% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Evangelismo Moderno Pt 1

 

Según las Escrituras, todo discípulo de Cristo es responsable por llevar el evangelio a toda nación (Mateo 28:19), a toda criatura (Marcos 16:15), y el evangelio que deben llevar debe predicar en el nombre de Jesús el “arrepentimiento y el perdón de pecados” (Lucas 24:47).

 

Algunos son llamados como evangelistas para capacitar el cuerpo de Cristo (Efesios 4:12), pero todo cristiano tiene una responsabilidad de compartir el evangelio cuando se presente una buena oportunidad para hacerlo.

 

Existen varias razones porqué muchos cristianos no comparten el evangelio, algunos son tímidos, algunos no sienten que están suficiente capacitados y algunos se sienten confundidos por la gran cantidad de “métodos” que existen hoy para atraer a una persona in-conversa hacia Jesús, y algunos le tienen temor al ser humano mientras otros temen ser rechazados de forma personal si el mensaje no es aceptado.

 

No es mi intención generar polémica entre creyentes, ya existe suficiente división entre el cuerpo de Cristo en lo que conocemos como denominaciones, y división por algunas doctrinas secundarias, algunas que no tienen que ver con la salvación. No creo que sea necesario añadirle un tema adicional que pueda ser interpretado por algunos como una buena razón para dividirse aún más. Pero si quisiera comenzar con un punto crucial que falta en el evangelismo de hoy.

 

Podemos todos estar en acuerdo con el hecho innegable mencionado en la Biblia sobre la naturaleza pecaminosa de la humanidad caída, pero solo decirlo y poder demostrarlo son dos diferentes objetivos del mensaje completo. Sin este entendimiento, una persona no creyente tendrá una buena razón para negar su condición o decir que se considera ser una persona suficiente “buena” para merecer la vida eterna. Y algunos han acusado al evangelista de violar el mandato de Jesús de no juzgar para no ser juzgado (Mat 7:1).

 

El uso de la ley moral de los 10 mandamientos en este argumento, se presenta como la única herramienta que podemos usar con el objetivo de demostrar porque una persona es pecadora y remover toda duda de lo contrario, y el propósito para hacerlo es de beneficio para la persona que recibe el mensaje, y no para el evangelista.

 

Este tema tiene que ver con la importancia y la necesidad del evangelismo. Si el propósito de todo “apologista” es defender las “Escrituras”, entonces se debe también presentar una defensa en contra de todo otro evangelio que no sea el que aparece en la Biblia. Además, si todos estamos dispuestos a demostrar la verdad por medio de la evidencia, no hay mejor herramienta que la Ley Moral de los 10 Mandamientos para demostrar que todos hemos pecado. Dios dice “No Codiciaras” y de inmediato fracasamos al violar este simple mandato.  

 

La manera en cual el evangelio es presentado a personas no-creyentes determina si en verdad un evangelio bíblico es predicado y no los conceptos u opiniones producidas por las mentes del ser humano con intención de suavizar la palabras que contienen la sal que arde cuando cae sobre las llagas del pecado.  

 

Seria de poca ganancia para el no-creyente si un apologista tiene existo en persuadirlo por medio de la evidencia histórica, arqueológica, científica y profética disponible en la Biblia y eliminar las barreras erróneas que obstaculizan la aceptación del evangelio, para entonces proceder con un evangelio fragmentado, parcial y mezclado con opiniones generadas por la mente del hombre, esto solo lo enredaría más de lo que ya está.

 

Ninguna cantidad de razonamiento convierte a una persona, eso solo lo puede hacer el Espíritu de Dios, el Dios todopoderoso no necesita ser defendido. La apología es solo otra herramienta más, usada para refutar los errores de pensamientos de los seres humanos que contradicen y se oponen a la verdad de Dios, para entonces abrir las puertas a Su mensaje de salvación.

 

También lo es la Ley de los 10 Mandamientos, que según el Nuevo Testamento es una herramienta que expone el pecado, y no hay mejor manera de demostrar esto por otros medios ya que viene directamente de la naturaleza de Dios. Los 10 Mandamientos demuestran el carácter de Dios, quien es el único que puede decir lo que se debe y no se debe hacer, lo que esta correcto o incorrecto y lo que es bueno o es malo para el ser humano. Para que este articulo este claro, es importante saber que:

 

la mención de la ley en el nuevo pacto, cuando es dirigida y se refiere a un cristiano, siempre se trata de la ley moral y no la ley de ritos o dé ceremonia”.

 

La palabra de Dios siempre será ofensiva y controversial, esto no es algo nuevo porque siempre lo ha sido y desde el Antiguo Testamento se pueden notar las posiciones apologéticas (defensivas) que tuvieron que asumir los jueces y profetas y esta postulación continua hasta Jesús y Sus discípulos, y aun sucede con los evangelistas de hoy.

 

El uso de tal herramienta (10 Mandamientos) es especialmente importante para las personas que quieran negar que Dios tenga la razón, muchos piensan equivocadamente que pueden llegar al paraíso por su propia cuenta y por sus propios méritos y esfuerzos. Otros piensan que hay muchos caminos y maneras de llegar a Dios, y para ellos todo camino igualmente los guiara a Su reino.

 

La Biblia dice que somos pescadores de hombres, pero nunca han notado, o no son conscientes que mientras se presenta el evangelio, las roturas y los enredos en las redes de pesca pueden ser reparadas apologéticamente según sea necesario. Por esa razón respondemos preguntas de resistencia hacia la palabra de Dios y exponemos la naturaleza verdadera del corazón de una persona. Esta es la condición actual en cual se encuentra la persona en el momento, porque desde el corazón salen los comentarios que rechazan la verdad (Mat 15:18, Mar 7:21-23).

 

Es importante para los pescadores de hombres saber que la lucha y los saltos de los peces que no soportan la sana doctrina, dentro de las redes son irrelevantes a la oferta de gracia del verdadero evangelio. La reacción es natural y esta resistencia causada por la naturaleza caída no debe asombrar al evangelista e impedir la exposición de la condición mortal del no-creyente, para entonces compartir las buenas noticias de salvación a todo aquel que crea, acepte y confié en la verdad.

 

Desafortunadamente, hoy piensan que durante la pesca, es mejor que los peces no salten dentro de la red, y sugieren que el evangelista intencionalmente evite todo lo que aparente ser un mensaje ofensivo para que los peces no sufran trauma. Este es el método preferible de muchos grupos de evangelismo de hoy y de las redes caseras establecidas para incrementar la cantidad de miembros. Existen ideologías hoy que dicen que solo debemos compartir las buenas nuevas con nuestros amigos, este es el evangelismo de amistad, y resulta ser la mayor causa por tenerle tanto temor a la persona extraña y desconocida. Si ya no es amistad, no se comparte el evangelio.

 

El objetivo de este método, es de asegurar un crecimiento constante de nuevos conversos a cualquier costo, no importa que no entienda, solo importa traerlo a la congregación, aunque sea totalmente ignorante del significado del verdadero evangelio. Pero si algunos piensan que el mensaje bíblico de salvación contiene palabras que puedan molestar e incomodar al no-creyente, entonces tratan de implementar por su propia voluntad mejores maneras de atraer a la persona a Cristo, y así no sacar al no-creyente de su zona de confort, como si el pecador tiene la opción de escoger lo que quiere oír.

 

Estas maneras modernas o “métodos”, usan la abstinencia de información necesaria para que la persona haga una decisión de aceptar a Cristo solamente con la mitad de la información. Intentan pintar una salvación sin consecuencias, y un sacrificio del Cordero sin propósito, ya que no se debe mencionar que murió por los pecados del mundo. Muchos omiten la mitad del mensaje, o por lo menos lo que consideran ser ofensivo para el pecador, y diseñan un mensaje parcial y fragmentado. Dependiendo de lo que el pecador esté dispuesta a soportar. Es prohibido mencionar que la Biblia dice que el pecador está muerto en pecado (Efesios 4:1 y 5), y que ya está condenado y tiene la ira de Dios sobre el (Juan 3:18 y 36).

 

Este método moderno usa una gran variedad de técnicas y tácticas para evitar el mandato directo de Cristo en Lucas 24:47, que dice que se predicara en Su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones. ¿Por qué? Porque esta es la parte ofensiva del mensaje que llamamos las buenas noticias. Pero, esto deja mucho sin decir, por ejemplo, cuando una noticia es buena, es porque la situación o condición en el momento no es la preferible y tiene el potencial de mejorar. La mala noticia es todo lo contrario a la buena noticia y según la Biblia la situación y condición de la humanidad es grave y mortal.

 

Como apologista, estoy acostumbrado a generar preguntas para remover la neblina que obstaculiza nuestros pensamientos, y por esta razón, pregunto lo siguiente:

 

¿Cuáles son las malas noticias?

¿Tendrá que ver con nuestra naturaleza pecaminosa?

¿Sera que la paga del pecado es la Muerte?

¿Sera que no tener una relación personal con el único redentor que garantiza vida eterna por causa del pecado, hacen “tan buenas” las noticias del evangelio?

Si una persona no sabe su condición pecaminosas ante Dios, ¿Qué motivo o razón tendrá para pedirle perdón a Dios por haber pecado en contra de Él? ¿Si no sabe que es pecador, de que se arrepentirá? ¿Qué significa “Buenas Noticias”?

 

En mis años de evangelización en las calles, pude comprobar que la mayoría de personas que dicen creer en Dios, piensan que un Dios de amor es incompatible con un Dios justo, así que escogen al dios que más le conviene. Prefieren crear un ídolo mental de un dios que es tan amoroso que hace larga vista del pecado y cancela Su día de juicio. Este dios abres las puertas de su reino y deja entrar a todo el que quiera entrar. Al predicar solo la parte del mensaje que tiene que ver con la gracia que surge del amor de Dios, reforzamos esta ideología con el versículo más usado en el mundo del evangelismo, y ese versículo es Juan 3:16.

 

No es que contradigo que Dios es amor (1Juan 4:8) es que no estamos haciendo nada para remover el estigma erróneo de estas personas. ¿Pregunto porque los evangelistas se detienen en Juan 3:16, y no continúan con Juan 3:18 y 36? Vamos a revisar estos versículos para ver la razón:

 

Juan 3:18 RVG  que en Él cree, no es condenado, pero el que no cree, ya es condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

 

Juan 3:36 RVG  El que cree en el Hijo tiene vida eterna; mas el que es incrédulo al Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

 

Es muy obvio porque estos no son incluidos cuando se usa Juan 3:16, ya que uno habla de amor y los otros de condena, de no poder ver la vida y de la ira de Dios. Estos versículos son muy fuertes para los oídos de aquellos que no soportan la sana doctrina, y por error el evangelista moderno piensa que es responsable de proteger los oídos del pecador para que nunca tenga que oír estos versículos. Si la humanidad no sabe que está enferma por la maldición de una herencia y que sufre de una condición mortal, no habrá una razón justificable para creer que necesita la única medicina que los puede curar.

 

Les daré varios ejemplos, si usted no sabe que tiene piojos y yo le traigo a usted un ungüento de mal olor para los piojos y le digo que arde mucho al untárselo y que el mal olor le durara varios días, pero el ungüento le matara los piojos, lo primero que usted preguntara es “¿Qué Piojos?” Simplemente no cree tener piojos, porque no sabe que está contaminado con piojos.

 

Igualmente, si les traigo un purgante de mal sabor para las lombrices que causa nausea y mareo y que estos efectos duran varios días, pero garantiza que estará libre de lombrices, de la misma manera, lo primero que preguntara es “¿Qué Lombrices?” Simplemente no cree tener lombrices, porque no sabe que está contaminado con lombrices.

 

¿Qué tal si le digo que existe una medicina para su tumor maligno?

 

Nadie piensa tener piojos, lombrices o un tumor maligno hasta que no sean evidentes. Solo cuando se demuestra una radiografía, un examen de sangre, y todo otro examen que demuestre la existencia de un tumor maligno, es que se confirma la condición actual. De la misma manera reacciona el mundo caído, y la misma incredibilidad existe cuando tratamos con la condición pecaminosa de la humanidad y la ley de los 10 Mandamientos se utiliza como la radiografía y el examen de sangre.    

 

Si es necesario arrepentirse (cambiar de mente) primero, para continuar con un cambio del estilo de vida errónea, entonces significa que la situación actual en el presente, los pensamientos de la persona y la manera en cual vive su vida es la equivocada. ¿Pero de que se va a arrepentir? ¿No es obvio que si una persona necesita ser perdonado por sus pecados, que debe significar que la persona es culpable de haber cometido alguna infracción en contra Dios? ¿Entonces por qué se evita la parte más importante del evangelio? ¿No es cierto que Jesús fue ejecutado en público como un criminal para pagar por los pecados de todo aquel que clame Su nombre?  

 

1Juan 3:4 dice que el pecado es infracción de la ley, y esta infracción es en contra de la ley moral, y la ley moral de Dios son los 10 mandamientos.

 

¿Qué ley es esta? Les pido que lean lo siguiente muy cuidadosamente. Si aquí se habla de pecado, no puede ser de ley ritual o de ley ceremonial, sino que habla de la ley “moral”, y es importante distinguir entre estas porque la ley ritual y la ley ceremonial están atadas al legalismo. Tomo más de 8 años convencer a los pastores y maestros de centro América, los más teológicamente preparados, por medio de la misma evidencia que presentare aquí, los invito a que ponga esto a prueba usted mismo.

 

Cuando Jesús dicen lo siguiente:

Mat 5:17  No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.

 

Se refiere a la ley moral, ¿cómo lo podemos comprobar? Si estudias bien el sermón del monte en completo, notaras que toda la enseñanza de Jesús es sobre la moralidad, y reemplaza los ritos y ceremonias. Esta no es una nueva enseñanza moderna, sino que es una enseñanza abandonada y reemplazada por el evangelio moderno. Para más evidencia, lea “Predicadores de la Ley”. Estos hombre entendían que muchos de los versos usados en esta exposición, que menciona la ley en el nuevo testamento, se refieren a la ley “moral” y no a la ley ritual o la ley ceremonial como muchos creen hoy. Esto es muy simple para entender, si el cristiano está dispuesto a ser convencido por la Biblia, pero muy difícil para el que prefiere seguir tradiciones modernas.

 

Explicar cada uno de estos métodos del evangelio moderno usados hoy no es el objetivo de esta exposición, este argumento ya es suficiente largo. Pero les daré una manera de reconocerlos al exponer los puntos importantes que estos métodos modernos tienen en común para que usted los pueda identificar.

 

El evangelio moderno es fácil de reconocer, no tanto por lo que predica, porque tiene un buen camuflaje de versos bíblicos que lo hace invisible a quien no esté atento. Este evangelio se reconoce por lo que “no se predica” y se encuentra en muchos libros de hoy y en muchos programas de crecimiento para las iglesias. Algunos de estos evangelios ponen al ser humano al frente, y no ponen a Dios al frente. Estoy en acuerdo que es verdad que todo ser humano tiene un valor intrínseco para Dios, y el valor está en su alma, esto es lo que Dios quiere salvar al declarar a todos los hombres, en todas partes, que se arrepientan. (Hec 17:30). Pero el mensaje de salvación es de salvar al ser humano de la muerte por la razón de sus pecados, y solo puede ser por la gracia de Dios, y si este es Su mensaje, entonces debe siempre estar al frente. Y este es el problema:

 

Rom 2:5  Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios

 

No hay mención de esta realidad bíblica en muchos de estos programas y todo ministro y evangelista es responsable de evaluar todo programa antes de integrarlo a su ministerio de evangelismo. Muchos de estos nuevos conversos se quedan en la congregación sin tener idea de lo que significa el pecado o el arrepentimiento.

 

Hay una gran posibilidad de que las iglesias que adoptan este tipo de evangelio estén inconscientes y con buenas intenciones de corazón llenen sus iglesias de personas que aceptan este evangelio con gozo, pero de corta duración porque son sembrados en pedregales y no pueden producir raíz (Mat 13:20). Puede que sea atraído por su propia naturaleza de codicia por medio de la atracción de promesas y garantías de mejoramientos de vida y abundancia de las posesiones materiales que predican hoy, pero la palabra que recibe es ahogada y continua una vida infructuosa porque está sembrado en los espinos (Mat 13:22).

 

El evangelio moderno es un evangelio que predica lo que los pecadores quieren oír y no lo que deben oír para que entiendan y produzcan 100, o 60, y otros a 30 (2Ti 4:1; Mat 13:23)

 

Este primer punto es importante para poder identificarlo inmediatamente. El evangelio moderno se nota cuando es evidente que intencionalmente omite verdades bíblicas por la preocupación de que el mensaje de Dios moleste, incomode y ofenda a la humanidad. Por lo tanto, han pensado erróneamente que si el mensaje de Dios es muy fuerte, entonces hay que suavizarlo un poco para que los pecadores lo puedan soportar, tolerar y digerir con más facilidad, y este pensamiento erróneo ha causado el reemplazo del verdadero evangelio.

 

Si la salvación salva de la muerte por causa del pecado,

¿Por qué eliminar este hecho tan importante del mensaje?”

 

Las omisiones incluyen la articulación del conocimiento de la naturaleza pecaminosa, ignorando que este descubrimiento es lo que en sí abre las puertas para que el Espíritu Santo convenza por convicción al mundo de pecado, de justicia, y de juicio (Juan 16:8), para que entonces se produzca un arrepentimiento sincero. El evangelio moderno no predica sobre el pecado, o de la necesidad de justificación o del día de juicio de Dios. El evangelio moderno tiene las siguientes 4 características:

 

1.  No hay mención de la naturaleza caída de la humanidad.

2.  Las palabras pecado, arrepentimiento, juicio, ira de Dios, infierno y lago de fuego son intencionalmente removidas y nunca mencionadas.

3.  La redención por sacrificio de Cristo es sin motivo: Predican que Cristo murió por ti, sin proveer las repuestas a las preguntas: ¿Por qué razón murió Jesús? ¿No sería buena idea explicar cuáles son las verdaderas consecuencias de las malas noticias, para que entonces entiendan las implicaciones beneficiosas de las buenas noticias?

4.  La atracción hacia el no-creyente es por medio de las siguientes maneras:

 

a. Solamente por gracia automática de Dios, que surge de Su naturaleza de amor, sin mención de las consecuencias del pecado. Lo que la persona tiene que hacer es portarse bien y visitar la congregación los domingos para recargar las baterías.

b. Promesas de felicidad y mejoramientos de vida y solución de problemas, ignorando intencionalmente que miles de cristianos alrededor del mundo son afligidos y perseguidos todos los días en países hostiles donde estos tipos de evangelios modernos no pueden entrar porque serian promesas de mentiras. Si lo pudieran predicar, no tendría sentido, ya que los cristianos perseguidos no están felices o mejoran sus vidas en el nivel natural.

 c.  Promesas de prosperidad $$$$$. (No hay que explicar esta).

 

d. Programas egocéntricos y de gratificación automática y terapias sicológicas. Todo se trata de la persona, de sus sentimientos y de su éxito, como si nuestro mayor propósito de existencia mientras estamos en esta tierra fuera la felicidad personal, la gratificación y el éxito. El hedonismo moderno secular enfatiza lo mismo, la satisfacción personal. La congregación se convierte en un centro de entretenimiento que receta un tipo de terapia moral a todo aquel que busca justificar sus acciones de pecado. Las oficinas de consultas se mantienen llenas de miembros problemáticos. Los miembros se consideran cristianos por haber hecho una decisión y por participar los domingos y no por su compromiso y convicción. Algunos hacen esta decisión una y otra vez y se consideran haber nacido de nuevo una docena de veces, y aparentan tener más vidas que las 9 vidas de un gato.

e. El uso de frases bíblicas fuera de contexto con el evangelismo, o frases no bíblicas y nunca dichas por Jesús o Sus discípulos. Por ejemplo, poner a Jesús en tu corazón, se ha convertido una frase aceptable sin confrontar el pecado o el arrepentimiento. Estas son usadas para atraer al no-creyente con el mínimo entendimiento posible.  

En los métodos usados hoy se usan promesas como atracción, estos métodos prometen mansiones, automóviles de lujo, frutos espirituales instantáneos en anticipación, sin necesidad de tener que personalmente producirlos. Es normal oír prédicas de paz, gozo, amor etc., y soluciones inmediatas de todo tipo de problema para que el magnetismo de las ofertas incremente exponencialmente. Pero, nada de lo mencionado puede ser discernido sin un “nuevo nacimiento”.

 

No tenemos que buscar muy lejos para saber cómo piensa un in-converso, solo tenemos que recordar nuestro propio pasado, y como pensábamos antes de llegar a Cristo para darnos cuenta que las características de estas ideas son muy atractivas para una persona con problemas causados por el pecado en un mundo caído. La mejor mentira se esconde entre la verdad, ese es su mejor camuflaje y es la manera favorita del enemigo desde el jardín de Edén. Esta es la razón por adornar y saturar a estos pseudos evangelios con muchos versículos y pasajes de la Biblia, menos el siguiente:

 

1Co 15:1-4 RVG  Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual estáis firmes; (2) por el cual asimismo sois salvos, si retenéis la palabra que os he predicado, si no habéis creído en vano. (3) Porque primeramente os he entregado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados conforme a las Escrituras; (4) y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;

 

Pero espere un momentito, si es verdad que Cristo murió por nuestros pecados, entonces es lógico pensar que debe ser verdad que todos somos pecadores y estamos destituidos de la gloria de Dios (Rom 3:23).

 

La mezcla de verdad con la mentira es una poción venenosa, es echarle levadura a la masa y causa una seguridad falsa a todo aquel que piense que puede entrar al reino sin hacer un Nuevo Pacto con Dios y sin hacer los cambios necesarios que indican que viaja en la dirección correcta sobre el camino angosto. No digo que el camino correcto es fácil, personalmente he tenido muchas veces durante mis caídas y batallas de derrotas que tuve que recurrir a mi última gota de esperanza espiritual.

 

Nuestro encuentro con in-conversos debe comenzar con el hecho de que nosotros fuimos igual que ellos (Efe 2:2-6), en necesidad de salvación y del espíritu de Dios. Como mencione en previo, la humanidad es creada en imagen y semejanza de Dios y todo ser humano tiene un valor para Dios, aunque no lo aparente externamente. Toda persona necesita escuchar la verdad de su situación actual antes los ojos de Dios, ya que la fe viene por el oír, pero por oír la verdad que es lo único que libera, y no por oír las palabras de azúcar que quieren oír, porque esas palabras de azúcar le causaran una infección en sus oídos. Dejar a una persona en confusión sobre su propia salvación es lo mismo que cogerlo por la mano y llevarlo a las puertas del infierno. No hay diferencia entre mentir y evadir la verdad.

 

El libro de Proverbios explica como pensamos y actuamos los seres humanos por causa de nuestra naturaleza caída, y de la misma manera intencionalmente ignorábamos todo lo que tenga que ver con Dios. Por naturaleza, el ser humano quiere obtener ganancias sin pagar las consecuencias. Y si se le ofrece salvación gratuita, piensa que la puede obtener sin tener que cambiar nada, y continuar con su estilo de vida egocéntrica y de auto gratificación. Durante nuestros tiempos mundanos, absorbíamos toda la información mundana que fuera placentera para nuestros oídos mientras filtrábamos lo que no queríamos oír. Podemos comparar este fenómeno de inatención intencional con situaciones que ocurrían durante nuestra juventud.

 

Cuando leíamos nuestra revista favorita de cómicas o veíamos televisión y nos pedían que votáramos la basura o que recogiéramos nuestro desorden, oíamos y respondíamos sin haber escuchado una sola palabra. Aparenta ser increíble pero esto sucede cuando intencionalmente dividimos nuestra concentración para tratar de mantener esa atención dividida para filtrar lo que nos interesa, de lo que no nos interesa. Pero al decirnos que la comida estaba servida, volábamos como el Flash de las cómicas que leíamos o veíamos en la televisión, y en el momento ese mensaje si era de gran interés. Es igual con todo tipo de información, y es normal que si no tiene que ver con la persona en un nivel personal (“yo” y para “mi”), la importancia disminuye. La ley va directamente al corazón y la consciencia del individuo, y establece al nivel personal de una vez si es verdad que la persona ha mentido, ha robado, ha codiciado etc. Y por lo más que brinque dentro de la red, no puede escaparse sin engañarse a sí mismo.

 

Antes de mi conversión, cuando por casualidad me encontraba en una conversación espiritual con una persona cristiana, movía la cabeza hacia arriba y hacia abajo de manera cortes para indicar cierto acuerdo como acto de cortesía, sin tener la mínima idea de lo que me estaba diciendo.

 

Puede que algunos acuerden que sucedía algo similar durante alguna fiesta o celebración y estando rodeados por muchas personas. La combinación de música, de múltiples conversaciones y otros ruidos siendo sobre un nivel normal, y aun así podíamos filtrar algo de interés. Por ejemplo, si todos hablaban en voz alta por causa de la música, y alguien mencionaba nuestro nombre detrás de nosotros, nuestras orejas automáticamente se convertían en satélites con sistemas de position global, porque nuestro nombre u otra palabra de gran interés inmediatamente captaba nuestra atención.  

 

Es interesante que el ser humano tenga la capacidad mental para alejarse de la realidad aunque este despierto, me acuerdo cuando me sucedió una vez en la escuela. No oía a la maestra hablando mientras me encontraba pensando en fantasías, tenía los ojos abiertos, pero estaba dentro de mi mundo virtual, y me di cuenta por primera vez que esto es lo que le llaman soñando despierto.

 

Hablo de estas cosas para que tengan una mejor idea de otro fenómeno que voy a mencionar, y este se relaciona con la manera de percepción de este mundo caído. La Biblia dice que tienen oídos pero no oyen y ojos pero no ven. La percepción de cada persona es importante, ya que es el nivel que determina la recepción de información y como dispuesta esta para aceptar si es verdad. Para más sobre este tema, vea “Modificando el Mensaje”.

 

Otro fenómeno en la rama de apología le llamamos presuposición, y solo significa que una persona supone en antemano (pre), que algo debe ser de una manera. Se puede decir que su conclusión es anticipada por lo que cree que ya sabe. Es simplemente una opinión personal en antemano, y este fenómeno es el invitado de honor responsable de componer muchos pensamientos erróneos. Cuándo alguien dice que “se supone que es así”, ya sabemos que está pre-suponiendo una conclusión con anticipación, basada en lo que cree que ya sabe. El problema de la presuposición es que se llega a una conclusión con solo parte de la información (parcial) y no con toda la información disponible.

 

Para ilustrar este fenómeno, imagine que dos personas están viendo un juego de “Tenis” en una televisión sin volumen y sin otro tipo de información visual sobre el juego. Sin los números en la pantalla que le indique la duración del juego o los puntos ganados, etc. Y solo una de las dos personas conoce las reglas del juego de tenis. Si esta persona presta atención y concentra, puede interpretar correctamente lo que está sucediendo.

 

La otra persona puede ver el mismo juego, pero nada de lo que está viendo tiene sentido porque no conoce las reglas que la corresponden al juego. Esa persona puede tratar de presuponer las reglas de otros juegos que si conoce, como las reglas del futbol, del basquetbol, del béisbol etc., pero hay gran probabilidad de que el resultado de su presuposición sea erróneo.

 

Volver Arriba…                             Continué con la parte 2 ......

Temas Teológicos