% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Dios de Pactos

Los Principios de un Pacto:

“Un pacto es una relación especial en la cual las personas envueltas deciden hacer una alianza que implica un firme compromiso y que por lo general incluye ciertas demandas de cada persona que entra en la alianza”.

 

La palabra Hebrea “berith” se deriva de la raíz de la palabra “cortar", en Griego es la palabra “diatheke” y por lo tanto un pacto es llamado un “corte”, y este corte está relacionado con el pacto antigua del corte o la división de los animales sacrificados y cortados en dos partes, y las personas contratantes deben pasar entre medio de estas partes cuando hacen un pacto.

 

Un ejemplo en encuentra en Génesis 15 1-18 cuando Dios hace un pacto con Abran y en el versículo 17, en un sueño Abran ve un humeante y una antorcha de fuego que pasaba por entre los animales divididos. En este ejemplo quien pasa entre las partes divididas del sacrificio es Dios.

 

Otros ejemplos de un pacto demuestran un acuerdo entre personas, 1 Sam 11:1, 1 Sam 20:16,  1 Sam 23:18. En Josué 9:1-15 vemos un ejemplo de un pacto por engaño, y aunque luego Josué se entera del engaño, aún honra el pacto y en el versículo 22 Josué, no los mata, pero los maldice y los declara siervos, el versículo 27 dice:

 

Aquel día Josué los destinó a ser leñadores y aguadores para la congregación y para el altar de Jehová, en el lugar que Jehová eligiera. Esos son hasta hoy.

 

Normalmente, el pacto antiguo era para siempre, o hasta la muerte, existen acuerdos y pactos de sangre “berith”, y en la mayoría de estos hubo un intercambio de artículos:

 

1 Samuel 18:3-4 RV95  Hizo Jonatán un pacto con David,  porque lo amaba como a sí mismo.  (4)  Se quitó Jonatán el manto que llevaba y se lo dio a David,  así como otras ropas suyas,  su espada,  su arco y su cinturón.

 

El intercambio de cada artículo tiene un significado simbólico:

 

Un Intercambio del Manto:

El manto representa la identidad y la autoridad de la persona, el grupo o la tribu que entra en el pacto. Los abrigos se intercambian con cada participante en forma de ceremonia y el intercambio significa “Todo lo que soy, y todo lo que represento ahora le pertenece a usted”. “Todas mis posesiones, todo lo que soy, mi propio ser, le doy a usted. “Ya no son mías, ahora le pertenecen a usted.”

 

Intercambio del Cinturón:

El cinturón se utilizaba en para sostener el arco, el cuchillo o puñal, la espada y otras armas. Esto significa un intercambio de fuerza y de armas usadas en contra de un enemigo. Es decir, “Tus enemigos son mis enemigos y mis enemigos son tus enemigos”. “Tus aliados son mis aliados y los míos son los tuyos”. “Yo te defenderé y tú me defenderás”.

 

El Camino de Sangre:

Caminar entre las partes del animal dividido en dos tiene un significado especial en los pactos que incluyen el sacrificio de un animal, usualmente un Buey o Toro, un Cabro o una Oveja. Esto es conocido como “el camino de sangre”. El animal es dividido por la columna y el frente y separado con la sangre en el centro, luego se caminaba en la figura del número 8 y ambos se encontraban cara a cara en el centro donde se acumulaba la sangre.

 

Luego se pronunciaban las bendiciones y las maldiciones del pacto. Este tipo de pacto era considerado condicional, es decir que incluían implicaciones positivas y negativas, beneficios y consecuencias de mantener o de romper el pacto. Este era el momento para las personas hacer un juramento final, por ejemplo se decía “Así como dio la vida este animal, daré mi vida para cumplir con este pacto, y el que rompa este pacto morirá como murió este animal”.

 

Contabilidad de Pertenencias:

Mientras están parados sobre la sangre, cada uno menciona sus pertenencias y posesiones y las declara accesible para el uso del compañero de pacto.

 

Intercambio de Nombres:

Cada participante asume el nombre del otro, esto representa la sumisión de su individualidad. La responsabilidad de la persona incluye el bienestar del otro. El cuido y el trato del otro participante es como el esperado por sí mismo.

 

El Corte del Pacto:

Aun parados sobre la sangre, se cortaban las palmas de las manos o las muñecas y la juntaban entremezclándo la sangre, esto significa simbólicamente en la mayoría de las sociedades del mundo como hermano de sangre. La Biblia dice que la vida está en la sangre y simboliza que dos vidas ahora son una.

 

La Marca del Pacto:

Se usaba una sustancia como el carbón, para untar en la herida, que hacía que la herida formara una cicatriz oscura. Esto identificaba a una persona en un pacto, es decir, que así se sabía quién estaba en un pacto con otra persona.   

 

La Cena del Pacto:

La cena del pacto usualmente consistía de pan y vino, se partía el pan y se ponía en la boca del compañero y se compartía el vino de una sola copa tomando simbólicamente la sangre mezclada de los participantes.  

 

Finalmente, los participantes se llaman “amigos”, no en el sentido moderno de hoy, sino en una relación especial de hermandad centralizada en el porvenir y bienestar del otro, esto incluye morir para salvar la vida de su amigo de pacto. Se establece una relación de amor y afecto fraternal profundo.

 

En Hebreo la palabra “hesed” y en Griego la palabra “agape”, expresan una relación de amor sacrificial por otro. Y en un pacto de sangre significa que “nunca te abandonare y hare lo que sea para tu beneficio a cualquier costo”. En esos tiempos la palabra “amigo” separaba a un compañero de pacto de otros conocidos, hoy un conocido puede ser llamado un amigo como forma de expresión, pero no como un amigo de pacto.  

 

Todo pacto, o lo que conocemos en el mundo comercial como un trato o contrato, son derivados de los pactos antiguos y de los originales hechos por Dios con el hombre. Dios es quien introduce el pacto original al ser humano y de la misma manera, del pacto en cual estamos hoy. En repetición, un pacto de sangre es hasta la muerte, y Jesús sirvió como el Cordero Perfecto de Dios, para establecer el Nuevo Pacto, hablaremos un poco más sobre esto más adelante.

 

La ceremonia del matrimonio continúa con muchos de los principios de estos pactos antiguos. Cuando caminan hacia el lugar donde se van hacer los juramentos, pasan por el centro de los invitados, quienes sirven como testigos del pacto. Hacen ambos un acuerdo hasta la muerte, un intercambio de artículos (aros y sortijas), hay un cambio de nombre, un intercambio del Cake y de Champaña, uno dándole de comer y de tomar al otro. La sortija y aro de matrimonio es la marca del pacto y una señal a otros de que la persona tiene un pacto hasta la muerte con otra persona.

 

Lastimosamente, hoy muchos piensan que este pacto se puede anular porque se equivocaron cuando escogieron al compañero de pacto, y desean cambiar de opinión, totalmente olvidando el juramento que dijo en vano, pensando que ningún testigo se acordara de lo que fue dicho. Muchos repiten las palabras como un protocolo sin importancia. ¿Será que no se dijo la verdad? ¿Será que pensaron engañar a los testigos como lo hicieron con Josué? ¿Será que se engañaron a sí mismo? Sugiero que los jóvenes piensen bien sobre el juramento del pacto a cual van a cortar, antes de que tengan que arrepentirse de haber violado su propio pacto.   

 

Existen muchos pactos en la Biblia, revisemos los más importantes:

 

1. El Pacto Divinico/El Pacto Génesis

(Un acuerdo entre el concilio divino/Trinidad)

Génesis 1:26-27 LBLA  Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra. (27) Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

 

2. El Pacto Edénico

Este fue un pacto con Adán, y el profeta Oseas dice algo en el capítulo 6, versículo 7 que posiblemente sea una referencia a este pacto, al comparar la violación del pacto que Dios hizo con Israel. El profeta dice lo siguiente:

 

Óseas RV95  “Pero ellos,  cual Adán, violaron el pacto; allí han pecado contra mí.”

 

El Jardín de Edén era un paraíso, todo lo necesario fue suplido por Dios.

Génesis 2:16-17 RV95  Y mandó Jehová Dios al hombre,  diciendo: "De todo árbol del huerto podrás comer; (17) pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que de él comas,  ciertamente morirás".

 

Eva aún no había sido creada del costado de Adán, Eva fue creada directamente del cuerpo de Adán después de este pacto. Adán es el primer representante de la humanidad, la cabeza federal de todo ser humano. Aunque Pablo dice muy claro en Romanos 5:12 que el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, y la muerte así pasó a todos los hombres en aquel en quien todos pecaron, la transferencia de responsabilidad entra al mundo al participar en el engaño de Eva quien fue la engañada. Siendo Adán la cabeza federal de todo ser humano, él tenía la responsabilidad de rechazar y evitar el pecado, pero al no ser así, le transfiere la maldición por herencia a toda la humanidad. Por esta razón se conoce como la caída de Adán, pero algunos no entienden como se relaciona a la responsabilidad del pacto con Dios.Para explicar esto, Pablo dice lo siguiente:

 

2 Corintios 11:3 RV95  Pero temo que,  así como la serpiente con su astucia engañó a Eva,  vuestros sentidos sean también de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo,

 

1 Timoteo 2:13-14 LBLA  Porque Adán fue creado primero, después Eva.  (14)  Y Adán no fue el engañado, sino que la mujer, siendo engañada completamente, cayó en trasgresión.

 

La perfección del paraíso y las bendiciones serán restauradas en el futuro según Apocalipsis 21-22,  para más información sobre el primer Adán y el último Adán,  lean el argumento teológico “Jesús el Representante Humano”.

 

3. El Pacto Adánico

Este pacto no es condicional, sino que es el resultado de violar el primer pacto y las consecuencias son imputadas a toda la humanidad. (Romanos 5:12-14). En Génesis 3:14-19 RV95  Y Jehová Dios dijo a la serpiente:

 

Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo. Sobre tu vientre te arrastrarás y polvo comerás todos los días de tu vida.  (15)  Pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; esta te herirá en la cabeza, y tú la herirás en el talón.

 

(16)  A la mujer dijo:

Multiplicaré en gran manera los dolores en tus embarazos, con dolor darás a luz los hijos, tu deseo será para tu marido y él se enseñoreará de ti.  

 

(17)  Y al hombre dijo:  

Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer y comiste del árbol de que te mandé diciendo: "No comerás de él", maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida, (18)  espinos y cardos te producirá y comerás plantas del campo. (19)  Con el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas a la tierra,  porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres y al polvo volverás.

 

4. El Pacto Noédico

Dios le dice a Noé antes de la inundación

Génesis 6:18  Pero estableceré mi pacto  contigo,  y tú entrarás en el arca,  con tus hijos,  tu mujer y las mujeres de tus hijos.

 

Luego, después de la inundación hace otro pacto con Noé y este se describe en Génesis 8:20–9:17, y Dios promete algunas cosas y suple provisiones, y la re-populación de la tierra se le asigna a la familia. También describe ciertas consecuencias por algunas acciones que Dios no permite, entre estas es el matar a otros seré humanos. Dios provee el Arco Iris como símbolo o señal de este pacto.

 

5. El Pacto Abrahamico

Las promesas básicas de este pacto comienzan en Génesis 12:1-3 y alguna adiciones y explicaciones se encuentran en Génesis 17:1-8, el linaje del Mesías es prometido y se explica en Gálatas 3:16 SSE  “A Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como de muchos; sino como de uno: “Y a tu simiente, la cual es el Cristo”.

 

6. El Pacto Mosaico

El pacto Mosaico de Ley fue hecho con Moisés en el monte Sinaí. Este se encuentra en el libro de Éxodo capítulos 19 y 20, donde Dios establece su Ley Moral, usada por muchos  hoy en el evangelismo, y continúa con una variedad de leyes rituales en los libros de Levítico, Números, y Deuteronomio. Según Pablo, un abogado de la Ley, solo la parte moral de este pacto le aplica al mundo entero y las leyes rituales y ceremoniales le aplican al judío. Para más información vea el argumento “Evangelismo Moderno”.

 

Éxodos 19:3-9 RV95  y Moisés subió a encontrarse con Dios. Jehová lo llamó desde el monte y le dijo:   --Así dirás a la casa de Jacob,  y anunciarás a los hijos de Israel:  (4)  "Vosotros visteis  lo que hice con los egipcios,  y cómo os tomé sobre alas de águila y os he traído a mí.  (5)  Ahora,  pues,  si dais oído a mi voz y guardáis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos,  porque mía es toda la tierra.  (6)  Vosotros me seréis un reino de sacerdotes y gente santa". Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel.  (7)  Entonces regresó Moisés,  llamó a los ancianos del pueblo y expuso en su presencia todas estas palabras que Jehová le había mandado.  (8)  Todo el pueblo respondió a una diciendo: --Haremos  todo lo que Jehová ha dicho.  Moisés refirió a Jehová las palabras del pueblo, (9) y Jehová le dijo: --Yo vendré a ti en una nube espesa,  para que el pueblo oiga mientras yo hablo contigo,  y así te crean para siempre. Moisés refirió las palabras del pueblo a Jehová.

 

7. El Pacto Davídico

Este pacto fue hecho con David y se encuentra en 2Samuel 7:8-19 y mencionado en el Salmo 89. Este es un pacto sin condición que establece el reino en la casa de David y el trono para “El Hijo de David” (Mateo 1:1) quien reinara sobre las naciones para siempre. La primera parte de este pacto es cumplida por Jesús, el ángel Gabriel le revela esto a María:

 

Lucas 1:32-33 LBLA  Este será grande y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de su padre David;  (33)  y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

 

Jesús les revela Su autoridad mesiánica de este pacto a Sus discípulos:

Mateo 28:18 LBLA  Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra.

 

Jesús está sentado en Su trono celestial, y regresara para asumir Su autoridad total sobre todo lo creado por Él, y establecerá Su trono sobre la tierra:  

 

Hebreos 8:1 LBLA  Ahora bien, el punto principal de lo que se ha dicho es éste: tenemos tal sumo sacerdote, el cual se ha sentado a la diestra del trono de la Majestad en los cielos,

 

Mateo 25:31 LBLA  Pero cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los ángeles con El, entonces se sentará en el trono de su gloria;

 

8. El Pacto Palestino

Este pacto es una continuación del pacto Abrahamico, interrumpido por la desobediencia y el comportamiento de Israel que resulto en su dispersión por todo el mundo. Dios los recogerá y regresara a la tierra prometida bajo la condición de arrepentimiento (Deuteronomio 30:1-10). Al final, Israel será recogido de manera sobrenatural y la promesa en Génesis 15:18 será cumplida, por lo tanto, la remanente de Judíos alrededor del mundo es temporal (Rom 11:26).

 

9. El Nuevo Pacto con Israel

Este pacto se encuentra en Jeremías 31:31 al 34 y es reiterado en Hebreos 8:8-12, no por ser Judíos, sino por el nuevo nacimiento basado en la sangre de Jesús, el auténtico Mesías y Sumo sacerdote (Hebreos 9:11-14).

 

10. El Nuevo Pacto con la Iglesia

Un Nuevo Pacto también es hecho con la Iglesia que estableció Jesús, conocido como el Nuevo Testamento (Mateo 16:18, Mateo 26:26-28). Y Jesús es el mediador de este Nuevo Pacto (Hebreos 9:15). Jesús garantiza y promete que estará con nosotros hasta el fin del mundo.(Mateo 28:18-20).

 

Aunque los calvinistas ven este pacto como incondicional, hay ciertos criterios que son necesarios como prerrequisitos para entrar en el Nuevo Pacto con Dios. Lo que los calvinistas no pueden ver, es que si en realidad es un pacto, entonces tiene que ser entre dos o más agentes que lleguen a un acuerdo. Si la salvación es automática para algunos, según enseña el calvinismo, entonces un pacto seria innecesario ya que no hubiera compromiso o demandas para entrar en algún tipo de alianza. Considere la advertencia que Pablo nos dice sobre Israel, el pueblo escogido de Dios, y la comparación con nosotros que somos injertados a la raíz como olivo silvestre:

 

Romanos 11:17-23 LBLA  Pero si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo un olivo silvestre, fuiste injertado entre ellas y fuiste hecho participante con ellas de la rica savia de la raíz del olivo,  (18)  no seas arrogante para con las ramas; pero si eres arrogante, recuerda que tú no eres el que sustenta la raíz, sino que la raíz es la que te sustenta a ti.  (19)  Dirás entonces: Las ramas fueron desgajadas para que yo fuera injertado.  (20)  Muy cierto; fueron desgajadas por su incredulidad, pero tú por la fe te mantienes firme. No seas altanero, sino teme;  (21)  porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, tampoco a ti te perdonará.  (22) Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios; severidad para con los que cayeron, pero para ti, bondad de Dios si permaneces en su bondad; de lo contrario también tú serás cortado.  (23)  Y también ellos, si no permanecen en su incredulidad, serán injertados, pues poderoso es Dios para injertarlos de nuevo.

 

Lo primero es fe, Hebreos 11:6 dice lo siguiente:

 

Hebreos 11:6 RV95  Pero sin fe es imposible agradar a Dios,  porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que él existe y que recompensa a los que lo buscan.

 

Existe un mal entendimiento sobre lo que dice Efesios 2, por una mala identificación de lo que significa “don de Dios” en comparación a lo que es gracia, fe, y el contraste que se hace con obras. Este es el verso:

 

Efesios 2:8-9 RV95  porque por gracia sois salvos por medio de la fe;  y esto no de vosotros, pues es don de Dios.  (9)  No por obras,  para que nadie se gloríe, (10) pues somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas.

 

El don, dadiva o regalo gratis de Dios, es por medio de Su gracia, pero este don, dadiva o regalo gratis, en todo el Nuevo Testamento, se refiere a la vida eterna. Si la salvación es por medio de la fe individual, y es un contraste de obras, entonces “creer” no puede ser una obra, como insinúan los calvinistas. El don es el regalo gratis de vida eterna, la gracia viene de Dios y surge de Su naturaleza de amor, ya que Dios “es amor”, y la fe es el medio, o el mecanismo por cual se atiene el don de Dios, y viene de parte de la persona, y es nuestra fe lo que no es una obra.  

 

Lo siguiente es arrepentimiento, Jesús dice en Lucas 13:

 

Lucas 13:1-5  SSE  En esa misma ocasión había allí algunos que le contaron acerca de los galileos cuya sangre Pilato había mezclado con la de sus sacrificios.  (2)  Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos eran más pecadores que todos los demás galileos, porque sufrieron esto?  (3)  Os digo que no; al contrario, si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.  (4)  ¿O pensáis que aquellos dieciocho, sobre los que cayó la torre en Siloé y los mató, eran más deudores que todos los hombres que habitan en Jerusalén?  (5)  Os digo que no; al contrario, si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

 

Lo siguiente es el nuevo nacimiento de agua y espíritu. Jesús le explica esto a Nicodemo, quien inicialmente no entiende el significado.

 

Juan 3:5-7 LBLA  Jesús respondió: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios.  (6)  Lo que es nacido de la carne, carne es, y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.  (7)  No te asombres de que te haya dicho: "Os es necesario nacer de nuevo."

 

Luego sería guardar los mandamientos de Jesús y mantenerse y permanecer en los parámetros de Sus mandatos:

 

Juan 14:15-21 LBLA  Si me amáis, guardaréis mis mandamientos.  (16)  Y yo rogaré al Padre, y El os dará otro Consolador para que esté con vosotros para siempre;  (17)  es decir, el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque ni le ve ni le conoce, pero vosotros sí le conocéis porque mora con vosotros y estará en vosotros.  (18)  No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.  (19)  Un poco más de tiempo y el mundo no me verá más, pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis.  (20)  En ese día conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.  (21)  El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre; y yo lo amaré y me manifestaré a él.

 

Juan 15:9-10 LBLA  Como el Padre me ha amado,  así también yo os he amado;  permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.

 

Hebreos 12:14 SSE  Seguid la paz con todos; y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor: (15)  Mirando bien que ninguno se aparte de la gracia de Dios; que ninguna raíz de amargura brotando os impida, y por ella muchos sean contaminados.

 

Juan 15:1-7 SSE  YO SOY la vid verdadera, y mi Padre es el labrador.  (2)  Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.  (3)  Ya vosotros sois limpios por la palabra que os he hablado.  (4) Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto de sí mismo, si no permaneciere en la vid; así vosotros, si no estuviereis en mí.  (5)  YO SOY la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque sin mí nada podéis hacer.  (6)  El que no permanece en mí, será echado fuera como mal pámpano, y se secará; y los cogen, y los echan en el fuego, y arden.  (7)  Si permaneces en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, todo lo que quisiereis pediréis, y os será hecho.

 

Nuestro Dios es un Dios de pactos, y si Jesús dice que la falta de algo no permitirá la entrada a Su reino, entonces es mejor que les hagamos caso a Jesús quien es el que decide quien entrara y quien no, y no al estándar de requisitos establecidos por el hombre. Muchos alrededor del mundo piensan que pueden entrar en el Nuevo Pacto con Dios sin fe, sin arrepentimiento, sin nacer de nuevo, sin perseverar, y sin seguir los mandamientos de Jesús y permanecer en Él hasta el final. Desafortunadamente, estas personas están equivocadas y serán sorprendidas cuando ellas piensen que deben ser conocidas y Jesús les diga que no las conoce. (Lucas 13:27).

 

Volver Arriba…

Temas Teológicos