% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

La Exclusividad de Jesús

Muchos que no creen en Jesús alegan que fue un fraude o solo un maestro, algunos que dicen creer en él alegan que es el Ángel Miguel y otros como los Mormones dicen que es el hermano de Satanás.

 

Para refutar estos alegatos es necesario exponer la realidad de lo que está documentado sobre Jesús para comparar la información bíblica con lo que dice el ser humano, quien ignora con intención la evidencia histórica y favorece sus propias opiniones. En este caso, se tiene que separar a Jesús de toda especulación, y para que una persona sea exclusiva, tiene que ser única, y nadie más puede ser igual o semejante.

 

El caso de este hombre llamado el Nazareno es un caso acompañado de una gran cantidad de evidencia que no debe ser ignorada, ya que esta evidencia contiene palabras de advertencia dirigidas al escéptico, al no creyente, y al que muestre bochorno por la presencia y las palabras de esta persona que auto proclama ser especial, del más allá, de naturaleza divina y de la misma sustancia y esencia espiritual que el Dios Padre. Si todo lo que dijo de si mismo fue mentira, entonces seria verdad que fue un fraude. Vea “Las Afirmaciones de Jesús” y “Aspectos y Detalles de la Vida de Jesús”.

 

Es notable que las enseñanzas de Jesús sean únicas y diferentes al compararlas con toda enseñanza de personajes religiosos de las religiones del mundo. Jesús es el núcleo y el tema central de las Escrituras. Él pone Su persona al frente de todas sus doctrinas con la autoridad de un Ser de naturaleza divina. Jesús enseña que las escrituras hablan de “El” y con este concepto en mente, se descubre que Su presencia se encuentra desde Génesis hasta Apocalipsis. Muchas enseñanzas de Jesús han sido adoptadas por personas que no creen en el como un Redentor y Salvador exclusivo.

 

Muchos entienden la idea que deben tratar a otros como ellos quieren ser tratados (Mat 7:12) y los relativistas han adoptado el concepto de no juzgar para no ser juzgados (Mat 7:1), pero solo como propaganda para la tolerancia. Los homosexuales y los que abogan por el matrimonio del mismo sexo han capitalizado de la mala interpretación del concepto de no juzgar mientras juzgan a los que se oponen de sus actos. Pero el beneficio no solo se encuentra en lo que Jesús enseña, la importancia es centralizada en la persona de Jesús.

 

Seria en vano que estas persona adopten y sean obedientes a estas enseñanzas de Jesús, y otras que igualmente han sido distorsionadas por el mundo, si la fe y confianza total no es puesta objetivamente en la única persona que afirma con certeza que es el único por quien se puede entrar al reino de Dios (Juan 14:6). Mahoma no dijo que nadie puede llegar al Padre sino por él, tampoco lo dijo Buda, Krisna, u otro líder religioso.

 

No estoy diciendo que no se ha dicho, no se puede decir, o que no se dirá en el futuro por los falsos Mesías que entraran a la escena cuando el tiempo sea correcto, pero pienso que muy pocos, o posiblemente ninguno de estos serán falsos Mahoma’s, falsos Buda’s, falsos Krisna’s, etc., sino que serán falsos cristos  ¿Por qué no? Bueno, cuando se falsifica un billete de alto valor, es mejor hacer copia del original, ya que su diseño es exclusivo.

                          

El misterio del Antiguo Testamento fue revelado en el Nuevo Testamento. Jesús apela una y otra vez hacia las escrituras que hablan de Él. En el evangelio de Juan capítulo 5 cuando buscan la manera de matarlo por haber violado el Sabbat, algo que muchos hoy dicen que es un pecado mortal, Jesús les dice en el verso 39 que ellos buscan en las Escrituras inspiradas por Dios pensando que en ellas encontraran la vida eterna, pero son estas mismas Escrituras las que dan testimonio de Él. Esto significa que sin creer en Él, creer en las Escrituras seria en vano cuando se trata de la salvación.  

 

En Juan 5:46 Jesús dice “Porque si creyerais a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él.”

 

En otra ocasión, Jesús hace una apelación hacia lo que está escrito por los profetas para confirmar Su deidad y naturaleza divina, esto se encuentra en Lucas 4:17-21, vamos a examinar este pasaje:

 

Lucas 4:17-21 dice lo siguiente:

 

Y le fue dado el libro del profeta Isaías; y cuando abrió el libro, halló el lugar donde estaba escrito: (18)  El Espíritu del Señor es sobre mí, por cuanto me ha ungido para predicar el evangelio a los pobres; me ha enviado para sanar a los quebrantados de corazón; para pregonar a los cautivos libertad, y a los ciegos vista; para poner en libertad a los quebrantados;  (19)  para pregonar el año agradable del Señor.  (20)  Y enrollando el libro, lo dio al ministro y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él.  (21)  Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura en vuestros oídos.

 

Creo que sería fácil imaginar la magnitud de tensión causada en el ambiente por una persona que entre a una sinagoga o una iglesia y postule que el Espíritu de Dios está sobre él y que ha sido ungido y enviado para ejercer lo que menciona este pasaje del profeta Isaías. Ser “El Ungido” es lo que significa la palabra “Mesías” (Cristo), y como conclusión final, que esta persona proponga que al leer el pasaje, los que están presentes han sido testigos del cumplimiento de la profecía que acaban de oír.  

 

Existen muchos alegatos y acusaciones en contra de Jesús, hechas por personas que son extranjeros de la investigación analítica y totalmente ignorantes de la sana hermenéutica y de la asistencia espiritual que ayuda la comprensión de las cosas espirituales. Algunos han dicho que Jesús nunca existió, que Su persona es un producto de la imaginación del hombre para tener algo diferente en que enfocar su fe.

 

Otros comparan a Jesús con un maestro religioso, un gran rabino espiritual, o una persona buena de enseñanzas de ética y la moralidad. Hay otros que alegan que Jesús y sus discípulos fueron conspiradores de un engaño y un fraude, que hizo todo a través de la magia, usando humo y espejos. Otros lo han acusado de haber sido un lunático, un demente que no sabía lo que hacía o decía y algunos dicen que su esencia en realidad no es de naturaleza divina, sino que es igual o similar al Arcángel Miguel, la supuesta primera creación de YAHWEH, mientras otros dicen que el Mesías aún no ha llegado.

 

Estos últimos puntos serán discutidos en el los argumentos “El Mesías Ausente”, y “El Ángel de YHWH”. En este argumento se discutirán cada uno de estos puntos de vista y serán examinados por medio de las escrituras de la Biblia, comenzaremos de inmediato con la primera alegación:

 

1. Jesús es Solo un Mito.

 

El concepto erróneo de que Jesús no fue una persona histórica que existió en el espacio y tiempo de esta dimensión, quien camino sobre esta tierra es un argumento demasiado débil y muy fácil de refutar sin el uso de la Biblia. No voy a citar cada una de los siguientes hombres que documentan la existencia de Jesús y los problemas que causo el crecimiento de Sus seguidores y que fueron torturados y martirizados en esa época por causa de Jesús, ya que este el propósito del argumento “Documentos Seculares”, pero por lo menos en este primer punto podrán revisar la lista de los autores de varios documentos externos fuera de la Biblia.

 

Entre los nombres de autores que documentan a Jesús o a Sus discípulos se encuentran los siguientes:

 

Seneca (3 a.C.- 65 d.C.), Historiador de Roma, Flaviuos Josephus (37-101 d.C.), Historiador Judío, Ignacio de Antioquia un discípulo de Pedro, Pablo y Juan (50-107 d.C.), Thallus (52 d.C.), ,Historiados y Escritor,Trajano (53-117 d.C.) Emperador Romano, Juvenal (55-127 d.C.), Cornelius Tacitus (56 -117 d.C.) Historiador Romano, Plino el Joven (63-113 d.C.) Gobernador de Bithynia en Asia menor, Suetonius (69-140 d.C.) Historiador y Analista del Emperador Hadrian, “La Carta de Mara Bar-Serapion” (73 d.C.), Antonius Pius (86-161 d.C.) Emperador Romano, Phlegon (100 d.C.), Clemente de Roma (100 d.C.) Cuarto Obispo de Roma, Justino Martir (106-167 d.C.) Apologista (Defensor Cristiano), Adriano (106-167 d.C.) Emperador Romano,  Luciano (120-180 d.C,) escritor Griego, Quadratas (125 d.C. ) Obispo de Atenas, “La Epístola de Bernabé” (130-138 d.C.), Arístides (138-161 d.C.) Filosofo de Atenas convertido al cristianismo, Celsus (200 d.C.) Escritor, Hegesippus (200 d. C.) Historiador de al menos 5 libros, Hierocles (284-305 d.C.), Julián el Apóstata (332-362 d.C.) Emperador de Roma,  Macrobius (400-500 d.C.), Toledoth Yeshu (600 d.C.), “El Talmud Babilónico” (600 d.C.), El Comentario Rabínico al Tanac (Antiguo Testamento).

 

Pueden notar que varios de estos escritores fueron “Gobernantes o Emperadores Romanos” y la mayoría eran no-creyentes y enemigos de Jesús. Flavio Josefo habla sobre la crucifixión y la resurrección de Jesús y que Sus discípulos lo llamaban el Mesías. Sería imposible que todos en esta lista se refieran a una figura histórica que nunca existió, y todos generen la misma persona imaginaria. Lo interesante de estos documentos es que algunos de estos escritores acusan a Jesús una y otra vez de hacer milagros por hechicería y con la ayuda de demonios. Qué casualidad, si fueron mentiras y trucos por el uso de la magia como parte de una conspiración, ¿Porque clasifican los milagros de Jesús en una categoría sobrenatural? El uso de la magia se puede explicar, ya que todo truco es solamente una ilusión explicable, pero lo sobrenatural no tiene una explicación normal.

 

Podemos concluir de esta evidencia que los mismo enemigos de Jesús son los que confirman Su existencia y que Sus obras estaban en una categoría más allá de lo explicable. Levantar muertos, limpiar leprosos, y sanar gente que nacieron ciegos, mudos, sordos y paralíticos es una gran azaña para los ilusionistas del mundo en la historia de la humanidad. Jesús dijo en Lucas 4 que vino a darle vista a los ciegos, algo que los mejores ilusionistas de hoy no pueden darle a una persona que nace así. Pero esto tiene un significado un poco más profundo, ya no fue que algunas de estas personas no veían porque no podían, pero muchos que no eran ciegos no vieron porque no querian y no pudieron ver al Mesías que estaba frente a sus propios ojos.

 

2. Jesús Solo Fue un Buen Maestro

 

El concepto de que Jesús solamente fue un maestro religioso, un gran rabino espiritual, o una persona buena que enseñaba principios morales y de ética es muy simple de solucionar, ya que estas alegaciones caen en la misma categoría. Si Jesús no era quien el proclamaba ser por medio de las Escrituras, entonces sería imposible que fuera lo que alegan estas personas. Simplemente porque un maestro religioso, un gran rabino espiritual, o una persona buena que enseña sobre la ética y la moralidad, estaria mintiendo al decir que es hijo de Dios y que es el camino, la verdad y la vida y la única manera para llegar al Padre. Si lo que dijo Jesús no fue verdad, entonces al mentir no era tan religioso, espiritual, ético y moral. Es por eso que tenemos que examinar bien las escrituras para determinar lo que decía Jesús sobre sí mismo.

 

Sabemos que Jesús hace una multitud de apelaciones especialmente hacia las escrituras para comprobar Su identidad y naturaleza divina. Según la interpretación moderna, esto se pierde en el viento porque intentan interpretarlo fuera de contexto. Pero desde el punto de vista “Hebreo” se interpreta de una forma obvia y los que estaban presentes sabían muy bien y estaban claros en lo que Jesús les estaba diciendo. Podemos formular dos preguntas que servirán como una base lógica que nos pueda guiar hacia lo que queremos saber:

 

a) ¿Murió Jesús por decir que sólo era un maestro religioso, un gran rabino espiritual, o una persona buena que enseñaba sobre la ética y la molaridad?

 

No, Jesús nunca dijo que Él era solamente un maestro sin incluir que Sus enseñanzas insinuaban Su deidad y naturaleza divina, aunque por costumbre Judía lo llamaran maestro o Rabí.

 

b) ¿Por qué cogían piedras para tratar de matarlo? Tendría que haber hecho o dicho algo que justificara la muerte según la ley por apedreamiento de los Judíos.

 

Violar el Sabbat era una de las razones y blasfemia era otra, también el adulterio, la rebeldía, la hechicería etc. Tenemos que entonces investigar que fue exactamente lo que dijo Jesús que causó que cogieran piedras para matarlo. Vamos a comparar lo que dicen los Judíos con lo que dice Jesús:

 

En Juan 19:7 LBLA dice lo siguiente: Los judíos le respondieron: Nosotros tenemos una ley, y según esa ley Él debe morir, porque pretendió ser el Hijo de Dios.

 

Y en Juan 8:58-59 LBLA vemos que Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: antes que Abraham naciera, yo soy.  (59)  Entonces tomaron piedras para tirárselas, pero Jesús se ocultó y salió del templo.

 

En Juan 10:30-33 LBLA Jesús dice: “Yo y el Padre somos uno.”  (31)  Los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle.  (32)  Jesús les dijo: Os he mostrado muchas obras buenas que son del Padre. ¿Por cuál de ellas me apedreáis?  (33)  Los judíos le contestaron: No te apedreamos por ninguna obra buena, sino por blasfemia; y porque tú, siendo hombre, te haces Dios.

 

Así que podemos ver que Jesús nunca dejó una opción o alternativa para concluir que sólo era un maestro religioso, un gran rabino espiritual, o un buen ser humano que enseñaba ética y moralidad, Jesús afirmaba ser más de lo que muchos han pensado.

 

3. Jesús fue un Fraude

 

La idea de que Jesús y Sus discípulos fueron conspiradores de un engaño fraudulento para engañar a los que les creían y seguían, es otro argumento fácil de refutar. Primero tenemos que proponer que una persona que conspira, engaña y comete fraude debe estar consciente de lo que está haciendo y del riesgo al cual se expone si fuera descubierto.

 

Si están recogiendo piedras para matarlo, en algún momento tuvo que darse cuenta que si continuaba con su plan de conspiración, por lo más astuto que fuera, al fin tendría que pagar las consecuencias. Si fue un engañador, entonces no fue tan astuto. ¿Por qué? La respuesta es simple, porque sabiendo que constantemente confrontaba las consecuencias de cometer un fraude, permitió ser ejecutado por una mentira. El mismo concepto se les aplicaría a los discípulos de Jesús si murieron por causa de una supuesta conspiración, ya que todos los que fueron martirizados hubieran muerto por la misma mentira.

La pregunta que totalmente extingue este punto de vista erróneo es la siguiente:

 

¿Si los discípulos de Jesús corrieron por sus vidas desde que arrestaron a Jesús en el Jardín de Getsemaní, por qué volverían otra vez para continuar con el mismo fraude para luego morir una muerte de mártir?

 

Si todos murieron por la misma presumida mentira excepto Juan, quien fue deportado a la isla de Patmos. ¿Qué los hizo regresar a predicar con valentía en las calles de Jerusalén para arriesgar y al fin sacrificar sus vidas por una mentira? ¿Porque estarían dispuestos a morir n por una mentira? Podemos decir que el evento que causo un cambio tan radical en los discípulos de Jesús es una forma de evidencia por reacción, algo causó un cambio radical para la reacción inesperada de Sus discípulos, y la resurrección de Jesús sería la mejor explicación, ya que este cambio sucede después que lo vieron y lo tocaron.

 

4. Jesús fue un Lunático Demente

 

Tenemos que poner toda la evidencia bíblica en la balanza del razonamiento, si Jesús no fue quien Él proclamaba ser, entonces la única alternativa es que fue un lunático. Pero, este alegato se debe examinar bien antes de llegar a esa conclusión y propongo que debemos contestar las siguientes preguntas de la forma más honesta posible:

 

¿Sera posible que una persona demente con un proceso de pensamiento distorsionado tuviera la habilidad de formular argumentos lógicos a la misma vez?

 

¿Cómo pudo defenderse tantas veces desarmando a Sus oponentes solamente con Sus palabras?

 

¿Por qué permitió la familia de esta persona con una supuesta enfermedad mental que viajara solo por varios lugares de Israel?

 

¿No serían estos viajes peligrosos para una persona en un estado de dilución mental?

 

¿Si estaba enfermo, por qué no lo protegían mejor todos los que decían que lo amaban?

 

¿Por qué es que Sus seguidores no notaron Su demencia?

 

¿Qué tipo de magnetismo tenía esta locura que atraía a miles de personas a Su alrededor?

 

¿Por qué en contra de sus propias leyes, ejecutarían en público a un “demente” que solo hacia buenas obras y el bien hacia otras personas?

 

¿No podían haber ignorado aun demente, aunque creyera ser El Mesías?

 

Vamos un momento a buscar en su Biblia el pasaje de Juan 10:30 al 36. En Juan 10:30, Cuando Jesús dice “Yo y el Padre somos uno”, cita el Salmos 82:6 que figurativamente llama “dioses” a los que recibían palabra directamente de Dios como magistrados, emisarios, jueces y profetas y continúa Su argumento de esta forma:

 

Juan 10:35-36 “Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada), (36) ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: "Tú blasfemas",  porque dije: “Hijo de Dios soy"?

 

El punto lógico se establece al hablar Jesús de sí mismo en la tercera persona cuando dice “al que el Padre santificó y envió al mundo”. Esto no solamente separa al que el Padre santifica y envía al mundo, de toda otra posible persona del mundo, sino que también deja muy claro que sólo puede haber uno quien asuma ese título. Al hacerlo, se separa el mismo como Hijo de Dios y como el auténtico Mesías de toda la humanidad, como el único y exclusivo santificado y enviado por El Padre.

 

Su argumento establece que si Dios los llama a ellos dioses ,pero “no lo son”, entonces, ¿cuánto más derecho y autoridad tendría el verdadero ungido, santificado y enviado de llamarse “El Hijo de Dios”? Si Jesús no fuera el verdadero Mesías, entonces no hubiera duda que Su declaración fuera blasfemia, pero si Jesús es el verdadero Mesías, entonces sería imposible que Su auto proclamación fuera blasfemia, y en los versos 37 y 38 ofrecía Sus obras como evidencia, cuales proveen la validez de Su declaración.

 

Otro ejemplo se encuentra en Mat 12:24-30. Aquí Jesús aparenta usar lógica simple, pero en realidad es muy compleja cuando se expone cada punto de Su argumento:

 

“Pero cuando los fariseos lo oyeron, dijeron: Este no expulsa los demonios sino por Beelzebú, el príncipe de los demonios.  (25)  Y conociendo Jesús sus pensamientos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma no se mantendrá en pie.  (26)  Y si Satanás expulsa a Satanás, está dividido contra sí mismo; ¿cómo puede entonces mantenerse en pie su reino?  (27)  Y si yo expulso los demonios por Beelzebú, ¿por quién los expulsan vuestros hijos? Por tanto, ellos serán vuestros jueces.  (28)  Pero si yo expulso los demonios por el Espíritu de Dios, entonces el reino de Dios ha llegado a vosotros.  (29)  ¿O cómo puede alguien entrar en la casa de un hombre fuerte y saquear sus bienes, si primero no lo ata? Y entonces saqueará su casa.  (30)  El que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama.”

 

Este es el análisis de los puntos lógicos:

 

Verso 25: Argumento de analogía, reducción a lo absurdo.

 

Verso 26: Argumento de analogía, reducción a lo absurdo.

 

Verso 27: Argumento de analogía.

 

Verso 28: Inferencia racional.

 

Verso 29: Argumento de analogía, inferencia racional.

 

Verso 30: Regla de contradicción, tercero excluido.

 

¿Cuál sería la probabilidad de que un lunático también profetizara

sobre eventos que establecen la autoridad de Su propia deidad?

 

Jesús profetizo Su propia ejecución, Su resurrección en 3 días, la fundación de Su iglesia, la destrucción del templo, la tribulación de los últimos días, Su regreso de manera espectacular con una demostración de gran poder y muchos otros detalles interesantes.

La preocupación del Cristiano de salvar almas en este mundo agonizante y arrebatar los cadáveres del cementerio de Satanás es por una razón justificable.

 

En Juan 8:24, Jesús dice lo siguiente:

“Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creyéreis que YO SOY, en vuestros pecados moriréis.”

 

No mueras en tus pecados

 

Volver Arriba…            

 

 

Temas Teológicos