% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Argumento Teleológico

La “Teleología” es el estudio de la evidencia del diseño y del propósito en la naturaleza. No se debe confundir la palabra “Teleológico” con la palabra “Teológico”.

 

Igual que el argumento “Axio(mo)logico” donde se habla de valores y deberes morales, en este argumento también se discute la existencia de cosas que son “auto-evidentes e innegables”, ya que es obvio que todo lo existente tiene su diseño y su propósito.

 

La evidencia científica trabaja en contra de los científicos que intentan disminuir la importancia de lo que significa la extremadamente afinación observada en el universo. Ya que es imposible negar el diseño complejo cosmológico, galáctico, sistema solar, terrestre y biológico observable por métodos científicos.

 

Por lo tanto, lo única alternativa escogida por algunos, es tratar de disminuir su importancia. Este argumento funciona en conjunto con los argumentos “Antrópico” y “La Teoría del Diseño”.

 

El argumento “Teleológico” es simple y formulado de esta manera:

1. Todo diseño es causado por un diseñador.

2. El universo y muchos sistemas orgánicos tienen diseños altamente complejos.

3. Por lo tanto, el universo y todo sistema orgánico complejo son diseñados.

 

Pero hay algo más incluido en este argumento, y es lo que llamamos el “Tri-lema Teleológico del Cosmos”, y la primera premisa de este argumento también se puede modificar para sostener un buen argumento en contra de la vida espontánea o la “selección natural”, porque se puede argumentar que estas también existen por una de tres causas, por ley de física, por casualidad aleatoria o por diseño.

 

El “Tri-lema” es formulado de esta manera:

1. La fina sintonización de las condiciones iniciales del universo fueron causadas por ley de física, por el casualidad o por diseño.

2. La fina sintonización de las condiciones iniciales del universo “no fueron causadas” por ley de física o por casualidad aleatoria.

3. Por lo tanto, fueron causadas por “diseño”.

 

Si discutimos sobre las condiciones iniciales del Big Bang, concluiremos que tenían que estar finamente sintonizada en anticipación para permitir la existencia de vida. Algunas de estas condiciones incluyen, las fuerzas de radiación débil y la radiación fuerte, la fuerza gravitacional, la cantidad de energía total disponible en el universo (según la primera ley de termodinámica), la fuerza electromagnética, la aceleración de la expansión del universo, la fuerza oscura que controla la expansión del universo, la velocidad de la luz, la cantidad de entropía permitida (según la segunda ley de termodinámica), etc.

 

Es imposible que estas condiciones fueran precisamente calibradas por una explosión como la de un Big Bang. Los científicos han descubierto que existen dos tipos de constantes que componen las condiciones iníciales del Big Bang y estas dos son:

 

1. Constantes Naturales.

Estas son cantidades arbitrarias que son expresadas matemáticamente, como por ejemplo la velocidad de la luz. La organización de estos constantes cósmicos y terrestres funciona sobre las leyes de física y es prácticamente improbable que sean un resultado de una explosión caótica. Estos factores se mantienen constantes mientras a la vez  son independientes de las leyes de la naturaleza. Por lo tanto, insinuar que la naturaleza es el mecanismo responsable por cual se produce o se generar algo relacionado con estos constantes, es un ejercicio de fe.

 

Las fórmulas matemáticas indican que existen constantes. Estas fórmulas no son las que determinan el valor del constante, porque las leyes de la naturaleza no cambian y se mantienen igual. Sé que esto puede ser un poco difícil para entender así que les daré un ejemplo, usando los constantes de las leyes gravitacionales de Newton, que tratan con el control que tiene la gravedad sobre la masa en movimiento.

 

El constante gravitacional que distribuye la fuerza de gravedad, no discrimina al aplicar estas calculaciones de matemática a una pequeña piedra, o a un inmenso planeta como Júpiter, los constantes siguen siendo igual de inalterables y no cambian.

 

2. Cantidades de Limitación.

Estas cantidades se imponen como fronteras o puntos de limitación y son puntos que tienen que estar precisamente afinados al instante del comienzo de todo en existencia y es imposible que esto pueda ocurrir “después” de una explosión como la del Big Bang. La calibración de estas limitaciones fue establecida de una manera incomprensible (hasta para los científicos) para permitir vida en este granito de arena llamado el planeta Tierra, que existe en una inmensa playa de un universo tan hostil y peligroso.

 

Ciertas condiciones como la entropía establecida por la segunda ley de termodinámica, que determina la degeneración y desgaste de todas las cosas y la proporción correcta de materia y anti-materia y muchos otros fenómenos científicos que conocemos como constantes, fueron necesarias en anticipación para que el universo fuera como es, no siendo así, fuera un universo que prohíbe la vida.

 

El Dr. Robert Collins nos da una ilustración de sintonización increíble cuando dice que sería como tratar de sintonizar una estación de radio, con un botón manual de sintonización para buscar la estación del tamaño del universo entero y el espacio donde se encuentran las ondas de radio de la estación, siendo de solo de 2 centímetros y medio.

 

Así de afinado es el universo en cual vivimos, y es una ridiculez pensar que todas las piezas cayeron en su sitio específico y preciso como producto de una explosión. Estos constantes no se pueden ajustar para disminuir o incrementar su cantidad tan siquiera una fracción de 1%, porque si se hace, la vida como la conocemos dejaría de existir. Estos datos científicos son ignorados durante el día por los científicos que abogan a favor de la teoría de la evolución, pero tengo el presentimiento que de noche son su peor pesadilla, ya que sus repuestas a estos fenómenos solo son remiendos de excusas envueltas en falacias.

 

Existen más de 300 constantes principales y sub-constantes, muchos conocen este concepto como el “Principio Antrópico”, derivado de la palabra griega “anthropikos” que significa humano y este principio apunta hacia las cosas que permiten al hombre vivir en este planeta y en el cosmos. El astro físico Hugh Ross dice que la probabilidad de que todos estos constantes caigan en su lugar preciso por probabilidad o coincidencia es de 1 al 10 a la 138 potencia, eso sería un 1 con 138 ceros. Algunos en la ciencia de la probabilidad estadística han calculado que es más de 1 al 10 a la 322 potencia. Este es el núcleo del “Argumento Antrópico”, pero son tantos que ese argumento en particular solo se exponen alrededor de 25 constantes cosmológicos, galácticos, del sistema solar, y terrestre.

 

Un numero de ese tamaño, es decir de 138 ceros, ocuparía este párrafo si lo fuera a escribir. Solo piense por un momento que un millón tiene 6 ceros, y que la probabilidad de usted ganarse la lotería en su país pueda ser de 1 a un millón (1 al 106). Ahora imagínese una cifra con cientos de ceros como es el de 1 al 10138 .

 

Esto indica que estamos hablando de un caso muy fuerte a favor de un diseño con propósito, y que vivimos sobre un planeta calibrado sobre el filo de una navaja de afeitar, ya que no hay espacio para dudar que la ley de probabilidad dicte que es totalmente improbable que estas condiciones precisas  sucedan por coincidencia o accidente. La terqueza y arrogancia de los evolucionistas como la del Dr. Richard Dawkins, los obliga a pensar que todo lo saben por medio de la especulación, y al decir que todo diseño complejo “solo aparenta estar diseñado”, piensa que toda persona estaría dispuesta a aceptar que esta afinación es prácticamente natural, y punto.

 

Si fuera verdad, entonces significa, que si recojo las tuercas, clavos oxidados y otras piezas rodantes que tengo en la caja de herramientas detrás de mi casa, y las tiro en un recipiente y lo agito por varios segundos, al abrirlo encontrare un reloj “Rolex”, funcionando eficientemente y con la fecha y la hora exacta, y si la especulación me permite de la misma manera a entrar al mundo de fantasía, anticiparía que mi colección de chatarra se convierta en un reloj de “Mickey Mouse”.

 

El Dr. William Craig explica esto por medio de una analogía de probabilidad y dice que sería como vaciar el Océano Pacifico y llenar la trencha de la Mariana, el lugar más profundo en el planeta, con millones de millones de bolas blancas de ping pong, y solo una de ellas pintada de negro. Luego saltar de un avión desde 35 mil pies de altura y al caer entre todas la millones de millones de bolas, y en el primer intento agarrar la única bola negra. Prácticamente imposible.

 

El hecho de que este surtido de más de 300 constantes estén tan afinados y sincronizados, en si es un milagro, y aunque algunos científicos se atreven negar lo innegable, estos atrevidos solo representan una minoría, ya que al hacerlo pagan “El Precio de la Absurdidad” y ponen en duda su capacidad científica ante todo otro científico que sabe que la evidencia está en contra de su negación.

 

Ya que he mencionado la gravedad, añadiría que si fuéramos a disminuir la gravedad solo un poco, el universo colapsaría, y si la fuéramos a incrementar solo un poco, el índice de velocidad de expansión no permitirá la formación de galaxias. Esta fuerza es tan sensitiva, que no se puede disminuir o incrementar por un factor de 1 al 10 a la 137 potencia (1 al 10 137).

 

Para darle una mejor idea de la afinación de nuestro universo, digamos que tenemos una cinta para medir el universo entero, desde un extremo al otro y la limitación de alteración se encuentra dentro de una sola pulgada en la cinta, si fuera posible alterar la fuerza de gravedad una pulgada menos o una pulgada más del constante en cual se encuentra en su actualidad, no hubiera vida humana en ningún lugar del cosmos.

 

Adicional a este hecho cósmico, “La Teoría de Diseño” demuestra que también existen principios antrópicos en la genética del ser humano, pero ese es otro argumento y es compatible con este y muchas veces prefiero usar los dos al mismo tiempo, pero para su beneficio, es mejor que sepa distinguir entre estos dos fuertes argumentos.

 

Volver Arriba…

Temas Científicos