% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

El Catalizador de la Causa Inicial

La mayoría de argumentos usados por los creacionistas hoy, apuntan hacia una variedad de puntos débiles que ofrece la teoría de la evolución cósmica.

 

Cuando se trata de argumentos que especulan sobre el origen del universo, no hay otro punto tan esencial como el hecho real que le demuestra que ninguna teoría de la evolución cósmica pueda identificar al “catalizador inicial” que es necesario para generar el comienzo de todo. Este debe ser el punto inicial de toda teoría cósmica que intenta explicar el origen de nuestro universo. Sin este punto, no hay teoría, solo hipótesis de especulaciones y fantasías que surgen de la imaginación.

 

Un “catalizador”, es algo que tiene la capacidad de causar una actividad entre dos o más fenómenos sin ser afectado sí mismo, el catalizador no se modifica o se consume durante la interacción. Por ejemplo, se requiere un catalizador para que inicie la singularidad necesaria para causar la explosión conocida como el “Big Bang”, y también para todo otro fenómeno que se presuponga en todas las otras teorías de origen.

 

Sin un catalizador, no puede haber un inicio de un fenómeno de tal magnitud, ya que no hubiera nada con la capacidad para comenzar algo. Ya que un catalizador no es afectado por la actividad que ha causado, tiene que ser independiente de todo lo que causa, y en el caso del origen cósmico, independiente del espacio, el tiempo, la materia y la energía que por sí mismo causo a la existencia.

 

No hay otra opción en un ambiente donde aún no existe nada que pueda interactuar en el instante preciso, “antes” de la existencia del espacio, tiempo, materia y energía. El “catalizador” responsable del inicio original tiene que por obligación, en sí mismo, ser independiente de las fuerzas que genera a la existencia, simplemente porque el catalizador es lo que las produce. Más simple que esto no se puede explicar.

 

Pero, para los que aún no entienden, se les provee una fundación básica que le sirva como trampolín hacia este punto importante, y les recomiendo que analicen los argumentos, “Los Atributos de Dios y la Causa Primordial” y “Secuencia Cronológica de Causa y Efecto”.

 

Los científicos evolucionistas presumen que pueden especular sobre lo desconocido y esperar que todo el mundo crea que lo que ellos proponen es la única verdad científica, sin jamás confrontar desacuerdos o disensión. Estos científicos apelan a sus credenciales para poder despreciar a toda oposición teológica, ellos creen que la ciencia automáticamente cancela toda oposición, ya que insinúan:

 

“Yo soy científico y usted no, y soy inteligente y usted no”.

 

Muchos, científicos de hoy son arrogantes cuando son retados y desafiados, e insinúan que tienen un permiso especial para generar todas las especulaciones que quieran sin tomar en serio las opiniones que contradigan la controversia en que se han envuelto. Mi labor no es disentir solamente porque creo en lo que dicen los documentos bíblicos, o porque no me gusta o me suena bien algún concepto que se oponga a la biblia, sino que mi labor también trata con apuntar directamente hacia los puntos débiles, ilógicos e imposibles de sus afirmaciones.

 

Una vez conozcan la flexibilidad de los puntos presentados en los argumentos previamente mencionados y cómo exponen las debilidades de los teoristas que insisten saber lo imposible por medio de conjeturas virtuales y especulativas ficticias generadas por sus imaginaciones para proponer posibilidades discretas y ocultas de cosas que no pueden ser observadas o detectadas. Entonces estarán en una buena posición para entregar el golpe mortal de lógica que expone que en realidad están presuponiendo cosas que para ellos es imposible saber.

 

Esto no significa que descartaran sus creencias mascotas y correrán hacia el evangelio, pero demostrara y explicara porque muchos como yo no creen en sus teorías. Estos teoristas se han dado cuenta de las muchas debilidades que existen en sus teorías, y que no están tan correctos como han pensado estar. Algunos admiten que cualquier teoría evolutiva sirve como escondite, aunque estén en error, ya que es la única opción que no requiere creer en Dios, para estos no hay mucha esperanza, a menos que Dios mismo intervenga en su vida. La argumentación y el evangelismo son similares en que ambos tienen un alto porcentaje de rechazo, ya esto debe ser anticipado, y no debe intervenir o desanimar en continuar con nuestro trabajo y estar preparado para el próximo encuentro.

 

Continuare con una explicación muy sencilla y lo haré en menos de un minuto, pero primero solo deben tener los siguientes puntos en mente y pensemos como estos se relacionan en una secuencia de la retrocesión de una explosión que ocurre “después” de una singularidad, que a la vez ocurre después de un estado donde no hay “nada” (Vea “La Lógica de Ilógicos”). Revisemos estos tres puntos para asegurar que entendemos el concepto:

 

1. La mayoría de científicos hoy aceptan la teoría del “Big Bang”.

2. La explosión “Big Bang” surge de una supuesta “Singularidad”.

3. Antes de esta supuesta “Singularidad”, “No hay Nada”.

 

Esto es muy importante, ya que si un científico con hambre abre la puerta de su nevera y nota que está totalmente vacía, se confrontaría con su propio concepto de “nada”. Sería insensato tener la expectación de cerrar la puerta y volverla abrir para ver si aparece un jamón ahumado de 20 libras, ya que si apareciera, sería un milagro, y el científico estaría obligado a creer en milagros, o a mantenerse en ayuno.

 

Si el jamón aparece milagrosamente de la “nada”, alguien o algo lo tuvo que poner en la nevera, y si fue una fuerza o un fenómeno desconocido por la ciencia, entonces sería más lógico que la fuerza o fenómeno sabía en anticipación que el científico necesita comer porque tenía hambre y demostraría que la fuerza o fenómeno es inteligente. Las fuerzas o fenómenos de la gravedad, el magnetismo, etc., no son personales, entonces es más lógico que Dios provee el jamón, pero al no poder deshacerse de prejuicio, el científico continúa buscando excusas para que el proveedor no sea Dios.

 

Algunos ateos se quejan que no es justo o valido hablar sobre el tiempo en el punto “antes” de la singularidad, porque aún no existe el tiempo. Esto me da risa porque es la única queja que se puede inventar una persona tan inteligente. Otros dicen que no puedo usar la ley de “causa y efecto” porque aún no existen leyes de física. Lo que no notan en sus propias quejas, es que ya han admitido que no existe “nada” con que comenzar una generación espontánea, y que aún no existen fuerzas, fenómenos, tiempo o leyes de física.

 

Esto favorece y facilita el argumento para la existencia de Dios, ya que sus observaciones contienen un grano de verdad, y en ocasiones tengo que entrar por la puerta de la cocina para responder a los inconformistas. Por mi experiencia en la rama del evangelismo, entiendo muy bien que no hay diferencia en la manera que reaccionan algunos ateos, con la manera que reaccionan los de las religiones del mundo cuando se expone el flanco de una de sus doctrinas falsas.

 

Y de manera similar el ateo/evolucionista se ata voluntariamente a todo lo natural para que le provea una explicación de todo lo que existe, y por esto es obligado a solo ver lo material, físico, tangible, y siendo así su manera de pensar, concentra solo en la percepción de sus sentidos. Y mi repuesta a estas quejas es simple, aunque es verdad que aún no existe el tiempo, podemos insinuar que todo proceso razonable debe tener una secuencia de “antes” y “después”. El pasado no es “después” del futuro, y una secuencia de un acontecimiento no puede ser violada, lo que ocurre “después” no puede venir primero que lo que ocurre “antes”.

 

Isaac Newton propuso que toda acción tiene una reacción opuesta y equivalente, pero esto no es solamente un dato científico, es una norma de secuencia. Por medio de la ciencia de lógica, no tiene sentido que una reacción sea “antes” de la acción causante. Una reacción no existe hasta que exista una acción, que cause un efecto y en una secuencia es lógico que la acción viene primero y luego la reacción, por lo tanto la secuencia de “antes” y “después” es totalmente valida y sigue siendo correcta aunque sea en un momento cuando el tiempo y las leyes de física aun no existan.

 

Igualmente, la gran explosión del Big Bang, no puede ser “antes” de la “singularidad”. Por lo tanto, el concepto de causa y efecto no es basado solamente en la ciencia de física, sino que el concepto de causa y efecto es también basado en un principio de lógica, ya que es razonable decir que durante una secuencia de ocurrencias, no tiene sentido que un efecto sea “antes” que su causa, y en este sentido es presentado este argumento.

 

Y ahora para la explicación en menos de un minuto, y aquí no usaremos una secuencia de retrocesión, sino que usaremos el único orden posible de ocurrencia correcto si usamos la teoría del “Big Bang” como modelo:

 

Catalizador Inicia-> (¿Agujero Oscuro?) Singularidad-> Big Bang

 

Cuando ponemos la secuencia en retrocesión, la “explosión” viene “después” de la “singularidad”, y es auto evidente que la “singularidad” tiene que ser “antes” de la explosión, y científicamente todo evolucionista que aboga a favor de la teoría del Big Bang está en acuerdo que “antes” de la “singularidad”, “aún no existe nada”.

 

Algunos especulan la existencia de un posible “agujero oscuro”, pero le aplica el mismo argumento, ya que “antes” del “agujero oscuro” tiene que haber un “catalizador inicial” que inicie la existencia del “agujero oscuro”, y si no, entonces el resultado es el mismo y “no hay nada”.

 

El problema obvio es que tiene que haber “algo” que podamos llamar un “catalizador inicial”, que inicie o ponga en marcha el proceso que genera la singularidad, o si prefieren, al agujero oscuro. Y el punto filoso del argumento es que este “catalizador inicial” solo puede venir de la “nada”, y siendo así tiene que ser “sobrenatural”, ya que no hay nada natural hasta “después” de la explosión del Big Bang.

 

Esto demuestra que este es un argumento simple, pero muy poderoso, ya que no puede haber explicación científica de la necesaria existencia de un “catalizador inicial” en un ambiente donde no hay “nada”, sin obligatoriamente entrar al dominio “sobrenatural” con especulaciones sobre lo desconocido. Además, es obligatorio que el “catalizador inicial” exista “antes”, y sea independiente de todas las cosas que existen “después”, ya que es lo que pone en marcha el proceso que genera todo a la existencia.

 

Finalizo con decir que sin poder identificar, clasificar, categorizar y explicar científicamente “que es” la chispa responsable por el inicio de una secuencia, la parte más importante de toda teoría científica de origen es incompleta, y es la razón por recurrir a las hipótesis virtuales y los mundos trascendentes de ficción que describo en el “Argumento Metafísico”.

 

Volver Arriba...  

 

 

 

 

 

Temas Filosóficos