% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Discriminación Académica

La mayoría de instituciones de educación alrededor del mundo discriminan abiertamente cuando enseñan ciencia a sus alumnos. Es necesario exponer esta mala práctica de obligar a la juventud desde su comienzo pre-escolar, hasta el nivel universitario a aprender la teoría de la evolución por obligación, como la única explicación del origen de todo en el universo y del origen de toda vida. En estas instituciones, donde la mayoría de profesores de ciencias naturales son ateos, la nota del examen final del estudiante depende de cómo responde las preguntas que se inclinan a favor de la teoría de la evolución.

 

La idea de tratar de cuestionar la evidencia científica ofrecida por esta teoría es confrontada con ataques estereotipos hacia la persona por los mismos profesores y compañeros alumnos. Esto asegura que ese tipo de interrogativa no sea tolerado en el mundo moderno de la ciencia. Se ha creado un ambiente de anti-disensión, cual siempre ha sido la fundación de la libre expresión, la justicia y la democracia, para silenciar las preguntas que puedan contener opiniones opuestas de donde puede surgir la duda en una teoría que hoy obligan aceptar como una ciencia valida.

 

Estas personas que oprimen el derecho de opinión y todo punto de vista que contradiga a la teoría de la evolución, deben estar preparados para asumir parte de la responsabilidad y de la culpabilidad de los resultados de sus enseñanzas. Cuando sus estudiantes pongan en práctica sus enseñanzas y actúen como descendientes de animales, estos educadores deben abrasar el orgullo del resultado de su paradigma. Todo punto de vista que insinúa una fuerza sobrenatural no aprobada por el establecimiento científico moderno, es automáticamente rechazado de forma anticipada, aunque su contenido también sea científico.

 

Por ejemplo, en una conversación con un no creyente sobre la ciencia en la Biblia, mi pregunta sobre su opinión de lo que dice Job de cómo Dios cuelga la tierra y su relación con la fuerza de gravedad fue rechazada al instante por venir directamente de la Biblia. Aquí está el versículo para ver si algún visitante de ApoLogos no creyente en Dios pueda enviarme su interpretación de que otra cosa pueda significar que no sea un conocimiento sobre la suspensión gravitacional de la tierra en un tiempo en la historia de la humanidad cuando otros sabios no la sabían y descubrieron la gravedad miles de años después.

 

Job 26:7  El extiende el norte sobre el vacío, y cuelga la tierra sobre la nada.

 

No insinúo que Job sabía cómo funcionaban los fenómenos de la ciencia de la física a su alrededor, pero si propongo que la Biblia documenta hechos ciertos sobre fenómenos, muchos antes de ser descubiertos y documentados en libros de la ciencia.

 

El paradigma de un pueblo genera sus propias consecuencias en el futuro, y al ser inoculados por propagandas de manipulación, producen una sociedad cándida, simple y crédula, y fácil de engañar. Así ocurrió en Alemania durante la segunda guerra mundial. El Holocausto fue el resultado mórbido de una manipulación mental que enseñaba que existían personas sub-humanas. El paradigma convenció a muchos que algunos hombres, mujeres y niños inocentes podían ser tratados peor que un animal.

 

Esto sucedió mientras algunos que sabían lo que estaba sucediendo ignoraban la injusticia de estas atrocidades, mantenían silencio y no hacían nada para defender al inocente, al más débil o a una desafortunada víctima de este tipo de manipulación colectiva. Este evento del pasado cicatriza para siempre la imagen de la humanidad, y demuestra lo bajo que el ser humano está dispuesto a postrarse para actualizar los pensamientos erróneos de cuál ha sido convencido.

 

Debemos preguntar: ¿Qué es lo que realmente esperamos de una generación que ha sido convencida que desciende de un animal? Los profesores en oposición que han detectado las falacias de esta teoría y han expresado sus opiniones contrarias, han sido ridiculizados por sus colegas, y puestos en la lista negra de la sociedad científica y amenazados con despido por la gerencia de las instituciones de educación a cual pertenecen.

 

La idea de tener una “Uni-Versidad”, es de intentar tener “Un” lugar colectivo de “Diversidad” intelectual, que en si es lo que significa la palabra. Esta clase de discriminación académica seria esperada en países donde oprimen la libertad de palabra y la libertad académica. En países donde una persona seria arrestada por hacer público un mensaje como este. Pero no en países que dicen ser democráticos donde la libertad de expresión y de educación son establecidas por las leyes que protegen la constitución del país cual dice ser verdaderamente libre.

 

Aparenta ser, que estas libertades han sido abolidas en el ambiente educativo, aún están escritas como derechos del ciudadano, pero ocultas y prohibidas cuando se tratan de actualizar y poner en práctica. Estos derechos solo se pueden disfrutar siempre y cuando se expresen en apoyo de teoría de la evolución, ya que el derecho de disentir o expresar una opinión de desacuerdo, no es aceptable por el sistema educativo que se encuentra bajo presión de continuar la metodología de manipulación. En este caso, estar políticamente correcto, decir lo que quiere oír el establecimiento y seguir un procedimiento con limitaciones es más importante que la verdad. Cuando dos puntos de vista se oponen, solo uno puede ser más correcto que el otro, y la mejor de las dos explicaciones no se puede descubrir sin disensión y desacuerdo. Pero la libre expresión es inaceptable cuando introduce un reto, desafío o argumento.

 

Un estudiante o profesor debe tener el derecho, y tener la libertad de expresar su punto de vista si la evidencia científica justifica desafiar la única opción que le enseñan. Galileo estaba en lo correcto, el Sol no orbitaba alrededor de esta tierra, pero la política del sistema establecido en esos tiempos no permitió su declaración pública para que comprobara que los otros hombres de ciencia en el mundo estaban en error, y de la misma manera piensan los intelectuales de hoy, al forzar al silencio el derecho de opinión por medio de amenazas.

 

Diría que esto es especialmente importante si existe suficiente evidencia razonable para rechazar la teoría de la evolución como única opción científica y si una persona cree que está siendo obligada a aceptarla como la única verdad absoluta y exclusiva. No siendo así, el estudiante o profesor es privado de su libertad y derecho de disentir, y los que insisten enseñar a la fuerza solo un punto de vista científico que tiene que ser el que ellos presentan, están usando tácticas de manipulación similares a las que usan los países comunistas en los campos de adoctrinamiento.

 

Son las mismas que usaron los Nazis del Gestapo para convencer a Alemania que la existencia de sub-humanos era una realidad y que estos podían ser tratados como personas inferiores porque eran el producto de un fallo evolutivo y de una corrupta mutación. Estos se podían sentenciar a muerte sin algún remordimiento de conciencia, ya que para ellos era similar que eliminar un animal. Igualmente piensan muchos hoy, no existe la posibilidad de un valor intrínseco en el ser humano. Sin embargo, los evolucionistas están en acuerdo que el ser humano es superior y tiene características que nos separa de todo otro animal en el mundo. Aunque para ellos no es notable, se contradicen al aceptar que el ser humano tiene valores intrínsecos que un chimpancé y un orangután no pueden tener, porque si los tuvieran, tendrían los mismos derechos humanos que todo otro ser.

 

Estos que abogan a favor del adoctrinamiento por obligación, y la abstinencia de información, son los responsables del paradigma mundial que formara la juventud del futuro. Si somos descendientes de animales sin algún propósito de vida o valores absolutos de moralidad, entonces:

 

¿Porque reaccionan hipócritamente cuando se enteran de noticias de una niña que arroja a su bebe recién nacido a la basura, o que un joven lleva un arma de fuego a la escuela y asesina a su maestro y a sus compañeros?

 

Podemos mirar hacia el lado y hacer larga vista de todo lo que sea inmoral, podemos fingir que somos ciegos, y luego tener la ironía para decir que nuestra sociedad está progresando. Pero tiene que progresar por algún tipo de estándar virtual que solo existe en las mentes de los que predican que todo en este mundo es relativo. Poner toda la verdad sobre la mesa de evaluación para que pueda ser libremente examinada, liberara las mentes de los jóvenes quienes serán los líderes del mañana de este mundo.

 

Esto permitirá que ellos descubran y lleguen a la verdad, por medio de conclusiones bien informadas que mejoraran la calidad y credibilidad de las ciencias de origen, y permitirá que las escuelas enseñen y no adoctrinen por medio de la manipulación, a las generaciones del futuro con estas ciencias baratas, chatarras y de vudú compuestas de teorías o hipótesis que quedan bajo un estatus de conjetura o de especulación provisional hasta no ser verificadas por medio de un análisis científico exhaustivo y comprobadas más allá de toda duda.

 

Uno de los problemas de la “teoría” de la evolución es que desde el 1859 hasta el día de hoy, aun es solo una “teoría”, una especulación provisional, esto es el estatus de toda teoría o hipótesis que no ha sido comprobada por una alta probabilidad de certitud en luz de los hechos del método científico establecido por los mismos científicos. Esta teoría es simplemente una hipótesis que no puede ser comprobada por este método científico establecido para filtrar lo que es ciencia valida de la magia. Científicamente, la evidencia apunta hacia lo contrario, la ley de probabilidad y muchas otras ciencias como las dos primeras leyes de Termodinámica y la ley de Biogénesis destruyen la fundación de la probabilidad, el accidente y la coincidencia necesaria para que esta teoría tenga una mínima posibilidad de ser probable.

 

El universo es tan inmenso y tan complejo, que su existencia prácticamente es inexplicable por el método científico, lo que en realidad hacen los científicos es combinar las leyes de física conocidas con especulaciones, para añadirle lo que para ellos son posibilidades. Aún existe mucho para explicar sobre lo desconocido, pero aun así, los científicos están dispuestos a decirnos que las cosas que obviamente demuestran una combinación de planificación, de diseño, de inteligencia, de complejidad, de sintonización, de afinación y sincronización, pueden aparecer espontáneamente a la existencia de la “nada”, pero que un Dios todopoderoso no lo puede hacer (Vea “La Lógica de Ilógicos”).  Y la razón es evidente, Dios no puede auto existir porque la discriminación de estas personas no se lo permite, y no por la razón de que es la explicación menos plausible de las fuerzas desconocidas de cual ellos hablan.

 

La abrumadora cantidad de información y el diseño especifico, intencional e irreducible del ADN y de un universo finamente sintonizado, demuestra que la teoría de la evolución tiene muy poca probabilidad de ser cierta por medio de mera especulación. Muchos evolucionistas dicen que aún faltan leyes de ciencia no descubiertas que nos explicaran todo lo que la teoría no puede explicar. ¿Pero qué clase de explicación es esta? ¿Sera que le piden a los que tienen fe que tengan más fe de lo que ya tienen? Si así el caso, yo no creo que tenga suficiente fe para ser ateo.

 

No se exige más de lo normal, ya que esta libertad académica y de expresión solo sería consistente con las obligaciones constitucionales, y porque una institución educativa debe mantenerse neutral cuando se trata de temas que contienen conflictos significantes que implican creencias espirituales, para así no violar la libertad de religión. Los evolucionistas disfrutan de estos mismos derechos al proponer su paradigma que dicta el origen del “cosmos” y  de la “vida”. Ya que ellos también tienen el derecho de glorificar a sus teorías como si fueran dioses, un dios que llaman “posibilidad” y el otro que llaman “tiempo”. (Vea “Las Características del Tiempo”).

 

El Evolucionista es naturalista por obligación, y su favoritismo al naturalismo ha violado la libertad académica de la juventud, al forzarlos a estudiar unilateralmente la teoría de la evolución como única ciencia valida, sin también informarles a los estudiantes de las muchas brechas y fraudes del pasado, de la falta de información exacta, de las contradicciones y las inconsistencias que hacen a esta teoría sumamente sospechosa. El silencio es preferido por muchos que saben que se puede refutar esta teoría usando la misma ciencia que ellos veneran como un dios. Esta teoría es presentada como un hecho científico en libros requeridos por muchas instituciones académicas, y también en revistas y en programas televisivos de propaganda, con la intención de manipular las mentes de las personas que no cuestionan la validez de lo que propone esta teoría.

 

Lo que muchos no saben, es que existen muchos científicos que han declarado que esta teoría es ciencia ficción y no ciencia valida. Como apologista, mi alegación va un paso más allá, y después de estudiar por años los argumentos en contra de esta teoría, en el nivel cosmológico y el biológico, puedo sinceramente llegar a la conclusión por toda la evidencia científica y lógica disponible, que en realidad esta teoría es una ciencia virtual filosófica, es una ciencia vudú con un buen camuflaje, y solamente esta disfrazada de ciencia valida.

 

El propósito de la argumentación es refutar un argumento contrario al exponer sus falacias, no porque las proposiciones van en contra de una opinión personal apoyada por la emoción, la realidad no se descubre en lo que una persona siente o en lo que opine. Tampoco se encuentra en un argumento que no contiene la evidencia necesaria para comprobar que es razonablemente valido y que la conclusión es analíticamente correcta. Es muy importante que usted sepa la diferencia entre lo que es un ataque personal, y un contraataque dirigido hacia una proposición, afirmación, hipótesis o teoría. Una es dirigida hacia el carácter de la persona y la otra hacia su manera de pensar.

 

Mi proposición no es un ataque personal hacia las personas que creen en la teoría de la evolución, en toda honestidad es una defensa en forma de contraataque hacia los conceptos e ideologías que están siendo usadas por algunas personas que tratan de forzar sus argumentos con ciertas verdades contaminadas con mentiras. Estos mismos discriminadores son los que alegan que las ideologías e conceptos en contra de la teoría de la evolución son absurdos. Pero no consideran que tan pronto se violan las reglas de la lógica para defender un argumento, el argumento se desmantela por sí mismo, y hay un precio que pagar al continuar defendiendo un argumento ilógico (vea “El Precio de la Absurdidad”).

 

Algunas de estas personas son las que dicen que las ideas cristianas no pueden ser confirmadas empíricamente por los 5 sentidos, que los cristianos son intolerantes, y que es inmoral sugerir que existe solo una manera de salvación. Este anti-teísmo ya forma parte de la teoría de la evolución, y es solamente una manera astuta de apelar hacia una tolerancia de todo lo que sea mentira, incorrecto, maligno y viole la ética y la moralidad, mientras a la vez acusan de injusticia a toda persona que promueva la tolerancia de todo lo que es bueno, ético y moral (Vea “Tolerancia Intolerante”).

 

Existe un fenómeno en la comunidad científica, estos que argumentan en contra de la existencia Dios son extremadamente inteligentes, son sobre un nivel intelectual promedio, sobre muchos otros en el mundo. Algunos son científicos, otros son estudiosos universitarios y bien preparados académicamente. Pero no están conscientes de algo evidente que surge de algunas cosas que argumentan:

 

“El hecho de que están dispuestos a recurrir y apelar a ideologías ridículas y absurdas, y tratar de hacerlas pasar como ciencia valida y respetable, en sí, demuestra que existen argumentos muy fuertes, razonables y plausibles a favor de Dios.”

 

Y no saben que esta misma apelación hacia la ridiculez y la absurdidad, es en sí la evidencia que expone el motivo de sus falacias.

 

Volver Arriba...  

 

Artículos