% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Lapsarianismo / Decretos Divinos

Durante un argumento amistoso con varios hermanos calvinistas, fui acusado de ignorancia teológica por no coincidir y aceptar el concepto de “Decretos Divinos” según es enseñado por el calvinismo, y por no concordar por lo menos con una de las dos diferentes versiones de Calvinismo conocidos como el “Híper-Calvinismo” y el “Calvinismo Moderado”.

 

El argumento original fue sobre los conceptos originales de Juan Calvino, y se extendió hacia estas sub-divisiones de los conceptos originales. Me alegro que sucedió de esta manera porque tuve la oportunidad de comprobar que ambas versiones del Calvinismo son irrelevantes en el argumento que yo proponía, y les explicare por qué en este breve artículo.

 

El Calvinismo divide sus diferencias con listas cronológicas de “Decretos Divinos”, estas son las declaraciones teóricas de acuerdos previos, establecidas antes de la fundación del mundo de los propósitos de la promulgación de Dios en la creación y la redención del ser humano. En palabras simples, los “Decretos Divinos” supuestamente describen el plan de Dios para la salvación del hombre y cada decreto representa una parte de cómo el plan se llevara a cabo.

 

Un punto importante es que una vez un “Decreto Divino” es establecido por Dios, es irrevocable, irreversible y no puede ser cambiado por eventos externos. Por lo tanto, mi objetivo fue solo exponer varios ejemplos bíblicos de eventos que contradicen que esto es verdad, porque algunos eventos si cambiaron, o podían cambiar por medio de las decisiones tomadas por la humanidad.

 

En este artículo solo mencionare los siguientes cuatro:

1. La entrega de David a sus enemigos si se mantenía en territorio Keila.

2. El intento de intercesión de Abran por algún posible justo que resida en Sodoma.

3. La intercesión de Moisés por el pueblo de Israel, elegido por Dios, cuando estaban en el monte y Dios decidió eliminarlos.

4. Las posibilidades de Tiro, Sidón y Sodoma de aun existir si se hubieran hecho los mismos milagros que ocurrieron en Corazín, Betsaida y Capernaúm, etc.

 

Es difícil determinar que un evento es por un “Decreto Divino” cuando existen alternativas que terminan con diferentes resultados.

 

La diferencia entre las dos versiones de decretos divinos del Calvinismo es que el “Híper-Calvinismo” propone la versión de “Supra-lapsarianismo”, que significa que el decreto de elección de los que serán salvos ocurre “sobre o antes” de la caída del hombre, y el “Calvinismo Moderado” propone la versión de “Infra-lapsarianismo”, que significa que el decreto de elección ocurre “después” de los decretos de creación y después de permitir la caída.

 

La secuencia de la versión de “Supralapsarianismo” sería la siguiente:

1. El Decreto de Dios de redimir a los elegidos y de reprobar a todo los otros a la condenación.

2. El Decreto de Dios crear a los elegidos y a los reprobados.

3. El Decreto de Dios de permitir la caída como un medio a la reprobación.

4. El Decreto de Dios de enviar a Cristo como redentor, solamente para los elegidos.

5. El Decreto de Dios de aplicar la salvación a los elegidos.

 

La secuencia de la versión de “Infralapsarianismo” sería la siguiente:   

1. El Decreto de Dios de crear al hombre.

2. El Decreto de Dios de permitir la caída.

3. El Decreto de Dios de redimir a los elegidos y de reprobar a todos los otros a la Condenación.

4. El Decreto de Dios de enviar a Cristo como redentor, solamente para los elegidos.

5. El Decreto de Dios de aplicar la salvación a los elegidos.

 

Ahora, miremos al problema que yo observe en estas dos listas, y el problema es grave, ya que ninguna de las dos listas es relevante si Dios duda, piensa dos veces, lamenta o se arrepiente de haber declarado un “Decreto Divino”. Si esto sucede, entonces las dos listas de decretos son solamente especulaciones y conceptos creativos e imaginarios que surgen de una mala interpretación de la Biblia, ya que por Su propia naturaleza, Dios no se puede contradecir o puede violar Su propia palabra, y en este caso Su propio “Decreto Divino”.

 

Miremos lo quien dice Génesis 6, que para mí es una refutación del primer decreto en ambas listas, por medio de una evidencia bíblica literal, y no por medio de insinuaciones figurativas. Esta evidencia propone que la secuencia cronológica propuestas por los Calvinistas es en realidad inexistente. Por lo tanto, mi conclusión final del argumento es que si estos “Decreto Divinos” son fundamental para todo el resto de lo que propone el Calvinismo, entonces el Calvinismo es una compilación de doctrinas que no puede pasar más allá de Génesis 6.

 

El verso en referencia es el siguiente:

Gen 6:5-6 RVG  Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.  (6)  Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le pesó en su corazón.

 

El hecho de no intervenir en la caída, no significa que Dios lo ha decretado como un medio a la reprobación. La Biblia aparenta culpar personalmente a los pecadores por haber actuado en contra de Dios. Además, la pregunta lógica sigue siendo valida.

 

Si el decreto de permitir la caída es “antes” de la destrucción del mundo por inundación, y la mayoría de la humanidad es destruida después de la caída (#’s 1 al 3 en las dos listas), entonces, ¿Por qué es que Dios es afectado por la gran cantidad de maldad de la humanidad sobre la tierra, si El mismo decretó la caída de la humanidad? ¿Por qué se arrepiente de haber creado al hombre?

 

Es imposible que Dios fuera sorprendido por sus propios “Decreto Divinos”, si es verdad que El mismo los establece.  Sería una contradicción obvia, establecer decretos, para luego arrepentirse de haber creado, de permitir la caída y de haber reprobado a los responsables de la maldad que ocurre en la tierra en Génesis 6.

 

Algo anda mal con este concepto, y creo que el orgullo de algunos no permite la admisión de este ridiculo error. Además, si el decreto de elección es “antes” de la destrucción del mundo por inundación, entonces la mayoría de la humanidad fueron “reprobados” por obligación, y de la misma manera obligatoria, solo Noé y su familia (8 personas) fueron “elegidos”.

 

Como la elección depende de la predestinación, y la predestinación depende del “Decreto Divino” de elección, entonces es obvio que la fundación de TULIP se cae por medio pendiente resbaladizo similar al efecto domino.

 

Mi conclusión es la siguiente:

No hay duda que hay muchos versos y pasajes bíblicos que forman un caso a favor del Calvinismo cuando se acumulan y se usan solos. Pero este no es el caso cuando se presentan en luz de los versos y pasajes bíblicos que se oponen. Personalmente he observado en muchos argumentos en cual yo he participado, que los versos y pasajes que contradicen al Calvinismo son devaluados por muchos Calvinistas y tratados como si no fueran igualmente inspirados por Dios. Esto es una mala práctica de la interpretación, ya que la hermenéutica sana requiere la armonía de toda Escritura inspirada por Dios, para luego llegar a una conclusión y de esta manera eliminar el favoritismo de ambos lados.

 

Si es verdad que Dios no se contradice, entonces la versión soteriológica del Calvinismo esta en error. No hay otra opción. Me parece que cuando se reconcilian todos los versos a favor y en contra del Calvinismo, aparece una mejor interpretación de soteriología (salvación). Por esta razón es más importante para mí ser un cristiano bíblico, fundamental y conservativo. Para ejemplos de como algunos de los supuestos decretos son ignorados por personas en la Biblia vea “Personajes Bíblicos y el Calvinismo”.

 

Volver Arriba...

 

Temas Problemáticos