% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

El Enigma del Código ADN

Los argumento de la “Teoría del Diseño, el “Informático” y el de “Selección Sobrenatural” están relacionados con este argumento, y todos estos intentan solucionar el enigma del origen de la información necesaria para inteligentemente seleccionar el diseño apropiado entre una multitud de opciones encontradas dentro de un código cifrado. No se está argumentando que el ADN parece, es como, aparenta ser o sea similar a un código, si no que “es un código” que contiene una abrumadora cantidad de información.

 

Un lenguaje es similar a un código, y en cierto sentido sería una buena analogía que se puede usar como comparación. El ADN es un sistema de comunicación que necesita reglas, y no puede existir sin tener algunas reglas que definen la manera en que se tiene que descifrar para que la comunicación sea posible.

 

El problema ignorado por los que contienden al proponer que el ADN apareció y se sincronizo por su propia cuenta por algún mecanismo de la evolución aún desconocido, es que no proveen una explicación que tenga sentido. Nunca ha sido observado por la ciencia que un diseño codificado aparezca espontáneamente o se construya por sí mismo sin tener un propósito en anticipación de comunicar la información que contiene a otra fuente que tenga la adecuada capacidad para recibirdecodificar y entender la información transmitida, y esto sugiere que la inteligencia precede la codificación. Si los científicos quieren hablar de un “código”, entonces tienen que admitir que toda fuente de informática codificada necesita lo siguiente:

 

Transmisor/Codificador ―>Receptor/Decodificador

 

Sin una planificación preconcebida para descifrar el código, la información encerrada dentro del código fuera inútil y de poco valor, y si es cierto que es posible que la información sea producida por mecanismos evolutivos por medio de mutaciones repetidas por millones de años, la información estuviera suspendida hasta que no evolucionara un receptor que pudiera decodificar y utilizar la información. Otro problema, es que no todo código es igual, y como pronto verán, el código del ADN es extremadamente complejo. Sin que primero existan las reglas necesarias para la interpretación, el código existiría sin un medio para que un receptor  pueda entender la información almacenada, y desde el punto de vista evolutivo, esto sería en tiempos enormes de millones de años.

 

El artículo “Ciencia Simplificada” explica que no toda la ciencia es igual de fiable, y también que un Profesor de Matemática no tiene el mismo conocimiento científico que un Profesor de Química. También podemos concluir que el estudio y el conocimiento de un Historiador son muy diferentes al de un Astrónomo. La misma diferencia existe entre la variedad de las ciencias y esto es importante porque cuando un Pedíatra habla sobre la Geología o cuando un Cardiólogo habla sobre la Arqueología, se debe cuestionar si es cualificado para establecer teorías en una rama de ciencia donde no es experto, ya que no es el área de su especialización.

 

Esto es un problema cuando tenemos teoristas de la evolución que se especializan en la Biología, pero son ignorantes en las áreas de los aspectos Arquitectónicos del ADN, de la Ingeniería y la Mecánica de componentes complejos, de la Teoría de Información y la teoría de la Criptología necesaria para la codificación informática. No propongo que los Biólogos no son buenos en su campo de profesión, sino que sería lo mismo, si un Ingeniero intentara hacer el trabajo de un Biólogo y tratara de predecir un proceso biológico con una capacidad limitada en esa rama de la ciencia.

 

Los Biólogos no están muy familiarizados con todos los conceptos de un diseño como lo son los Ingenieros y los Arquitectos, porque estas personas son entrenadas a diseñar cosas y reconocer e identificar las partes de un sistema complejo, y los Biólogos no. Igualmente, los Biólogos pueden identificar una gran cantidad de entidades microscópicas, y los Ingenieros y Arquitectos no.

 

No quiero ser malinterpretado, no soy anti-biológico, conozco a varias personas en este campo y soy el primero en reconocer su profesionalismo y lo importante y necesario que son en su campo científico. Lo que quiero que este claro es que el campo científico biológico no es el mejor para descifrar un código o establecer si un sistema es complejo, si su diseño es exclusivo e irreducible al quitarle una de sus partes que aparenta ser necesaria, y si la función de esa parte es similar a máquinas de ingeniería a cual estamos acostumbrados ver en otros campos de la ciencia.

 

Por ejemplo, ¿A quién se le haría más fácil identificar el siguiente diseño de función y detectar las partes necesarias y cómo funcionan, del “Flagelo Bacteriano” usado por el Dr. Michael J. Behe como un ejemplo básico de un sistema complejo? Para que entonces pueda determinar cómo y de donde recibe la información para que funcione según fue diseñado para cumplir su función. ¿A un Arquitecto, a un Ingeniero, a un Teorista de Informática, a un Biólogo, o a una combinación de estos cuatro? Analice el sistema simple pero muy complejo en el diseño y función del “Flagelo Bacteriano”:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pueden notar que el sistema total es complejo y por esto diría yo que una combinación de los cuatro expertos en estas diferentes ciencias en conjunto sería más efectivo. Obviamente cada uno contribuyera con la rama que trata con diseñar sistemas complejos, con la función de maquinaria de una gran variedad de sistemas, con la información codificada y cifrada y con su relación e interface biológica. De esta manera no se sobrepasaría algún detalle importante en una de estas cuatro ciencias. Vea el vídeo “La Clave del Misterio de la Vida” para una mejor explicación de la complejidad irreducible del motor usado por el “Flagelo Bacteriano”.

 

Mi argumento en si se enfoca y se centraliza en el hecho que el diseño biológico es criticado, o muchas veces ignorado por los biológicos que no tienen el necesario entrenamiento en las ciencias del diseño complejo. Sus críticas son hechas sin la autoridad requerida para establecer hipótesis científicas en un campo donde no tienen suficiente estudio, conocimiento, experiencia y práctica. Y por esta razón cometen el error de sugerir que un diseño “solo aparenta estar diseñado”.

 

Diría que han tenido muchas oportunidades para determinar si algo es o no es diseñado para transmitir la información necesaria para construir un sistema extremadamente complejo. Pero en la mayoría de los casos, han fracasado cuando se enfrentan con un diseño complejo, y demuestran una miopía y falta de discernimiento hacia lo que es y lo que no es específicamente complejo y diseñado para funcionar por medio de una información que demuestra una necesidad de inteligencia para poder cumplir el objetivo de su diseño.

 

La trayectoria de experimentos del pasado demuestra que han fracasado en el intento de diseñar experimentos científicos precisos para detectar complejos diseños, al ignorar el origen y la necesidad de la inteligencia que hace función de la información de acuerdo con el diseño de un sistema tan complejo como la molécula del ADN. En otras palabras, interpretan toda función como mecánica, y pasan por alto la inteligencia integrada en la información. Además, la explicación naturalista no puede explicar de dónde proviene la información inteligente, y sin evidencia, solo recurren a la única otra opción, y esa única opción es especular que un sistema de información se puede componer, sincronizar y poner en un orden especifico por sí mismo.

 

Luego emplean un razonamiento circular, al intentar de fabricar una explicación por medio de su propia conclusión especulativa, al decir que el ADN es su propia causa y que por lo tanto, el ADN es un ejemplo de un sistema complejo sin necesidad de inteligencia externa. Toda esta hipótesis está basada en lo “desconocido”, ya que no saben cómo o de donde viene la información y la inteligencia. El argumento naturalista es un espantapájaros construido por los evolucionistas, luego es usado en lugar del verdadero argumento en su contra para poder negar que la complejidad observable requiera inteligencia.

 

Por ejemplo, si fuera verdad que nuestras neuronas fueran producto de la naturaleza, entonces fuera lo mismo negar la existencia de nuestra propia inteligencia aunque llegamos a esa conclusión por medio de nuestra propia fuente mental, conceptual y cognitiva. Sé que esto no tiene sentido, pero es lo que niegan estas personas de gran sabiduría, ya que sugieren que no es necesario usar sus neuronas para admitir que son brutos y totalmente ridículos. Debemos tener suficiente capacidad mental para diferir una fuente simulada de una verdadera. Por ejemplo, un bebe puede hacer ruidos que aparentan ser palabras, pero sin la inteligencia adecuada para saber lo que está diciendo al hacerlo, solo balbucea repetidamente lo que solo aparenta ser un lenguaje intelectual.

 

Los que insinúan que el ADN solo aparenta ser un diseño piensan que es similar al balbuceo de un bebe, pero con resultados que contradicen lo que insinúan, ya que es obvio que el código construido como parte integral del ADN funciona mucho más preciso que un programa que le dice a una computadora lo que tiene que hacer. No pueden ser tan ignorantes, ya que debe ser auto evidente cuando un supuesto balbuceo produce una enciclopedia. Aun así, vamos a continuar para ver si es posible progresar en este argumento.

 

Según el ingeniero electricista y matemático estadounidense Claude Elwood Shannon, recordado como “El padre de la Teoría de Información”, un código contiene un sistema de reglas compartidas por algún tipo de participante en un acto de comunicación, haciendo posible la transmisión y la interpretación de los mensajes cifrados.

 

C.E. Shannon establece un criterio específico para la informática codificada, y propuso que algo es codificado y se transmite con el objetivo de ser decodificado por la fuente que lo recibe, y así es como puede interpretar la información dentro del código transmitido. Esto enfatiza lo que anteriormente mencione, si el receptor no tiene las reglas de-codificación “antes” de recibir el código, tendría que esperar millones de años hasta que la información que contenga las reglas sea generada por segmentos o etapas de mutaciones.

 

Esto no solo sería improductivo y totalmente en vano, sería absurdo que un código de tanta importancia y complejidad aparezca espontáneamente o por algún proceso natural desconocido, para quedar sin ser decodificado por algún recipiente por millones de años. Un sistema como este fracasaría por la falta de suficiente inteligencia para manejar y sincronizar la transmisión y la recepción de un código que contiene millones de veces la inteligencia que el mismo sistema que lo maneja.

 

Para que un intercambio de informática sea posible, el recipiente (que recibe), tiene que tener la misma capacidad de inteligencia que el transmisor (que transmite), ya que esta capacidad de inteligencia es necesaria para decodificar el código y tener acceso a la información que contiene. Personalmente, creo que es ilógico proponer que un proceso natural niegue la necesidad de inteligencia, ya que sin inteligencia, la transmisión y la recepción no pueden funcionar y que todo código requiere un codificador y un decodificador de información para interpretar la información. Seria obvio concluir que las dos fuentes requieren una inteligencia equivalente, y tiene que ser inteligencia previa y en anticipación para que el intercambio de informática sea exitoso.

 

Por ejemplo, este artículo es una colección de letras que forman palabras y siguen las reglas de la gramática que requiere un lenguaje específico para que cada letra que forma las palabras componga una oración y luego un párrafo en el código del lenguaje Español. Aunque muchos ya conocen mi debilidad en el lenguaje Español, por no ser mi primer lenguaje, entienden el concepto transmitido porque conocen las reglas del idioma que estoy usando para transmitir, y estas reglas requiere que las letras sean escritas en una combinación específica para que formen palabras que puedan ser entendidas por aquellos que conozcan las reglas de la gramática del idioma Español. Sin tener previamente las reglas de gramática del idioma Español, todo lo que he escrito hasta este punto seria solo un conjunto de letras incoherentes.

 

Si fuera escrito en Inglés, usted necesitaría seguir las reglas de la gramática que requiere el lenguaje Ingles. Sin las reglas para decodificar el lenguaje Ingles, usted no se puede interpretar la siguiente información transmitida por mí:

 

You will not understand a single word in this sentence.

 

Escribí en Ingles, “Usted no entenderá ni una sola palabra en esta oración”. En este caso, el “transmisor” (yo) usa las reglas del código de gramática relevante para la información transmitida que formula este argumento en Español, pero lo escribí con la anticipación de que algún “receptor” (usted), tenga en “antemano” las reglas gramaticales y con estas pueda decodificar el lenguaje mediante la aplicación de las reglas de la gramática del lenguaje Español. Sin estas reglas la información encontrada aquí no puede ser descifrada. Esto requiere una previa intención de mi parte, y un previo conocimiento de las reglas de su parte.

 

Todo diseño conocido por el hombre que contiene información, también contiene inteligencia. No estoy hablando de patrones, como los que se encuentran en los huracanes, las hojuelas de nieve, en el flujo de lava volcánica o patrones de nubes que no transmiten información. Hablo de información específicamente diseñada para ser recibida e interpretada inteligentemente por otra fuente inteligente que participe en el intercambio de tal información. Creo que ya establecí muy claro que el que envía es el transmisor y el que la recibe es el receptor, y que ambos tienen que tener conocimiento previo del código enviado. Uno transmite y codifica, y el otro recibe y decodifica.

 

Algunos ejemplos de información codificada por un diseño son el Código Morse, las Señales de humo usadas por los Indígenas de los Estados Unidos, el Software utilizado en las computadoras, el lenguaje de señas para los sordos mudos, los patrones en las pieles de algunos animales, los sonidos y canciones de aves y los colores de la fauna y la flora, el sistema Braille para personas ciegas, etc., etc., etc. Esto le dará una idea de la intención de cada uno de estos de informar, pero siempre tiene que haber una fuente que tenga la capacidad de recibir la información y descifrarla.

 

Vamos a hablar un poco sobre el ADN:

La abreviación “ADN” significa Ácido Desoxirribonucleico y es una molécula que contiene una cadena de 3 mil millones de letras en aparejamiento (pares) por un alfabeto compuesto de las cuatro letras de las proteínas, estas letras son:

 

 

 Adenina,   Timina,   Citosina,   Guanina

 

En buen ejemplo, para que tengan una idea de su complejidad, seria señalar que el código del ADN funciona con una combinación de cuatro letras y que las computadoras funcionan con el sistema de números binarios, es decir que solo computan códigos formulados de dos números,  el “0” y  el “1”.  Aquí están estos dos códigos:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Similar a un software de una computadora, el código del ADN es un lenguaje genético que comunica información a la célula orgánica, esa es su función. La información del código ADN dentro de una sola célula representa más de 750 megabytes de datos, esto es aproximadamente la misma cantidad de información que cabe en un CD-ROM y esta cantidad se encuentra en cada célula del cuerpo humano, cual sabemos que contiene millones de millones de células. Imagínese multiplicar esta capacidad de información millones de veces. El ADN en sí, es un conjunto de datos que contiene las instrucciones sobre cómo construir las proteínas, los diferentes tipos de células, (piel, cabello, órganos, ojos, etc.) y toda la información necesaria para construir un cuerpo completo.

 

Cuando hay una replicación y conversión en los aminoácidos, entonces se traduce a proteínas, y el proceso es un proceso de información codificada, igual que llamar en un teléfono celular. Un teléfono celular transmite en código de ondas a un número por medio de un código ge números, y el teléfono celular con el código especifico recibe y decodifica la transmisión. Usando diferentes tipos de ondas electromagnéticas, la dinámica de función es similar a la transmisión y la recepción del radio y la televisión.

 

Igualmente, el código del ADN, es similar a un disco de CD Rom de código binario, y es bastante simple en su estructura básica de pares. Sin embargo, es la “secuenciación y el funcionamiento” de este código lo que es enormemente complejo. A través de tecnologías recientes como la cristalografía de rayos X, se sabe ahora que la célula no es una “gota de protoplasma” como pensaban los biólogos del pasado, sino que es una maravilla microscópica más compleja que el “Transbordador Espacial” de la NASA. La célula está llena de máquinas microscópicas, cada una con una función específica y son extremadamente complejas y usan incalculables números de instrucciones del ADN. Lo interesante es que las instrucciones son increíblemente precisas para controlar cada una de las múltiples funciones.

 

Aunque todos ya saben que el código de ADN es extraordinariamente complejo, lo que realmente desconcierta a la ciencia es el sistema de traducción de la información conectada a ese código. Como en cualquier lenguaje, las letras y las palabras no significan nada fuera del lenguaje especifico usado para dar significado a las letras y las palabras. La combinación de las letras zzzxxxyyy no tiene una relación significativa.

 

Lo paradójico para los científicos que abogan a favor de la posibilidad de la teoría de la evolución, es que  hay un conjunto de reglas para cualquier proceso de comunicación, y “estas reglas no se pueden derivar de las leyes de la física”. Las reglas del ADN establecen las normas de un alfabeto de las cuatro letras A, T, C y G. Esto requiere una elección o decisión final que determine la utilización de un alfabeto de cuatro letras, y esto a su vez requiere inteligencia, ya que es ilógico y poco científico que esto puede ocurrir aleatoriamente por casualidad o por accidente. Así que lo que actualmente proponen estos científicos, en toda realidad se trata de una presuposición no científica que nunca ha sido observada, y personalmente llevo varios años diciendo que mucho menos seria la posibilidad de que esta presuposición pueda ser científicamente probada.

 

Algunos científicos dicen que pudo haber existido un precursor de algún tipo de molécula auto replicante, aunque hasta el día de hoy ningún científico tiene idea de donde comenzar a buscar a esta supuesta molécula auto replicante prehistórica. Pero si podemos estar muy claros que esta insinuación no puede ser una idea que surge de la ciencia, esto es lo que yo llamo “tener fe”. Además, la mayoría de científicos no-creyentes en Dios coincide con el hecho de que el ADN es un manual de instrucción, mientras la mayoría admite que no conocen el origen del ADN. Esto establece muy claro que no saben de dónde viene el manual de instrucción de la vida.

 

No hay duda que el ADN es un código de información intencional, esto es irrefutable, y todo tipo de código de informática observado por humanos inteligentes procede de una fuente inteligente, no hay ejemplos que demuestren que un código pueda venir a la existencia por su propia disposición sin un objetivo o propósito anticipado. Por la experiencia de los resultados científicos durante los últimos 50 años de búsqueda, se puede concluir sin prejuicio que todo código le debe su origen a una fuente de inteligencia.

 

Si fuera posible que un biólogo pueda crear una vía química que conduciría a un sistema de auto replicación, igual que la del ADN, sólo mostraría que el biólogo ha introducido su propia inteligencia cognitiva a su propio experimento. Introducir inteligencia externa es hacer trampa y ser deshonesto, ya que esto contradice su argumento. Vea “Vida en Botella”, donde se explica el experimento de Stanley Miller y Harold Urey en detalle. Además, los muchos intentos fracasados demuestran que esto científicos solo experimentan con prejuicio sobre sus ideas presuntuosas y no sobre los hechos observables que demuestran diseño, información, e inteligencia, por lo tanto la pregunta que hacer en esta etapa de este argumento es:

 

¿Cómo se pueden experimentar y repetir las “ideas presuntuosas

que formulan las hipótesis de estos científicos evolucionistas,

para que los resultados puedan ser categorizados como científicos?

 

Otro buen ejemplo de la contradicción científica evolutiva es el programa SETI, este programa intenta identificar algún mensaje extra terrestre, al filtrar patrones no-inteligentes del Cosmos, de un patrón que demuestre una secuencia que pueda venir de una fuente inteligente. El objetivo en sí, es tener la esperanza de recibir información inteligente. Pero para hacer esto, se debe diferenciar entre los patrones normales que vienen del Cosmos, y un código de transmisión intencional, que es lo que entonces estarían obligados a clasificar como una fuente inteligente.

 

Si esto no fuera cierto, este programa sería una pérdida de tiempo y dinero, además seria improductivo, e innecesario, y no hubiera una buena razón para que exista. Los científicos envueltos en el programa SETI admiten que un mensaje intencional tiene que venir de una fuente inteligente, y aunque se cumpla su deseo y el mensaje que reciban algún día sea de vida extra terrestre, esto solo empujaría el argumento un paso hacia atrás, porqué solo tenemos que comenzar desde el principio con las mimas preguntas:

 

¿Es la vida extra terrestre compuesta de elementos orgánicos?

¿Cómo origino la inteligencia de tal vida extra terrestre?

 

Lastimosamente estos científicos ya tienen un mensaje intencionalmente codificado aquí en la Tierra, y en realidad no saben cuál es el origen de este código tan complejo, y solo especulan que apareció por su propia cuenta. El ADN es mucho más complejo y complicado que cualquier código que se pueda recibir desde el Cosmos o que cualquier código que el ser humano haya diseñado. El Dr. Michael J. Behe, escribió lo siguiente en su libro “La Caja Negra de Darwin (Darwin's Black Box: The Biochemical Challenge to Evolution, Simon & Schuster, 1996, 18).

 

 

A medida que entramos en el mundo celular, la tecnología está revelandocajas negras dentro de previas cajas negras. A medida que la ciencia avanza, más de estas cajas negras están siendo abiertas, descubriendo un mundo Liliputiano inesperado” de enorme complejidad que haempujado la teoría de la evolución hasta su límite.”

 

Muchos ateos reaccionan con mal humor, pero la realidad es que para todo evolucionista, la única esperanza hasta el día de hoy, es que exista alguna ley de física sin descubrir que sea responsable de crear la información, y cualquier esperanza que proponga la posibilidad de que exista tal ley, y que algún día la encontraran, es una proposición hecha por un acto de fe. Estos científicos piensan que si continúan experimentando el tiempo suficiente, que finalmente encontrarán esta ley de física aun no descubierta. Lo más triste es la hipocresía de estos que critican a los cristianos que tienen fe en lo invisible, y luego tienen que tomar de su propia medicina por su escasa evidencia científica.

 

Proponer que la información es un producto evolutivo no es práctico, ni muy sabio, ya que la teoría de información establece lo que es conocido como la “Entropía de Información”. La entropía es una fuente de ruido que causa que la información se deteriore al contaminarse con muestras de mutación por ensayo y error. La entropía es un proceso irreversible de deterioro de la información cuando se introduce algún tipo o clase de ruido o distorsión. Esto es un problema para la teoría de la evolución, porque la mutación no introduce nueva información, solo altera la información existente y la mayoría de veces la distorsiona y causa una mutación que no beneficia al organismo, por ejemplo múltiples cabezas, ojos, patas, órganos etc.

 

La siguiente imagen muestra la función teórica:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un cambio al azar en la información sólo sirve para distorsionar la información mediante la introducción de elementos adicionales de oportunidad a la información, y no contribuye para mejorar, añadirle o incrementar la información como los teoristas evolucionistas han propuesto. Sería similar a una interrupción de la señal que transmite a la antena de su televisor.

 

Si no se puede determinar el origen de un conjunto de reglas, entonces, lo que presumen ser un hecho “científico” es en realidad un proceso de “adivinanzas”, ya que las leyes de la física no pueden ser responsables de establecer las reglas de información. La codificación de información es más probable de ser establecida por un diseño específico y esto requiere una fuente inteligente para establecer el proceso, y el golpe mortal viene del hecho de que toda inteligencia debe proceder de una “mente”.

 

El ADN humano tiene 3 mil millones de pares de base, la posibilidad de combinación es de cuatro letras (A, C, G, T) a la potencia de pares de bases (3, 000, 000,000). Al usar el Nanoarquiem de solo 480, 000 pares de bases para una calculación simple, veremos que el número de combinaciones seria de 1 al 10 a la potencia de 250,000 (10250000), y esto contiene una combinación específica que construye una célula específica. La posibilidad de esta calculación simple es más que astronómica, imagine la posibilidad del número de combinaciones de 3, 000, 000,000 pares de bases.

 

Debido a que los biólogos no tienen idea de cómo asignar una probabilidad calculada de que esta combinación pueda suceder por casualidad, no merece ser clasificado como ciencia. La inhabilidad para detectar su propia fe, demuestra que la única otra opción es basarse en la especulación, y esto es obviamente muchísimo menos razonable cuando se compara con los que tienen fe en Dios como el diseñador de todas las cosas existentes, en el dominio físico, así como en el dominio espiritual.

 

Ningún científico ha demostrado una explicación natural, sólo hay teorías e hipótesis formadas a partir de conjeturas presuntuosas. ¿De dónde entonces viene el plano arquitectónico de informática y de diseño de todo organismo viviente en este planeta? Las leyes de la física no facilitan las reglas que definen cómo un código se compone, se transmite, se recibe, se descifra y se traduce con el fin de comunicar.

 

El objetivo de la ciencia no es establecer una explicación de lo que no puede demostrar, sino que es de describir lo que ha descubierto por el proceso del método científico. La responsabilidad del científico es “verificar”, no “especular”. La fe necesita la ciencia para conocer y comprender las obras de Dios, esto es lo que hace que mi trabajo sea tan interesante.

 

Pero este argumento establece que toda la evidencia hasta el día de hoy demuestra que la ciencia también necesita “fe” para establecer una hipótesis y predecir todo fenómeno observable, es solo entonces que se descubre que el universo funciona con intención y propósito, y de una manera ordenada, y no aleatoriamente, por coincidencia o por accidente.

 

Volver Arriba...

 

 

 

Temas Científicos