% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

La Lógica de Ilógicos Pt 1

Los ateos defienden las presuposiciones de la teoría de la evolución cósmica, pero a la vez niegan que muchos de los científicos, los teoristas y los defensores de la teoría que defienden tan apasionadamente, asumen la posición que postula que el “Universo salió de la nada”.

 

Al cerrar esta puerta, y demostrar que la posición que asumen es verdad, no hay salida para estos ateos evolucionarios, ya que están atorados en un callejón de dos conceptos que se oponen. La trampa es simple y ellos caen por su propia voluntad, ya que el objetivo es demostrar que se contradicen al afirmar y a la misma negar lo que pretender defender.

 

Es obvio determinar, sin tener que esforzar, motivar y persuadir a la persona común, que es mucho más razonable presumir que “algo produce algo”, en lugar de tratar de defender y sostener una posición sin fundación científica que presume que “nada produce algo”. La decisión entre las opciones es simple, ¿o algo o nada? No solo es más lógico que “algo produce algo”, sino que también es una mejor explicación y por lo tanto mucho más crédula.

 

Aunque la negación de esta creencia es común en muchos argumentos, esta negación no ayuda su caso, ya que existe demasiada evidencia para intentar esconder el hecho de que los líderes del campo teórico que genera una variedad de estas ideologías han expuesto su posición que propone que es totalmente posible que “nada produce algo”. Al notar la absurdidad de tal razonamiento, tratan de caminarlo hacia atrás, y retroceder para ver cómo sería posible corregir su metida de pata con aun más láminas de mentiras.

 

Pero su técnica es como pintar sobre el hierro sin primero remover el óxido, por lo tanto, lo más lógico sería eliminar en total su concepto erróneo, y almacenarlo con todo concepto erróneo del pasado, como el concepto que postulaba que la Tierra era plana, y con todo el que creía que el Sol orbitaba alrededor de la Tierra.

 

Estas personas intentan cambiar el significado de la palabra “nada”, y pienso que se debe explicar de forma clara el significado de “nada”, para que la persona normal lo pueda entender. Quizá un experimento simple ayudaría, solo necesitamos un caramelo, un niño o niña de 3 años y un lápiz y papel para documentar el resultado. Ahora, enséñele al pequeño asistente sus manos, la mano derecha debe contener el caramelo, y la izquierda no debe tener “nada”. Luego, cierre ambas manos y pregúntelo a su pequeño asistente cual mano contiene el caramelo y cual mano no tiene “nada”. No es sorprendente que el infante responda con más sabiduría que un científico evolutivo, 99.99% de las veces que responda sus preguntas.

 

No quiero sonar demasiado redundante, pero vale la pena repetirlo en este artículo para el beneficio de los insensatos y para tenerlo fresco en la mente según examinamos lo que algunos de estos intelectuales dicen.

 

Nada” siempre es una propuesta negativa, ya que significa que se habla de la falta o escasez de “algo”. “Nada” nunca pudo haber sido “algo” en el pasado, no puede ser “algo” en el presente y nunca la será en el futuro. “Nada” no es “algo” existente con propiedades, elementos, características, etc., y siempre se mantendrá en un estado inexistente de manera perpetua, porque “nada” siempre seguirá siendo “nada”.

 

Es de conocimiento común que el fundamento metafísico postula que “De la nada, nada sale”. Si fuera posible que “algo” sea emitido espontáneamente de la “nada” sin causa, razón o una explicación razonable, entonces no sería un fenómeno científico, porque sería un milagro, ya que violaría toda ley de física conocida por la ciencia.

 

Los científicos confrontan una gran variedad de problemas al intentar de cambiar el significado de la palabra “nada” y decir que es posible que “nada puede producir algo”. Al hacerlo, saltan del campo científico y aterrizan en el campo metafísico, aunque el salto no les complazca mucho. Y lo que en realidad hacen es fingir que saben cómo es que una supuesta “posibilidad imperceptible” por la ciencia, es capaz de realizar algo a la realidad desde algún lugar trascendente.

 

Cuando algún aspecto de la realidad es inaccesible a la investigación científica, entonces no queda otra opción que generar especulaciones por medio de la ciencia filosófica de la “metafísica”. Esta es una ciencia filosófica que trata con la naturaleza de la existencia, de todo lo que “es” o es de “ser” y no creo que sea la herramienta adecuada para ser utilizada por científicos que de inmediato violan su regla fundamental de poder observar un fenómeno.

 

A estos supuestos intelectuales se les han quemado algunos fusibles, ya que intentan usar la especulación como un dato científico confirmado y verificado más allá de toda duda, con la esperanza de que no sea percibido y que nadie se dé cuenta. Personalmente, considero que la metafísica es una herramienta muy útil para el creacionista que quiere demostrar la gran diferencia que hay entre la ciencia natural valida, y la ciencia chatarra de posibilidades virtuales.

 

Algunos, en los dos campos de oposición, cometen el error de decir que en el principio no había nada, en un vacío de espacio. Les explicare porque esto no es verdad e imposible de ser cierto, porque antes del principio de todo, no había “espacio” para que pueda existir un vacío. “Nada” significa “nada”, una escasez o falta de espacio para contener un vacío. Para que pueda existir un vacío, es necesario que exista un espacio que se pueda vaciar. No creo que sea necesario repetir el experimento con el infante para verificar esto.

 

La intención de los evolucionistas es de negar algún tipo de fuerza inexplicable y desconocida por la ciencia que demuestra tener ciertas capacidades que son notables y perceptibles, por lo menos por medio de la inducción y la inferencia lógica. Esta fuerza aparenta tener una intención y esto demuestra que esta fuerza inexplicable tiene una voluntad. Además existen diseños que requieren ser preconcebidos y planificados, y esto significa que esta fuerza inexplicable por la ciencia tiene inteligencia.

 

Por lo tanto, una inteligencia siempre apunta hacia una mente y obviamente, una mente tiene que pertenecer a un ser. Así que para remover esta posibilidad y llenar el espacio con algo que no requiere estas facultades mencionadas, formulan una variedad de teorías para tratar de suplantar o sustituir esta fuerza inexplicable, y estas teorías tienden ser más absurdas que el concepto que tratan de tapar y suprimir. Ellos prefieren recurrir a la ridiculez de proponer que “nada”, en sí, tendría su propia volición y predeterminación, para reemplazar el fenómeno causante del cosmos. (Vea los Argumentos “Metafísico” y “Religión Filosófica”).

 

Los que saben hablar jerigonza, un código de palabras mezcladas que solo son entendidas por aquellos que lo entienden, deben notar de inmediato lo ridículo que es cuando algunos científicos usan un conjunto de palabrería similar al código de jerigonza para explicar teorías científicas. Un concepto no resulta ser cierto en la realidad en cual vivimos solamente porque alguien diga que es cierto, o que un título académico en una rama científica incluye el derecho a decir lo que quiera sin asumir las consecuencias de la equivocación, que al final expone su ridiculez.

 

Nadie es independiente de las consecuencias al hablar de virtualidades y fantasías (Vea “El Precio de la Absurdidad”). Toda persona es responsable por lo que dice, algunos mucho más que otros, especialmente los que están en puestos de gran responsabilidad. Todos esperamos y demandamos que nos digan la verdad, sea en lo académico, la política, la ciencia, la teología etc. La credibilidad se basa en lo que se dice y lo que se dice debe coincidir con la realidad de lo que se propone ser verdad.

 

Veremos si usted puede descifrar este código de palabrería de estos intelectuales, no importa que usted no sepa hablar en jerigonza. Mis comentarios estarán debajo de las citas de cada uno de estas personas para ayudarlos a descifrar estas declaraciones insensatas.

 

Paul Zachary Myers, biólogo de la Universidad de Minnesota Morris y crítico público de la creación y de la Teoría del Diseño, escribió lo siguiente en su blog Pharyngula: (http://scienceblogs.com/pharyngula/):

“No es un milagro, no requiere un hombre mágico en el cielo, pares de partículas y antipartículas simplemente estallan a la existencia constantemente”.

 

  Si el señor Zachary pudiera proveer aunque sea un solo ejemplo científico verificado por físicos, de pares de partículas y antipartículas que simplemente estallan a la existencia, no fuera necesario malgastar mi tiempo con este argumento y su declaración fuera un poco más crédula. Siempre he dicho que si esto fuera posible, que estuviera en este momento comiendo chuletas virtuales con papas fritas que estallan a existencia “de la nada”. Además, me gustaría preguntarle al señor Myers:

 

¿De dónde vienen o desde donde salen tales partículas y antipartículas, si no es de un “dominio sobrenatural” como única opción, para que entonces tenga algún sentido por aparecer espontáneamente en este “dominio natural”?

 

Pero hasta que estas partículas no sean científicamente demostradas, más allá de toda duda razonable, su hipótesis es solo una compilación de balbuceo. Y necesitaríamos llamar al infante para que lo instruya en lo más básico de la realidad del mundo en cual vivimos. Además, sin identificar la ley de física que permita la generación espontánea, esta posibilidad solo puede ser clasificada como un milagro, o como un acto de magia.

 

Los co-autores de astronomía Alexei V. Filippenki y Jay M. Pasachoff escribieron en su libro “El Cosmos”:

“Si esta admitida hipótesis especulativa es correcta, entonces la repuesta a la más grande pregunta es que el universo es un almuerzo gratis! Salió de la nada, y su energía total es cero, pero aun así tiene una increíble estructura y complejidad”.

 

  Por lo menos aquí se admite que la hipótesis de “algo de la nada” es solo una hipótesis especulativa, y al no es estar seguros, ya que la verdad es que no saben, tienen una esperanza ambigua al decir “si es correcta”. Esto demuestra que estos hombres están obligados a ejercer una gran cantidad de “fe” para forzarse a creer que “algo” realmente pueda salir de la “nada”.

 

Lawrence Krauss apoya el mismo concepto científicamente imposible, al hablar en su presentación en vídeo “Como el universo comenzó de la nada.” (http://debunkingchristianity.blogspot.com/2009/11/universe-from-nothing-by-lawrence.html).

 

Karl S. Kruszelnicki escribió en la sección “Noticias de Ciencia” en “ABS Science”:

 

“Así que ya tienen una idea de lo que sucedió en el temprano Universo, y de cómo llegamos a algo de la nada. Pero si quieren una versión corta, primero no había nada, luego hubo un Big Bang (gran explosión), y la energía se enfrió y convirtió en materia, y somos hechos de materia, así que aquí estamos”.

 

  Si señor Kruszelnicki, ya tengo idea como se vende gato por liebre, pero una idea no es una explicación verídica. Las ideologías van y vienen, ya mencioné que hubo una vez que creían que la Tierra era plana y el Sol orbitaba alrededor de la Tierra y ambas ideas fueron descartadas. Hasta que una idea no sea verificada científicamente para que todo el mundo la pueda poner a prueba, sigue siendo solo una idea. Me imagino que por eso ofrece una versión corta, ya que la versión larga tendría que explicar con claridad que fue lo que causo una explosión “de la nada”.

 

Creo que el problema de estos pensadores intelectuales que formulan teorías es que solo tienen tiempo para estudiar y especializarse los conceptos de una ciencia, y no el tiempo para estudiar los conceptos de la lógica. Si usamos sus palabras para mostrar un ejemplo, y formular nuestras preguntas, digamos que primero no había nada, luego: ¿Qué exploto si primero no había nada? ¿Qué sirvió de energía o combustible para la explosión? ¿De dónde vino la energía y el combustible?

 

En el Artículo “Todo Sobre la Ciencia” se encuentra escrito lo siguiente:

 

“antes de la Singularidad, nada existía, ni espacio, ni tiempo, ni materia, ni energía, nada. ¿Pues dónde y adentro de que apareció la Singularidad? No lo sabemos”. No sabemos dónde vino, por qué esta aquí, o donde está. Solo sabemos que estamos adentro de ella y hubo un tiempo cuando no existió y nosotros tampoco.”

 

  Esta es la clase de declaración criticada por los colegas evolucionistas, porque es demasiado sincera. Al decir “No Sabemos”, admite que la teoría no es científica. ¿Alguna vez dijo Newton, Einstein, Pascal, Dalton, etc., en sus teorías que no sabían? Si se trata de la ciencia y no de una línea síquica, entonces la teoría no debe depender de las adivinanzas. Este autor está listo para la evangelización.

 

El Físico Robert A. J. Matthews de la Universidad de Ashton en Inglaterra dice:

 

“Se está viendo más claro ahora que todo puede, y probablemente salió del nada.”

 

  Lo que el señor Matthews debe ver más claro es que la probabilidad es una calculación matemática de estadísticas, y que se puede comprobar por el “Argumento Antropico” que la probabilidad de que la auto sincronización de los constantes y cantidades que permiten la vida en el Universo es menos de 1 al 10 a la 322 potencia (-1<10322). Estadísticamente cero (0), y prácticamente imposible. Pero en contra de toda apuesta, se nota la gran fe que tiene el señor Matthews al creer que puede ver más claro ahora y que todo en su imaginación se puede.

 

El Artículo “Pregúntale a un Astrónomo” de la Universidad de Cornell dice:

“El espacio y el tiempo comenzaron con el Big Bang, por lo tanto no había nada antes de eso.”

 

  Me siento ignorado, no olviden mis preguntas: ¿Qué exploto si no hay nada? ¿Qué sirvió de combustible? ¿De dónde vino la energía y el combustible? Además, no había materia ni energía, lo que causo la singularidad al instante antes de la explosión, tiene por obligación que trascender más allá de estas fuerzas y a la vez ser independiente de ellas. El Big Bang supuestamente sucede en un ambiente donde aún no hay espacio, tiempo, materia o energía, por lo tanto tampoco puede haber “donde” ni “con que” ejercer una generación espontánea, si es verdad que aún no hay nada y no existe el espacio y la energía.

 

Un Artículo en el “Discover Magazine” de Abril 2002 dice:

“El Universo estallo en algo de absolutamente nada, cero, nada. Según engrandeció, se llenó con más cosas que vinieron de ningún lugar en absoluto”.

 

  Esta declaración insinúa una generación espontánea continua de materia que llena el universo, ignorando que la primera ley de termodinámica de conservación de energía no permite una continua generación de nueva energía. Desafortunadamente, este tipo de creencia en la metafísica distorsionada es lo que hoy llaman ciencia, ya no hace falta la evidencia, lo único necesario son mentes creativas que no puedan distinguir la Ciencia Valida de la Ciencia Vudú.

 

En el libro “Como el Universo puede venir de la Nada” sugiere que las leyes de la física moderna permite la posibilidad que “algo auto genere de la nada”. La página 247 dice lo siguiente:

 

“Quizás el mismo Universo salto a la existencia de la nada, una gigante fluctuación en vacío que conocemos hoy como el Big Bang”. Increíblemente, las leyes de la física moderna permiten esta posibilidad (Pagels, 1982, 247).”

 

  ¿Quizás? Increíblemente, no son las leyes de física moderna, sino las teorías modernas que permiten esta “posibilidad imperceptible”. No se encuentra la ley de física a cual se refiere, porque no existe tal ley. Seria de mucha ayuda entender este concepto si se describiera cual ley de física (¿?) es la que permite una fluctuación en vacío dentro de un dominio no existente sin espacio, para luego producir un universo. Se está presuponiendo que lo único que existe en el momento es la fluctuación en vacío en un ambiente de nada sin una causa o explicación.

 

Al decir que las leyes de la física moderna lo permiten, estamos obligados a cuestionar con el concepto de ¿Qué vino primero, el huevo o la gallina? O la fluctuación en vacío salto de la nada, y existe antes de las leyes de la física moderna o es que estoy leyendo esto al revés. Bueno, no importa, porque caminaríamos en un círculo para llegar al mismo lugar. ¿Es posible que existieran leyes de la física que permitieran que el Universo salte a la existencia de la nada? ¿Desde dónde aparece espontáneamente una  fluctuación en vacío?

 

En la página web “Scienceline.org”, se encuentra el siguiente comentario:

“Algunos científicos creen que nuestro universo fue creado al colisionar con otro, pero el físico teórico Kaku, de la Universidad de la ciudad de Nueva York dice que también pudo haber saltado de la nada”

 

 ¿Colisiono con otro universo? ¿Pudo haber saltado? Esto demuestra lo indecisos que están, y que un físico contradice al otro. O colisiono, o salto, o seria que colisiono cuando salto? Estas ambigüedades no pueden ser ciertas. Este es un buen ejemplo que demuestra que algunos teoristas físicos también pueden ser escritores de cuentos de hadas o de mitos y leyendas.

 

Paul Davies de la Universidad de Arizona State dice:

“Aunque no tengamos una precisa idea de que exactamente sucedió en el principio, por lo menos podemos ver que el origen del universo desde la nada no necesita ser ilegal, o innatural y no científico.”

 

  Y también por lo menos podemos ver que los científicos son los que violan su propia metodología científica para poder verificar un fenómeno y las leyes de la física, y son inconsistentes con los métodos y principios de la ciencia. ¿Si no tienen una precisa idea de que exactamente sucedió en el momento de origen, como pueden sugerir que un universo generado de la nada no necesita ser ilegal, o innatural y no científico? Esto es hablar incoherente, la ciencia es responsable de “describir” fenómenos “naturales” por medio de la verificación de los descubrimientos de la experimentación, no de “prescribir” especulaciones.

 

Paul Davies no solamente usa la ciencia ilegalmente como plataforma para sus ideologías absurdas sin evidencia alguna, pero también lo que dice no puede ser ciencia valida, ya que si no hay “nada natural” hasta que exista un universo, su ideología tiene que por obligación ser “innatural”, y si es innatural por falta de algo natural, la generación de un universo a la existencia de la nada, no tiene otra opción de solo poder ser una ocurrencia “sobrenatural”.  

 

 

Volver Arriba…                Continuar con Parte 2…

 

 

Artículos