% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Diezmos y Ofrendas

Ya que este tema es muy sensitivo para muchos y muy fácil de ser malentendido, comenzare con una clarificación de los siguientes dos puntos para eliminar alguna posible confusión.

 

 

1. La persona que sostiene su propio ministerio de su propio bolsillo, con sus propias finanzas y sin apoyo externo, sabe muy bien que hacer el trabajo del Señor en este mundo requiere fondos para cubrir una gran variedad de costos.

 

2. Mantener una congregación organizada y en crecimiento requiere un costo que se multiplica por una variedad de gastos que aumentan según también aumentan sus miembros.

 

Personalmente, conozco muy bien los gastos envueltos en llevar la palabra de Dios a otros. En un tiempo mantuve 3 pequeños ministerios de mis propios fondos, uno informativo de cajas con tratados bíblicos en los supermercados locales, uno de evangelismo en las calles y los parques, y este ministerio apologético. Por lo tanto, este tema no es una crítica o ataque en contra de las finanzas necesarias para poder administrar una congregación eficientemente.

 

Este tema con cual muchos tienen problema no tiene nada que ver con las finanzas, ya que todo cristiano debe estar consciente que para realizar la obra de Dios se requiere dinero. Sino que este tema trata con el problema de la mala aplicación del legalismo que genera una contradicción con el Nuevo Pacto.

 

¿Si sabemos que algunos ritos y ceremonias de legalismo en el Antiguo Testamento como por ejemplo la “circuncisión”, se pueden rastrear hasta un pacto con los Judíos y son prácticas de legalismo, porqué entonces pensaríamos que el “diezmar” no surge también de la misma ley ritual del Antiguo Testamento?

 

Tan pronto se propone una obligación de una cantidad, sin importar si es más o si es menos de un 10%, se establece un requisito obligatorio, y si se establece un requisito obligatorio se establece un legalismo. No hay manera de evitar este hecho si la cantidad es “obligatoria”. Lo que tenemos entonces que definir es si un legalismo establecido hoy es una condición permitida o un criterio del Nuevo Pacto.

 

El diezmo es el único rito del Antiguo Pacto transferido al Nuevo Pacto, ¿Por qué? Porque muchos prefirieron adoptar y mantener el concepto del diezmo por falta de confianza en la provisión del Señor, y otros para suplir sus propios deseos de codicia. Pero los que entienden el concepto del Nuevo Pacto aceptan “ofrendas” sin una cantidad obligatoria, y que surge del corazón para suplir lo necesario y continuar la obra de Dios.

 

Lo que no enseñan en muchas congregaciones que apoyan el concepto de “diezmar” por obligación, es la naturaleza y propósito de Dios para establecer un diezmo (10%). Dios forma de esclavos una nueva nación y establece el 10% como un impuesto sobre toda ganancia generada por la tierra y encontramos esto en el libro de Levítico:

 

Levítico 27:30-32 RV95  "El diezmo de la tierra,  tanto de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles,  es de Jehová: es cosa dedicada a Jehová. (31)  Si alguien quiere rescatar algo del diezmo,  añadirá la quinta parte de su precio por ello.  (32)  "Todo diezmo de vacas o de ovejas,  de todo lo que pasa bajo la vara,  el diezmo será consagrado a Jehová.

 

Todo Israelita pagaba su diezmo a los Levitas, pero no todo Levita era Sacerdote, y los Levitas pagaban un 10% del total de este diezmo a los Sacerdotes, que termina siendo un 1%. De este 1% los Sacerdotes cubrían todos los gastos de manejar el templo y adicionalmente se preocupaban por la justicia de la viuda, el huérfano y el extranjero.

 

Pero, las finanzas de hoy no están establecidas de la misma manera y se encuentra un abuso de autoridad en algunas congregaciones, donde el discernimiento de algunos líderes se ha distorsionado para pensar que ellos merecen vivir como reyes mientras algunos miembros de la congregación sufren necesidades.

 

Estos que requieren varios automóviles y viven en mansiones han producido un mal sabor en el mundo secular. Estos pocos son la causa por las acusaciones en contra de los evangelistas que trabajan con el público, que confrontan los alegatos de solo estar interesados en dinero. Vamos a revisar algunos otros pasajes bíblicos:

 

Deuteronomio 14:22  "Indefectiblemente diezmarás todo el producto del grano que rinda tu campo cada año.

 

Números 18:21-29 RV95  Yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel como heredad por su ministerio,  por cuanto ellos sirven en el ministerio del Tabernáculo de reunión.  (22)  Los hijos de Israel no se acercarán al Tabernáculo de reunión,  para que no carguen con un pecado por el cual mueran.  (23)  Pero los levitas harán el servicio del Tabernáculo de reunión,  y ellos cargarán con su iniquidad.  Es estatuto perpetuo para vuestros descendientes: no poseerán heredad entre los hijos de Israel.  (24)  Porque a los levitas les he dado como heredad los diezmos de los hijos de Israel,  que presentarán como ofrenda a Jehová,  por lo cual les he dicho: "Entre los hijos de Israel no poseerán heredad".  (25)  Jehová dijo a Moisés: (26)  "Hablarás a los levitas y les dirás:  Cuando toméis los diezmos de los hijos de Israel que os he dado como vuestra heredad,  vosotros presentaréis de ellos, como ofrenda mecida a Jehová,  el diezmo de los diezmos.  (27)  Se os contará vuestra ofrenda como grano de la era y como producto del lagar.  (28)  Así presentaréis también vuestra ofrenda a Jehová de todos los diezmos que recibáis de los hijos de Israel;  se la daréis al sacerdote Aarón como ofrenda reservada a Jehová.  (29)  De todos los dones que recibáis,  reservaréis la ofrenda a Jehová;  de todo lo mejor de ellos separaréis la porción que ha de ser consagrada.

 

Nehemías 10:39 RV95  Porque a los depósitos del tesoro han de llevar los hijos de Israel y los hijos de Leví la ofrenda del grano,  del vino y del aceite;  y allí estarán los utensilios del santuario,  los sacerdotes que ministran,  los porteros y los cantores.  Y prometimos no abandonar la casa de nuestro Dios.

 

Deuteronomio 24:17-19 RV95  "No torcerás el derecho del extranjero ni del huérfano, ni tomarás en prenda la ropa de la viuda,  (18)  sino que te acordarás de que fuiste siervo en Egipto y que de allí te rescató Jehová,  tu Dios.  Por tanto,  yo te mando que hagas esto. (19)  "Cuando siegues tu mies en tu campo y olvides alguna gavilla en el campo,  no volverás para recogerla;  será para el extranjero,  el huérfano y la viuda,  a fin de que te bendiga Jehová,  tu Dios,  en toda la obra de tus manos.

 

Los diezmos tenían que ser llevados a Jerusalén (Duet 12:5-7, 11-19, 14:22-29, 26:12-15), y Dios maldice o bendice a los Israelitas según su práctica de esta ley establecida. El siguiente pasaje es usado para intimidar a los que están en un Nuevo Pacto y algunos líderes obligan a los miembros de su congragación a levantar sus manos y repetir en voz alta para sí mismo la parte de la maldición:

 

Malaquías 3:8-12 LBLA  ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me estáis robando. Pero decís: "¿En qué te hemos robado?" En los diezmos y en las ofrendas.  (9)  Con maldición estáis malditos, porque vosotros, la nación entera, me estáis robando.  (10)  Traed todo el diezmo al alfolí, para que haya alimento en mi casa; y ponedme ahora a prueba en esto--dice el SEÑOR de los ejércitos-- si no os abriré las ventanas del cielo, y derramaré para vosotros bendición hasta que sobreabunde.  (11)  Por vosotros reprenderé al devorador, para que no os destruya los frutos del suelo; ni vuestra vid en el campo será estéril--dice el SEÑOR de los ejércitos.  (12)  Y todas las naciones os llamarán bienaventurados, porque seréis una tierra de delicias--dice el SEÑOR de los ejércitos.

 

Es un insulto para un cristiano a quien Cristo le ha quitado las cadenas de esclavitud declarar una maldición del Antiguo Pacto sobre sí mismo. La congregación que necesita amenazar a sus miembros y acusarlos de robarle a Dios tiene problemas adicionales y no solo de finanzas. Cuando Jesús habla del diezmo en el Nuevo Testamento, siempre se refiere a judíos que deben seguir la ley y no a los conversos que lo siguen a Él. Jesús demuestra que seguir la ley causa que se ignoren las cosas más importantes y con más peso de la ley, como la justicia, la misericordia y la fidelidad:

 

Mateo 23:23 LBLA  ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque pagáis el diezmo de la menta, del eneldo y del comino, y habéis descuidado los preceptos de más peso de la ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad; y éstas son las cosas que debíais haber hecho, sin descuidar aquéllas.

 

Cuando Jesús habla de la viuda que echo dos centavos en Lucas 21, habla de una viuda judía, a quien deberían cuidar los ricos que echaban sus ofrendas en el arca de la limosna. La enseñanza es sobre la diferencia entre ofrendar de lo que sobra y ofrendar todo lo que uno tiene. No hay duda alguna que si estas personas están dentro del templo, que Jesús les habla a Sus discípulos de personas que son judías y están bajo la ley. Los únicos que pueden recibir a Jesús y continuar con algunas de las prácticas judías son personas que nacen judía, y no se deben confundir con gentiles como lo hacen hoy, simplemente porque hay algunas cosas que Dios requiere de los judíos solamente, y algunas de estas son por toda sus vidas.

 

Esto es una práctica usual para los que son judíos en organizaciones conocidas como “Judíos para Jesús” y los “Judíos Mesiánicos”, y la razón es simple, no hay otra nación en el planeta a quien Dios le entrega la ley, solo a los judíos, así que pueden alabar y glorificar a su Mesías Jesús, quien todo cristiano sabe que nació y murió bajo la ley judía, y lo pueden hacer igual que todo otro creyente gentil en el mundo, y aun seguir las leyes de Dios que no estén contaminadas con las tradiciones adicionales, cual fue el error de los Fariseos. Aunque reconozca que Jesús es el Mesías del Tanahk, el judío no deja de ser judío.

 

Conozco dos congregaciones locales que no practican la colección de diezmos y han funcionado muy bien en el mismo lugar por muchos años. Estas congregaciones operan con “ofrendas”, cual es la manera correcta de apoyar la obra de Dios según el Nuevo Pacto.

 

El concepto del diezmo contradice lo que Pablo dice en el siguiente pasaje, ya que si es una cantidad mínima establecida, y se exige “cuanto”, aunque sea 1%, entonces la exigencia tiene que a la vez ser por obligación:

 

2 Corintios 9:5-8 RV95  Por tanto,  consideré necesario exhortar a los hermanos que fueran primero a vosotros y prepararan primero vuestra generosidad antes prometida,  para que esté lista como muestra de generosidad y no como de exigencia nuestra.  (6)  Pero esto digo: El que siembra escasamente,  también segará escasamente;  y el que siembra generosamente,  generosamente también segará. (7)  Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza ni por obligación,  porque Dios ama al dador alegre. (8)  Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia,  a fin de que,  teniendo siempre en todas las cosas todo lo necesario,  abundéis para toda buena obra;

 

No hay mención de maldición, y sería una perfecta ocasión para Pablo exigir cierta cantidad, sino que Pablo motiva a sembrar para una buena cosecha en las cosas del Señor y el corazón de la persona determina lo que puede o no ofrendar, sin tristeza y libre de obligación. El concepto del diezmo choca con lo que dice Pablo, pero aun así muchos lo ignoran y prefieren leer Malaquías 3:8-12 para asegurar que la presión causada por la culpabilidad se encargue de una continua fuente de entrada económica.

 

Hay una gran diferencia en cómo se usa el dinero que recogen en las congregaciones, algunos viven muy bien, con sortijas de diamante, en mansiones, con autos nuevos. Ellos dicen tener un derecho especial, porque ellos son los sacerdotes modernos. Si fuera verdad, entonces no pudieran heredar de la tierra prometida, igual que los sacerdotes, de la tribu de los Levitas.

 

Esto también insinúa que todo otro cristiano en la congregación no es sacerdote, no es príncipe y no es embajador, solo un espectador. Muchos pastores viven humildemente y conozco algunos que tienen que trabajar para mantener a sus familias mientras atienden los asuntos de la iglesia de Cristo, pero contentos de tener el honor de servirle al Señor.

 

Algunos hoy ignoran de lo siguiente:

Mateo 6:2-4 SSE  Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las plazas, para tener gloria de los hombres; de cierto os digo, que ya tienen su recompensa.  (3)  Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha;  (4)  para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en secreto, él te pagará en público.

 

Lucas 14:12-14 SSE  Y dijo también al que le había convidado: Cuando hagas comida o cena, no llames a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a vecinos ricos; para que ellos te vuelvan a convidar, y te sea hecha compensación.  (13)  Mas cuando hagas banquete, llama a los pobres, los mancos, los cojos, los ciegos;  (14)  y serás bienaventurado; porque no te pueden pagar; mas te será pagado en la resurrección de los justos.

 

Mateo 25:35-40 LBLA  "Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis;  (36) estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí."  (37)  Entonces los justos le responderán, diciendo: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer, o sediento, y te dimos de beber?  (38)  "¿Y cuándo te vimos como forastero, y te recibimos, o desnudo, y te vestimos?  (39)  "¿Y cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?"  (40)  Respondiendo el Rey, les dirá: "En verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos hermanos míos, aun a los más pequeños, a mí lo hicisteis."

 

Conclusión:

No quiero ser malentendido sobre este tema, el punto que enfatizo es anti-legalistico y no anti-contribuyente. Esto es importante, porque muchas otras cosas importantes son ignoradas al pensar que al dar dinero, la persona ha cumplido con todas sus responsabilidades cristianas.

 

Cuando Jesús dice que no hay amor mayor que dar la vida por sus amigos (Juan 15:13), habla de lo máximo posible que puede dar una persona por otra. La cristianidad tiene más que ver con otros desde el punto de vista personal, que consigo mismo desde el punto de vista egocéntrico. Nuestro Rey fue el máximo ejemplo y modelo, y establece que en el Nuevo Pacto no hay límites al alzar la copa y decir que era Su sangre la que se usaría como expiación y propiciación del pacto (Mat 26:28).

 

El creyente debe ofrendar de corazón para la obra de Dios, y si es posible ofrendar más de una décima parte de todo lo que tiene, pero no lo debe hacer con tristeza ni por obligación. No solo piense en dinero, piense también en cosas que pueda compartir con los pobres, las viudas y los huérfanos (comida, ropa, juguetes, etc.).

 

Si usted piensa que el dinero ofrendado se pone a mal uso, investigue bien primero y haga las preguntas necesarias para evitar llegar a conclusiones de mal entendimiento. Pero si el mal uso es obvio, pare de ofrendar. Con su dinero puede hacer muchas cosas,  compre juguetes para los niños hospitalizados, dar comida a los pobres, compre una caja de tratados y riéguelos en su barrio, escríbale un cheque a la “Voz de los Mártires”, compre una caja de Biblias y regálelas a los hermanos en su congregación que no tienen, etc.

 

Estas acciones serían mucho mejor que comprarle otro auto nuevo a un lobo rapaz disfrazado de oveja (Mat 7:15). Y por favor no se olvide de los hermanos que sufren por su fe un el Señor alrededor del mundo, use el vínculo “Voz de los Mártires” y visítelos. De estos hermanos nadie habla y muy pocos defienden y por años de experiencia les digo que solo un poco de dinero rinde bastante en lugares del mundo donde un puñado de arroz es mucho. En adición siembre generosamente de su “tiempo” compartiendo el evangelio.

 

Muchos oran para que Dios envíe obreros (porque somos pocos) y otros prefieren ofrecer dinero para que otros hagan la obra mientras ellos permanecen sentados. El dinero no es todo, y si su congregación no evangeliza como lo debe estar haciendo, tome usted  la iniciativa y siembre la semilla de las buenas noticias. No espere a ser enviado por hombres, ya usted fue enviado por Cristo a llevar el evangelio a todas las naciones. Dios nos dice muy claro que si recibimos de gracia, entonces de gracia debemos dar (Mat 10:8).     

 Volver Arriba…

 

 

 

 

Temas Problemáticos