% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Argumento  Axio(mo)lógico

Este argumento fue modificado en el 2011, y notaran que el silogismo del argumento fue alargado para introducir nueva información de gran importancia que enfatiza la “fundación” (base) de los valores morales.

 

Una segunda parte sobre este mismo tema fue necesaria por causa de la abundancia de nueva información adicional sobre este tema que no podía ser ignorada, pero que a la vez haría este argumento demasiado largo.

 

La segunda parte relacionada con este argumento es titulado “Valores y Deberes Morales”.

 

Para comenzar, explicare el término de este argumento. La palabra “axi” en griego define el “valor de algo” y se usa en una rama filosófica que tiene que ver con la ética, la estética y la religión. La palabra “axiom”, de la palabra “axioma”, significa que algo es “auto evidente” y no requiere prueba, es decir que algo es “axiomático”. La composición del nombre de este argumento es un invento mío que nace del argumento “axiológico”, que argumenta a favor de la “existencia” de valores morales, pero decidí combinar las dos palabras para indicar que los valores y deberes morales también son “obvios y auto evidentes”, por lo tanto son axiomaticos. Es decir, que no solo es importante saber que los valores y deberes morales “existen”, pero que también son “obvios y auto evidentes”.

         

El argumento propone que esto es un hecho innegable y le aplica a toda la humanidad. Se puede observar como los seres humanos viven su vida y como tienen la expectación de que otros miembros de la humanidad sigan ciertas normas de ética y moralidad por naturaleza. En otras palabras, nosotros los seres humanos tenemos una expectativa preconcebida de normas, reglas y acciones que normalmente también esperamos de otras personas. Y además de poder comprobar que los valores y deberes morales “existen”, también se puede comprobar que son “axiomáticos” e “innegables”, y por eso decidí combinar los dos conceptos y no presentar dos argumentos sobre el mismo tema de moralidad.

 

Si se puede comprobar que los valores humanos existen y son detectables por medio de una intuición innata, entonces la fuente trascendente que ancla a estos valores dentro de los seres humanos es el estándar “fundamental” o podemos también llamar este estándar la “base” para todo lo que llamamos bueno, y la fuente del estándar fundamental solo puede ser Dios.

 

Los que conocen el argumento de moralidad “axiológico”, no tendrán problema reconociendo la naturaleza axiomática de estos valores y deberes y que no cambia el principio o le quita del argumento al añadir las letras “m” y “o”. Solamente nace el nuevo término “axio(mo)logico”, que combina y enfatiza los dos conceptos de la “existencia” y la “auto evidencia” (axioma), de un sistema de moralidad preestablecido dentro de todo ser humano que funciona por medio de su conciencia.

 

Lo más interesante, es que solo se requiere un simple paso demostrativo para comprobar que el argumento axiológico contiene un elemento axiomático, y se verifica por la reacción del ser humano hacia lo que “es”, o “no es” justo. Por ejemplo, toda persona mentalmente sana sabe por intuición la diferencia entre proteger un bebe, aunque no sea suyo, y torturarlo por placer, o tal vez la diferencia entre el impulso interno samaritano de ayudar a otro ser humano desconocido o a un animal en peligro, y participar en algo tan macabro como el holocausto, u otros actos parecidos.

 

Las premisas y la conclusión del argumento se formulan de esta manera:

 

1. Si existen valores y deberes morales auto-evidentes, entonces estos deben tener una fundación, y solo pueden estar basados en lo “natural” o en lo “sobrenatural”.

2. La base de los valores y deberes morales no puede ser “natural”, ya que los valores y deberes no son propiedades y virtudes físicas del ser humano, sino que son “propiedades y virtudes abstractas”. Nada “natural” es moral o inmoral. (Ej. Los animales no son agentes morales, solo el ser humano).

3. Por lo tanto, la base de los valores y deberes morales tiene que ser “sobrenatural”.

4. La forma más plausible para pensar en una base “sobrenatural” de los valores y deberes morales es en términos de un “Ser sobrenatural” que genera estos valores y deberes morales a la realidad.

5. Por lo tanto, si existen valores y deberes morales auto-evidentes, entonces la forma más plausible para pensar en su base de existencia es pensar en términos de un “Ser sobrenatural” que genera estos valores y deberes morales a la realidad y esa persona solo puede ser Dios.

 

 ¿Si Dios no existiera, porque pensar que

el bien y el mal existen objetivamente?

 

Si los valores morales y deberes objetivos existen, la pregunta no es si el ser humano puede ser bueno sin creer en Dios, este es el contra-argumento del ateo, sino que la pregunta debe ser: ¿Se puede ser bueno si Dios no existe? La creencia en Dios es irrelevante en este argumento, ya que tiene sentido que la mayoría de ateos creen ser personas buenas que reconocen lo que es bueno.  

 

Toda persona reconoce la existencia de algún código moral, y que algunas cosas son correctas y justas y que otras son incorrectas e injustas. No es necesario que un ateo crea en Dios para ver que esto es cierto, esto se confirma con solo preguntarle si amar a su familia es bueno. Cuando discutimos sobre el bien y el mal, apelamos a una ley que asumimos debe ser conocida y seguida por toda otra persona, y esa ley no puede ser libremente cambiada arbitrariamente. El bien y el mal implican la existencia de algún tipo de estándar o de una ley de más alto nivel que el ser humano, quien es el que la sigue y la práctica, y una ley requiere ser establecida por alguien. Si la ley moral trasciende a la humanidad, entonces debe ser una ley universal y requiere ser establecida universalmente, y solo Dios puede cumplir con este criterio.

 

Las tribus más remotas en la historia de la humanidad, consideradas menos civilizadas por ser aisladas de toda otra civilización, han observado un código moral similar a todos los demás alrededor del mundo. Aunque existan algunas diferencias en asuntos civiles, es notable que la lealtad, la valentía, la honestidad, la avaricia, la cobardía, la traición etc., sean universales.

 

Si el hombre fuera responsable por el código moral, hubiera diferido de gran manera alrededor del planeta, igual que otras cosas inventadas por el hombre. Es prácticamente imposible que desde los tiempos antiguos un Jefe de tribu de los Inuit o los Esquimales en el Ártico norte, chateara por su celular o mandara un email al Jefe de tribu en la Amazona, y ese se comunicara con otro Jefe en el desierto del Sahara, y ese se comunicara con el Jefe de tribu en lo profundo de la selva Africana, para hablar política sobre lo mejor que le conviene a sus tribus y finalmente queden de acuerdo en establecer leyes, porque no es bueno matar a sangre fría, robar la propiedad de otros, mentir para sacar provecho, etc.  

 

Además, no se trata solamente de lo que actualmente hace la humanidad, también es evidente por la naturaleza egocéntrica de cada ser humano. A los humanos les atrae la auto gratificación, y luchan contra el existente código moral. Entonces, ¿De dónde surgen estas ideas sobre lo que debemos y no debemos hacer? El libro de Romanos 2:14-15, dice que la ley moral viene del máximo proveedor de ley y que está dentro del corazón de toda persona y la conciencia es el árbitro que acusa o excusa las acciones de todo ser humano, y ese máximo proveedor es Dios.

 

Si analizamos de forma inversa, vemos que el ateísmo no provee una base para la moralidad, y no existe esperanza o un significado de vida. Si se puede lógicamente concluir que un sistema de creencias no concuerda con lo que instintivamente sabemos que es cierto, entonces ese sistema debe ser descartado. Sin Dios, no hubiera una “base” objetiva para la moralidad y no hubiera propósito alguno de vida y no existiera razón para tratar a otro miembro de la humanidad como nos gustaría que nos traten a nosotros mismos. Pero, es notable y obvio que todos estos conceptos morales existen en nuestras vidas de forma intuitiva, y ese es el punto fuerte de este argumento.

 

Tan pronto decimos que algunas sociedades en la historia han sido más salvajes o menos civilizadas que otros, estamos apelando a algún tipo de estándar. Tan pronto expresamos una opinión sobre el comportamiento de personas o expresamos una opinión personal de cómo deben ser las cosas en este mundo, estamos describiendo nuestras creencias fundamentales atadas a un estándar de moralidad. Tan pronto un ateo dice que algo es injusto, se contradice y demuestra la ridiculez de su creencia ateística. Para que una ley moral exista, tiene que existir la verdad, y en este caso esa verdad tiene que ser “absoluta”, al aplicarle a toda persona en todo el mundo, de la misma manera y en el mismo sentido igual que la ley de gravedad y otras leyes de física.

 

Una persona puede decir que la verdad no existe, pero su declaración se auto refuta (se desmiente por sí mismo), porque si la verdad no existe, lo que acaba de decir no puede ser verdad. Si dice que la verdad es relativa, e insiste que lo que es verdad para ti no es necesariamente verdad para mí, entonces lo que acaba de decir es relativamente verdad, y es posible que sea verdad para la persona que lo dice, pero no para el resto del mundo.

 

Existen muchas maneras de detectar la ley moral y de comprobar que lo que dice la Biblia en el libro de Romanos 2:14 al 16 coincide con la realidad, y que todo ser humano tiene cierta información intuitiva e innata en su conciencia, y en su corazón, que sirve para diferir entre el bien y el mal. La ley moral de Dios se encuentra dentro del corazón de todo ser humano y estas dos unidades, la mente y el corazón, funcionan en conjunto con el alma. En la Biblia encontramos una variedad de información que nos indica estas tres están relacionadas y siempre son importantes para Dios, por ejemplo hay que amar a Dios con estas tres facultades. La palabra Ciencia, significa conocimiento y todo el mundo es creado con lo que llamamos una “con-ciencia”, o sea, “con-conocimiento intuitivo” (intuición) de lo que es y lo que no es justamente moral.

 

Detectamos muchas de estas evidencias que prueban que la ley moral existe de una manera universal. Para mí es muy interesante el trabajo de algunos apologistas de hoy, menciono muchos de ellos en varios argumentos y artículos. La siguiente información es traducida por mí, y tome la libertad de añadir algunos puntos adicionales a uno de los editoriales del Dr. Norman Geisler sobre la moralidad, y analizaremos 8 de estas razones que explican porque los valores morales son obvios:

 

1. La Ley Moral es una Verdad Innegable.

Como ya hemos visto, los que niegan la existencia de la verdad tienen que contradecirse al decirlo, y la verdad del relativista solo puede ser relativa. Es como decir “nunca digas nunca” o “siempre” debemos evitar de usar la palabra “siempre”. Un dicho favorito es decir que “una contradicción no existe, a menos que también existan círculos cuadrados y triángulos redondos.” Toda persona que exprese una opinión, aunque sea contradictoria, demuestra valorar el derecho de expresar su punto de vista. La persona considera que su opinión es importante y tiene algún valor, y siendo así, se contradice y auto refuta si a la vez demuestra una intención de negar el valor que cree que tiene su propia opinión.

 

2. La Notamos al Reaccionar.

Si digo lo siguiente:

Debemos quemar todos los Ateos con gasolina” y “Puedo invadir la casa de un Relativista o Evolucionista y violar y matar a su esposa e hijas, robar sus pertenencias de valor, matar a su perro y quemar su casa.

 

Para un cristiano, esta sería una declaración exuberante y sobrepasaría el nivel de ética y violencia, pero el punto aquí es exagerar a propósito para dar un buen ejemplo que enfatice un punto importante de una manera figurativa y generar la “reacción” esperada de las personas que escuchen este tipo de declaración. ¿Qué diría usted?, ¿Cuál fue su reacción? ¿Cuantos Ateos y Relativistas reaccionarían inmediatamente y gritarían por justicia?

 

Tan pronto le roban su cartera, usted reaccionara y dirá que no es justo y reconocería que robar su cartera no es una buena acción. Algunos evolucionistas dicen que la moralidad es un instinto animalístico que evoluciono para poder sobrevivir como seres humanos en nuestra sociedad. Esto es un ejemplo de un círculo cuadrado, porque contradice su teoría de selección natural, cual propone que “el más fuerte debe eliminar al más débil para que solo los fuertes sobrevivan”, es decir, según su teoría, este es el concepto de un mundo donde “perro come perro”, y es totalmente contrario al concepto de la molaridad.  

 

Otros dicen que la sociedad establece la ley, pero si viajamos atrás en la historia, veremos que las civilizaciones más antiguas y toda tribu prehistórica reconocieron que no es bueno robar, mentir, matar sin razón etc. La verdad es que el ser humano vive su vida con la expectación de que sus parejas vivan como si el adulterio fuera absolutamente mal y no relativamente mal. ¿Por qué hay tantos asesinatos de pasión cometidos por causa de los celos? Vivimos con la expectación de que nuestros familiares, amigos, abogados, doctores y maestros, etc., no nos mientan y engañen, y que nos digan la absoluta verdad, y no la verdad relativa. Es por la reacción de la persona que se determina lo que verdaderamente piensa y cree. El evolucionista y el relativista puede decir lo que quiera, pero al reaccionar ante un evento que requiere determinar condiciones morales, se expone su hipocresía. De la misma manera se expone la expectación que tiene de cómo espera que toda otra persona lo trate.

 

3. Es la Fundación de Derechos Humanos.

Las Naciones Unidas, el Convenio de Geneva y la mayoría de Constituciones de países alrededor del mundo están en acuerdo en la existencia de los derechos humanos y que estos son auto evidentes. Sin la aceptación de esta realidad universal no hubiera razón para juzgar a los alemanes Nazis y a otros responsables de atrocidades por violación de derechos humanos. No se puede decir que estos hicieron algo que se clasifique como un mal absoluto, sin primero tener idea y saber lo que es absolutamente bien. Sería decir que no fueron culpables, y podían ser excusados, porque solo expresaban su opinión y la ponían en práctica, ya que solo fueron guiados por su instinto evolutivo de animal.

 

4. Es un Estándar de Justicia.

Algunos reconocen el mal y la injusticia que existe en este mundo. ¿De dónde sale la idea de lo que es y no es justo? ¿Cómo sabemos que una raya es curveada sin una idea de lo que es una raya recta? No se puede detectar el mal o lo injusto sin saber lo que es el bien y lo justo. Esto no se puede saber a menos que exista un estándar “in-cambiable” más allá y aparte del ser humano. Algunos dicen que Dios no existe por la razón de la existencia del mal. Proponen que Dios no puede existir porque hay tanto sufrimiento en el mundo, y que Dios y el mal son incompatibles. Se propone que solo uno de los dos puede existir a la misma vez. O existe el mal, o existe Dios, ya que si hubiera un Dios todopoderoso, pudiera eliminar todo el mal, y si fuera un Dios de amor, no permitiría el sufrimiento.

 

¿Pero cómo es que pueden estas personas discernir, detectar, definir, e identificar lo que es malo y distinguirlo de lo que es bueno?

¿Qué estándar usan para llegar a su conclusión?

 

Con percibir que existe el mal deben inmediatamente notar que falta algo, ya que el mal es lo opuesto del bien. Pero obviamente, hay algo que estas personas no saben, y es que el mal es un parásito del bien, un bi-producto del bien y no es original. Es decir, que el mal es la falta del bien, y es lo que resulta del bien cuando el bien es distorsionado. El mal no es original porque no vino primero, por lo tanto no es original porque el bien no sale del mal. Así que estas personas deben notar por intuición que al otro lado de la moneda del mal existe el bien, y visa-versa. Si Dios originalmente creo el bien, de donde surgió el mal, entonces la existencia del mal, el dolor y el sufrimiento que existe en un mundo caído, es irrelevante en su argumento y solo fortalece al argumento a favor de la existencia de Dios.

 

Hay algo muy interesante sobre este tema, sin la existencia del mal, el dolor y el sufrimiento, no hubiera manera de detectar la verdadera condición del corazón de una persona, o como dicen algunos, “de que verdaderamente está hecha” la persona. Por ejemplo, si no hubiera peligro, no haría falta la valentía, si no hubieran obstáculos, no haría falta la perseverancia, si no hubiera sufrimiento, no haría falta la compasión, si no hubiera tribulación, no haría falta la paciencia, si no hubiera adversidad, no haría falta el carácter, si no hubiera necesidad, no haría falta la fe.

 

5. Define las Posiciones de Moralidad entre la persona que hace el bien y personas como Hitler.

Sin ley moral, no hay manera de medir la diferencia moral entre un ciudadano responsable que hace lo correcto y personas como Adolfo Hitler, Bin Laden, Charles Manson, Jim Jones, Ted Bundy etc. ¿Qué medida usamos cuando decimos que la sociedad está mejorando o empeorando? ¿Cuál es la razón y el significado objetivo de una declaración como esta, si no existe una ley moral superior a nosotros? ¿Por qué proclamamos que discriminar, torturar, asesinar, abusar, es malo,  pero es bueno compartir, ayudar, amar y permitir la vida?

 

6. Distingue entre el Bien y el Mal.

¿Qué es lo que hace que algo sea bien? ¿Qué es lo que lo hace mal? ¿Cuál es el estándar o la normativa usada por los seres humanos alrededor del mundo?

El mal es lo opuesto del bien, y es imposible decir que sabes que algo está mal o está bien sin saber lo opuesto. No supiéramos si 9 es la suma incorrecta de 2+2, a menos que se tengamos una idea de la suma correcta. Toda negación de una cosa, implica una afirmación de otra, si se niega que un elemento sea color verde, entonces se afirma que debe ser de otro color, y aunque no se especifique otro color, al negar que es verde, se está insinuando que otro color debe existir como una propiedad del elemento en discusión.

 

De la misma manera, cuando se insinúa que algo es malo, se afirma que algo bueno debe existir. Algunas personas niegan la existencia de la ley moral y a la vez asumen su existencia mientras presentan su opinión. Esta inconsciente falacia se demuestra a la realidad al intentar decir que sus opiniones están bien, mientras las opiniones como las mías están mal.

 

7. Es la Base del Desacuerdo Político.

Las opiniones políticas y sociales sobre la moralidad de temas particulares como, guerra, aborto, robo, sodomía, impuestos, derechos religiosos y civiles etc., no tendrían oposición si no existiera una regla normativa que indique que algunos de estos temas tratan con cosas que están moralmente mal. Si no existe una ley moral absoluta, ninguna opinión seria objetivamente bien o mal y todo sería relativo. ¿Para qué discutir si nadie estuviera en lo correcto o tuviera razón?

 

8. No hubieran Excusas para tratar de Justificar haber Violado una Ley Moral.  

Los criminales tratan de esconder lo que han hecho. ¿Porque? Si fuera verdad que toda acción es una expresión de una opinión personal que surge de un instinto evolutivo, y toda opinión de moralidad es relativa, entonces, ¿no deben los criminales tener el derecho de hacer lo que les complazca? Un gran error de nuestra sociedad moderna es pensar que debemos tolerar lo inmoral y lo maligno. Nunca es necesario apelar hacia la tolerancia del bien, “la apelación siempre es hacia la toleración del mal.

 

Las excusas no existieran si no existiera una ley moral. ¿Porque inventan maneras para detectar mentiras con técnicas de interrogación y detectores electrónicos? Por la simple razón de que sabemos que mentir causa un estrés psicológico. Nadie inventa excusas por haber hecho el bien, las excusas son para tratar de no asumir y evadir la responsabilidad de haber hecho el mal, y haber violado una ley de moralidad.

 

Toda esta evidencia innegable confirmada por las experiencias y las reacciones de todo ser humano demuestra sin duda la implementación inexplicable de una intuición moral que se encuentra dentro de todo ser humano. Les recomiendo que lean el argumento paralelo “Valores y Deberes Morales”.

 

Volver Arriba…



 

Temas Científicos