% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

El Espíritu Santo y la Trinidad

El objetivo de este argumento no es solamente para explicar varios puntos importantes sobre la Trinidad, pero también para aclarar algunos conceptos erróneos que he escuchado sobre la esencia, la función y la unión sobrenatural del Espíritu de Dios que muchos conocen y le refieren como el “Espíritu Santo”.    

 

Sé que los que niegan la posibilidad de la pluralidad de un Dios trino ya están muy familiarizados con todos los pasajes que se han usado como evidencia por muchos años. Estas religiones y sectas ya conocen todos los versículos ofrecidos como texto de prueba, y pienso que es más importante establecer “porque” la función de un Dios trino es “fundamentalmente necesaria”.

 

Ya sabemos que algunas religiones que proclaman ser cristianas niegan la existencia del Espíritu Santo y la doctrina de la Trinidad. Por ejemplo, los Mormones y los Testigos de Jehovah. Otras religiones como el Islam y el Judaísmo rechazan la Trinidad y alegan que es herejía y blasfemia creer que Dios es uno en tres personas coexistentes de la misma esencia divina. Los Musulmanes piensan que somos politeístas, que creen en más de un Dios y además preguntan: ¿Cómo es posible que ustedes crean en un Dios que se convierte en algo tan bajo y pecaminoso como lo es un ser humano? Por lo tanto, niegan la unión hipostática de Jesús.

 

Pero quisiera compartir con ustedes algunos conceptos que dejarían en suspensión la dogmática de estas religiones y sectas que niegan la Trinidad y que a la vez niegan a Jesús como el auténtico Mesías y una de las personas de la Trinidad como resultado de este malentendido. Los siguientes conceptos son presuposiciones de algunas de estas religiones del mundo que están en disensión con la ideología de la Trinidad, y son usadas en argumentos que solo sirven para confundir las premisas que llevan a una conclusión por medio de lo que está documentado en las Escrituras:

 

1. Dios tiene que abandonar Su reino para convertirse en hombre.

2. Jesús es solo un hombre, o un Ángel sin naturaleza divina.

3. Como Jesús no es el auténtico Mesías, el Mesías aún no ha llegado.

4. Dios es uno, y si existe un solo Dios la Trinidad no puede ser posible.

5. La palabra Trinidad no aparece en la Biblia

 

Para comenzar, tenemos que estar en acuerdo con la presuposición correcta, la número 5, el hecho que la palabra Trinidad no aparece en la Biblia. Pero esto no significa que tenemos que despedir el concepto porque no existe suficiente evidencia bíblica para deducir por medio de una inferencia racional que Dios desea revelar en Sus escrituras que existe una unidad divina que consiste de tres personas co-eternas y co-iguales. Todo lo contrario, para despedir el concepto en totalidad, tendríamos que ignorar la pluralidad intencional que se encuentra en la Escritura. Por lo tanto, si la evidencia existe y es validad, tenemos toda la razón en llegar a esta conclusión.

 

De la misma manera y con el mismo propósito de honestidad, tenemos que estar en acuerdo con el hecho de que la mayoría de religiones del mundo que creen en la existencia de un Dios cognitivo (menos la religión de los Mormones), también creen que Dios es Espíritu. Este es un punto muy importante, y el núcleo de este argumento, ya que desde un inicio, estamos obligados a comenzar todo estudio teológico con un Ser divino que es en sí Espíritu. Esta es una debilidad en los argumentos de los que están en disensión, ya que esta naturaleza de Dios es esencial.

 

Por eso pienso que una de las posiciones más inestables que se puede asumir es negar el atributo incorporal de Dios, ya que Dios es un ser que no necesita un cuerpo para existir. Si suponemos que hubiera un atributo de Dios que fuera ambiguo, no fuera la espiritualidad de Dios, ya que Dios es Espíritu, y el Espíritu de Dios es Dios según Juan 4:24, 2Co 3:17.

 

Estos dos conceptos que aparentan ser independientes para algunas de las religiones en realidad es un solo concepto, ya que los dos se reconcilian y uno substituye al otro sin negar el atributo de espiritualidad de Dios. No hay razón para intencionalmente ignorar las múltiples referencias bíblicas que describen al Espíritu de Dios como una persona con una capacidad individual para cumplir una variedad de obras. La siguiente lista demuestra las funciones del Espíritu de Dios.

 

Espíritu de Dios: Rúach/Espíritu – Aliento/Suspiro/Viento

 

1) Ayuda y enseña: Juan 14:16,26; Romanos 8:26

2) Glorifica: Juan 16:13,14

3) Puede ser conocido: Juan 14:17

4) Concede capacidades y dones: Hechos 2:4, 1Corintios 12:07-11

5) Se le refiere como “El” o “Ese” y da testimonio de Jesús: Juan 15:26;16:7,8,13, Hechos 5:32, Romanos 8:16

6) Ama: Romanos 15:30

7) Guía, oye: Juan 16:13, Romanos 8:14

8) Conforta: Juan 14:26; Hechos 9:31

9) Enseña: Lucas 12:12; Juan 14:26

10) Ayuda Recordar: Juan 14:26

13) Conduce: Mateo 4:1, Hechos 8:29,

14) Declara: Romanos 8:26-27

15) Anhela celosamente: Santiago 4:5

16) Tiene Su propia voluntad: 1Corintios 12:11

17) Piensa: Hechos 15:28

18) Envía: Marcos 1:12, Hechos 10:19,20, 13:4

19) Habla: Juan 16:13, Hechos 10:19

20) Prohíbe: Hechos 16:6,7

21) Nombra: Hechos 20:28

22) Revela: Lucas 2:26, 1Corintios 2:10

23) Llama al ministerio: Hechos 13:2  

24) Puede ser afligido: Isaías 63:10; Efesios 4:30  

25) Puede ser insultado: Hebreos 10:29

26) Se le puede mentir: Hechos 5:3,4

27) Puede ser blasfemado: Mateo 12:31,32

28) Se esfuerza: Génesis 6:3

29) Tiene conocimiento: Isaías 40:13, Hechos 10:19, 1Corintios 2:10-13

30) Juzga: Juan 16:8

31) Profetiza: Hechos 21:11; 28:25; 1Timoteo 4:1

32) Tiene comunión con nosotros: 2Corintios 13:14

33) Da gracia: Hebreos 10:29

34) Ofrece vida: 2Corintios 3:6, Apocalipsis 22:17

35) Es Creador: Job 33:4 , Gen 1:2

 

La Trinidad no es un concepto que simplemente origina en la mente del hombre sin una razón justificable, sino que es una conclusión basada en una abrumadora cantidad de evidencia bíblica, y nosotros los trinitarios no creemos en el concepto porque suena bonito, sino por una deducción de toda la evidencia colectiva. Así que llegamos a esa conclusión por un medio expositivo de una sana hermenéutica y no por medio de una interpretación especulativa.

 

Comenzare con el más antiguo de los problemas. La palabra Hebrea “Elohim” es la forma plural de la palabra “El”, y de la palabra “Elio” escrita por David en la introducción del Salmo 22, y traducido en Arameo como “Eli” por Jesús en la cruz en Mateo 27:46.  La interpretación de la palabra “Elohim” significa dioses y describe más de un Dios. Pero, esto sería interpretar la palabra de forma “politeísta”, y apoyar la idea de más de un Dios. Esto sería problemático para todo creyente que cree en un solo Dios, por lo tanto, este problema no se puede ignorar como si no existiera, y requiere una justa repuesta razonable, no una excusa especulativa.

 

Si Dios en realidad es uno, y tenemos que evitar toda posibilidad de una forma de “politeísmo”, o de varios dioses, entonces debe de haber una explicación por el uso de esta pluralidad. La Trinidad es revelada en las Escrituras por la manifestación del Hijo y del Espíritu de Dios, esto es obvio. Existe una gran cantidad de ejemplos bíblicos para concluir que Dios nos está revelando que existen tres personas co-eternas y co-iguales.

Jesús dice en Juan 14:16-17  yo rogaré al Padre y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir,  porque no lo ve ni lo conoce;  pero vosotros lo conocéis,  porque vive con vosotros y estará en vosotros.

 

Aquí Jesús habla muy claro de sí mismo en primera persona cuando dice “yo rogaré al Padre”, esto auto demuestra a sí mismo como una de las personas con autoridad para que Dios el Padre actúe. Al mencionar al Padre, describe a otra persona además de sí mismo, y al mencionar a otro Consolador y Espíritu de verdad, describe a otra persona que lo reemplazara, y además de sí mismo y en adición al Padre.  La simple matemática nos indica que Jesús esta mencionando tres personas. Jesús no está diciendo que el Padre lo reemplazara a él en la tierra, sino que el Padre enviara a otro cuando Jesús ya no este (versículos 18 y 19). Por lo tanto, es demasiado obvio que este y otros versículos que indican más de un ser divino no pueden ser simplemente ignorados como si no estuvieran en la biblia.

 

Si Jesús no está hablando de otros seres que existen en la realidad del dominio espiritual, entonces debe haber una razón que justifique “porque” estaría hablando en forma superflua y metafóricamente de personajes adicionales, simbólicos e inexistentes. Los de la denominación “Solo Jesús” insinúan que cuando Jesús le ora al Padre, que solo es una expresión o una ventilación de frustración que surge de la parte de Su humanidad, esto es totalmente ridículo y no explican “por qué” en el mismo versículo Jesús se somete a la voluntad de otra persona que Él llama “Padre”.

 

Sería una pérdida de tiempo si actualmente no existieran otras entidades divinas, ya que Jesús podía decidir continuar Su misión de salvación por Su propia voluntad, y no la del Padre. Pero aquí se descubre otro problema, ya que la “voluntad” solo es apropiada por un ser cognitivo que pueda expresar su individualidad. Seria irrazonable insinuar que Jesús está orando a sí mismo o a una persona virtual, cuando el pasaje está claro que no quiere que la copa pase según Sus propios deseos. Vamos a examinar el pasaje en el evangelio de Mateo:

 

Mateo 26:39 RV95  Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro,  orando y diciendo: "Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero,  sino como tú".

 

Si Dios es uno y solo debemos creer en el único Dios existente, entonces “por qué” dice Jesús lo siguiente

 

Juan 10:30 RVG   Yo y mi Padre uno somos.

 

Juan 8:24 RVG  eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.

 

El apóstol Pablo distingue entre tres seres cuando dice en 1 Corintios 12:4-6 RV95  Ahora bien,  hay diversidad de dones,  pero el Espíritu es el mismo. (5)  Y hay diversidad de ministerios,  pero el Señor es el mismo. (6)  Y hay diversidad de actividades, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo.

 

Aparenta que los disidentes que se oponen están proponiendo que Dios es esquizofrénico o sufre de una enfermedad de múltiples personalidades. Cuando se debe estar postulando que la biblia nos provee de forma clara la información para llegar a una conclusión de la pluralidad de Dios. Si Dios nos asegura que Él no es un Dios de confusión, de disensión o desorden (1Co 14:33 –RVG, SRV, SSE), entonces Su revelación en las Escrituras debe tener una intención objetiva y directa para evitar que muchos de estos pasajes bíblicos sean incoherentes.

 

¿Para qué complicar el entendimiento del creyente con ambigüedades de pluralidad sin una razón que justifique la mención de otros entes divinos con atributos que solo le pertenecen a Dios?

 

En el libro de Tesalonicenses el apóstol Pablo dice lo siguiente:

1Tes 1:1-6 SSE  Pablo, y Silvano, y Timoteo, a la Iglesia de los tesalonicenses congregada en Dios, el Padre, y en el Señor Jesús el Cristo: Gracia y paz tengáis de Dios nuestro Padre y del Señor Jesús, el Cristo.  (2)  Damos siempre gracias a Dios por todos vosotros, haciendo memoria de vosotros en nuestras oraciones;  (3)  sin cesar acordándonos de la obra de vuestra fe, y del trabajo y caridad, y del esperar con la esperanza del Señor nuestro, Jesús, el Cristo, delante del Dios y Padre nuestro.  (4)  Estando ciertos, hermanos amados, de que sois escogidos de Dios.  (5)  Por cuanto nuestro Evangelio no fue entre vosotros en palabra solamente, mas también en potencia, y en el Espíritu Santo, y en gran plenitud; como sabéis cuáles fuimos entre vosotros por causa de vosotros.  (6)  Y vosotros fuisteis hechos imitadores de nosotros, y del Señor, recibiendo la palabra con mucha tribulación, con gozo del Espíritu Santo;

 

El objetivo de la exposición de este argumento no es solo comprobar que la “Trinidad” es una realidad bíblica, sino que también es para explicar porque las religiones que rechazan al “Espíritu” de Dios y la “Trinidad” se encuentran en un abismo del mal entendimiento y de interpretación errónea.

 

1. El primer punto que quisiera exponer como refutación tiene que ver con la naturaleza de amor de Dios, y se encuentra en los versículos 1Juan 4:8 y 16:

 

“El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.” “Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor, y el que permanece en amor permanece en Dios y Dios en él.”

 

Así que Dios es amor, también es cierto que Dios es el mismo ayer, hoy y para siempre.

 

Mal 3:6a Dice, “Porque yo, el SEÑOR, no cambio,” Igualmente Jesús: Heb 13:8  Dice, “Jesucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos.”

 

Nosotros los monoteístas estamos en acuerdo en que es cierto que Dios es perfecto en su totalidad, y que todos los atributos de Dios describen Su naturaleza total, es decir en “todo”. Si Dios es “santo”, entonces es completo y perfecto. Esto es notable en el prefijo “omni” cuando decimos que Dios es omnisciente, omnipotente, omnipresente, etc. Cuando decimos que solo Dios es bueno, es decir que solo Dios es omni-benevolente, y si decimos que es santo y que es amor, entonces seria cierto que también es omni-santo y omni-amoroso. No es decir que Dios tiene poder, o tiene amor, sino que Dios “Es” poder y “Es”  amor.  

 

Ahora vamos a enfocar en este problema, porque hace falta una interacción entre más de un ser para poder amar y para establecer si es una realidad que Dios es el mismo hoy, mañana y para siempre. ¿Por qué? Porque los que niegan la Trinidad presuponen erróneamente que el Dios perfecto y completo quien en sí es “amor” por Su propia naturaleza divina, se encuentra solo y no tiene con quien compartir Su amor.

 

Algunos proponen que Su soledad es la razón por crear a Jesús y luego a los ángeles y después crea seres humanos. Esto es erróneo, porque sería decir que en algún momento, Dios estuvo escaso de algo y que desearía algo que no tenía. Erróneamente, estas personas no describen a un Dios perfecto y completo, solo lo dicen con sus lengua y labios. Ellos describen a un Dios de amor necesitado, porque no tiene a quien amar. Ya pueden notar como este concepto niega la perfección de un Dios de una integridad completa, total y perfecta. Para los trinitarios es más importante llenar este vacío,  para no negar la perfección y totalidad de Dios, y negar la pluralidad que concluye en una Trinidad. Por lo tanto, al notar este error, se tiene que reparar la discrepancia de escasez que existe y solo se puede hacer con la existencia de otro ser o seres con quien puede compartir su amor ágape. ¿Porque es esta discrepancia de escasez tan importante?

 

Porque el amor ágape de Dios, requiere desear activamente un interés beneficioso hacia al que es de ser amado, y que ese amor sea dirigido hacia otro y no a sí mismo. Es un tipo de amor que es dirigido externamente y no internamente y un amor que también requiere sacrificio. La Trinidad resuelve este dilema y es la repuesta a la paradoja creada por la insinuación que propone que un Dios experimenta la soledad, y que la creación de otros seres fue la solución para la soledad de un Dios completo, total y perfecto. Sin caer en cuenta, estas personas se contradicen, creando en sus mentes un Dios perfecto y completo y total, pero con una necesidad. Por lo tanto, si un Dios perfecto, completo y total no tiene a quien amar, entonces, no sería tan perfecto, completo y total, ya que Su propia naturaleza de amor no se pudiera compartir. Y si la naturaleza de Dios no cambia, debe haber compartido Su amor agape con “alguien” desde el punto de inicio.

 

La realidad de lo que enseña la Biblia apunta hacia el beneficio de otros seres de ser creado por Dios, ya que los ángeles fueron creados para servir en el dominio perfecto de Dios y los seres humanos fueron creados para ser invitados a ese mundo. El hecho de que algunos ángeles abandonaron su morada legítima (Judas 1:6), y que muchos humanos entraran por el camino ancho y espacioso (Mat 7:13), indica que Dios le provee a todo ser creado la habilidad de un proceso de pensamiento para hacer una decisión por medio de su libre albedrio para aceptar o rechazar el regalo de vida eterna en Su mundo perfecto.   

 

2. El segundo punto, enlaza una de los argumentos que formule en el 2009 originalmente dirigido hacia las ideologías de los rabinos Judíos, pero me di cuenta que también le aplica igualmente a todo aquel que niega la divinidad de Jesús, como “Uno” en esencia con el Padre (Juan 10:30, 14:11, 16:28, 17:11), y una persona de la Trinidad.

 

Existen algunas religiones en el mundo que también esperan un Mesías que aún no ha llegado. La más antigua es la religión de Zoroastrismo fundada por Zoroastro supuestamente de una región de Irán, Afganistán o Kazajistán. También hay religiones mejores conocidas como el Hinduismo, el Budismo, el Islam, y el Judaísmo, que también aún esperan un Mesías.

 

El problema es que si todo ser humano es descendiente de Adán y todos son pecadores, ninguno puede substituir como propiciación por otro igual de culpable, ya que Dios no aceptara un sacrificio que no sea santificado y perfecto. Si un pecador substituyera a otro, el sacrificio seria rechazado ya que ambos son igualmente culpables, sentenciados y condenados (Juan 3:18 y 36, 1 Juan 5:12, Rom 5:9).  

 

Si 1000 personas en un pabellón de la muerte estuvieran dispuestas a substituirse uno en lugar de otro, para que 500 vivan y 500 mueran por ejecución, la justicia seria burlada, no se puede satisfacer la justicia si todos son igualmente culpables, sentenciados y condenados, igual como lo es toda la humanidad (Rom 3:23 y 5:12).

 

Haría falta un ser perfecto, un ser divino, en Mat 19:17 Jesús dice que solo Dios es bueno, no es que Jesús niega ser bueno, personalmente creo que Jesús quería verificar si el joven rico sabía exactamente con quién estaba hablando. La Trinidad soluciona este dilema y lo hace posible ya que provee a un representante divino de Dios, y a la vez un representante perfecto de la humanidad. Solo un Mesías puede ser el hombre-Dios profetizado en la escrituras, sin mancha, sin pecado, que cumpla toda la ley que la humanidad no puede cumplir, para que Dios acepte el sacrificio de un perfecto Cordero.

 

3. El tercer punto, se dirige a los que aún esperan un supuesto Mesías que aún no ha solucionado los problemas ya mencionados, y el argumento se puede generar de esta pregunta: ¿Cómo nace y como muere un ser divino? (Vea “El Mesías Ausente”).

 

Este tercer punto se centraliza en lo siguiente:

“Solamente los seres humanos nacen y mueren, los seres espirituales no.”

Dios dice por medio del profeta Isaías en Isa 45:23 que la palabra de Dios no será revocada. Y en Isa 40:8 dice que la palabra de Dios permanece para siempre. Jesús dice en Juan 10:35 que la Escritura no puede ser quebrantada.

 

Entonces, esto significa que según Isaías 53, y Salmo 22 y otras profecías en las Escrituras inspiradas por Dios como Daniel 9:26, el ungido de Dios quien será “Él Mesías” tiene que confrontar la muerte, para que Su sangre sirva como propiciación por los pecados de Su pueblo, y por las transgresiones de la humanidad.  

 

Algunos notaran inmediatamente el problema que confrontan aquellos que niegan a Jesús como autentico Mesías y niegan la Trinidad, ya que si el verdadero Mesías no ha llegado, o si Dios el Padre es el único que existe, entonces no queda otra alternativa para solucionar este dilema. Porque para poder morir, alguien tiene que encarnar como ser humano. Dios el Padre no se matara a sí mismo, y no hay manera que Su Espíritu muera, los seres angélicos son creados de la esencia espiritual, y no nacen como los seres humanos para luego morir, y tampoco son descendientes de Adán, solamente los seres humanos son descendientes de Adán que nacen y mueren.

 

O Dios se divide en dos y se mantiene en Su trono mientras a la vez viene a la tierra para cumplir las profecías de Isaías, o el supuesto  futuro Mesías que aún no ha llegado tiene que convertirse en ser humano para solucionar este problema. Algunos dicen que como Dios es omnipresente, él puede estar en todo lugar a la vez y esto soluciona el problema, pero esto no explica porque Jesús le oraba al Padre quien estaba en Su reino mientras Él estaba en la tierra como ser humano. ¿Para qué decir “Padre nuestro que estás en los cielos” (Mat 6:9) si no fuera verdad? Tampoco soluciona el problema de los que creen en “Solo Jesús”, que insinúan que Jesús oraba a sí mismo, creando un tipo de Mesías esquizofrénico.    

 

Por lo más que se ofendan los que están en disensión sobre estos dos conceptos de la realidad de una Trinidad y de Jesús como auténtico Mesías, Dios tiene que encarnar para cumplir con Su propia palabra, ya que la palabra de Dios no puede fallar.

 

¿Cómo debemos interpretar los siguientes pasajes?

 

Isa 7:14  “Por tanto, el Señor mismo os dará una señal: He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel.”

 

Mat 1:23  "Una virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrás por nombre Emanuel" (que significa:  "Dios con nosotros").

 

Luc 1:35  Respondiendo el ángel, le dijo:  

El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra;  por lo cual también el Santo Ser que va a nacer será llamado Hijo de Dios.

 

Isa 9:6  Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre sus hombros; y se llamará su nombre Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

 

Así que podemos ver como la Trinidad provee a un Ungido de Dios, a un Mesías, quien representa a Dios, y la Trinidad provee la encarnación de “Logos” quien se llamara “Emanuel, Dios con nosotros, Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, y  Príncipe de Paz”,  quien hace la unión hipostática del Dios-Hombre, mientras el Padre siempre mantiene el trono de Su reino ocupado, hacia donde Jesús dirigió sus oraciones cuando estaba aquí en la tierra.

 

4. Finalmente, quisiera enfatizar que la sangre de un ser humana imperfecto no es aceptable para Dios y para aceptar el sacrificio, tiene que ser un ser humano perfecto que nunca ha pecado, nunca ha violado Sus mandamientos, o esto sería teológicamente imposible. Solo un ser divino puede resistir las tentaciones de un mundo caído, de la carne y del enemigo. Dios levanta a Jesús de la muerte, porque acepto Su sacrificio como Perfecto Cordero.

 

Así  que la Trinidad provee un medio para la reconciliación, la propiciación, la expiación y para la resurrección, mencionadas en la biblia, ya que ningún ser humano puede conquistar la muerte por causa de su herencia de naturaleza pecaminosa.

 

Vamos a revisar en breve: La Trinidad evita un trono vacante, y hace posible la encarnación del Mesías, y la reconciliación por sacrifico requerido por Dios de la sangre de un Perfecto Cordero para la propiciación y expiación de la humanidad, y hace posible la resurrección, ya que la doctrina no insinúa que una persona se levanta de entre los muertos por su propia cuenta, esa parte es muy difícil de creer para muchos de otras religiones, igualmente para los no creyentes, porque no es natural que los seres humanos vuelvan a la vida después de la muerte, sino que los siguientes versos enseñan que Dios el Padre, mientras está en Su reino, levanta a Cristo de la muerte aquí en la tierra: Hechos 2:24, Hechos 2:32, Hechos 3:15, Hechos 3:26, Hechos 4:10, Hechos 5:30, Hechos 10:40, Hechos 17:31; Hebreos 13:20.

 

Y siendo así, la resurrección de Jesús no solo es un acto profetizado por profetas del Antiguo Testamento y por Jesús al predecir que sería levantado al tercer día, pero también es un milagro ya que es un acto sobrenatural que viola toda ley de física.

 

Volver Arriba…

Temas Teológicos