% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Las Falsas Pre-condiciones de las

Teorías de Origen

Este argumento ataca la raíz de toda teoría científica que intenta explicar el origen del cosmos, ya que se concentra en la discrepancia que contiene cada una de estas teorías, al especular que debe existir “algo” que genera a nuestro universo espontáneamente a la existencia. Sea por la supuesta Singularidad que genera la explosión del Big Bang, una Oscilación, una Fluctuación en Vacío, una Inflación Caótica, por Hilos Cosmológicos, otras Dimensiones, Universos Paralelos, Partículas Quarks, etc., etc., etc.

 

Simplemente porque cada una de estas entidades, fuerzas, fenómenos, energías, etc., necesita una explicación coherente que justifique la razón por su existencia, “antes”, que exista lo que ellos postulan como “natural”. Es demasiado obvio que cada uno de estos “entes” se postula con características naturales, pero el problema para cada una es que en un ambiente de “nada”, aun nada natural existe, hasta después que uno de estos “entes” espontáneamente genere a nuestro universo. Solo entonces puede haber algo que se clasifique como natural, a lo que normalmente nos referimos como “naturaleza”.

 

No siendo así, entonces cada una de estas teorías incluye a propósito un punto imprudente que no puede ser explicado por el sentido común, ya que se está presuponiendo que algo natural existe “antes” de que existe lo natural. Esto es exactamente el punto deficiente en cada una de estas teorías, entonces, no queda duda que la hipótesis de cada una es ilógica.

 

Al revisar el argumento “Metafísico”, notaran que todas la teorías proponen la existencia de un fenómeno “pre-existente” que asume la responsabilidad de generar el universo a la existencia. Por lo tanto, cada una de estas teorías sufre de la misma dolencia. Todas quedan en la misma situación cuando se pregunta de donde aparece una Singularidad, una Explosión, una Oscilación, una Fluctuación, una Inflación, unos Hilos Cosmológicos, otras Dimensiones, otros Universos Paralelos, Partículas Quarks, etc.

 

Cuando examinamos la teoría del Big Bang, (la gran explosión), notamos que los teoristas científicos están conscientes de esta discrepancia, y han modificado su hipótesis para rellenar el vacío creado por la falta de una razonable explicación.  Por ejemplo, como no se puede explicar que fue lo “que” exploto, o “como” pudo haber explotado sin la existencia de las fuerzas y fenómenos conocidos por la ciencia de hoy, han modificado la hipótesis con la adición de la existencia de una “singularidad”, ya que dentro de un estado singular como el que ellos proponen, las leyes de física conocida por la ciencia se descomponen. El engaño de estos estafadores, es que predican una versión científica de un evangelio falso, al sugerir la existencia de un “estado singular” donde aún no existe “nada”.

 

¿Cómo puede existir una singularidad,

dentro de un estado de inexistencia?

 

¿Cómo puede ser esto posible, si no por medio de la especulación?

 

El concepto de una singularidad en realidad fue cogido prestado y adaptado de la teoría especulativa de un supuesto estado que debe existir dentro de un “agujero negro”. Para los que ignoran el concepto, un agujero negro es un fenómeno en una región del espacio que tiene un campo gravitatorio tan intenso que la materia o la radiación no pueden escapar. Es más, todo lo que se acerca a un agujero negro es absorbido como por una aspiradora.

 

El problema es, que si no hay “nada”, entonces es demasiado obvio que no haiga “nada” que sostenga a un agujero negro. La teoría se explica por sí mismo, y de la misma manera se pone la soga al cuello, ya que no puede haber “algo” hasta “después” de la explosión. Además, una pregunta elementar surge automáticamente si se postula que no hay nada, ¿De dónde surge un agujero negro, que a su vez sostiene una singularidad, para que entonces pueda ocurrir una explosión?

 

Obviamente, ningún ser humano ha estudiado las condiciones internas de un agujero negro, por lo tanto es lógico decir que esta adaptación prestada es solo especulativa. Simplemente, es una adivinanza de cómo se puede comportar un ambiente donde las leyes de física se descomponen. El problema es muy obvio, si no existen leyes de la física y aun no existe nada que se pueda categorizar ontológicamente, entonces cada pregunta en este argumento tiene una validez enorme.

 

Pero, cada creyente propone que hay una alternativa, ya que el significado universal de la palabra “Dios” permite la introducción de una hipótesis alterna con más sentido, ya que es mucho más lógico que una entidad, fuerza, fenómeno, energía, etc.,  que existe “antes” de todo lo “natural”, en si sea “sobrenatural”.

 

Hasta los ateos conocen el significado de la palabra “Dios”, aunque no crean en su existencia. Según todo diccionario, enciclopedia, etc., Dios es una entidad exclusiva, un ser supremo, quien es el creador y gobernante del universo, que preside los asuntos mundanos y considerado con referencia al atributo particular de auto-existencia, por la simple razón de ser Dios. Por lo tanto, si una entidad, fuerza, fenómeno, energía, etc., puede auto existir por su propia naturaleza, entonces, es porque tal entidad, fuerza, fenómeno, energía, etc., en la actualidad es Dios.

 

Conclusión:

Es fácil corregir la discrepancia que existe en toda teoría del origen cósmico, solo se tiene que reemplazar las palabras Singularidad, Explosión, Oscilación, Fluctuación, Inflación, Hilos Cosmológicos, Dimensiones, Universos Paralelos, Partículas Quarks, etc., con la palabra “Dios”.

 

Volver Arriba...

Temas Científicos