% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

La Hidrología del H2O

La Hidrología del H2O

 

Como pueden notar en el artículo original, mi disensión sobre este tema comenzó al notar la especulación de algunos sobre la cantidad de agua que se encuentra en el planeta tierra.

Ellos postulan que llego aquí por medio de asteroides, meteoros o cometas. Para sostener su argumento, están obligados a presumir que la edad de la Tierra tiene que ser de millones de años con el fin de que estos asteroides, meteoros o cometas tengan el tiempo suficiente para depositar su contenido sobre este planeta.

El agua cubre más del 70 por ciento de la superficie de nuestro planeta. Es difícil

imaginar, pero alrededor del 97 por ciento del agua de la Tierra se puede encontrar en nuestros océanos. Cerca de dos por ciento está congelada en los glaciares y capas de hielo. Menos de un por ciento de toda el agua en la Tierra es dulce. Existe una pequeña fracción de agua en forma de vapor de agua en nuestra atmósfera.

En el artículo original digo que el profesor de física de la Universidad de Florida Central, Humberto Campins, piensa que toda agua en la tierra fue transportada “gota por gota” por asteroides, meteoros o cometas. También algunos científicos que vi en el canal de televisión “Discovery” y otros en el “History Channel" coinciden en decir que esto ocurrió “gota por gota”.

Para mí, esto es simplemente absurdo y les explicare un poco más sobre este tema, ya que mi opinión se encuentra en la mira de los evolucionistas que creen que esto es totalmente posible. El punto central increíble para mi es la proposición “gota por gota”, y siendo una medida tan pequeña en comparación a los océanos del planeta, considero que esta vez debo tratar de hacer algunas mediciones para ver si la posibilidad que postulan estos científicos pueda ser remotamente crédula

Primero nos gustaría saber cuántas gotas de agua componen un galón. Según Lloyd England de la Universidad de Kingston

http://askascientist.co.uk/physics/many-drops-water/

Tenemos que primero averiguar cuántos mililitros componen un galón, esto sería la cantidad de 4,546.09 mililitros. Como estamos trabajando bajo la regla de que hay 20 gotas por mililitro, simplemente multiplicamos esta cantidad por 20 y obtenemos el resultado de 90,921.8 gotas de agua en un galón, que serían 20 mil gotas en un litro. Pero aun estaríamos muy lejos, pues buscamos más información para llegar a un resultado más rápido.

Para obtener más información podemos ir a los datos recogidos por National Geophysical Data Center de la NOAA. Ellos estiman que la cantidad de agua en el océano puede ser alrededor de 1,335,000,000 kilómetros cúbicos. Una milla cúbica es el volumen de un cubo que mide una milla a cada lado. De este gran volumen de agua, National Geophysical Data Center de la NOAA estima que hay un total de 321,003,271 millas cúbicas es en todos los mares y océanos.

Este es un numero extremadamente grande y tenemos que intentar dividirlo en trozos más manejables. Haciendo el mismo tipo de matemática que en la cifra anterior, podemos ver que hay un sorprendente “veinte septilliones de gotas de agua” en los océanos del mundo, ¿Qué es eso en forma numeral? El número es 20,000,000,000,000,000,000,000,000. Eso es suficiente agua para llenar unos 352,670,000,000,000,000,000 envases de leche de un galón. http://oceanservice.noaa.gov/facts/oceanwater.html

Ahora miremos esta cifra desde una perspectiva plausible, si la premisa de la cantidad de “gota por gota” propuesta por los científico fuera cierta. La tierra tuvo que ser impactada “veinte septilliones” de veces para depositar la cantidad total de “gotas de agua” que hay sobre la tierra, sin contar los impactos de asteroides, meteoros y cometas que no contenían agua, estos serían impactos deshidratados.

No solamente es improbable que esto haiga sucedido, pero resalta la razón para entender porque la teoría necesita millones de millones de años para que sea posible depositar la cantidad de agua que se encuentra sobre el planeta, especialmente si se presume que esto sucedió “gota por gota”. El segundo punto de este tema es básico, y genera las siguientes preguntas:

¿Por qué los asteroides, meteoros y cometas fueron tan selectivos y solamente depositaron su agua sobre la tierra y no compartieron su carga de H2O con nuestros planetas vecinos? ¿No están Martes y la Luna repletos de cráteres causados por impactos? ¿Sera que los que impactaron estaban deshidratados?

Los científicos pretenden que todos aceptemos el hecho que la mayoría de los impactos observables en la Luna y en Martes fueron del tipo deshidratado y por eso no hay la misma cantidad de agua en la superficie de nuestros vecinos. Sabemos que la versión científica aceptada por los evolucionistas no coincide con la versión teológica. ¿Qué tal si ya existían grandes cantidades de agua y la cantidad de agua fue dividida en proporciones adecuadas desde la formación de la tierra?

Gen 1:2 dice que el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. También dice el versículo 6 dice que Dios dice que haya expansión en medio de las aguas, para que separe las aguas de las aguas. ¿Qué significa separar las aguas de las aguas? Este elemento ya debería estar presente para que el Espíritu de Dios se moviera sobre su superficie.

Algunos teólogos han generado sus propias teorías y algunos están en acuerdo con que existía en los cielos un hemisferio sólido. La palabra en hebreo “Raqua” en Gen 1:6,  significa expansión celestial o atmosférica, y esta expansión debe ser la división que separa el agua de dos diferentes lugares, alrededor de la tierra y sobre la tierra. Muchos científicos piensan que hubo un tiempo en que podía haber existido una forma de capa de protección alrededor de la tierra, un tipo de “firmamento circular”. Esta capa colapso durante el diluvio, según dice Génesis 7:11 que “las compuertas del cielo fueron abiertas”.

Aparentemente, en los tiempos antiguos, el método de humectación de la tierra era por algún tipo de efecto invernadero de vapor que salía de la tierra como los géiseres que existen hoy y el vapor se condensaba alrededor de la tierra para suplir la necesaria humedad para sostener la vida de la fauna y la flora.

Génesis 2:6 nos indica muy claro que antes de la inundación que ocurre en Gen 6, la tierra era saturada por vapor que salía de la tierra. No llovía sobre la tierra hasta después de la inundación. Desde luego, se postula que fueron estos enormes contenedores de agua debajo de la tierra que estallaron hacia la superficie cuando se rompieron todas las fuentes del gran abismo en Génesis 7:11. Estas fuentes enormes bajo la tierra, fueron las gigantescas cavernas que se encuentran hoy colapsadas exactamente donde se dividen los continentes según la teoría de Hidroplato del Dr. Walt Brown. Por lo tanto, la combinación de las “compuertas del cielo” y “las fuentes del gran abismo” fueron las causantes del diluvio, y proveyeron la cantidad de agua que se encuentra sobre la superficie de la tierra, las nubes, ríos, etc.

Volver Arriba…