% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

¿Qué Día fue Crucificado Jesús?

Durante una visita a una congregación local, surgió una discusión sobre el día de la crucifixión de Jesús. Para algunos de ellos ningún día tenia importancia, y para otros el día exacto era significante.

 

Yo contribuí con mi propia opinión, y decidí compartir algunos datos en escribir sobre ese tema. La Biblia no especifica el día exacto de la semana en que Jesús fue crucificado, pero contiene suficiente información para llegar a un día de la semana por inferencia.

 

Existen dos opiniones, una que fue el día viernes y la otra que fue el jueves. Algunos, sin embargo, usando una combinación de ambos argumentos piensan que el miércoles fue el día más probable.

Jesús dijo en Mateo 12:40 “Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches.”

 

Yo me incluyo en el grupo que opina que la crucifixión fue un viernes, y coincido que existe una manera válida en la cual pudo haberse considerado que Jesús permaneció en la tumba por tres días, aunque a la vez no fue necesario que estuviera 72 horas. La razón por esto se encuentra en el concepto de la tradición judía, y para ellos en ese entonces, una parte o porción de un día era considerado como un día completo.

 

La guardia judía era basada en un horario dividido que usaba el Sol para establecer cuando empezaba y cuando terminaba el día. Por ejemplo, si el Sol bajaba a las 6 de la tarde, comenzaba un día nuevo día tan pronto bajara el Sol, y en ese momento terminaba de inmediato el día anterior al comenzar un nuevo día.

 

Como un ejemplo del horario judío, si hoy es lunes y la puesta de sol es a las 6 p.m., solo será lunes hasta las 6 p.m., después de las 6p.m., comienza el martes.

 

Para otro ejemplo práctico del horario judío, usaremos el horario que usamos todos los días. Digamos que yo le firmo un cheque a usted a las 11:30 P.M de la noche con la fecha de 10 de Enero (lunes) y usted lo deposita el 12 de Enero (miércoles) a las 9 A.M. de la mañana. Usted tuvo posesión del cheque por 35 horas y media, 1 día y once horas. Pero la persona en el Banco establecerá por la fecha en el cheque que hace tres días que fue firmado (desde el lunes) sin necesidad de calcular 72 horas.

 

Puesto que Jesús estuvo en la tumba parte del viernes, todo el sábado y parte del domingo, con la tradición judía en mente, el total serian tres días.

 

Uno de los principales puntos de evidencia que favorece el viernes se encuentra en Marcos 15:42 donde dice que Jesús fue crucificado “la víspera del día de reposo” (el día anterior al Sabbat o Sábado) Si ese era el Sabbat semanal, entonces este hecho nos lleva a la crucifixión el viernes.

 

Otro punto a favor del viernes es que los versos tales como Mateo 16:21 y Lucas 9:22 enseñan que Jesús resucitaría en el tercer día, pero no necesitaría estar en la tumba los tres días y noches en total. Mientras algunos traductores usan la frase “en el tercer día” para estos versos, no todos lo hacen, y no todos están de acuerdo que esa sea la mejor manera de traducirlos. Algunos están en desacuerdo porque Marcos 8:31 dice que Jesús resucitaría “después” de tres días, aunque esto puede significar que aunque sean partes de un día, no sería “antes” de tres días para que se cumpliera lo que dijo Jesús en Mateo 12:40.

El argumento a favor del
jueves simplemente sugiere que hubieron demasiados eventos que sucedieron entre la sepultura de Cristo y la mañana del domingo, para que Su resurrección pudiera ocurrir en un periodo desde viernes en la tarde hasta domingo por la mañana. Ellos señalan que esto es específicamente un problema, si el único día completo entre el viernes y el domingo fue el sábado, o el Sabbat judío.

 

Añadir un día o dos eliminaría este problema, pero personalmente no creo que sea buena idea. Los que abogan por el jueves razonan que si Jesús fue crucificado un jueves se completarían los tres días. Pero este punto de vista dependería en que hubiera más de un Sabbat, como el Sabbat de Pascua que sugieren los que argumentan a favor del día miércoles, ya que en Marcos 15:42 y Lucas 23:54 está muy claro que el próximo día era Sábado.

Los que opinan que fue el
miércoles dicen que hubo dos Sabbat esa semana. Después del primero (el que ocurrió al anochecer de la crucifixión, Marcos 15:42; Lucas 23:52-54) las mujeres compraron las especias. Las mujeres hacen esto después del Sabbat (Marcos 16:1). Estos que se inclinan a favor del miércoles proponen que ese “Sabbat” era la Pascua (ver Levíticos 16:29-31; 23:24-32, 39) donde los grandes días sagrados no eran necesariamente uno de los siete días de la semana referido como el Sabbat), y sugieren que el segundo Sabbat de esa semana era un Sábado normal.

 

Ellos proponen que en Lucas 23:56, las mujeres que habían comprado las especias después del primer Sabbat, regresaron y prepararon las especias y entonces “descansaron el día de reposo conforme al mandamiento”. El argumento establece que ellas no pudieron haber comprado las especias después del Sabbat, y al mismo tiempo preparar las especias antes del Sabbat, a menos que hubiera dos Sabbat. Con el punto de vista de los dos Sabbat, si Jesús fue crucificado un jueves, entonces el gran y sagrado Sabbat (la Pascua) habría comenzado el jueves al anochecer y terminaría el viernes al anochecer, al inicio del Sabbat o Sábado semanal. El comprar las especias después del primer Sabbat (Pascua) hubiera significado que ellas las compraron el Sábado, quebrantando así la ley.

Esta opinión supone que la única explicación que no viola el relato de las mujeres y las especias y se ajusta a la comprensión literal de Mateo 12:40, es que Jesús fue crucificado un
miércoles. Que el día santo Sabbat (Pascua) ocurrió en jueves, y que las mujeres compraron especias (después de esto) el viernes y regresaron y prepararon las especias ese mismo día, descansando el Sábado, entonces trajeron las especias a la tumba el domingo muy temprano.

 

El argumento propone que Jesús fue sepultado cerca del anochecer del miércoles, que iniciaba el jueves en el calendario judío. Utilizando un calendario judío, tenemos: el anochecer del jueves al ponerse el Sol (noche una), el día del jueves (día uno), el anochecer del viernes (noche dos), el día del Viernes (día dos), el anochecer del Sábado (noche tres), día del Sábado (día tres). Se presume que Jesús resucitó al amanecer del domingo (Juan 20:1, “María Magdalena fue de mañana, siendo aún oscuro al sepulcro; y vio quitada la piedra del sepulcro”). Pero el argumento del miércoles propone que pudo haber resucitado justo después del anochecer del Sábado por la noche, el cual iniciaba el primer día de la semana para los Judíos.

 

Un problema que afectaría a los dos argumentos del jueves y miércoles, es que los dos dependen en la especulación de un Sabbat Pascua, sin evidencia fiable de las escrituras y toman muy en apuro ignorar que según Marcos 15:42 y Lucas 23:52-54 el próximo día es Sábado, que significa que el día más probable que anteceda sea viernes.  

 

Adicionalmente, la evidencia del pasaje funciona en contra de su argumento, ya que el pasaje intenta enseñarnos que cuando bajaron a Jesús de la cruz, era día de preparación, y la razón por la preparación era porque estaba por comenzar el Sábado tan pronto llegar la hora de la puesta de Sol.

 

Pero aun había suficiente luz para seguir a las personas que llevaban a Jesús hasta el sepulcro. Las mujeres hacen esto inmediatamente después de que bajaron a Jesús de la cruz. Y es después de saber dónde lo sepultaron que se ponen a preparar las especias aromáticas y los ungüentos, algo que podían hacer de noche. El hecho de descansar conforme al mandamiento, indica que siguen el cuarto mandamiento de descansar el día Sabado. Para mí no hay duda que este pasaje describe lo que ocurrió el viernes.

 

Este es el pasaje a cual me refiero:

Lucas 23:53-56 RV95  Bajándolo de la cruz, lo envolvió en una sábana y lo puso en un sepulcro abierto en una peña, en el cual aún no se había puesto a nadie. (54) Era día de la preparación y estaba para comenzar el sábado.  (55)  Las mujeres que lo habían acompañado desde Galilea lo siguieron y vieron el sepulcro y cómo fue puesto su cuerpo.  (56)  Al regresar,  prepararon especias aromáticas y unguentos; y descansaron el sábado, conforme al mandamiento.

 

Según la costumbre judía, no creo que el cuerpo de Jesús quedara sin ser preparado, ya que Nicodemo trajo cien libras de especias aromáticas para preparar el cuerpo.

 

Juan 19:38-40 RV95  Después de todo esto,  José de Arimatea, que era discípulo de Jesús,  pero secretamente por miedo de los judíos,  rogó a Pilato que le permitiera llevarse el cuerpo de Jesús;  y Pilato se lo concedió.  Entonces fue y se llevó el cuerpo de Jesús.  (39)  Vino también Nicodemo,  el que antes había visitado a Jesús de noche, trayendo un compuesto de mirra y de áloes, como cien libras. (40) Tomaron,  pues, el cuerpo de Jesús y lo envolvieron en lienzos con especias aromáticas, según la costumbre judía de sepultar.


Otro posible problema con la opinión sobre el
miércoles, dependiendo de cómo un creyente lo interprete, es que los discípulos que caminaron con Jesús yendo a Emaús, lo hicieron “el mismo día” de Su resurrección (Lucas 24:13). Los discípulos, quienes no reconocieron a Jesús, le contaron sobre la crucifixión (24:20) y dijeron que “hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido” (24:21). Desde el miércoles hasta el sábado son cuatro días, a menos que no cuente el miércoles, pero al hacerlo, derrotaría el propósito de proponer el día miércoles como el día en que Jesús fue crucificado y sepultado.

 

Yo veo más evidencia que apoya el día viernes, usted decida cual día prefiere, siempre y cuando el total iguale a tres días. Pero no olvide que lo más importante es ir y llevar el mensaje al mundo. Que Jesús murió, fue sepultado y resucitó de entre los muertos al tercer día según las Escrituras (1Cor 15:4)  para librarnos del castigo que merecemos todos los pecadores y poniendo tu fe, confianza, y convicción en Él resulta para vida eterna (Juan 3:16 y 3:36).

 

Volver Arriba…

 

 

Temas Problemáticos