% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Interpretación de Lenguas

Mucho ha cambiado desde los1900’s cuando Charles F. Parkham tuvo la idea de enviar a misioneros con el don de lenguas a diferentes partes del mundo a llevar el mensaje de salvación a los que no habían oído de Jesús para que escucharan el mensaje en su propio lenguaje.

 

La diferencia de cómo se usa hoy y lo que dice la Biblia ha causado que muchos cristianos que no son carismáticos cuestionen como se usa el don de lenguas hoy.

No quisiera que piensen que este tema es una crítica negativa, al contrario, es a favor de todo don espiritual y especialmente una crítica constructiva y positiva al enfatizar las instrucciones de la Biblia y favorecer la interpretación que debe acompañar toda “glossolalia” relacionado con este don según instruye Pablo en 1Corintios 14:5 para que la iglesia reciba edificación.

 

Creo que concentrar en solo “uno” de los muchos otros dones puede aislar al creyente del potencial completo de su llamado, ya que Pablo nos instruye en 1Co 12:31 a “desear lo mejores dones”. Según 1Co 12:29-30, no todos podemos ser apóstoles, profetas y maestros, o tener el don de milagros, de sanidad, de lenguas o de interpretación, etc., que nos debe a llevar a la conclusión que no todos podemos tener el don que queremos.

 

Conozco y tengo una gran cantidad de hermanos carismáticos que están de acuerdo con el hecho de que muchos charlatanes alrededor del mundo han generado un mal sabor por el mal uso de un don que tiene por obligación que venir del Espíritu de Dios, cuando Él quiera proveerlo y no cuando lo exija la persona (1Co 12:11). Por lo tanto, no es el don que la persona prefiere tener, sino el don que el Espíritu le asigne.

 

Algunos programas televisivos alrededor del mundo presentan a estas personas como magos, que tiran y extienden hacia otros una fuerza como si fuera un objeto, un instrumento o una herramienta controlada por el hombre, y luego insinúan que es el Espíritu de Dios que los hace actuar de una manera cuestionable y hacer ruidos similar a los de animales. No estoy exagerando, pueden ver muchos ejemplos en YouTube. La exuberancia y la preferencia para crear un espectáculo de lo que dice la Biblia se salido fuera de control.

 

Pero, creo que hay una solución para evitar que estos charlatanes falsifiquen y engañen a muchos con sus espectáculos, y esta solución está en la “interpretación del don de lenguas” para que los que tengan el don de discernimiento de espíritus, de ciencia y de sabiduría, puedan indicarle a la congregación si la interpretación es

o no es de Dios.

 

Pablo dice en 1Co 12:7:

“Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para el bien de todos”.

 

Si la congregación no se edifica por medio de cualquiera de los dones espirituales, entonces el don está siendo usado de forma incorrecta (1Co 14:5, 1Co 14:12, 1Co 14:17, 1Co 14:19, 1Co 14:22-26).

 

¿Podrán ejercer el don de lenguas en las congregaciones como

lo exige Pablo, con orden, uno a la vez y con interpretación?

 

Creo que sí, ya que al no hacerlo según esta instruido no solo sería un acto de desobediencia hacia la autoridad apostólica de Pablo, pero además, el mismo nos dice que sus instrucciones sobre los dones es un mandato de Dios (1Cor 14:37).

 

Algunos se insultan con lo que dice Pablo en 1Co 14:28, al decir que si no hay interprete se deben mantener callados, pero creo que es porque no se han dado cuenta que es así como se establece el orden en la congregación, se impone un seguro de calidad auténtica del don, se evita la falsificación y se les cierra las puertas a los charlatanes que han hecho un espectáculo del Confortador.

 

Lo más triste es que la mayoría de estos charlatanes intercambian sus espectáculos por ganancias. Por lo tanto, la única solución es no desobedecer a Pablo, quien enfatiza el orden, y usen el don de lenguas uno a la vez y con interpretación.

 

 Volver Arriba…

 

Temas Problemáticos