% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Las Características del Tiempo

El muy famoso y difunto astrónomo Carl Sagan dijo que el universo es “lo único que es, lo único que ha sido y lo único que será”. Estas palabras aparentan describir el pasado y el presente y predecir el futuro.  

Esta es una doctrina de una religión que insinúa que el universo siempre ha existido y continuara existiendo para siempre, va “La Religión Filosófica de la Evolución”.

 

Desafortunadamente, la declaración de Carl Sagan falla al no incluir lo más básico que todo Astrónomo debe saber, y es que el universo tuvo un principio. Por lo tanto, no puede ser lo único que ha sido en el pasado. Además, en el nivel científico, la segunda ley de termodinámica establece que toda la energía disponible en el universo será transferida y el Cosmos eventualmente perecerá.

 

Este desgaste de energía ya debería ser notable si el universo es lo único que ha sido en el pasado. Los científicos concuerdan que nuestro sol es una estrella joven. El universo tampoco puede ser lo único que será en el futuro, a menos que se refiera a un universo muerto, sin energía disponible para transferir. Por lo tanto, lo único correcto que dijo Carl Sagan es que el universo es lo único físicamente observable en el presente.  

Estas proposiciones descuidadas suceden por una razón, y es porque la persona evolucionista no tiene otra alternativa que ser naturalista, y está obligado a pensar que la naturaleza lo puede explicar todo, incluyendo fenómenos más allá de la naturaleza. Esto requiere una gran cantidad de fe y una imaginación que genera fantasías muy creativas para generar especulaciones de cosas que la ciencia no puede explicar. Ya que si la naturaleza en si tuvo un principio de existencia, no tiene sentido presumir que había algo natural antes de tal principio.

 

Por lo tanto, los argumentos que expongo en “ApoLogos” ponen a las teorías de la evolución cósmica y la evolución biológica contra la espada y la pared. La causa de la existencia de la naturaleza tiene que por obligación ser “sobre o más allá” de la naturaleza, y esto es exactamente lo que significa la palabra “sobrenatural”. Todas las teorías cosmológicas, postulan saber el origen del cosmos, y todas contienen fenómenos más allá de la naturaleza. Es por esto que no tengo problema en acusar a los teoristas de cruzar la frontera de la ciencia, hacia lo sobrenatural.

 

El evolucionista ha demostrado su lealtad y convicción a la naturaleza, y por eso algunas cosas que dice aparentan predicar una doctrina de una religión que alaba a la sagrada naturaleza como una diosa. Creo que la mitad de mi información en este argumento viene del Dr. W. L. Craig, quien lleva alrededor de 26 años trabajando y evaluando la teoría del tiempo. Personalmente creo que es fascinante y que igualmente lo encontraran interesante porque en este argumento, además de la “diosa naturaleza de los evolucionistas”, también les introduciré por primera vez al “dios del tiempo de los naturalistas”.

 

Lo que intenta proponer toda teoría de la evolución, sea cósmica o biológica, es que con la ayuda del dios tiempo la diosa naturaleza puede proveer los medios para espontáneamente generar un universo, aunque nada natural exista antes de poder hacerlo, y que todos los elementos se organizan por sí mismo hasta producir las millones de millones de galaxias que existen, y el mismo proceso es usado para producir la primera vida. Esto ocurre de forma milagrosa, ya que según las teorías, esto sucede sin intervención externa adicional.

 

Es un poco extraño y difícil de entender, y aparenta ser un cuento mitológico, pero para ellos es muy serio, y todos los teorista exigen el respeto que se merecen, ya que lo que ellos proponen, supuestamente es “ciencia más allá de toda duda”. Pero para mí, es solo un “cuento de hadas más allá de todo lo natural”. Diría que el evolucionista/naturalista insinúa que el dios del tiempo le concede el atributo de conciencia colectiva a la diosa naturaleza, para que por mecanismos naturales la diosa pueda espontáneamente generar cosas a la existencia, y ejercer su propia inteligencia, información, propósito y voluntad.

 

Estas fuerzas milagrosas y sobrenaturales son equivalentes a lo que yo llamaría Dios, pero esta palabra no es permitida en el campo científico, ya que insinuaría la existencia de un Ser supremo inteligente inmaterial que no necesita la existencia de la naturaleza para ejercer lo que solo puede ser generado por una mente, y contradice lo que ellos presuponen, ya que todo tiene que ser físico y tangible.  

 

Esto se presenta en el frente de batalla de la argumentación, que el dios tiempo también tiene atributos, y alguna clase, forma o tipo de propiedad, capacidad, habilidad, substancia o fuerza milagrosa, para contribuirle a la diosa naturaleza las características y atributos que puedan generar vida a la existencia. Según la teoría, no se puede generar vida de la materia muerta en un segmento de tiempo de corto plazo, no, no, no. Se requiere millones de millones de años, una propiedad que le sobra al dios tiempo. Este supuesto aspecto milagroso del dios tiempo no es detectable, pero debe ser muy eficiente.

 

Para personas en el campo opuesto, el tiempo es una magnitud abstracta, que no se puede ver, tocar, oler, etc., pero reacciona de manera física, ya que se puede alterar por la aceleración y la gravedad. El tiempo mide la duración o la separación en segmentos de acontecimientos sujetos a cambios de los sistemas sujetos a la observación.

 

No se asusten con esta acrobacia de semántica científica, solo significa que el tiempo es el período que transcurre entre el estado de un sistema cuando éste periodo aparenta estar en un estado “X”, y el instante en el que este estado “X” registra una variación perceptible para un observador como usted y yo. Y cuando esto sucede decimos que transcurrió un cambio de tiempo.

 

Tan pronto vemos que transcurre un segundo en nuestro reloj, hubo un cambio del periodo en el estado “X”. Si todo estuviera congelado, en un estado de pausa perpetua, no hubiera nada que medir, ya que no hubiera movimiento y tampoco una variación que pudiéramos considerar un  cambio observable.

 

Usualmente, medimos los cambios todos los días por medio de una variedad de aparatos modernos para medir el tiempo. El tiempo permite ordenar los sucesos en secuencias, estableciendo un pasado, un presente y un futuro, y da lugar al principio de causalidad, que es uno de los axiomas del método científico, y esto es muy importante, porque propone que el fenómeno de causa y efecto, es autoevidente. También permite uno de mis métodos analíticos favoritos, porque el tiempo es la manera por cual describimos “antes” y “después”, y por cual formulamos argumentos de secuencias cronológicas, por ejemplo cuando preguntamos ¿Qué vino primero, el huevo o la gallina?

 

Ya mencione que el tiempo puede ser alterado por la aceleración y por la gravedad, y al aproximarse a la velocidad de la luz, el tiempo pasaría más lento. Y al alcanzar la velocidad de la luz, el tiempo dejaría de existir. Nosotros, los seres humanos hablamos del tiempo en segmentos de antes, ahora y después de un punto en particular. El estado “X” previamente mencionado seria el punto de medida y clasificamos a estos periodos de tiempo. Pensamos en el pasado y el futuro con pensamientos abstractos pero vivimos en el presente, en la actualidad del aquí y ahora.

 

Algunos teólogos y apologistas hablan del tiempo linear y el tiempo circular. Un ejemplo del tiempo linear seria como si lo midiéramos con una regla recta, en cual el pasado estaría en un extremo, el futuro estaría en el extremo opuesto, y el presente estaría en algún lugar cerca del centro de la regla. El tiempo linear se usa como una representación y para describir segmentos o períodos de tiempo que transcurren y le aplican al ser humano.

 

El tiempo circular solo le aplicaría a un ser infinito y eterno, independiente del tiempo. Siendo un ser infinito y eterno, no es afectado por el tiempo, y todo en su presencia actual es relacionado con el pasado, presente y futuro a la vez. Explicare porque más adelante, pero hasta hoy no existe otro Ser además de Dios, con alguna explicación de que este tipo de atributo sea remotamente posible. En los argumentos apologéticos es normal pensar que una “Regresión Infinitahacia el pasado sea imposible. Esto es porque nunca se llegaría al fin de una infinidad sin que se continúe añadiendo al pasado, pero no tiene importancia si se añade hacia el futuro cuando se propone que algo es eterno.  

 

Un ejemplo breve sería decir que si comienzo a contar hacia el pasado desde de “0”, con números negativos -1, -2, -3, -4, -5, etc., siempre existirá el potencial de continuar con el número -6, pero al hacerlo, existe el potencial para continuar con el número -7, etc. No importa cuánto tiempo lleve contando o la grandeza de la cuenta, sigue existiendo un potencial para seguir contando y nunca llegar a un infinito actual, sino que solo puedo proponer la existencia de infinito potencial.  

 

Un Ser sobrenatural con el atributo de habitar en un tiempo “circular”, pudiera entrar y salir de los puntos que nosotros llamamos pasado y futuro, y a la vez relacionarse con eventos en el presente, como si habitara en el centro de un circulo. En el tiempo circular, no existe diferencia de eventos dentro de tal círculo, porque teóricamente todo evento sería equivalente y se pueden observar todos los eventos a la misma vez. En el centro del círculo, no existiría las acostumbradas secuencias de episodios antes y después que representa el pasado y el futuro, existiría solamente el presente, ya que no hubiera medidas de tiempo para el Ser que habita en el círculo.

 

Otro ejemplo, si fuera posible que usted pudiera viajar a la velocidad de la luz, se encontraría dentro de este círculo teórico donde no existe el tiempo, y por la realidad de que usted este cognitivamente consciente de su propia existencia en ese instante o momento. Pudiéramos inferir que es razonable decir que su experiencia estuviera constantemente en un estado presente, sin cambio alguno. Aparenta ser un poco difícil de imaginar, y claro que sería pura especulación ya que se habla de una hipótesis.

 

Como seres humanos, no sabemos lo que sucede dentro de un supuesto tiempo circular. Estas teorías solo proponen una representación, y es lo que se conoce científicamente como un modelo. Algo que los teoristas del origen del cosmos no admiten es el caso con sus teorías de cosas que ellos insinúan que existen “antes” de que exista un mundo natural.

 

Pero falta algo teológico, y personalmente añadiría que dentro de tal círculo, es solamente posible que exista un “Ser” cognitivamente consciente, quien sería un observador que tuviera el mismo atributo de la velocidad de la luz. No necesariamente que esté viajando a tal velocidad, pero que el “Ser” en si fuera “luz”.  Esta es mi contribución a este argumento, y sale directamente de la Biblia al decir que “Dios es luz” (1Juan 1:5). Por lo tanto, este versículo me puso a pensar por mucho tiempo y llegue a la conclusión que si a la velocidad de la luz, no existe el tiempo, entonces un Ser con la propiedad de la luz, habitaría en un ambiente donde el tiempo es innecesario.

 

La fórmula “E=MC2” nos indica que la energía y la materia se equilibran y son lo mismo a la velocidad de la luz. A esa velocidad no puede existir la materia, nada que contiene masa puede existir y aquí es donde entra el tema de la espiritualidad. La alta energía se manifestaría en un espectro de luz, como lo hace un relámpago, nuestro Sol o una explosión nuclear. Se me ocurre que cada ser espiritual tiene que estar compuesto de energía, ya que no necesita un cuerpo físico y puede aparecer y desaparecer, por lo tanto cada alma es energía viva.

 

Digamos que usted viaja a la velocidad de la luz, su materia se convertiría en energía, y esa intensidad de alta energía se convertiría en luz, mientras a la vez, no existiría algún segmento de tiempo que medir. Lo interesante saber, es si la mente continua y la persona estuviera consciente de su propia existencia y si sus pensamientos continuarían, ya que la mente y los pensamientos no son materia, tangibles o físicos, sino que son abstractos.  

 

En el modelo circular, el pasado, el presente y el futuro estarían interconectados de una forma perpetua en un círculo y un “Ser” infinito y eterno puede ver y estar presente en cualquiera de los tres segmentos o en los tres a la misma vez. El tiempo circular es usado para representar el acceso que tiene Dios, quien es independiente del tiempo. Y como Dios fue quien creo el tiempo, debe ser obvio que tiene que ser independiente de lo que creo antes de crearlo. El tiempo y todo segmento o período de medida solo es posible detectar después de su existencia. Esto es lógicamente cierto, ya que sin la existencia del tiempo no hay necesidad o manera de medir segmentos, o clasificar lo que es antes y después. Dios puede manipular todo evento y tiene total conocimiento de todo evento posible desde el principio hasta el fin.

 

Este conocimiento perpetuo o infinito, y de presencia total serían los atributos de Dios de omnisciencia y omnipresencia. Otros puntos interesantes que proponen algunos cristianos como el Dr. W.L. Craig, son las descripciones del tiempo estático y el tiempo dinámico. El término tiempo estático, es usado para describir un tiempo donde el pasado aún se mantiene en la actualidad de alguna forma, y el futuro ya está establecido. Este tiende ser el punto de vista mayoritario y el favorito de todo aquel que especula que es posible viajar en el tiempo, hacia el pasado o el futuro.

 

He visto muchas películas de supuestos viajes en el tiempo como “La Máquina del Tiempo”, “El Regreso al Futuro” y “El Planeta de los Simios”, etc. Estas películas, igual que la mayoría de historias en libros de ciencia ficción que insinúan viajes al pasado o al futuro asumen la posición de tiempo estático, aunque no lo sepan. Algunos científicos que creen en la teoría de la física cuántica especulan que es posible viajar en el tiempo por medio de agujeros negros o agujeros gusanos, pero los que favorecen el tiempo dinámico dicen que es imposible que un ser humano pueda viajar en el tiempo, vea “Puente de Einstein-Rosen”.

 

Estoy en acuerdo con este último concepto de una limitación de viajar en el tiempo, creo que el ser humano está limitado a propósito, y no puede salir de esta dimensión sin el permiso de Dios y Él decide cuando se cruza esa frontera. El ser humano puede salir hacia el espacio, pero solo con la asistencia de ambientes artificiales que puedan soportar la vida al reproducir un simulacro de la presión y del nivel de oxigeno que se encuentra en la tierra. La siguiente nota sobre el tiempo fue incluida en el apéndice de uno de mis libros titulado: “Defensa Juvenil-Apología Cristiana para Jóvenes”:

 

Tiempo –*Nota: Los evolucionistas requieren una gran cantidad de tiempo para que el proceso de etapas de mutación produzca cambios significativos. Pero el tiempo en sí, no contiene factores milagrosos que puedan producir algo.

 

Existen dos teorías populares hoy que dividen el concepto de la realidad del tiempo, la teoría “A” y la teoría “B”. Toda persona que cree que se puede viajar hacia el pasado o al futuro como vemos en muchas películas y libros, apoya la teoría “B”.  

 

Los Teístas se inclinan hacia la teoría “A” y creen que solo Dios puede alterar el tiempo. En una realidad actual, el pasado deja de existir hasta el día de Juicio, y el futuro no es real hasta que llegue al presente. Además, el futuro sin límites de tiempo se refiere a la eternidad.

 

Si analizamos este concepto, podemos notar que los que piensan que se puede viajar hacia el futuro (teoría “B”), están obligados a proponer que un mundo real y no virtual ya existe en el futuro con todo evento y situación cronológica en sitio al ellos llegar específicamente al segmento de tiempo que pretenden llegar.

 

Por ejemplo, si pretenden llegar al año 2150, proponen que es posible entrar al segmento de tiempo que corresponde con ese año y que todo evento y situación cronológica los permita interactuar con un ambiente preexistente.    

 

El universo en realidad es un ambiente muy peligroso y hostil y la tierra es un paraíso privilegiado y protegido a propósito por cientos de constantes y reglas de física que permiten la existencia de la vida humana.

 

En el concepto del tiempo dinámico, solo existe el presente en el estado de realidad, toda experiencia humana solo es actual en el momento y deja de existir tan pronto transcurre hacia el pasado. El pasado queda registrado, los sucesos pueden ser documentados como historia, y existen recolecciones de los eventos en la memoria, pero el pasado deja de existir en la realidad tan pronto pasa un instante de tiempo.

 

El ser humano no puede ir hacia atrás ni una fracción de un segundo en el tiempo para tener alguna relación con el pasado, y solo viaja adelante hacia el futuro. Ningún reloj diseñado para medir el tiempo normal mide segmentos hacia el pasado, cada segundo viaja hacia el futuro desde el presente. Mi punto de vista sobre el futuro es que el futuro es solo una expectación que aún no es actual hasta que no ocurra en la actualidad.

 

Es decir, que el futuro no entra a la realidad hasta que no llegue al presente. Y en mi opinión, Dios tiene control sobre estos dos puntos de vistas teóricos, del tiempo dinámico y del tiempo circular. Todas estas teorías solo son expresiones filosóficas, de seres humanos que tienen buenas intenciones de explicar las experiencias de su existencia, en un sistema donde existen ciertos fenómenos que lo limitan.

 

Digo esto porque en el día del juicio se irá directamente hacia el pasado en un ambiente donde ya no existe el tiempo, para juzgar toda obra de toda persona y esto concuerda con el punto de vista de tiempo dinámico que insinúa que el pasado queda registrado. Esta sería una manera de presentar la evidencia relacionada con la persona siendo enjuiciada. Y diría que también hay cierta verdad en el concepto del tiempo circular, ya que como mencione en ante, la Biblia dice que Dios es luz (1Juan 1:5).

 

Es posible que Dios, y digo posible para que sepan que es una especulación, algo que el apologista siempre debe aclarar para que se pueda distinguir entre lo que es una especulación y lo que es una declaración de una verdad bíblica, que Dios actualizará el pasado en Su día de juicio, exactamente como todo sucedió y con todo lo que pueda ser detectado y percibido por los 5 sentidos, todo olor, sonido, visión, etc.

 

El argumento sobre los Atributos del Tiempo es formulado de esta manera:

 

1. El tiempo se puede considerar en segmentos que llamamos pasado, presente y futuro y puede ser expresado como una medida de duración, o un segmento y una ocurrencia que sucede antes, ahora o después.

2. El tiempo puede ser alterado por la aceleración (ej. la velocidad de la luz) y la fuerza gravitacional. Nunca se ha detectado en el tiempo alguna propiedad o atributo sobrenatural que pueda causar un efecto.

3. Por lo tanto, el tiempo no puede ser un factor en la causa de la generación de vida por medio de algún efecto sobre alguna ley de física, o algún efecto sobre los elementos sin vida.

 

Como el tiempo puede ser alterado por la aceleración y la gravedad, entonces reacciona como un elemento físico aunque cuando hablamos de medidas que transcurren hablamos de abstractos. Las cosas abstractas son estériles, es decir, que no pueden causar nada en este mundo, y el tiempo en si no existe por su propia naturaleza, sino que es contingente y depende de una causa externa para existir, ya que según la teoría del Big Bang, el tiempo no existía antes del punto de la explosión.

 

Para aclarar una confusión, Dios no puede ser un abstracto, ya que es “El Causante” de todo, Su definición es simple, ya que es una mente incorporal, lo que es difícil de entender, conocer o explicar es Su totalidad de poder como un Ser viviente.  

 

El tiempo no es necesario donde no hay segmentos que medir. Para nosotros en este planeta, el tiempo se mide por la rotación y la órbita de nuestro planeta, pero cuando se trata del universo, una nueva medida fue necesaria por su inmensidad inmedible por los medios que usamos en la tierra. El Cosmos se mide por años de luz, y todo el universo es contingente y depende de la existencia de la velocidad de la luz, esta es la base de la teoría de relatividad de Einstein, y es un constante de ley de física.

 

En realidad es solo una conveniencia científica cuando se habla del “espacio-tiempo”, este término es usado por científicos para medir distancias en años de luz y no para medir el tiempo. De no ser así, preguntaríamos: ¿Qué hora es en el Cosmos? La única repuesta científica, viene del tiempo que lleva en expansión. ¿Pero será esta repuesta la correcta, o la más conveniente? Lo que expande es el espacio no la materia, por ejemplo, si le pegamos unos botones a un globo desinflado y luego lo inflamos, la distancia entre cada botón incrementa, esto mismo sucede con las galaxias. Por lo tanto las medidas que resultan en miles de millones de años en realidad no miden la expansión de la materia desde el momento de explosión, cuando es que se supone que comenzó el tiempo.

 

Otro ejemplo de la relación entre el espacio-tiempo que me hace pensar que hay algo mal con el concepto es el siguiente: Si se viaja desde la estrella “A”, hacia la estrella “B” a la velocidad de la luz, la distancia se determina por la velocidad de 186,282millas por segundo (casi 300,000 Km/seg). Cuando se altera el tiempo por medio de la fuerza gravitacional, o por la velocidad de la luz, el espacio entre las estrellas “A”, y “B” se mantiene igual aunque el tiempo sea alterado.

 

Así que el espacio-tiempo continuum científico no es un solo fenómeno, sino que son dos fenómenos usados en conjunto por conveniencia para expresar la cantidad de tiempo necesario para cubrir una distancia. Además, no es relativo al tiempo que los humanos experimentamos aquí en la tierra. Nosotros, los seres humanos viajamos desde el instante de concepción de creación “C”, hacia una transición por medio de la muerte “M”, al instante de la separación de nuestra alma espiritual hacia otra dimensión.

 

El alma lleva consigo toda la información de cada individuo, el alma se puede comparar a las huellas dactilares o al ADN individual de toda persona, es la identidad única de su ser, y como dice la canción “No hay Nadie Como Tu”. La Biblia dice en Hebreos 9:27 que Dios ha establecido que todo ser humano muera una sola vez, y después de esto el juicio. Finalmente, esta verdad bíblica ocurrirá en el futuro en una dimensión donde el “tiempo” no existe.

 

Volver Arriba…

 

 

Temas Filosóficos