% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Argumento Informático

El enigma del origen de la “información” es tan fuerte que merece su propio argumento para demostrar que la informática dentro del ADN de todo organismo con vida solo puede venir de una fuente externa inteligente, desde el dominio sobrenatural, ya que se desconoce algún proceso natural que produzca información.

 

Este es el punto crucial de este argumento. Muchos argumentos mencionan la información, pero el argumento en si se sostiene solo.

 

El Dr. Werner Gitt uno de los expertos en la ciencia de información dice en la página 106 su libro “In the Begining Was Information” (En el Principio Era la Información): http://www.amazon.com/Beginning-Was-Information-Scientist-Incredible/dp/0890514615

 

“No hay conocimiento de una ley natural, un proceso conocido,

o un conocimiento de secuencia de eventos que cause el origen

de información en la materia”.

 

En la página 72 explica porque:

 

“Cuando el progreso por una cadena de eventos de transmisión

es rastreado hacia atrás, cada pieza de información apunta

hacia un fuente mental, la mente del envidador”.  

 

Según el ingeniero electricista y matemático estadounidense Claude Elwood Shannon, recordado como “El Padre de la Teoría de Información”, todo código contiene un sistema de reglas compartidas por algún tipo de participante en un acto de comunicación, haciendo posible la transmisión y la interpretación de los mensajes cifrados.

 

Shannon establece un criterio específico para la informática codificada, y propuso que algo es codificado y se transmite con el objetivo de ser decodificado por la fuente que lo recibe, y así es como puede interpretar la información dentro del código transmitido.

 

Muchos cristianos no están conscientes de la importancia de lo acaban de leer. Aunque en muchos de los argumento de ApóLogos aparece el tema de la información, el concepto en si sostiene un argumento por sí mismo, ya que la información en si es una entidad aparte, pero fundamental para sostener la vida. La idea de separar la información como argumento aparte de otros argumentos se me ocurrió después de leer varios documentos y editoriales escritos por los siguientes tres cristianos, Doctores en varias ramas de la ciencia.

 

1. El Primero, es el Dr. Michael J. Behe, profesor de bioquímica en la

universidad de Pennsylvania. El Dr. Behe es un defensor del diseño inteligente y es miembro del Centro de Ciencia y Cultura del Instituto Discovery. El Dr. Behe es muy conocido en la ciencia y en la apología teológica por su argumento sobre la complejidad irreducible de “La Teoría del Diseño”. Su concepto se basa en el hecho observable de las estructuras bioquímicas que son tan complejas que no pueden ser explicadas por mecanismos evolutivos, siendo entonces el resultado de un diseño inteligente como única otra alternativa.     

 

El Dr. Behe es autor de varios editoriales científicos y los libros “La Caja Negra de Darwin” y “El Borde de la Evolución”. Estos libros enfatizan su caso bioquímico a favor del diseño inteligente y se explica porque los procesos evolutivos no pueden producir sistemas bioquímicos, también se explica las limitaciones de la hipótesis evolutiva en el nivel molecular.

 

2. El segundo, el Dr. Fazale (Fuz) Rana, bioquímico con un Ph.D. de la Universidad de Ohio, Dr. Rana es el autor del libro “El Diseño de la Célula”, que demuestra las características similares de las estructuras en diseños de la célula con muchos de los diseños humanos. Estos puntos demuestran la resonancia entre la mente del hombre con la mente de Dios, al diseñar estructuras similares a las que Dios originalmente diseño. Más de una docena de indicadores de diseño como motores moleculares, propiedades informativas, sistemas de secuencia llamados huevo y gallina, puntos de control de calidad etc., demuestran el contenido informático de sistemas vivientes.

 

3. El tercero, es una de los más jóvenes es esta guerra evolutiva, el Dr. Stephen C. Meyer, un Geofísico que también tiene un Ph.D. en filosofía de ciencia de Cambridge y autor del libro “La Firma en la Célula”. El Dr. Meyer explica que la información en la célula la carga el ADN, que funciona como un programa (software) de una computadora y apunta hacia un “Maestro Programador”.

El Dr. Meyer dice que ninguna teoría de evolución química involuntaria, aleatoria y sin dirección, tan siquiera se ha acercado a una explicación del origen de la información digital necesaria para construir la primera célula viviente. Y continua diciendo que los teoristas evolucionistas modernos de hoy, no se han acercado a una repuesta que explique de donde vino la vida, y a pesar de engañar a la sociedad con hipótesis que sugieren que saben, en realidad están en el mismo lugar de progreso que Darwin por más de 150 años, quien jamás se imaginó que existía un programa tan complejo como lo es el ADN.  

El Dr. Meyer habla de algo interesante de cual pienso desarrollar un argumento en el futuro, dice que cada intención de solucionar el misterio del origen de la vida, se ha encontrado con el talón de Aquiles de la ciencia evolutiva, y este talón es la presencia de información, que aparte de una mente, no se puede explicar. Sea por jeroglíficos, escrito en manuscritos o en códigos de señales de humo o de ondas de radio, la información siempre viene de una fuente inteligente.

 

El Dr. Meyer también habla sobre la cantidad de tecnología digital en toda célula viviente y explica las funciones de conjuntos de códigos, procesos digitales, distribución y recolección, sistemas de almacenamiento y sistemas de operación genómica. El Dr. Meyer está desarrollando otro argumento fundamental que apoya la teoría de diseño, y en mi opinión, finalmente le pondrá la tapa a la cacerola. Dr. Stephen C. Meyer dice que además de la energía y la materia, la tercera entidad necesaria en el universo para sostener vida es la “información”.

 

Algunas veces es necesario unir varios conceptos para hacer un argumento más fuerte al añadir un elemento adicional, este es el caso con el argumento “Axio(mo)logico”, en cual decidí combinar lo existente con lo evidente. No solamente se argumenta que algo “existe”, pero también que es “autoevidente” y puede ser detectado por el ser humano. También hay veces, como en este caso, que es mejor separar un concepto que tiene tanto impacto al razonamiento analógico, que lo convierte más obvio y sobresaliente cuando se soporta por si solo por la evidencia que se puede demostrar. Creo que la importancia de la existencia y del origen de la “información” no es tan sobresaliente como lo debe ser cuando forma parte de un conjunto de ideas.

 

Por lo tanto, el origen, la importancia y necesidad de la información en la vida biológica se enfatiza mejor cuando se argumenta individualmente. Especialmente, cuando es más fácil para los que se oponen tratar de minimizar la importancia del proceso de la informática como una parte vital del proceso y funcionamiento de todo organismo biológico, y cuando se presenta en conjunto con otros argumentos, la consideran ser solo una pieza insignificante. Además, los evolucionistas tratan de evitar o ignorar el origen de la información porque no tienen otra explicación razonable que decir que “solo aparece por su propia cuenta”.  

 

Muchos de los argumentos científicos en “ApóLogos” le dan apoyo al argumento de “La Teoría de Diseño”, y personalmente creo que estos argumentos adicionales le incrementan el octanaje. Mientras “La Teoría de Diseño” ataca frontal, los otros atacan los flancos. El diseño celular incluye una variedad compleja de diferentes tipos de micro-maquinarias dentro de las células, que primeramente dependen de la información para poder funcionar y leer los planos de lo que exactamente tienen que diseñar y construir. Y es obvio que esto es necesario “antes” de comenzar construyendo. Simplemente, necesitan la información de lo que tienen que hacer “antes” de hacerlo.

 

Es similar a la necesidad de un Ingeniero tener los planos arquitecticos para saber lo que va a construir, “antes” de  comenzar un proyecto. El origen de esta información es una paradoja para los científicos evolucionistas, ya que los planos arquitecticos de la vida anticipan la obra de las micro-maquinarias dentro de las células, para saber lo que tienen que construir, “antes” de comenzar, y ya las instrucciones están integradas al ADN. Por esto la información merece un argumento individual, específicamente para enfatizar la importancia y el origen de la información necesaria para que la vida pueda existir.  

 

Si la información del ADN es un código miles de veces más complejo que el código binario usado en la programación de computadoras, el mensaje tiene que ser inteligentemente identificado y descifrado para poder entenderlo. Este descubrimiento les tomo muchos años a los científicos envueltos en el proyecto “Genoma”, mejor conocido en inglés como el “Genome Project”. Además, cada código primero tiene que ser cifrado, y luego descifrado individualmente. Por ejemplo, si yo le envió un mensaje codificado a usted, y usted no tiene manera para decodificarlo, la información en el mensaje sería inútil, y enviarlo seria en vano.

 

Lo que pretenden decir los evolucionistas es absurdo, ya que presumen que la capacidad intelectual necesaria para planificar, identificar, construir, interpretar, transcribir y replicar toda la información que se encuentra en el código tan complejo del ADN, que hace posible que una célula se pueda dividir con la misma información original viene “después” de que todo el mecanismo para funcionar ya exista. Y obviamente, tampoco pueden explicar de dónde viene. Si sale del aire y aparece de la “nada” como ellos proponen, entonces sería un milagro y no una explicación científica. Y como quiera que se mire, la carabela es ñata.   

 

Este argumento fue construido de las siguientes dos premisas que fluyen suavemente y sin obstáculos hacia la conclusión final:

 

1. Existe una gran cantidad de información en todo organismo con vida.

 

2. La materia compuesta de los elementos de este mundo, de las leyes de física, de la casualidad, de la coincidencia o por un accidente aleatorio no producen información, y los organismos con vida no pueden vivir sin la información que gobierna su funcionamiento. Al morir un organismo, toda información inmediatamente desaparece, aunque la materia o los elementos del organismo sigan existiendo hasta llegar a un punto de descomposición.

 

3. Por lo tanto, como el organismo viviente depende de información para funcionar y tener vida, la información tiene que existir “antes” de que la materia o los elementos que componen al organismo puedan comenzar a funcionar. Esta necesaria información debe ser suplida por una fuente externa, ya que no puede ser suplida o generada por sí mismo, por alguna ley de física, por la materia, por la casualidad, por la coincidencia o accidentalmente.

 

En Noviembre 2011 un video sobre el sistema complejo neurológico del cerebro por el “Institute for Creation Research” genero protestas de algunos ateos que sugirieron que ICR no sabía lo que proponía la teoría de la evolución. Yo envié una repuesta y fue respondida por un tal “Travis” que trato de desconcentrarme con comentarios sarcásticos. Y me dijo que quisiera conocerme en persona para pasar mi examen de preguntas. Yo le respondí diciendo que “ya había pasado la primera parte de mi examen al admitir que los evolucionistas creen en un “Operador Natural” no existente” (vea “La Ilusión de un Operador Natural”). Le dije que la pregunta de la segunda parte de mi supuesto examen era la siguiente:

 

¿Cuándo se genera la información dentro de un sistema complejo como el cerebro, o el ADN, “antes” de la construcción completa del sistema,  o “después” de estar completamente construido y listo para funcionar?

 

Travis nunca respondió, y no lo culpo, porque no hay salida de esta pregunta, si responde diciendo que la información existe “antes”, concuerda con el título del libro del Dr. Werner Gitt, “En el Principio Era la Información”, que para mí es uno de los significados de “Logos”. Si responde diciendo que la información existe “después”, se encuentra sin explicación científica de cómo y de donde viene la información, ya que la información no puede ser producida por medios naturales, por ley de física o por la materia.  

 

Para todo teísta, la fuente externa es Dios, y la Biblia dice en Hebreos 11:3 que lo que se ve no fue hecho de cosas visibles. Que todo fue creado por Logos, la expresión divina de Dios, que no hay nada que no ha sido hecho por El (Juan 1:3), y que todo fue creado por Él y para Él (Col 1:16 y Rom 11:36).

 

Les recomiendo que revisen los argumentos “La Teoría de Diseño”, “Selección Sobrenatural” y “El Enigma del Código ADN”.

 

Volver Arriba…

Temas Científicos