% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Argumento Antrópico

Nuestra existencia es un milagro, y vivimos en un mundo espectacular. Somos parte de una galaxia que viaja en el vacío del cosmos.

 

La circunferencia de nuestro planeta en el cinturón del Ecuador es de aproximadamente 25,000 millas (40233.6 km).

 

La rotación de la tierra es de una revolución en aproximadamente 24 horas, y esto lo conocemos como un día. Si estuviéramos suspendidos en el espacio sin movernos sobre el mismo centro de la Tierra, viéramos pasar 25,000 millas en 24 horas, esto equivale a una velocidad de un poco más de 1000 millas por hora.

 

La velocidad de órbita de la Tierra alrededor del Sol es aproximadamente 67,000 millas (107826.05 km ) por hora. Usando un radiotelescopio 500 veces más preciso que el famoso telescopio espacial Hubble, los científicos han calculado que el Sol y su familia de planetas orbitan en nuestra galaxia, llamada la Vía Láctea, a una velocidad de 135 millas (220.48 Km) por segundo, esto es igual a 8,100 millas (13035.69 Km) por minuto o 486,000 millas (782141.184 Km ) por hora. La velocidad de la Vía Láctea en el universo es casi igual que la velocidad de los brazos que se encuentran en sus extremos que también giran como un huracán, mientras la galaxia se mueve alrededor de 190 millas (305.77 Km) por segundo, o 11,400 millas (18346.52 Km) por minuto, o 684,000 millas (1100791.3 Km) por hora.  

 

Cuando los brazos se mueven hacia la misma dirección que viaja nuestra galaxia, la velocidad combinada es de más 340 millas (547.17 Km) por segundo y en lo que usted cuenta 4 segundos, hemos viajado alrededor de 1360 millas (2188.7 Km) del lugar en el universo donde estábamos solo hace 4 segundos atrás. Y en una hora viajaremos más de 1,224,000 millas (1969837 Km) a través del universo en varias direcciones a la vez, lateral, horizontal, vertical y en orbitas circulares de nuestro planeta y nuestra galaxia, sin darnos cuenta o estar conscientes de algún movimiento. Algunos dicen que nunca viajan, pero en realidad, no paramos de viajar. Existimos sobre un planeta específicamente diseñado por un imaginablemente poderoso y potente Dios.

 

Normalmente, aquí en la Tierra no sentimos el efecto de todas estas velocidades, y aunque esté consciente de estos datos científicos, el ser humano toma esto como algo muy natural, y totalmente ignora las súper distancias que viaja cada segundo a velocidades casi increíbles.

 

Me gusta describir el mundo natural con lo que aprendo cada día de la Biblia, porque confió que el mundo natural como lo conocemos, puede ser explicado desde el mundo espiritual, pero el mundo espiritual, no se puede explicar desde el mundo natural. Es por eso que comienzo este argumento con estos datos científicos.

 

Si existen miles de millones de soles igual o más grande que nuestro sol en solo una galaxia como la nuestra, imagine el poder y la grandeza, que yo personalmente opino, debe ser inimaginable para la mente humana. Digo esto porque para el ser humano es difícil pensar con la máxima profundidad, y toda la capacidad cognitiva necesaria, imaginar un “Ser Supremo” que genere millones de soles e galaxias igual o más grande que la nuestra. Lógicamente, debe ser que la causa de algo sea superior a lo creado como un efecto, y debe ser independiente de lo que crea, al existir antes de crear y causar el efecto. Por lo tanto, la totalidad de Dios es más grande y más allá de todo lo que creo.  

 

Dios solo cabe en la mente humana como una representación de un Ser con quien nosotros queremos tener una relación, pero en realidad, todos nuestros intentos de describirlo por las teofanías que aparecen en las Escrituras se quedan tan cortas, que diría que solo llegan a una millonésima de un porciento de la totalidad que pueda describir a un Dios que produce y genera millones de millones de soles en un cosmos con una expansión de millones de años luz, solo porque puede, y le complace hacerlo.  

 

La palabra anthropos, en griego significa hombre o humano, y describe todo lo que tenga que ver con el ser humano. En el panorama científico igual que en el teológico la palabra antrópico viene de la misma palabra anthropos, pero el principio antrópico en sí tiene dos definiciones, una es evolucionista, y la otra es teológica.

 

La definición del principio evolucionista suena como una excusa y se auto refuta y desmiente al analizarla. Se postula que “El mundo es necesariamente como es, porque hay seres humanos que preguntan por qué es como es al percibirlo”. El famoso Stephen W. Hawking, en su libro “Historia del Tiempo”, habla del principio antrópico aplicado al tema del origen y la formación del universo. Hawking dice:

“Vemos el universo en la forma que es porque nosotros existimos”.

 

Hawking explica que hay dos versiones del principio antrópico: la débil y la fuerte, y concluye diciendo lo siguiente sobre el tema de la formación del universo:

“si no fuese como es o si no hubiese evolucionado cómo evolucionó nosotros no existiríamos y por lo tanto, preguntarse cómo es que existimos o no existimos no tiene sentido.”

 

Pero Hawking está lógicamente equivocado y les explicare porqué, si no existiéramos, no pudiéramos preguntar sobre nuestro origen, propósito o destino. Decir que el resultado de nuestra existencia es la repuesta de la pregunta “¿Por qué existimos?”, es un ejemplo de razonamiento circular y prácticamente absurdo, ya que la pregunta es la repuesta y viceversa. Es decir que existimos por razón de nuestra existencia. Además, esta repuesta evita la pregunta de nuestro origen y a la vez evade el “Principio Antrópico”. Estamos hablando de los 322 constantes inalterables, y no hubiera vida en todo el universo si no estuvieran precisamente afinados de la manera en que se encuentran. Ese es el verdadero tema en discusión.

 

Estos constantes aparentan estar diseñados para la existencia humana y la ley de probabilidad no permite que caigan en un orden perfecto por una mera coincidencia, por posibilidad o por accidente. Como es prácticamente imposible que esta precisa afinación antrópica haya sucedido por coincidencia, posibilidad o accidente, entonces lo que en realidad está diciendo Stephen W. Hawking es que si estuviéramos muertos, obviamente no pudiéramos hacer preguntas y mucho menos estar asombrados de la precisión en cual se encuentran estos 322 constantes de la física.

 

Esto sería como si 322 francos tiradores de la mejor fuerza especial del mejor ejército del mundo, le dispararan desde la distancia de un metro a una persona destinada a ejecución, y “todos fallaran al disparar”. La persona estaría asombrada de no estar muerta, y estaría curiosa de cómo sería posible que estos francos tiradores de gran precisión hayan fallado.

 

Les explicaré porqué, el universo es tan hostil, que si una de los constantes fuera a ser alterado por una fracción de 1%, la vida no existiera en el universo. Esto demuestra que el motivo del Dr. Stephen W. Hawking es de disminuir la importancia de la pregunta “¿Por qué existimos?”. Los seres humanos deben estar interesados en cómo y porqué estamos aquí, y que viajamos por el universo a velocidades increíbles sobre solo un grano de toda la arena de un desierto un millón de veces más grande que el Sahara.

 

El hecho de que existen 322 razones cosmológicas y terrestres que nos mantiene vivos en un universo lleno de explosiones constantes, de rayos dañinos y de fuerzas tan fuertes que evaporizarían a un humano en un instante, es suficiente razón para que nuestro origen, propósito y destino tengan mucho sentido. La improbabilidad matemática de que esta variedad de constantes se pudieran establecer por posibilidad, coincidencia o accidente es suficiente evidencia científica para concluir que alguna fuerza externa sobrenatural fue la causa de la ingeniería específica y compleja observable en el universo.

 

Creo que el señor Stephen W. Hawking debe revisar los puntos de vista que ignoran la fragilidad de la fuerza de gravedad, y que nuestro lugar en esta galaxia previene que estemos bombardeados por radiación cósmica y de explosiones de rayos gama. También, que los planetas vecinos están prácticamente deshidratados mientras la superficie de la tierra está 70% cubierta de agua por millas de profundidad.

 

Debe también considerar que la cantidad de oxígeno tiene que ser preciso para sostener la vida y que no podemos cambiar de posición con Mercurio, Venus o Marte, un lugar sería demasiado frío y el otro demasiado caliente para la existencia humana. La inclinación, la velocidad de rotación y la distancia de órbita alrededor del Sol tienen que estar específicamente precisas para permitir la vida en este planeta. La atmósfera, la capa ozona, la reflexión de luz y la fuerza magnética tienen que estar equilibradas para hacer su función y hasta el color del Sol tiene un propósito. Solo algunos de estos 322 constantes deben causar suficiente curiosidad para preguntar la misma pregunta que debería preguntar la persona a quien le dispararon los 322 francos tiradores:

 

¿Cómo es que seguimos con vida?

 

El astrofísico Dr. Hugh Ross dijo algo muy interesante en una de sus entrevistas, dijo que el elemento o substancia prominente en el universo no es la materia, ni la energía, o el espacio, lo más abundante es una sustancia que adhiere y controla todo el universo, incluyendo su expansión y todas las leyes de física. Lastimosamente esta sustancia es desconocida por la ciencia, pero la ciencia sabe que está en todo el universo y le ponen por nombre “Fuerza Oscura” porque es invisible, y no saben qué es o cómo funciona.

Creo que es irónico que algunos que dicen hablar en el nombre de la ciencia formulen tantas teorías sobre el universo sin poder usar esta “fuerza oscura” en sus ecuaciones, ya que nadie sabe su composición y función total. Esta ignorancia no evita que algunos de ellos se hagan pasar como personas que lo saben todo. Personalmente creo que el día que descubran lo que es la fuerza oscura y entiendan cómo funciona, sus teorías se desboronarán.  

 

Además, los mismos científicos han descubierto que el 90% de materia que compone el universo no es la misma materia que se percibe por medio de telescopios, simplemente porque es “Materia Oscura” e igualmente de invisible, y no entienden bien su completa función.    

 

El “Principio Antrópico” sirve como fuerte evidencia científica que demuestra que la humanidad tiene un propósito y que somos privilegiados en este universo. Cuando consideramos todo el esfuerzo y los recursos necesarios para ponernos aquí con tan gran precisión y por tan corto tiempo de existencia, debemos pensar que este mundo es solo un campo de entrenamiento, y que hay algo en el más allá.  

 

Volver Arriba…

Temas Científicos