% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Falacias de la Homosexualidad

Existen varias falacias que distorsionan la verdad sobre la homosexualidad, y estas falacias han sido ingeridas por el sistema judicial de muchos países para establecer leyes de igualdad a favor de un tercer género que en realidad no existe.

 

Estas falacias son la fundación de los argumentos que resultan en la redefinición del significado del matrimonio y son usadas para presionar a las autoridades a tragar estos errores para cambiar los estatutos a favor de los que hacen propaganda por medio de ellas.

 

Alrededor del mundo, la gran mayoría ya tiene el derecho de matrimonio, decir que existe una discriminación es una mentira, la ideología moderna es cambiar lo que significa un matrimonio. El derecho de matrimonio entre dos adultos no relacionados por parientes que “no” sean del mismo sexo se encuentra alrededor del mundo. Estas reglas son establecidas por ley a favor de los miembros en matrimonio por el gobierno del país, para que ambos en el matrimonio sean protegidos y puedan disfrutar de tal derecho.

 

El rechazo del matrimonio del mismo sexo surge de una realidad de naturaleza, ya el matrimonio autóctono no solamente es una unión entre las dos personas, sino que la expectación de procrear y formar una familia con un resultado final de ambas descendencias biológicas, algo imposible para dos personas del mismo sexo.

 

Una de las falacias es inventar un nuevo significado de lo que por miles de años ha sido considerado un matrimonio y forzar una nueva definición a la sociedad, aunque muchos no estén en acuerdo o rechacen este tipo de unión innatural. Otra falacia es crear una identidad especial para distinguir a un género no existente, ya que una prueba de ADN demuestra sin duda que una persona es femenina o es masculino, y no lo contrario, o lo que quiera decir que es.

 

Lo que se insinúa en esta nueva identidad especial es erróneo porque no tiene que ver con un “deseo sexual”, sino con un “comportamiento anormal”. Tener ciertos “deseos sexuales”, que conducen a un “comportamiento anormal”, no significa que la persona es automáticamente discriminada si la ley no permite el comportamiento que la persona desea.

 

Por ejemplo, yo puedo tener un deseo sexual hacia la bestialidad, pero el problema no sería mi deseo sexual, sino el “comportamiento anormal” si fuera a cometer el acto. Si la ley lo prohíbe, no tengo algún derecho a decir que discriminan contra mí.  Algunos dirán que hay una gran diferencia entre un acto sexual con animales y un acto sexual entre humanos del mismo sexo, pero mi ejemplo es para enfatizar quesería anormal, y el punto es señalar que si 99.9% del resto de la naturaleza se multiplica por un acto sexual entre dos diferentes sexos para procrear, y que esta es la manera natural y normal, y el acto entre diferentes especies y géneros es anormal, entonces el mismo acto entre dos humanos del mismo sexo por causa del deseo sexual sería igualmente innatural y anormal.

 

Si es imposible procrear por este medio, como ya lo mencione, entonces debe estar muy claro que no es un acto que imita a la naturaleza para intentar de justificar falsamente que es “natural”. Si la razón por el deseo sexual es por causa “mental”, entonces la persona tiene un problema psicológico y necesita psicoterapia. Si el desorden de identificación de género (Transgender Identification Disorder) es clasificado como una enfermedad mental, entonces el mismo diagnostico clasificaría el deseo sexual de la homosexualidad en la misma categoría. Miles de “ex-homosexuales” han reportado que ya no practican el comportamiento por la razón de que han concentrado o enfocado su deseo sexual hacia el sexo opuesto, han sido exitosos en cambiar por medio de “Terapia de Orientación”.

 

Además, existen parejas donde ambos eran gay o lesbianas, pero han podido cambiar su atracción al mismo sexo. La frase “Yo nací así” es errónea y falsa, y solo es una excusa usada como propaganda para aquellos que les conviene decirlo. Esta evidencia le aplica a la próxima razón que tiene que ver con la genética de la persona.

 

Si la razón por el deseo sexual es por causa “fisiológica”, entonces la persona ha desarrollado un problema biológico, y no es que nació así, e inclinarse a la mentira genética es otra falacia que se han tragado los que aceptan todo lo que dicen sin investigar los hechos. Nunca se ha encontrado un “gene homosexual”, y además, harían falta dos genes y no solo uno, para que un gene cause la homosexualidad en el hombre y el otro en la mujer y causar el lesbianismo. Es imposible que sea el mismo gene si los afectados son de diferentes sexos.

 

Muchos casos han sido cuidadosamente estudiados y el más convincente es él estudio de cientos de gemelos idénticos con la misma genética, donde un gemelo es gay o lesbiana y el otro no lo es. ¿Cómo se puede explicar esto si los dos nacieron de una genética compartida, y son biológicamente idénticos? La explicación es simple, y es que la escusa genética es falsa. El Dr. Neil Whitehead es uno de los pioneros en este tipo de estudio y varios artículos e pueden encontrar con sus explicaciones y un video se puede ver “YouTube” aquí: http://www.youtube.com/watch?v=Gq9A40F_P10

 

Si la razón por el deseo sexual es por causa “inmoral”, entonces la persona tiene un problema espiritual, y debe saber que los mandatos de Dios no discriminan en contra de los seres humanos, sino en contra de sus comportamientos. Muchos en la Iglesia son personas que en el pasado practicaban una variedad de comportamientos y han sido restaurados por Dios, la naturaleza pecaminosa es hereditaria por el ser humano al ser descendiente de Adán.

 

Jesús dice:

Mat 11:28-30 Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar.  (29)  Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y HALLAREIS DESCANSO PARA VUESTRAS ALMAS.  (30)  Porque mi yugo es fácil y mi carga ligera.
 

El ser humano alimenta su cuerpo y su mente, pero no piensa que debe alimentar su espíritu con la verdad. En el caso de la homosexualidad, la parte mental, la fisiológica y la espiritual tienen que ser tratadas, por la razón de que las tres indican que la persona está enferma y sus “deseos sexuales” no son una excusa para cometer un acto de “comportamiento anormal”.

 

Al intentar decir que merece derechos especiales, para que no se discrimine en su contra, necesitaríamos también cambiar el significado del matrimonio para  incluir la igualdad de derecho a matrimonios entre parientes, entre hermanos, entre parejas múltiples, entre adultos y niños, entre humanos con animales y todo otro tipo de matrimonio imaginable y cambiar las leyes para que estos apareamientos ya no se consideren anormales, y protegerlos a todos para poder dictar y forzar por obligación jurídica que son legalmente normales y con todo beneficio y protección de la ley judicial.

 

Las buenas leyes de un país protegen y discriminan en contra el comportamiento, no en contra de sus ciudadanos, y son irrelevantes a los deseos de sus ciudadanos. Yo puedo desear mucho dinero y robar un banco, pero la ley que prohíbe este tipo de comportamiento tiene que proteger el dinero de otros, y por lo tanto si actuó sobre mi deseo, seré juzgado y sentenciado sin importancia de la motivación de mi deseo como el causante que me indujo a cometer un acto inaceptable por la sociedad.

 

Si ya existe una clase legal que define lo que es una “persona”, que incluye una variedad de comportamientos buenos y malos, ¿porque razón se debe cambiar la ley para incluir una clasificación especial que defina a una persona con comportamiento “homosexual”, que es inducido por su “deseo sexual”?  Además, esto lo debe decidir el pueblo, y no los jueces o los políticos por quien el pueblo voto para tener el puesto que tienen.

 

Los ciudadanos reconocen a sus líderes, deportistas, artistas, cantantes, filántropos, y también a los que son ladrones, asesinos, violadores, y tramposos, pero no exigen que se cambie la ley para legalmente asignarles un título especial a estas personas que violan las leyes por sus comportamientos. Es cierto que los de mal comportamiento son categorizados como convictos si fueron condenados, pero los de buen comportamiento son categorizados sin exigir un cambio de ley.

 

Si hay algunos seres humanos especiales en este planeta que se distinguen por sus deseos sexuales, entonces también se debería cambiar la constitución de todo país para identificar a sus héroes, y asignarle una medalla de honor con un título legal, y así podemos decir “este es Juan del Pueblo, él es un héroe”. Esto sería inconcebible, sin embargo algunos están dispuestos a cambiar las leyes de su país para decir “este es Juan del Pueblo, él es gay”.  Es obvio que los líderes políticos que son “gay”, apoyan su propia agenda, pero los que no lo son deben considerar el riesgo de problemas de salud envueltos en el comportamiento homosexual, muchos mueren de SIDA a pesar de las décadas de advertencia y de programas para popularizar la prevención.

 

Una política pública que permite que la persona tenga la libertad de envolverse en actividades arriesgadas es una cosa, pero aprobar un comportamiento poco saludable por legislatura y proteger la actividad es totalmente otra cosa, porque esto le abre las puertas al establecer un precedente que resultaría en proteger por ley en el futuro a todo otro comportamiento de riesgo. ¿No es esta la manera en cual se determina una decisión judicial?

 

Si ya existe una ley que aprueba una actividad de riesgo para algunos ciudadanos, entonces ya estaría establecida la forma de servir a proceder como una regla de autoridad y el patrón establecido para los futuros casos similares o análogos. En toda realidad, los países que han aprobado el matrimonio del mismo sexo han ignorado que el propósito no es solo un apareamiento, hay mucho más que considerar. Aparenta que hoy el matrimonio hace un “par” y eso es todo, la procreación es solo un incidente secundario, pero pronto verán que esta ignorancia es la causa de grandes problemas en la sociedad quien adapta estos significados ambiguos. Según una investigación publicada en el periódico “New York Times” encontrado aquí:

http://www.nytimes.com/2010/01/29/us/29sfmetro.html?_r=1

 

La mayoría de matrimonios Gay son “abiertos”, esto significa que hay libertad para tener relaciones con otros fuera del matrimonio. Según una de las encuestas tomada por la Universidad de San Francisco, en el “Bay Area”,de 556parejas gay estudiados por 3 años, alrededor de 50% tuvieron sexo fuera de su relación con el conocimiento y la aprobación de su pareja. ¿Si es así, para que tanta cantaleta en querer un matrimonio legal? Esto es aprobar una licencia para el adulterio.

 

Aunque seré claro en decir que no apoyo la causa de algunas sectas Mormonas, ¿Por qué es ilegal e inmoral tener más de una mujer, pero cuando se trata de la homosexualidad hacen larga vista al adulterio, y es aceptado como legal y moral? ¿No establece este tipo de ley un precedente para discriminar en contra de algunos, mientras se excusan a otros?

 

Si se permite un estándar doble farsante, entonces la estatua de la justicia no es la única que tiene los ojos vendados. La verdad es que para la mayoría de homosexuales, el matrimonio es solamente un “estatus” que representa una carga para el gobierno, cuando se pueden explotar los beneficios que legalmente acompañan al matrimonio, ya que es muy obvio que a la mitad de estos homosexuales estudiados por la Universidad de San Francisco, no les importa los juramentos de la unión por cual todo otro matrimonio normal estaría culpable de “Adulterio”, según lo debe dictar la ley del mismo país que le aprueba la licencia de matrimonio.

 

El artículo del “New York Times” comienza diciendo que en el matrimonio de Rio y Ray en el 2008, se omitieron las palabras “fidelidad y monogamia” del juramento de boda. Esto indica claramente lo que tenían planeado en antemano y que la intención de adulterio fue premeditada. ¿No es esto fraudulento e inmoral? ¿No es que han engañado a la justicia que los pretende proteger? ¿Si desean mantener la misma libertad de actividad sexual disponible que tenían al ser solteros, para qué redefinir el significado del matrimonio si no es por razón de otra agenda adicional?

 

Les diré por que lo hacen, es para chantajear a los políticos ignorantes que muerdan la carnada, y se tragan el hilo con el anzuelo y para celebrar una victoria de haber llegado a un estatus social aceptado y protegido por la ley, para luego burlarse de la sociedad, ya que para ellos el matrimonio no tiene significado de convicción o de fidelidad, y como sea, continuaran viviendo según les complazca su “deseo sexual”.

 

Aunque aún es muy temprano para estar 100% seguro de las repercusiones que tendrá esta moderna ideología y como afectara a la sociedad, se puede aprender mucho de lo que ha sucedido en uno de los estados de los Estados Unidos, donde muchos de los ciudadanos han reportado su inconformidad con los resultados de las acciones políticas que cambiaron su legislatura sin el voto de los ciudadanos. El estado de Massachusetts genero una lista de cómo están siendo afectados sus ciudadanos.

 

Estas querellas deben servir como una advertencia para todo gobierno alrededor del mundo que consideran cambiar sus leyes por las mismas razones, ya que deben tener la expectación de que ocurra lo mismo y estos problemas solo se pueden evitar con anticipación. El siguiente documento en PDF fue producido por Brian Camenker y se encuentra aquí: http://www.massresistance.org/docs/marriage/effects_of_ssm.pdf

 

Las escuelas fueron afectadas, al promover la celebración del matrimonio del mismo sexo. Volantes y tratados fueron distribuidos a los estudiantes con literatura de propaganda y desinformación que describía al matrimonio del mismo sexo como una parte normal de la sociedad. Un maestro dijo en una de las estaciones de radio que la decisión judicial a favor del matrimonio del mismo sexo, había abierto las puertas para enseñar sobre la homosexualidad en las escuelas.

 

El siguiente año les dieron libros de imágenes a los niños de Kindergarten (de 5 a 6 años de edad), que le ensañaban que parejas del mismo sexo solo eran otra clase de familia. Cuando el Sr. David Parker de Lexington, uno de los parientes de uno de los niños insistió en ser notificado en antemano cuando los maestros le fueran a enseñar a su hijo sobre la homosexualidad o el trans-género (el creer ser del sexo opuesto), la escuela llamo a la policía, lo arrestaron y durmió esa noche en la cárcel.

 

A los niños de segundo grado (de 7 a 8 años de edad), les dieron un libro titulado “Rey y Rey”, sobre dos hombres que tienen un romance y luego se unen en matrimonio, con una imagen de dos hombres besándose. Cuando los parientes Rob and Roban Wirthlin presentaron su queja, la administración de la escuela le dice que no estaban obligados a notificarlos o de permitirles ausentar a su niño del estudio. Los Wirthlin presentaron su caso en corte bajo derechos civiles federales y su caso fue despedido.

 

En mi opinión, la legalización del matrimonio del mismo sexo, causo una agenda obligatoria en las escuelas de Massachusetts, y han interpretado esta legalización como un deber de enseñarles a los niños que la homosexualidad es normal, sin importancia alguna de los derechos que tienen los parientes de supervisar lo que aprenden sus propios niños. En este caso, el estado tiene mayor autoridad que los parientes.

 

En una ocasión, un pariente de un estudiante del tercer grado (de 8 a 9 años de edad) fue forzado a cambiar de escuela porque llevaron a su salón de clases a un hombre en el proceso de un cambio de sexo y vestido de mujer, para enseñarles a los niños que ahora existían diferentes tipos de familias. La escuela de dijo a los parientes que su reacción y comportamiento  sobre la ocurrencia era “inapropiado”, pero el espectáculo en el salón de los niños era normal.

 

Obviamente, aquí falsamente se presentan a los parientes como los causantes de un escándalo, pero el hombre en transición es perfectamente normal. Este caso también se encuentra en el vínculo en el PDF anterior, pero más de los detalles se pueden encontrar aquí:  
http://www.massresistance.org/docs/articles/franklin_trans_1106.html

 

Las bibliotecas y librerías también han cambiado, y algunos de los libros sobre el comportamiento y el estilo de la vida homosexual son pornográficos, y de la misma manera, cuando los parientes presentan sus quejas, son confrontados con hostilidad al estilo “Gestapo” de la propaganda “Nazi” de Hitler. Los grupos homosexuales han usado los impuestos de todos los ciudadanos para distribuir un libro de tamaño significante titulado “El Noviazgo de la Igualdad”. Es normal que los maestros gay presenten fotos de sus parejas y sus esposos homosexuales y han asignado un “Día de Gay” para combatir la intolerancia, especialmente la homofobia.

 

En el sector de la salud pública, las pruebas de SIDA y los casos  han subido a un costo adicional de $500,000 (US). El departamento de salud de Massachusetts ayudo producir el siguiente libreto “The Little Black Book, Queer in the 21st Century”. Este libreto cruza la frontera de la obscenidad y la pornografía y les da recomendaciones a los jóvenes de actos sexuales con otros sobre la masturbación, el sexo oral y la orinación, e incluye un directorio de bares y clubes en Boston donde hombres jóvenes se encuentran para tener sexo anónimo. Este tipo de propaganda apoya los actos homosexuales y los describe como actos normales y animan a la juventud a experimentar con estos comportamientos, aunque no crean ser homosexuales.

 

La legislatura de Massachusetts noto que había gastado más en la violencia domestica homosexual, en un año reportado subió a $350,000, y había subido $100,000 (US) más que el año previo. Las razones apuntan hacia la disfunción de relaciones homosexuales.

 

Los negocios y empresas están obligados a reconocer al matrimonio del mismo sexo en sus coberturas de seguro de vida, de salud y de auto, y tienen que ser reconocidos en todos las actividades y beneficios a los empleados, igual como a los clientes. La industria que trata con la planificación, salones para bodas, fotografía, catering de comida, biscochos y pasteles de boda etc., están obligados a servirle a la comunidad homosexual o ser arrestados por discriminación. Las empresas son puestas a prueba a menudo para probar su tolerancia hacia las actividades homosexuales.

 

La profesión legal de Massachusetts examina a los abogados sobre su conocimiento de leyes que tratan sobre el matrimonio del mismo sexo. Stephen Dunne, de Boston, falló el examen por negarse a responder una de las preguntas sobre el matrimonio homosexual. Temas sobre la “familia homosexual” están sembrados en el sistema judicial de Massachusetts, y los abogados que especializan y practican ley familiar tienen que atender seminarios sobre el matrimonio homosexual y hoy existen varios Jueces homosexuales en las cortes que tratan con la ley de familia.

 

En Massachusetts, una pareja homosexual puede adoptar niños, y en el 2006 el Departamento de Servicios Sociales honoraron a una pareja de hombres homosexuales como “Parientes del Año”, estos habían adoptado un bebe en contra de los deseos de los padres biológicos y fueron ofrecidos otra oportunidad de adoptación, antes y al frente de otras parejas de heterosexuales que estaban en la lista de las agencias de adoptación del estado de Massachusetts. Esto demuestra una discriminación en reversa totalmente ignorada por las autoridades.

 

Varios mandatos fueron generados por el gobierno de Massachusetts para hacer cumplir la ley matrimonial del mismo sexo. El gobernador Mitt Romney, el muy conocido Mormón, quien se postuló para la presidencia de los Estados Unidos en contra de Barrack Obsama, dio una orden a todos los jueces del estado a cumplir con la ley del matrimonio del mismo sexo o ser expulsados, solo uno de los jueces renuncio su posición. La licencia de matrimonio usa los acrónimos para el individuo “A” y el individuo “B” en lugar de “Marido y Esposa”.

 

La legislatura tiene un presupuesto monetario significante para los grupos activistas homosexuales, sin importancia alguna que la “Comisión de Jóvenes Gay, Lesbianas, Bisexuales y Transgéneros” es conocido como un grupo radical y militante. La cantidad de hasta $700,000 (US) de los impuestos de los ciudadanos ha sido separada para apoyar la homosexualidad en las escuelas públicas, y las leyes de “Medicaid”, un seguro médico del estado, ahora incluye cobertura para los matrimonios homosexuales.

 

Las demostraciones, paradas y desfiles homosexuales son prominentes en el estado de Massachusetts, y los políticos, las corporaciones y hasta las organizaciones policiales se han sumado a la lista de participantes. Los periódicos y los noticieros de televisión cubren historias de matrimonios homosexuales, con la insistencia de que son iguales a un matrimonio normal. Muchos hoy en esta profesión son homosexuales que públicamente marchan en las actividades homosexuales, y solo apoyan su propia causa dictando el paso de la igualdad y la anti-discriminación, mientras ignoran las inquietudes de los matrimonios heterosexuales.

 

Personalmente diría que es una forma de discriminación auto evidente, tolerada y apoyada por todas las autoridades. Este concepto propone que un solo grupo en oposición debe tolerar lo intolerante por obligación, mientras el grupo bajo obligación no le aplica el mismo significado de tolerancia (vea el artículo “Tolerancia Intolerante”).

 

La libertad de tolerancia para los homosexuales es liberal, pero para el grupo obligatorio es oprimida. ¿No es este el mismo concepto de derechos civiles con cual luchamos en el pasado? Este tipo de justicia demuestra ser totalmente desequilibrada, al intentar de proteger a un grupo mientras se pisotean los derechos de otros, y bien sabemos muchos por experiencia, que cuando se pretende favorecer a un grupo sobre otro, se destruye el propósito de defender los derechos de todos los grupos.

 

Diría que cuando un estado tiene más derecho que los padres cuando se trata de adoctrinar a la fuerza a sus hijos y se obliga una propaganda que es rechazada por los padres, la democracia termina y abre las puestas a la anarquía, ya que fueron los padres quienes postularon por voto a los políticos que luego los obligan a aceptar lo que no quieren aceptar para el bienestar de sus propios hijos. Los puntos de vista y definiciones de moralidad no son imputados por los políticos, y no deben sobrepasar los derechos establecidos para el bien común del pueblo, especialmente si la constitución del estado o del país fue fundada sobre derechos auto-evidentes de todo ser humano, y no solamente de algunos.

 

Los que abogan a favor de estas leyes no quieren oír las voces de las miles de personas alrededor del mundo que en el pasado se consideraban ser personas homosexuales, pero que ya no lo son. O las voces de científicos que han dedicado años de estudio en el tema, como el Dr. Robert Spitzer, Psiquiatra de la Universidad de Columbia (E.U.), quien llega a la conclusión que personas motivadas a cambiar de la homosexualidad a la heterosexualidad pueden hacerlo por medio de terapia de reorientación, solo tienen que querer cambiar. Esta resistencia al cambio, es la verdadera raíz del problema.

 

El Dr. Spitzer no representa algún punto de vista religioso en sus conclusiones, al contrario, Spitzer dice ser ateo. Pero aun así ha sido atacado por publicar la verdad, ya que la verdad amenaza la agenda homosexual y no les conviene que la homosexualidad sea clasificada como un desorden mental, difícil de abstener e igual que todo otro tipo de adición clasificada como una enfermedad. Es decir, que clasifican al alcoholismo como un desorden mental, pero proponen que la homosexualidad no lo es, con solo ignorar la evidencia científica que dice lo opuesto.

 

Para asegurar obtener derechos civiles, es mejor proponer y hacerles creer al mundo que una vez la persona es homosexual, ya no hay posibilidad de cambios, por haber nacido así. No se debe hacer larga vista e ignorar que detrás de estas estrategias están los homosexuales abogados y los homosexuales que están en puestos de autoridad para influenciar la propaganda que dicta que todo otro tipo de desorden mental similar puede ser cambiado con métodos terapéuticos, menos la homosexualidad.

 

Reitero, al decir que el alcoholismo es un desorden mental tratable con resultados exitosos pero la homosexualidad no lo es, seria ignorar la evidencia científica que dice lo opuesto. Diría que han sido exitosos en vender este gato por liebre, pero solo por causa de la ignorancia de los que hacen decisiones políticas y proponen saber y predecir lo que colectivamente le beneficia a su sociedad.

 

Este es un buen ejemplo en la historia, donde la política sobrepasa y elimina hechos científicos. La propaganda homosexual se permite para influenciar a personas heterosexuales a experimentar con la homosexualidad, y así poder identificarse como uno de los afectados, pero las leyes prohíben que la propaganda de terapia de y de reorientación intente regresar a un homosexual a la heterosexualidad. Es igual que negarle ayuda a un adicto y se nota muy claro el filo de la discriminación en reversa y el estándar doble.

 

Existe un estándar para la protección de todo aquel que sea homosexual, y otro estándar para todo aquel que se oponga y crea en los descubrimientos de la ciencia. Por lo tanto el significado del matrimonio, es legalmente redefinido y disminuido por obligación, por causa de personas que no quieren cambiar su estilo de vida y no pueden controlar sus deseos sexuales anormales.

 

Pero hay otro problema más profundo, que tiene que ver con la posibilidad de hacer un daño a niños adoptados por estos tipos de matrimonios por jugar a ciegas e ignorantemente, ya que no se ha hecho suficiente estudio sobre este tema para saber con seguridad que los niños que el estado pone en las manos de estos tipos de matrimonios no sean a la larga afectados emocionalmente, y psicológicamente en el futuro.

 

Los parientes de orientación normal pueden intercambiar responsabilidades, pero no pueden cambiar sus géneros sexuales. Todo niño nota la diferencia, y para tratar de aliviar que se burlen de estos niños, se generan más leyes para protegerlos de la anormalidad en cual vive. Inyectan confusión al decir que no hay diferencias entre los dos sexos, cuando todo el resto del mundo sabe que no es verdad. Los homosexuales que han engañado a sus líderes políticos con falsas acusaciones de discriminación en contra de sus derechos civiles, obtienen lo que quieren, mientras los niños tienen que tolerar una falsedad por obligación.

 

Personalmente, como apologista, no puedo entender como han sido engañados tan fácilmente estos políticos que han sido entrenadas en las artes y ciencias de la investigación, el análisis, la evaluación de los hechos y de la evidencia, de la argumentación en las cortes judiciales y la ciencia de la lógica, etc. Tampoco entiendo cómo es posible que sean tan ignorantes en aceptar una ideología sin haber analizado bien los posibles problemas futuros que se generaran con el tiempo. Pero pienso que aún hay algo peor que lo que ya ha sucedido en Massachusetts, un estado donde hasta los peloteros del equipo de Boston, que en un tiempo fue mi equipo favorito, salen en la televisión apoyando el movimiento homosexual.

 

Los abandone, porque estos que supuestamente son modelos para los niños, le dicen que este tipo de comportamiento es sano y normal. Recomiendo a los políticos de países que creen que este es un movimiento hacia la igualdad y la anti-discriminación, que estudien bien todo lo que ha sucedido en el estado de Massachusetts antes de aprobar leyes que afectaran a toda su sociedad, y que no crean que se pueden escapar de los mismos tipos de problemas y que si se dejan engañar, que no sean asombrados al crear su propio Sodoma y Gomorra.

 

Todo ser humano es importante para Dios, nadie debe maltratar a una persona por ser diferente, el homosexual va a continuar haciendo lo que hace, igual que el apostador sin control, el alcohólico y el adicto a las drogas, etc., tan pronto estos tienen la oportunidad para hacerlo. La persona homosexual puede seguir siendo lo que quiere ser, pero no creo que deba engañar a su pueblo de esta manera solamente para obtener ciertos derechos por medios de fraudes y mentiras.

 

Como evangelista itinerante, nunca le he mencionado preferencias sexuales a un homosexual, ya que lo importante para mí es que el homosexual o la lesbiana entienda bien que si miente, tiene ídolos, codicia, adúltera, usa el nombre de Dios en vano, no honra a su padre y a su madre, entonces tiene que pagar las consecuencias igual que todo otro ser humano en el día de juicio. En esto Dios si es justo y la igualdad de derechos civiles será irrelevante en Su corte suprema para todo aquel que no tiene el único abogado enviado por Dios a cruzar la frontera de esta dimensión para representar a quienquiera que lo acepte y lo reciba.

 

Volver Arriba...    

 

 

Temas Problemáticos