% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

La Hidrología del H2O

Hay algo muy extraño en nuestro sistema planetario, y es científicamente difícil de entender. Es posible que exista un desequilibrio intencional de una combinación de los elementos que se encuentran en el resto de nuestra galaxia.

 

Nuestro planeta Tierra es conocido como el planeta azul. Muchas de las fotos del planeta tomadas desde la Luna y por los telescopios modernos confirman que a grandes distancias aun parece ser distinto a todo otro planeta cercano por su distinguido color. Hay dos razones por este color, una es menor y la otra mayor. La primera es por la reflexión atmosférica y la segunda está relacionada a  la primera por la gran cantidad de agua que contiene nuestro planeta.

 

Sin agua no puede haber vida y aquí en la Tierra todo a nuestro alrededor contiene agua, y es el elemento que cubre alrededor del 70% de nuestro planeta. Esta observación me lleva a preguntar “por qué” nuestros vecinos celestiales están tan deshidratados en comparación, y algunos están completamente secos. Nuestra Luna y el planeta Martes tienen muy poca agua, pero la Tierra está cubierta de una gran cantidad de este elemento compuesto de Hidrogeno y Oxigeno (H2O), y en su estado líquido es necesario para la existencia de la mayoría de organismos vivos que observamos todos los días.

 

Algunas teorías postulan que millones de millones de años en el pasado, durante su origen, la Tierra se formó totalmente sin agua, y que fueron los asteroides, meteoros, o cometas que trajeron la gran cantidad de agua que existe hoy. Y proponen que la sal y el agua que se encuentra en algunos meteoros le dan credibilidad a esta teoría. Algunos científicos dicen que en realidad creen que el producto químico y el proceso de la evolución planetaria que dio origen a los elementos que componen la muy necesaria combinación de Hidrógeno y Oxígeno, decidió combinar la cantidad correcta de ambos y estos acumulan todo el H2O disponible en este planeta insignificante y pequeño.

 

Desde el punto de vista teológico, la cantidad de agua en la tierra fue establecida por Dios quien crea un firmamento y luego separa las aguas (Gen 1:6). Es posible que antes de la inundación existiera una expansión entre dos cuerpos de agua. La palabra usada es רָקִיעַ (râqı̂ya‛), significa que hubo un tipo de extendimiento entre esta separación. Las biblias en español le refieren como firmamento, expansión o extendimiento, igual como la palabra original. Existe una teoría desde 1874, de Isaac Vail que propone que había un tipo de cubierta de vapor, o quizás hielo que alrededor de la troposfera de la tierra. Este punto de vista insinúa que la tierra no estaba cubierta de agua hasta después de la inundación.

 

Creo que es posible que esta teoría tenga algunos puntos verídicos y que tengan algún sentido, ya que estos concuerdan con algunos datos bíblicos. Quisiera exponerlos para el beneficio del cristiano que no está familiarizado con estos puntos que coinciden:

 

1. En Génesis, el firmamento, la expansión o el extendimiento, es lo que Dios luego determina ser el “cielo”, y luego se describe como el firmamento, la expansión o el extendimiento de los cielos en Gen 1:8, 14, 15, 20. Por lo tanto esta separación de las aguas tiene una característica celestial. Es posible que la cantidad original de agua fue separada y dividida en dos cantidades, una que formara una cubierta sobre la tierra, y como notaran en el próximo punto (2), otra que quedara dentro de la tierra.

   

2. Antes de la inundación, Dios aún no había hecho llover sobre la tierra, y aparenta que había un sistema de efecto invernadero que suplía la humedad necesaria para sostener todo, Gen 2:5-6. Un vapor subía de la tierra, que regaba toda la faz de la tierra. Aparenta que había gran cantidad de agua bajo y dentro de la tierra para sostener toda la tierra con suficiente humanidad.

3. Durante la inundación, el efecto más lógico que pueda cambiar un sistema de irrigación por vapor, a uno de saturación directa por lluvia, es una cancelación de la separación original. La Biblia dice que se rompieron todas las fuentes del gran abismo, y que las compuertas del cielo fueron abiertas, Gen 7:11. Esta información es suficiente para convencerme que toda la cantidad de agua sobre el planeta ya se encontraba sobre o dentro del sistema atmosferico dela tierra.

 

Personalmente he observado que la teoría de los científicos le falta algo muy importante en el campo astronómico, y es que tiene a la vez que postular que la misma cantidad de elementos actuaron de una manera discriminatoria al retener las mismas cantidades iguales de agua a los otros planetas cercanos.

 

¿Cómo pueden ser las leyes de la física

tan imparciales y discriminantes?

 

Obviamente, los científicos que especulan que la combinación de H2O vino de asteroides, meteoros o cometas, están obligados a presuponer que la edad de la Tierra tiene que ser de multi-millones de años con el fin de que estos viajeros celestiales tengan el tiempo suficiente para depositar aunque sea una pequeña cantidad de agua sobre la superficie de este planeta.

 

El profesor de física de la Universidad de Florida Central, Humberto Campins, parece pensar que esto fue lo que ocurrió y algunos científicos que vi en el canal de televisión “Discovery” y otros en el “History Channel”, coinciden en decir que esto ocurrió gota por gota. Para mí esto es increíble, es demasiado obvio que si la cantidad de agua sobre nuestro planeta, es inmensa, entonces una acumulación rápida contradice lo que presupone la teoría de la evolución. Por lo tanto, es importante y necesario que estas explicaciones por la presencia de tanta agua, coincidan con la teoría evolutiva.

 

Pero las explicaciones anémicas que he encontrado que piensan que pueden engañar a todo el mundo, y a la vez insultar nuestra inteligencia, como si todos sufriéramos de demencia y no poder notar que la cantidad de agua en la superficie, la absorbida en la capa superior de la tierra, la que se encuentra almacenada en las glaciares y toda nube alrededor del planeta, la que baja por las montañas por ríos y riachuelos, sobrepasa la expectación de todo ser humano.

 

Me gustaría medir la cantidad de gotas de agua que se necesitan para llenar una cucharadita, y saber cuántos asteroides, meteoros o cometas necesitaría. Luego calcular cuántas gotas se necesitan para llenar un galón, y finalmente, llenar la trencha de las Marianas de 36,201pies (11,033 metros) de profundidad, (casi 7 millas), y la trencha de Puerto Rico de 28, 374 pies (8,648 metros) de profundidad, (aproximadamente 5 millas), pero la verdad es que he estado muy ocupado últimamente y estas mediciones y calculaciones tomarían demasiado de mi tiempo.

 

Además, yo no soy científico, y soy sólo un pensador crítico cristiano curioso sobre las anomalías que existen en este mundo, y al saber que mis resultados no serán publicados en las revistas científicas de gran prestigio, he decido administrar mi tiempo y estar conforme con leer lo que otros tienen que decir sobre este enigma, y dejar que ellos hagan las mediciones y las calculaciones por mí. Con esta información es que formulo mi opinión.

 

En mi búsqueda para examinar estas teorías he encontrado que los investigadores de la Universidad de Florida Central dicen haber detectado una fina capa de hielo de agua y moléculas orgánicas en la superficie del asteroide “24 Themis”, uno de los mayores asteroides en el Cinturón Principal. Bueno, esto indica que tienen la esperanza y gran interés para descubrir una explicación moderna que pueda resolver este antiguo misterio.

 

Pero es muy difícil para mí creer que un poco de hielo que se evaporaría durante el viaje, y durante la entrada a la atmosfera y la explosión del impacto, luego se condense y se acumule para cubrir más de 70% de este planeta. Sin embargo, a pesar de ser un hombre de fe, y etiquetado múltiples veces por algunos ateos de ser demasiado crédulo porque creo en la existencia de Dios, aun no estoy convencido por esta explicación.

 

Encontré que el Geological Survey de los Estados Unidos tiene información interesante sobre el H2O y propone que si toda el agua de los océanos fuera derramada sobre los Estados Unidos, lo cubriría en total a una profundidad de 90 millas, que sería 145 kilómetros de profundidad si se mide por el sistema métrico.

 

Sería una tremenda inundación, pero también esto representaría una gran cantidad de asteroides si se hace un cálculo por cada gota de agua que deposita, como algunos de estos científicos están tan cómodos en creer. Algunos de nosotros debemos pensar que somos afortunados de tener tanta agua, aunque muchos en este mundo no tienen agua fresca para tomar. Creo que debemos conservar toda el agua fresca posible, porque estoy convencido que en el futuro este elemento tendrá más valor que el oro, y llevo diciendo esto desde el año 2004.

 

El punto crucial de este argumento es que nuestros vecinos más cercanos, la Luna y el planeta Marte, están llenas de cicatrices de los miles, o tal vez millones de impactos de asteroides, meteoros, o cometas sobre sus superficies. Estas cicatrices de impactos indican que han tenido un pasado igual de violento que la Tierra. Y no debe haber duda que han sido sometidos a una multitud de visitas por lo que aparenta ser la misma cantidad de asteroides, meteoritos, o cometas.

 

Pero la mayoría de estos mísiles celestiales que golpearon a la Luna y a Marte deben haber estado totalmente secos, ya que no hay mucha agua en la Luna y en Marte en comparación con la abundante cantidad encontrada en la Tierra. Los científicos dicen que la poca que hay está congelada en pequeñas localizaciones.

 

Para escoger entre estas dos teorías, creo que es más probable que hubo un tiempo en que había una forma de capa de protección de gran cantidad de agua alrededor de la tierra, un tipo de “firmamento circular” alrededor de la tierra. Esto coincide con el hecho de la falta de lluvia sobre la tierra “antes” de la inundación, y que el primer arco iris fue el símbolo de Dios de su promesa de no terminar el mundo otra vez por inundación.

 

El firmamento colapsó durante el diluvio, y además de esta gran cantidad de agua que cayó del cielo en enorme cantidad, también había una gran cantidad en las fuentes enormes bajo la tierra que se encuentran hoy colapsadas exactamente donde se dividen los continentes según la teoría de Hydroplato del Dr. Dan Brown. http://www.creationscience.com/onlinebook/HydroplateOverview2.html

 

Si la Biblia nos dice que un vapor subía de la tierra, que regaba toda la faz de la tierra, entonces la fuente del vapor tenía que ser enorme para suplir toda la tierra y el agua tenía que ser almacenada bajo tierra. Por lo tanto, tiene sentido que estas fueron las “fuentes del gran abismo” que se rompieron (Gen 7:11), quizás por terremotos y la volcanización causada por Dios. Al colapsar los depósitos de esta gran cantidad de agua, el desplazamiento causo que el agua subiera a la superficie en tan gran cantidad que cubre las montañas del mundo.

 

Finalmente, yo les pido a estos científicos que perdonen mi ignorancia, pero me parece a mí que si todos los demás planetas orbitan el Sol como blancos en una galería de tiro al blanco para que cualquier asteroide, meteoro o cometa lo impacte aleatoriamente, entonces podemos concluir que los que cargaban agua tenían una puntería discriminante e intencional al apuntar solo a la Tierra para poder depositar su agua aquí. Me doy por vencido, ya que en toda realidad en este caso tengo que ser honesto y admitir con humildad que sin duda alguna “no tengo suficiente fe para creerlo”, y estos científicos han demostrado una vez más que tienen mucha más fe que yo.

 

 Volver Arriba...

 

 

 

Temas Científicos