% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Evidencia Histórica

En realidad disfruté mucho mi primer año de estudio e investigación del contenido histórico de la Biblia. Cuando establecí confianza en la integridad de la traducción de los manuscritos originales, me animé hacia una investigación cuidadosa de las estructuras y artefactos que verificaban los eventos del mundo antiguo documentados en sus páginas.

 

Encontré que la Biblia es muy diferente a los otros libros en el mundo que examiné en detalle, estos otros libros que muchos llaman “sagrados” parecían enfocarse más en la filosofía e ideas del trascendentalismo. Los escritores de la Biblia parecían tener un conocimiento sólido de la gente, lugares y eventos de la historia.

 

Algunos que dicen ser expertos, tratan de desacreditar la veracidad histórica de la Biblia basándose en la falta de evidencia arqueológica de varias civilizaciones, ciudades, y líderes mencionados en el Antiguo Testamento. En mi venturosa búsqueda de evidencia, pude encontrar lo opuesto, y encontré mucha evidencia arqueológica que estos supuestos “académicos" parecen haber intencionalmente sobrepasado, lo que ellos ignoran y categorizan como solo coincidencia, para mi es bastante convincente.

 

Un punto revelador de la “Arqueología Bíblica” es darse cuenta de que esta disciplina científica no existió realmente sino hasta cerca de 150 años atrás. Desde tiempos antiguos, la primera ciencia (conocimiento) que obligaba al ser humano hacer preguntas de su propia existencia, y de la existencia de toda la naturaleza a su alrededor, incluyendo el Cosmos, fueron las leyendas teológicas traídas al nuevo mundo por Noé, después que el primer mundo fue destruido por inundación.

 

Estas se regaron por todo el mundo y dieron luz a la filosofía, que le permitió al ser humano expresar sus opiniones de la manera más profunda posible sobre todo lo existente, incluyendo versiones de Dios o dioses. Sin filosofía, no se puede ejercer la ciencia (conocimiento), ya que es necesario formular una hipótesis de un fenómeno y predecir su interacción con las fuerzas naturales de este mundo. El problema expuesto por muchos de los argumentos científicos de este ministerio es la presuntuosa postulación de una hipótesis, sin el uso del resto del proceso requerido por el método científico y la importancia de la evidencia producida por este proceso.     

 

Antes del siglo 20, la arqueología no era ni siquiera una ciencia organizada, algunos pensaban que se trataba de buscar la basura de civilizaciones antiguas para ver que se podía encontrar. Los primeros arqueólogos antiguos fueron los roba tumbas oportunistas que establecieron un método para la búsqueda de tesoros. Por lo tanto, muchas excavaciones fueron estropeadas y muchos descubrimientos perdidos. Con el aumento del interés académico y la proliferación de herramientas tecnológicas, un enfoque sistemático en la arqueología comenzó en el último siglo, revelando mucho acerca del mundo antiguo.

 

Este argumento trata con cosas tangibles, ya que las ruinas, estructuras, y artefactos han sido verificados y clasificados por hombres creyentes en Dios y igualmente por personas no-creyentes de la ciencia de arqueología. Esta compilación es solo una muestra de una gran cantidad de información archivada para un editorial que compondré en el futuro, y posiblemente forme parte de un libro sobre las diferentes clases de evidencias que ofrece la Biblia, la histórica, la arqueológica, la científica, la profética, y el potencial generado por esta combinación para permitir llegar a conclusiones razonables de lo que afirma la Biblia por los principios básicos de la Lógica.  

 

La arqueología es la rama de ciencia histórica que más ha ayudado a confirmar los eventos bíblicos. Han encontrado varios artefactos que mencionan personas y eventos bíblicos, tales como la Lista de Reyes de Sumeria, La Épica de Gilgamesh, el Código de Hammurabi, la Estela de Merneptah, el Relieve de Shishak, la Piedra Moabita, la Estela de Mesa, el Obelisco Negro de Shalmaneser, la inscripción de la Casa de David, conocida como la inscripción de Tel Dan la Ostracon de la Casa de Yahweh.

 

Los eventos más documentados a nivel mundial se describen en Génesis en los capítulos 6 al 9. Un considerable número de manuscritos Babilonios descubiertos describen eventos similares. La Lista de Reyes de Sumeria, por ejemplo, contiene los Reyes que gobernaron por largos periodos de tiempo, y describe como una enorme inundación azotó a la tierra. Y después del diluvio, los Reyes de Sumeria dominaron por periodos más cortos.

 

Este mismo patrón se observa en la Biblia cuando describe la diferencia entre el nivel de longevidad de vida antes del diluvio y después. La tablilla número 11 de la historia épica de Gilgamesh habla de un Arca y como muchos animales fueron puestos ahí, también habla acerca de los pájaros que fueron enviados durante el diluvio, de cómo el Arca quedó varada en una montaña y del sacrificio que se realizó cuando el Arca tocó tierra. La historia de Adapa narra una prueba de inmortalidad muy similar a la historia de Adán y Eva en el jardín del Edén.

 

Es interesante saber que existen alegaciones y críticas porque en los últimos años la arqueología ha favorecido lo que está documentado en la Biblia. Los críticos dicen que muchas de estas tradiciones fueron contaminadas por los cristianos que fueron con el objetivo de evangelizar a estas civilizaciones antiguas. Pero no se puede explicar porque las historias originalmente fueron documentadas como relatos antropológicos e históricos y en registros de las inscripciones encontradas en los artefactos arqueológicos por personas de esas ciencias que no tenían interés en lo religioso. Además, es notable que la cantidad de variaciones que se alejan de los relatos bíblicos sean de origen pagano y no de sociedades que se dedicaban a seguir al Dios de la Biblia con la clase de reverencia que tenían los misioneros que llegaron mucho después.

 

La mayoría de civilizaciones antiguas investigadas en todo continente alrededor del mundo fueron investigadas por exploradores y documentadas con intereses antropológicos, arqueológicos y históricos, mucho antes de llegar misioneros a los lugares que pudieran integrar y contaminar sus leyendas con los relatos bíblicos. Estas civilizaciones tenían ya historias tradicionales de la creación de todo en el mundo por un Dios Supremo y de una inundación global. En el 2006 realice un estudio interesante sobre las leyendas comunes en el mundo y encontré que ni una de estas menciona un proceso evolutivo. No hay recolección en la memoria de los personas autóctonas, indígenas o aborígenes de civilizaciones antiguas que les causara algún tipo de influencia a creer que son descendientes de monos, pero si se encuentran todas las siguientes en cada continente alrededor del mundo:

 

1. La Creación por un Dios Supremo.  

2. La intervención de seres semi-dioses con humanos (Ángeles caídos, Génesis 6).

3. La presencia de Gigantes alrededor del mundo. (Flavio Josefo menciona que los esqueletos de estos Gigantes fueron exhibidos en público en su tiempo).

4. La presencia de Dragones y animales híbridos alrededor del mundo.

5. La destrucción de un mundo por inundación por causa de esto seres semi-dioses.

6. Catástrofes celestiales que coinciden con el día largo de la batalla de Josue (Jos 10:13), el retroceso del Sol de diez grados en el reloj de Acaz (Isa 38:11), y las 10 plagas de Moisés (Exo 9-11).

 

Lo interesante de estos eventos celestiales es que fueron documentadas durante el mismo periodo por muchos alrededor del mundo que observaban los cielos, como los Babilonios, Meda-Persas, Egipcios, Mayas, Chinos, etc.

 

Es un buen momento para mencionar que de tantas de estas civilizaciones que vivían toda su vida con animales a su alrededor, como lo fueron por ejemplo en el continente Africano, las Américas, el Asiático y el Mediterráneo, que ninguna de estas leyendas tradicionales proponen que el ser humano es descendiente de un simio.  

 

Comenzare con la evidencia encontrada en la Las Tablillas Sumerias que contienen la Lista de Reyes, esta tablillas del tamaño de un bloque de cemento, registran la confusión de lenguas registrada en la Biblia (Génesis 11:1-9).  El relato Sumerio narra que hubo una época cuando todos los seres humanos hablaban una sola lengua. El lenguaje fue confundido por un dios llamado Enki, señor de la sabiduría. Incluso los Babilonios poseen un relato similar en el que los dioses destruyen una torre y confundieron el lenguaje de los hombres.

 

Hay más de 16 fragmentos y una copia temprana de la Lista  de Reyes Sumerios encontrada en diferentes partes y en diferentes épocas. El primer fragmento fue descubierto en la librería del templo en Nippur, Iraq y fue publicado en 1906.

 

La copia más completa, el prisma de Weld-Blundell fue comprada en un mercado de antigüedades luego de la Primera Guerra Mundial y actualmente se encuentra en el Museo Ashmolean en Oxford, Inglaterra.

Otros descubrimientos que coinciden y confirmación los eventos bíblicos son los siguientes:

 

1. La Campaña militar en Israel del Faraón Sisac (1 Reyes 14:25-26) registrada en los muros del Templo de Amun en Thebes, Egipto.

2. La Revuelta de Moab contra Israel (2 Reyes 1:1 y 3:4-27) registrada en una inscripción de la Meca.

3. La caída de Samaria (2 Reyes 17:3-6,24 y 18:9-11) por Salmanasar (Sargón II), rey de Asiria, registrado en los muros de los restos de su palacio.

4. El Ataque de Asdod por órdenes de Salmanasar (Sargón II) (Isaías 20:1) registrado en los muros de su palacio.

El Rey Sargón II fue causa de mucha controversia y critica en el pasado, hasta que se hizo este descubrimiento arqueólogo. Muchos decían que Sargón era producto de la imaginación de los escritores del Antiguo Testamento.   

5. La campaña del Rey Asirio Senaquerib contra Judá (2 Reyes 18:13-16) registrado en el Prisma de Taylor.

6. La siega de Senaquerib (2 Reyes 18:14 y 17) registrada en los relieves de Lachish.

7. El asesinato de Senaquerib por sus propios hijos (2 Reyes 19:37) registrado en los anales de su hijo Esarhaddon.

8. La caída de Nínive como fue profetizada por los profetas Nahúm y Sofonías (Sofonías 2:13-15 y Nahum 3:7) registrada en la tablilla de Nabopolasar.

9. La caída de Jerusalén por Nabucodonosor, Rey de Babilonia (2 Reyes 24:10-14) registrado en Las Crónicas de Babilonia.

10. El cautiverio de Joaquín Rey de Judá en Babilonia (2 Reyes 24:15-16) registrado en Las Crónicas de Babilonia.

11. La caída de Babilonia por los Medos y los Persas (Daniel 5:30-31) registrado en la Esfera de Ciro.

12 La Liberación de los cautivos en Babilonia por Ciro el Grande (Esdras 1:1-4 y 6:3-4) registrado en la Esfera de Ciro.

13. La existencia de Jesucristo registrada por las escrituras de Flavio Josefo, Suetonio, Talo, Pliny el joven, por Luciano y el Talmud Judío.

14. El desalojo de los Judíos de Roma durante el reinado del emperador Claudio (Hechos 18:2) registrado por Suetonio.

 

Vamos ahora a los descubrimientos importantes de excavaciones arqueológicas de estructuras Bíblicas. Algunas de las más interesantes son las siguientes.

 

En el “Antiguo Testamento”:

La Arqueología nos demuestra que la tierra de Sumer es la tierra Sinar que se encuentra en la Biblia. Se presume que Sinar fue la primera sociedad civilizada fundada alrededor de 3500 a.C., esto nos da una fecha aproximada de la Torre de Babel. Nimrod  fue el rey de Sinar (Genesis 10:8-12) a quien se le acredita la orden para la construcción de la Torre. Examinemos este y otros descubrimientos arqueológicos importantes:

 

1. La base de la Torre de Babel en Babilonia donde el lenguaje fue confundido (Génesis 11:1-9).

2. El palacio de Jericó donde el Rey Eglón de Moab fue asesinado por Aod (Jueces 3:12-30).

3. La Puerta Oriental de Siquem donde Gaal y Zebul miraron las fuerzas de Abimelec acercarse a la ciudad. (Jueces 9:34-38).

4. El Templo de Baal-berit en Siquem, donde los fondos eran obtenidos para financiar el reinado de Abimelec y donde los ciudadanos de Siquem tomaron refugio cuando Abimelec atacó la ciudad (Jueces 9:4, 46-49).

5. El Estanque de Gabaón donde las fuerzas de David e Is-boset lucharon durante el forcejeo por el reino de Israel (2 Samuel 2:12-32).

6. El Estanque de Hesbón, asemejada a los ojos de la mujer Sulamita (Cantares 7:4).

7. El palacio real de Samaria donde los reyes de Israel vivieron (1Reyes 20:43; 21:1- 2; 22:39; 2Reyes 1:2; 15:25).

8. El estanque de Samaria donde la carroza del Rey Acab fue lavada después de su muerte (1Reyes 22:20-38).

9. El túnel de agua bajo Jerusalén excavado por el Rey Ezequías para proporcionar agua durante el estado de sitio de los Asirios (2Reyes 20:20; 2 Crónicas 32:30).

10. El Palacio real en Babilonia donde el Rey Belsasar sostuvo la fiesta y Daniel interpretó las escrituras en la pared. (Daniel 5).

11. El Palacio real en Susa donde Ester fue Reina del Rey Persa Asuero (Ester 1:2; 2:3, y versículos 5, 9, y 16).

12. La Puerta real en Susa donde Mardoqueo, el primo de Ester, se sentaba (Ester 2:19 y 21; 3:2 y 3; 4:2; 5:9 y 13; 6:10 y 12).

13. La Plaza de en frente de la Puerta real en Susa donde Mardoqueo se encontró con Hatac, uno de los eunucos de Asuero. (Ester 4:6).

 

Descubrimientos arqueológicos importantes de estructuras mencionadas en el “Nuevo Testamento”:

 

1. La fundación de la sinagoga en Capernaum donde Jesús curó a un hombre que tenía un espíritu inmundo (Marcos 1:21-28) y predicó acerca de el pan de vida (Juan 6:25-59).

2. La casa de Pedro en Capernaum donde Jesús sanó a la suegra de Pedro y a otros (Mateo 8:14-16).

3. El pozo de Jacob donde Jesús le habló a la mujer Samaritana (Juan 4:6-7).

4. El estanque de Betesda en Jerusalén, donde Jesús sanó un hombre cojo (Juan 5:1-14).

5. El estanque de Siloé en Jerusalén, donde Jesús sanó a un hombre ciego (Juan 9:1-7).

6. El tribunal en Corinto donde Pablo fue procesado (Hechos 18:1-16).

7. El teatro de Éfeso donde ocurrió el alboroto de los plateros (Hechos 19:26-29).

8. El palacio de Herodes en Cesárea donde Pablo fue detenido bajo guardia (Hechos 23:33-35).

 

La Biblia fue documentada en lenguajes que se prestan para la traducción en todos los otros lenguajes del mundo, y aunque no fue inspirada por Dios con la intención de servir solamente como un documento histórico, se presta para verificar y confirmar la precisión y credibilidad de los eventos lugares y personas mencionadas en sus páginas.

 

Volver Arriba…   

Temas Teológicos