, tangible, concreta y empírica, y no toda evidencia se puede considerar como una prueba que puede confirmar una conclusión, hasta que no sea evaluada y verificada. La evidencia se ofrece para que su validez sea evaluada, y solo cuando es verificada es que se convierte en prueba.

 

Tampoco existe un solo tipo de evidencia, puede existir una variación, y algunas evidencias solo pueden ser evaluadas por un proceso lógico. Muchos criminales han sido condenados por un sistema judicial por medio de la evidencia circunstancial, pero es porque la acumulación de toda esta evidencia es lo que tiene suficiente sentido común para que sea aceptada como evidencia valida. Existe evidencia conceptual que es aceptada por la deducción de un argumento razonable que guía hacia una inferencia racional, esta es necesaria cuando la evidencia no tiene que ver con cosas físicas y tangibles y cuando no hay otros medios por cual obtener la evidencia adecuada.

 

Este argumento es basado en dos puntos fundamentales:

1. La acumulación total de diferentes tipos de evidencia.

2. Que la existencia de Dios es más plausible cuando es acompañada por la siguiente evidencia, compara do a que si no existiera tal evidencia para ofrecer y presentar.

 

Este segundo punto es muy importante y se debe explicar un poco más profundo, ya que lo que estoy  proponiendo es que para personas escépticas o agnósticas, es que si no existiera la siguiente evidencia que se expone en este argumento, el caso para la existencia de Dios fuera más débil que fuerte, más falso que cierto y menos crédulo que creíble. El ateo dice que no es afectado por esta evidencia por razones de tener una naturaleza de restringir y detener la verdad (Rom 1:18), y por su preocupación en rescatar su punto de vista con negaciones de toda evidencia que apunte hacia Dios, aunque la pueda ver con sus propios ojos. Pero la evidencia ofrecida en este argumento si existe, y es accesible a todo aquel que le interese evaluarla.

 

La combinación de evidencia científica, histórica, arqueológica, profética, matemática (por estadísticas de probabilidad) y de la lógica, hace que el caso para la existencia de Dios sea un caso muy fuerte y superior a toda teoría que se opone, y ganaría en una corte judicial en contra de cualquier argumento que se oponga usando la misma combinación de evidencia. Si la evidencia es superior a la que se opone, entonces sería lógico concluir que es más racional creer que Dios existe, que creer que Dios no existe, en comparación a la evidencia que ofrecen las teorías científicas de los ateos que se oponen. Comenzare este argumento donde comienza Dios:   

 

1. Un Principio.

La mayoría de la comunidad científica no niega que el cosmos tuvo un principio, y la teoría más aceptada hoy es la teoría del Big Bang. En el pasado muchos creyeron que el universo era eterno y estático, pero en el 1927 Georges Lemaître matemáticamente estableció que esto no era cierto, y las ecuaciones de la “Relatividad General de Einstein” y las del astrónomo “Edwin Hubbel” lo verifican empíricamente en el 1929.

 

La expansión del universo, la radiación cósmica de fondo (CMB/microondas), la gran abundancia de elementos primordiales como helio-4, helio-3, deuterio y litio-7.1 , en proporción con el hidrógeno, y la relación entre fotones y bariones, determinan que hubo un “punto inicial” de intensa temperatura que dejo estos rastros y los elementos primordiales y livianos que luego producen otros elementos. Cuando hablo de un principio, un comienzo o un génesis, me refiero al instante exacto del “inicio del tiempo”. Sin movimiento en el cosmos, no hubiera nada que medir, y no solo nos interesa que fue lo que inicio to lo que existe a la actualidad de la existencia, sino que también lo que puso todo en movimiento, ya que el tiempo se mide en intervalos relacionados al movimiento de acontecimientos y sucesos dentro del cosmos, que resultan en una progresión de cambios.

 

El problema es obvio, ya que lo que inicia el tiempo, no puede en si estar en el tiempo, si es que en si lo que genera el comienzo del tiempo. Tampoco es necesario que este en movimiento para iniciar el tiempo. Personalmente, después de analizar las teorías modernas por muchos años, pienso que sin darse cuenta, el científico ateísta busca a Dios por medio de métodos científicos. Por supuesto que no lo sabe, al buscar la causa, la razón y la explicación del fenómeno de un génesis de todo lo que existe, comete el error de eliminar por discriminación lo “sobrenatural”. Al ignorar este elemento de su ecuación en sus teorías, y pensar que no existe ni una mínima posibilidad de un fenómeno “sobrenatural”, concluye con teorías escasas e incompletas.

 

¿Qué tiene que ver esto con la existencia de Dios? Casi 3500 años atrás, Dios le dijo a Moisés que documentara todo lo que Él dictara, para que tuvieran un documento que les diera una idea del comienzo de todo y como sucedió, este libro se llama “Génesis” que significa “origen” y esta misma palabra en hebreo es la usada para significar “nacimiento”. El primer verso de este primer libro que Dios le dicta a Moisés dice:

 

Gen 1:1  En el principio creó Dios los cielos y la tierra.

 

Las creencias del pasado, algunas desde el tiempo de Platón, eran erróneas, igual como fueron los científicos que apoyaban estas creencias, y el ser humano ha documentado por casi 3500 años que Dios esta correcto en lo que dijo. Pero hay otra cosa, muy importante en la cristianidad, y se encuentra en el evangelio de Juan:

 

Juan 1:1 SSE  En el principio ya era la Palabra (Logos), y aquel que es la Palabra (Logos), era con el Dios, y la Palabra (Logos), era Dios.

 

Al descifrar este enigma, en combinación con otros pasajes en la Biblia, entendemos que Jesús, el Cristo (Messhiak), se encarna en ser humano, pero pre-existe como Dios, y es quien crea todo y no hay nada en el cosmos que no fue creado por Él y para Él (Juan 1:3 Col 1:16, Heb 1:2, Rom 11:36). Por lo tanto Jesús es el Dios/hombre que predicen los profetas, y vino a establecer la salvación por un Nuevo Pacto (acuerdo/contrato) por medio de Su propio sacrificio como el más alto ejemplo de amor.

 

2. El Origen Sobrenatural de la Información.

La primera razón demuestra que la Biblia inicia con un principio y que la creación de todo es por “Logos”, quien es la “Palabra”, esta palabra tiene características dinámicas, no estáticas. Pero aún hay algo más profundo sobre este tema que se extiende al significado de Logos, porque además de ser la “Palabra de Dios”, tiene características adicionales (vea el Tema “Logos”). Una característica se puede observar de inmediato, ya que la “Palabra”, es el inicio y el origen de la comunicación en el dominio, o la dimensión natural que conocemos.

 

Toda tipo de información tiene que ser transmitida o enviada, con la intención de que sea recibida. Pero hay un criterio que tiene que estar establecido por ambos, para el transmisor que envía y para el receptor que recibe, y es que ambos tienen que saber el lenguaje en antemano cual es necesario para intercambiar información. Todo sistema de comunicación es compuesto de un código, incluyendo el lenguaje.

 

Podemos usar las mismas letras usadas en el abecedario que conocemos para escribir este artículo en otro idioma que use las mismas letras, pero la secuencia de letras cambia y la combinación de las letras usadas tiene que coincidir con la reglas de gramática, que sería el código del lenguaje que queremos transmitir para que el receptor las interprete con una anticipación de estas reglas de gramática. Esto es un ejemplo de un patrón codificado, la combinación de las letras determina el lenguaje, pero las reglas de gramática determinan el código.

  

El estadounidense Claude Elwood Shannon, conocido como “El Padre de la Teoría de Información”, dice que un código contiene un sistema de reglas compartidas por algún tipo de participante en un acto de comunicación, haciendo posible la transmisión y la interpretación de los mensajes cifrados. Un criterio específico establecido por Claude Elwood Shannon para la informática codificada, es que “algo es codificado y se transmite con el objetivo de ser decodificado por la fuente que lo recibe”, y así es como se puede interpretar la información dentro del código transmitido.

 

El Dr. Werner Gitt, uno de los expertos en la ciencia de información dice lo siguiente:

 

“No hay conocimiento de una ley natural, un proceso conocido,

o un conocimiento de secuencia de eventos que cause

el origen de información en la materia”.

 

“Cuando el progreso por la cadena de eventos de transmisión es

rastreado hacia atrás, cada pieza de información apunta hacia

una fuente mental, la mente del envidador”.

 

Por lo tanto, el origen de la información tiene que ser sobrenatural, vea el “Argumento Informático” y “El Enigma del Código ADN”.

 

3. La Necesidad de un Catalizador Inicial

 

El tema “Catalizador de la Causa Inicial”, apunta específicamente a la brecha de todas las teorías científicas, ya que ninguna puede explicar, por lo menos razonablemente, el inicio del fenómeno que su teoría propone que existe, que luego da comienzo al cosmos. No importa cuántas dimensiones o universos los científicos especulen que existen, un modelo, hipótesis o teoría solo es una representación de lo posible. Lo más importante saber es que todas estas cosas que posiblemente existen por medio de la especulación, también necesitan un “principio” (vea la razón núm. 1), igual que toda otra cosa. Además de esto, tienen todas que ser gobernadas por algún conjunto de leyes de físicas y “constantes” (vea la razón núm. 4), aunque estos sean diferentes a los que se encuentren en nuestro universo para que la vida sea posible.  

 

Ya que una “Regresión Infinita” actual es imposible, es necesario que exista una “causa- no causada” que trascienda el tiempo, el espacio, la materia, y sea su propia fuente de energía, ya que ningunas de estas pueden existir por su propia volición. Esto significa que es necesario que esta “causa primordial”, que no puede ser causada por otra causa, exista en algún ambiente sin tiempo, espacio o materia, y lo único lógico sería una mente incorporal e in-espacial, y una mente solo le puede pertenecer a un Ser.     

 

La teoría del Big Bang no tiene idea de cómo se generó la singularidad que causa la explosión. Supuestamente, y según los científicos, una singularidad solo existe dentro del ambiente de un Agujero Negro. Pero si a la vez se propone que dentro de un Agujero Negro las leyes de física se descomponen, entonces sería una contradicción que una teoría pueda presumir que lo que ocurre dentro de este tipo de ambiente sea científico. Cuando no hay fenómenos gobernados por alguna ley de física que reportar, la presencia de científicos limitados a la especulación es innecesaria, están demás, y se deben salir del medio y echar hacia un lado.

 

La teoría de Oscilación no puede explicar como “algo” puede expandir y contraer sin la existencia de espacio y energía.  

 

Las teorías de Fluctuación en Vacío y de la de Inflación Caótica se encuentran con el mismo problema.

 

Las teorías de Multi-Universos o Dimensiones Paralelas no pueden explicar de dónde y cómo se generó el primer universo o la dimensión que forma su conjunto.

 

La teoría de Hilos o Cuerdas cósmicas de las múltiples teorías de la Física Cuántica, no saben de donde salieron o de donde se alimentan estas substancias que interactúan y aparentan tener propiedades similares a fotones.

 

Como pueden notar, solo la teoría del Big Bang intenta proveer alguna evidencia de un principio o inicio de existencia, pero esta teoría también se queda corta. Todas las otras son pistas falsas que solo le interesan una explicación superficial de “nuestro universo”, sin alguna preocupación de explicar el origen del fenómeno que proponen como el mecanismo por cual ellas mismas son generadas a la existencia. No es suficiente decir que existimos porque otras cosas existen, sin proveer la evidencia científicamente razonable que estas otras cosas existan en la realidad.

 

Permítame ejercer sus neuronas con estas preguntas: Si es verdad que existen estos fenómenos, ¿Cuál es el origen de tal fenómeno? Si es verdad que existen otras dimensiones paralelas, o existen otros universos, ¿De dónde salieron y como fueron generados a la existencia?  Debe ser obvio que es totalmente inaceptable creer que se puede inventar una teoría de posibilidades inciertas e inseguras, con el solo propósito de tratar de explicar el principio de nuestro universo, sin tener que explicar la existencia del fenómeno responsable por generar a nuestro universo a la existencia.

 

Además, ¿No es también obvio que sin un creyente defensor que exponga la verdadera condición del corazón de estas personas, nunca se expondrá a la luz su rechazo de Dios por una injusta discriminación? Ya que intencionalmente se favorece una posibilidad sobre otra igualmente posible. Si es igual de posible que Dios sea la causa de todo lo existente como Catalizador Inicial, entonces ¿por qué no considerar que esta hipótesis sea equivalentemente posible a las otras? ¿No es verdad que la fuerza inicial necesaria aun no descubierta por los científicos, es lo que los creyentes llamamos Dios?

 

Todas estas teorías se encuentran con una pared especulativa, y este es el punto débil que monopolizamos los defensores de Dios, ya que cualquiera se inventa un cuento de hadas que no concuerda con la evidencia científica que los mismos científicos nos proveen. Los autores de estas teorías (teoristas) usan términos científicos con la esperanza de que estas brechas no sean detectadas. Pero la batalla del conocimiento que llamamos “ciencia” no se encuentra en el campo de la “semántica”, de palabrerías gimnásticas que saltan y brincan para decorar las conjeturas de estas teorías, la batalla está en el campo “ontológico”.  

 

Un ejército sin brújula que marcha hacia lo desconocido, a la larga se encontrara con el elemento de sorpresa, que al final lo destruirá y por esto confió que tenemos la ventaja, porque aún hay tiempo para que se cambien de uniforme al notar que están marchando con el ejército equivocado y en una ruta sin destino.

 

4. Las Condiciones Perfectas necesarias para que todos los “Constantes Antrópicos” produjeran un ambiente preciso, afinado y sincronizado para permitir la vida en un universo tan peligroso y hostil.

 

No hay duda que un mínimo esfuerzo de investigación lleve a una persona a concluir que las probabilidades de existencia de vida en este universo son muy bajas, y llegar a esa conclusión por una gran multitud de razones. Es más probable que deberíamos estar todos muertos, o posiblemente nunca haber existido sino fuera que este planeta sea obviamente favorecido.

 

Pero este no es el punto fuerte de esta cuarta razón, el punto que muchos de estos teoristas no han tomado en cuenta es que las condiciones iniciales que causo la aceleración que aun continua expandiendo al universo desde su principio de origen (Génesis) tenían que estar al nivel de Chapulin, es decir, “Fríamente Calculadas” para terminar con los constantes observables por las leyes de física que tenemos en existencia. Para más información sobre este tema, vea los argumentos “Teleológico” y “Antrópico” y el vídeo “El Planeta Privilegiado”.   

 

5. La Probabilidades Matemáticas de las Estadísticas de Imposibilidad.

 

No es solamente que el ser humano ha descubierto que sin el Sol y la Luna la vida sería imposible, y que sus tamaños y proximidades a la tierra son importantes para la existencia humana. Pero también que la gran cantidad de medidas y constantes inalterables viola la regla de la “Estadística Cero” (1 al 10 a la 1050 potencia), una ecuación matemática establecida por los expertos de las probabilidades estadísticas. No discutiré a profundo este cuarto punto, ya que en el argumento “Antrópico” proveo los ejemplos para que la persona común pueda entender el significado de este hecho científico.

 

6. El conocimiento de fenómenos naturales Cosmológicos  y Terrestres por personajes de la Biblia sin tecnología avanzada, miles de años antes de ser descubiertos por la ciencia moderna.

 

Es un hecho que la Biblia es un libro antiguo como alegan los críticos, pero no se puede negar que los que tenían contacto con Dios tenían conocimiento (ciencia) de fenómenos que el resto del mundo no tenía. La mayoría no tenía ni idea de que existía este conocimiento hasta que fueron re-descubiertos miles de años después.

 

La Biblia si es antigua, pero la información sobre el mundo natural y sobrenatural es precisa y fiable. El argumento “Evidencia Científica” provee una exposición cronológica comenzando desde el libro de Génesis de más de 55 ejemplos de pasajes bíblicos que describen cosas que fueran imposibles saber sin alguna ayuda externa.

 

Algunos de estos fenómenos naturales, como las corrientes y formas montañosas debajo del Mar, la cantidad y distancias estelares, la suspensión gravitacional de la tierra, la expansión del universo, la diferencia entre constelaciones y estrellas que solo aparentan estar juntas (vea “Las Pléyades, Orión y Arcturo”), la función sanguínea, la redondez de la tierra, etc., eran imposibles de saber por medios naturales, la única otra opción es que la fuente de información sea sobrenatural.

 

Cuando la credibilidad de una fuente se establece en una parte, debe haber una razón que justifique porqué las otras partes de la misma fuente no sean igual de crédulas, y estas otras partes afirman que el proveedor de todo el conocimiento y la sabiduría de lo natural y lo sobrenatural, visible e invisible, es Dios.   

 

7. Las Probabilidades y Promedios que resultan de la Profecías cumplidas.

 

Veinticinco por ciento (25%) de la Biblia es profética, los Rabinos Judíos dicen que el Antiguo Testamento existen más de 600 profecías. El Dr. Norman Geisler dice que hay más de 360 profecías Mesiánicas. En el argumento “Jesús y la Probabilidad Estadística” extiendo mi postulación hasta el punto más extremo posible al proponer que Jesús cumple 40 profecías en un solo día. Según toda estadística, el cumplimiento de esta gran cantidad de profecías en tan poco tiempo es totalmente imposible, pero esto es lo que lo hace tan extraordinario y sobrenatural.

 

Muchos han sido satisfechos después de examinar cada profecía y compararla con cada referencia de cumplimiento. El profesor de ciencias y matemáticas de Westmont College Dr. Peter Stoner realizo un experimento con sus estudiantes para establecer la probabilidad de una persona cumplir cierta cantidad de profecías y establecieron diferentes porcentajes de promedio dependiendo de la dificultad y cantidad de profecías cumplidas y concluyeron que cumplir solo 16 profecías seria 1 al 10 a la 45 potencia (1045). La probabilidad de usted ganar la lotería en su país podía ser de 1 a un millón, o 1 al 10 a la 6 potencia (106). Estas profecías están documentadas en la Biblia para que cualquier persona pueda analizar la validez de cada una y por lo más escéptico que sea, concluirá que Jesús cumple lo que para nosotros sería matemáticamente imposible.

 

8. La Evidencia Histórica y Documental de Eventos, y los descubrimientos Arqueológicos  de Artefactos, Ciudades y Estructuras mencionados en la Biblia.

 

Muchos documentos antiguos que verifican lo que dice la Biblia fueron descubiertos después de la versión original del Antiguo Testamento. Las ciudades, estructuras y los eventos documentados en muchos otros documentos seculares coinciden con lo que dice la Biblia. La exposición “Dr. Lucas - Historiador de Primer Rango” es un ejemplo que demuestra que si los autores de los libros que se encuentran en la Biblia fueron tan cuidadosos con detalles insignificantes, entonces no hay razón alguna que no justifique que también no serían igual de cuidadosos con detalles de gran importancia. Esta razón es muy larga para cubrirla en un corto párrafo, así que le recomiendo que lean el argumento “Evidencia Histórica”.

 

9. La Resurrección de Jesús.

 

Aunque esta razón es la más atacada, nunca en la historia se ha presentado un buen argumento que desmienta que Jesús no resucito de la muerte al tercer día. Los alegatos son demasiado débiles, escasos de evidencia, y prácticamente ilógicos. Si por lo menos se pudiera demostrar aunque sea un solo documento de la misma era que hable de una exhibición pública del cuerpo de Jesús, entonces tuvieran una oportunidad de entrar al cuadrilátero de la argumentación a un nivel profesional.

 

Con solo ataques Ad Hominem en contra de la persona de Jesús, lo que demuestran es la inconformidad emotiva de sus argumentos anémicos. El argumento “La Tumba Vacía” demuestra los problemas que existen con muchas de las explicaciones que insinúan que Jesús se escapó o que Su cuerpo fue robado por Sus discípulos, el Sanedrín, o los Romanos. Tomando en cuenta que había un escuadrón de soldados Romanos profesionales, protegiendo el Sello de Roma que pusieron en la piedra de varias toneladas que tapaba la entrada a la tumba. La explicación para un plan de escape o de un robo de un cadáver debe ser bien formulado antes de presentarlo públicamente, de no ser así, el argumento es inmediatamente descompuesto en cuestión de segundos.

 

Se debe pensar en profundo sobre la posibilidad de la existencia de Dios, igual y de la misma manera en que se piensa en las otras posibilidades que ofrecen las teorías modernas de cosas que pueden existir en esta o en otras dimensiones, para no ser injustos con la evidencia que nos lleva a la balanza que pesa y mide lo que es y lo que no es posible, y lo que es y lo que no es verdad.   

 

 Volver Arriba…

 

 

Temas Teológicos