% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Las Consecuencias de una Condición

Para que este tema sea expuesto de forma clara, necesito establecer una base de ejemplos que nos llevara hacia los puntos cruciales del tema.

 

Mi primer ejemplo vienen del “Argumento de Contingencia”, que explica que cuando algo depende de otra cosa para existir, cual pueda o no ocurrir, pero que no es necesario que ocurra, y siendo dependiente de otra cosa es “condicional a una causa”.

 

Todo lo que existe tiene una explicación de su existencia, y solo existen las siguientes dos opciones:

 

1. Existe por la necesidad de su propia naturaleza.

2. Existe por una causa externa.

 

Mi segundo ejemplo viene del argumento “La Secuencia Cronológica de Causa y Efecto” trato de enfatizar la importancia de ocurrencias en una secuencia de “antes” y “después”, y como una secuencia se relaciona con la ley de “Causa y Efecto”, ya que un efecto no puede preceder o ser “antes” de su causa, sino que un efecto tiene que ocurrir o suceder “después” de su causa.

 

En este tema hablare en breve de algo muy similar que pone las cosas en perspectiva cuando se hace una evaluación o investigación analítica de cualquier estudio, arte, dogmática, ciencia, o filosofía, y es igual de útil cuando estudiamos la Biblia. Este tema es importante y se debe leer cuidadosamente, ya que usualmente la Biblia también habla de condiciones, antecedentes, y consecuentes y de cómo le aplican al ser humano. En este caso se enfatiza la condición en cual se encuentra la salvación de un creyente, pero primero vamos a revisar los ingredientes que vamos a combinar en esta ensalada.

 

Una “condición”, impone, contiene, depende o es sujeta a ciertos términos. Por ejemplo si planeamos una caminata por un campo, la situación dictaría la condición y lo siguiente seria cierto: “Si llueve, nos mojaremos”.

 

Un “antecedente” precede, o es “antes” de un evento, una circunstancia, un fenómeno, una ocurrencia, etc., y en este caso si en realidad fuera a llover, y no hay alternativa en nuestra situación y llevamos paraguas o encontramos una caseta, etc., entonces no hay duda que nos mojaremos.

 

Un “consecuente”, sigue o procede y es “después”, como efecto o resultado de un “antecedente”, y en este caso diríamos que nos mojaremos si es verdad que llueve, ya que la lluvia seria la causa (causante) que nos mojaría.

 

En la lógica, una condición contiene por lo menos una premisa condicional que proponga que la existencia u ocurrencia de una cosa o evento, depende de la existencia u ocurrencia de otra cosa o evento. Un antecedente inicia una condición y el consecuente sería el resultado y por lo tanto sería el segundo miembro de la proposición condicional. Una proposición condicional seria de esta manera:

 

Antecedente -> “Si llueve, / Consecuente -> nos mojaremos”

 

Esto propone que:

 

“Si algo sucede, entonces otra cosa sucederá como resultado”

 

El consecuente puede ser positivo o negativo, por ejemplo:

 

“Si te portas bien, te comprare un helado de freza”

“Si te portas mal, te castigare”

 

Es importante estar atentos porque en algunos argumentos se niega el antecedente, mientras en otros se niega el consecuente, y en ocasiones se niega la existencia de una condición. Existen muchas presuposiciones erróneas en las mentes de algunas personas cuando anticipan presuntuosamente para creer que un antecedente es verdad, y que el consecuente debe ser obvio. Por ejemplo, algunos piensan de esta manera:

 

“Si la ciencia es la única fuente de verdad fiable,

entonces lo que dice la Biblia es mentira”

 

La anticipada conclusión de esta declaración, establece en antemano que la ciencia es la única fuente de verdad fiable, sin tomar en cuenta las veces que la ciencia ha estado equivocada en el pasado. Pienso que un solo ejemplo sería suficiente para establecer que este tipo de presunción usada hoy por muchos que abogan a favor de la ciencia para atacar la Biblia no es verdad. Siempre hay que asegurar que los mismos errores no se repitan y creo que el siguiente ejemplo demostrara muy claro lo que quiero decir.

 

En la siguiente imagen verán dos sistemas, uno es Geocéntrico y erróneo, y el otro Heliocéntrico y correcto. Copérnico sabía casi cien años antes de Galileo saberlo, que el sistema aceptado por la ciencia de su tiempo era incorrecto según los hechos científicos, y que todos los científicos de la era (1500’s) que apoyaban la ideología estaban equivocados.

 

 

 

 

Sabemos hoy que el Sol no orbita alrededor de la tierra, y que la tierra no es el centro del universo, pero ¿Por qué cometieron este error los científicos del pasado?

Simplemente por llegar a conclusiones con información parcial en lugar de esperar hasta que su pueda concluir con toda la información accesible en esos tiempos.

 

Esta falacia de ignorancia, no fue por falta de inteligencia, sino que muchos datos y hechos en ese tiempo del desarrollo de la ciencia aún no habían sido descubiertos.

¿Por qué no analizaron los datos descubiertos por Copérnico como lo hizo Galileo?

 

Por la misma razón de la previa declaración ejemplar, de saltar a una conclusión presuntuosamente. Vamos a otro ejemplo que se encuentra en el rincón de la evolución:

 

“Si el Chimpancé es tan similar al ser humano,

entonces es porque el ser humano evoluciona de un ancestro común”

 

En esta declaración, ser descendiente de un simio es una consecuencia de una presuposición, y comete la falacia de “Homologia” que significa que muchas cosas aparentan ser igual por una Similitud Comunal” y todo lo que es similar es automáticamente aparentado. El significado de similitud comunal es:

 

“Semejanza o parecido utilizados o compartidos por todo

lo que comuna o está en contacto en la naturaleza.”

 

Si este razonamiento fuera correcto, entonces podemos reducir la distancia aún más, y decir que todo lo existente es “quarksico”. Estos también serían nuestros ancestros, y son compartidos por todo lo que existe, ya que el quark es el constituyente que forma las sub-partículas atómicas, de cual todo lo que existe está compuesto. Sería un constituyente común.

 

Pero, podemos también decir que somos todos “atómicos”. Este tipo de declaración solo enfoca en una evaluación superficial y externa, y si un tiburón del mismo tamaño de un delfín fuera comparado usando la misma presuposición, tendríamos que presumir en antemano que están aparentados por su similitud y concluir que ambos aparentan ser de la misma especie, aunque solo uno es mamífero.

 

Lo que no pueden explicar los evolucionistas es por qué el ser humano tiene 46 cromosomas que forman pares y hereda 23 de cada pariente, y el chimpancé tiene 48 cromosomas, y hereda 24 de cada pariente.

 

Si fuera verdad que ambos descendemos del mismo pariente ancestral, el ancestro común tendría que compartir la diferencia de cromosomas entre el chimpancé (48) y el ser humano (46), y debería tener 46 cromosomas o menos, tal vez 44.

 

“Aparenta que el chimpancé evoluciono más cromosomas,

solo para ser inferior al ser humano”.

 

El supuesto ancestro común no podía tener 47, ya que hereda un par de cromosomas de cada pariente, pero tampoco tiene sentido que podía tener 48, porque evolucionaría en reversa y al contrario de la “selección natural”. No heredaría la necesaria nueva información genética para progresar, sino que en oposición al progreso, el supuesto ancestro común tendría que perder cromosomas para evolucionar en retrocesión hasta llegar a ser un ser humano.

 

En la Biblia, encontramos muchas declaraciones y afirmaciones condicionales, algunas veces aparecen como sugerencias o consejos hacia la dirección o la acción que se debe tomar, y otras veces son mandatos. Sé que mis hermanos Calvinistas niegan la siguiente evidencia bíblica, pero les recomiendo que estudien en profundo los siguientes cuatro ejemplos de las muchos que contiene la Biblia.

 

Si en verdad escucháis mi voz y guardáis mi pacto, seréis mi especial tesoro entre todos los pueblos, porque ->mía es toda la tierra;  (6)  y vosotros seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa.”  (Exo 19:5,6)

 

Si tu ojo derecho te es ocasión de pecar, arráncalo y échalo de ti; porque ->te es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno”. (Mat 5:29)

 

Si alguno no ->permanece en mí, es echado fuera como un sarmiento y se seca; y los recogen, los echan al fuego y se queman.  (7)  Si ->permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis y os será hecho”. (Juan 15:6,7)

 

El que en Él cree, no es condenado, pero el que no cree, ya es condenado, porque-> no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios” (Juan 3:18)

 

Estos cuatro ejemplos son fáciles de solucionar, solo trate de identificar la situación que impone una “condición”, luego el que biene primero o antes como “antecedente” y después como “consecuente”, en cada una y luego trate de establecer si hay una buena razón para justificar la negación de una de ellas.

 

Volver Arriba...

 

Temas Explicativos