% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

El Mesías Ausente

Sería lógico decir que si Jesús no es el Mesías mencionado en la Biblia, quien camino sobre esta tierra, entonces el Mesías aun no

ha llegado y se mantiene ausente.

 

Muchos alrededor del mundo aún esperan la llegada de este gran ungido gobernante divino, con la esperanza de tener al fin un Rey que gobierne y establezca paz, justicia, ley y orden en este mundo.

 

Las religiones que mencionare más adelante que aún lo esperan, tienen expectaciones que este esperado y aun ausente Mesías pondrá fin a toda guerra, opresión, injusticia, y a todo el mal, dolor y sufrimiento.

 

El mundo entonces será gobernado por un Rey Divino de la misma esencia de Dios, quien es enviado y desciende directamente a este mundo desde Su reino. Muchos académicos Hebreos, han formulado una variedad de argumentos para comprobar que el humilde Nazareno mencionado en el Nuevo Testamento, cual único acto de autoridad fue voltear las mesas y fuetear a los que intercambiaban dinero en el templo, no es el Mesías quien ellos esperan y mucho menos el que gobernara este mundo.

 

Este maestro de paz y amor quien enseñaba que voltearan la mejilla y amaran a sus enemigos no es el líder deseado por una nación que se ha convertido en el blanco de discriminación anti-semita que continuara hasta el fin, especialmente cuando Jerusalén se convertirá en una copa que hará temblar a todos los pueblos de su alrededor (Zec 12:2).

 

Los conceptos y puntos de vista de muchos que esperan a un Mesías que aún no ha entrado a esta dimensión, forman argumentos que tratan de insinuar que el prometido Mesías primero mencionado en Génesis 3:15, quien le herirá la cabeza a la serpiente, aún no ha llegado para cumplir las muchas profecías que se encuentran en el Antiguo Testamento. Para algunas personas, la esperanza está en la venida de un Mesías poderoso, un líder político de un gobierno socio-económico mundial, un Sumo Sacerdote de una sola fe mundial basada en el único y verdadero Dios creador de todas las cosas.

 

Un Embajador Divino mundial que representara a Dios sin comparación ni antecedente en la historia, un comandante de un ejército angelical al cual todo otro ejercito del mundo está obligado a bajar sus armas y rendir bandera blanca. El que viene es el León de Judá en caballo blanco y Su corona, Su faja de oro y Su uniforme no deja duda del título que lleva en ambos lados que dice “El Rey de Reyes y Señor de Señores”, y antes Su espada no existe un rival.

 

Pero el mayor problema de los argumentos de estas personas que esperan a este “Divino Rey” es la ignorancia intencional de las profecías que hablan de “El”, y este argumento expone las equivocaciones de estas personas en detalle.

 

Si el Mesías nunca ha visitado este planeta, y llegara en el futuro, algunas cosas tendrían que ser cumplidas según las profecías encontradas en las escrituras y con ese concepto en mente, veremos los argumentos de ambos lados. Del campo que dice que aún no ha llegado y del campo que dice que ya llego, cumplió la primera parte de Su misión, ascendió y volverá cuando se cumplan ciertas profecías claras que se encuentran en la Biblia. Este tema es inmenso y muy complejo y al revisar los argumentos de ambos lados, es notable la cantidad abrumadora de opiniones que difieren sobre este tema.

 

Nadie sabe el día o la hora (Mat 24:36), pero Dios provee suficientes señales que muchos ignoran, igual como han ignorado las señales que Dios ha proveído en las Escrituras para saber el tiempo de Su primera visita. Algunos serán sorprendidos por Su llegada como ladrón en la noche (1Tes 5:2), pero los que estudian cuidadosamente las señales escatológicas notaran cuando estará por llegar y cuando estará a las puertas (Mat 24:33).

   

Existen algunos puntos importantes sobre el tema de la venida del Mesías que han sido pasados por alto, y esto nos ayudara aclarar la neblina producida por la gran cantidad de argumentos periféricos. Como periférico, quiero decir secundario, cuando miramos hacia el frente también podemos ver hasta cierto punto cosas que se encuentran a nuestros lados y eso lo llamamos vista periférica, pero si solo enfocamos en lo periférico, perdemos de vista lo que se encuentra frente a nuestros propios ojos.

 

Un problema es que muchas veces los argumentos secundarios distraen la concentración del argumento primario y si el argumento trata sobre la cantidad de veces que vendrá el Mesías a este mundo, entonces debemos mantenernos en ese tema solamente y no distraemos con argumentos secundarios que solo enfocan en lo periférico.

 

La mayoría de veces tenemos que tratar con argumentos secundarios para poder clarificar el argumento primario, que es el que centraliza el punto en discusión, pero debemos estar conscientes de que algunas personas saturan un argumento con puntos secundarios como forma de distracción, especialmente cuando el argumento primario es un argumento válido y de fortaleza .

 

Aquí el punto en discusión es establecer si la primera venida del Mesías es la única y algunos ejemplos de argumentos periféricos que normalmente son discutidos son:

 

1. Las legalidades de crucificar un “Viernes” sabiendo que el próximo día es el “Sabbat” (Vea “¿Qué Día fue Crucificado Jesús?”).

2. La “genealogía” cuestionable de “Jesús” como descendiente de la tribu de Judá por la adaptación por “José”, ignorando en total el linaje de “María”.

3. Que la traducción de la “señal de una virgen que da a luz” en Isa 7:14 es incorrecta.

4. Que el “siervo justo” de quien habla Isaías en el capítulo 53 es la nación de “Israel” que es despreciada, desechada, afligida y castigada por las transgresiones y molida por las iniquidades de Israel y no por las del mundo.

 

Estos son algunos ejemplos de los tipos de argumentos secundarios que se presentan cuando se argumenta la venida del Mesías, y sé muy bien que tienen que ser atendidos, pero aquí se hará de una manera que no permitirá que estos asuman la delantera como argumento primario.

 

No hay ilegalidad crucificar el Viernes si el cuerpo es bajado antes de que se ponga el Sol según fue establecido por el horario del día Judío. “La Genealogía de Jesús” será discutida en un argumento donde lo llevara ese vínculo y demostrara porque los dos, María y José eran descendientes de la tribu de Judá. El problema con Isa 7:14 será discutido más adelante y se demostrara que no es una traducción incorrecta. Es imposible que Isaías 53 se refiera a Israel como siervo justo como insinúan muchos de los Rabinos de hoy. El pueblo de Israel nunca fue despreciado, desechado, afligido y castigado por las transgresiones de otros, sino por sus propias transgresiones al apartarse de Dios y por violar Sus mandamientos. Por lo tanto, Israel no califica para ser molida por las iniquidades de otros. Esta si es una interpretación incorrecta y especulativa.

 

Sé que muchos de estos argumentos en oposición no tienen sentido cuando se ponen a prueba a través de las escrituras, pero debemos tratar cada caso profesionalmente ya que todo argumento es válido hasta que se pueda refutar. De esta manera se demuestra paciencia con los que se oponen o contradicen. Pero una vez su argumento es refutado al demostrar los errores que contiene y la persona aún persiste en creer que su argumento es válido, se despide el argumento y se ignora toda futura confrontación.

 

Ser paciente en las áreas que requieren paciencia no significa que el apologista no puede ser firme y asertivo por causa de la evidencia que ofrece. Digo esto porque personalmente he sido injustamente acusado de ser demasiado agresivo al reducir las falacias de un argumento al nivel de lo “absurdo” y señalar directamente a lo que no tiene sentido. Pero he notado que lo que no le gusta a algunos es la palabra “absurdo” que significa que una declaración es incorrecta, ilógica, sin sentido y falsa. Por esta razón muchos mal interpretan la asertividad y la firmeza y la confunden con la agresividad.

 

Teniendo en mente que muchos argumentos periféricos son arrojados como obstáculos con la intención de evadir, evitar, tapar y obstruir el argumento primario. El objetivo es inundar y saturar la discusión con proposiciones insignificantes y es la manera más simple de notar que cuando estos son eliminados uno por uno, llegamos al fin al punto importante acumulativo de la evidencia que mejor explique y finalmente establezca porqué el Mesías aún no ha llegado, o si es que ya tuvo que haber llegado.

 

La Biblia dice en Col 4:6 que vuestra conversación sea siempre con gracia, sazonada con sal, para que “sepáis cómo debéis responder a cada persona”. Así que es mejor prestar atención a las premisas que una persona propone en su argumento, porque si el argumento contiene falacias o premisas irrelevantes, dentro de esa misma información están las razones que nos permite refutarlo. Pero no nos olvidemos que palabras tienen que ser sazonadas con sal, y si se quita la sal, se quita la propiedad curativa que es útil para sanar alguna herida de la pus producida por la infección del error y las propiedades preservativas de la sal que protegen la verdad.  

 

Si guiamos la conversación hacia el argumento primario, que en este caso es la primera llegada del Mesías, entonces podemos concentrar solamente en ese tema y formular preguntas de esa venida según lo que dicen los profetas en las escrituras. Si encontramos discrepancias y anomalías, entonces podemos refutar el orden de la secuencia por la existencia de criterios que ya deben ser cumplidos “antes” de Su venida final.

 

Para clarificar lo que significa lo que acabo de decir por medio de palabras apologéticas, diría de manera simple, que Dios no viola Su propia palabra, y si las revelaciones en Sus escrituras por medio de los profetas que Él mismo inspiro dicen que algunas cosas tienen que ocurrir para que Su voluntad sea cumplida, entonces no pueden haber brechas causadas por profecías incumplidas que representen obvios problemas para la soberanía de un futuro Mesías. Demostrare estas brechas por medio de preguntas.     

 

Yo hice una lista enorme de preguntas, y luego hice un resumen por categoría de importancia, finalmente las reduje a solo cuatro puntos importantes de donde pueden surgir más preguntas que pienso que serían validas en cualquier argumento que realmente trate un caso como este con la justicia que se merece. Si El Mesías aún no ha llegado, estas cuatro preguntas forman la fundación de este argumento, y cada una será explicada detalladamente:

 

1.  ¿Porque tiene Él Mesías el título de “Hijo de Hombre” antes de llegar      a este mundo?

2. ¿De qué forma “anatómica” y en que “naturaleza” o “esencia” llegara      Él Mesías a este mundo?

3. ¿Cómo le pondrá fin al pecado?

4. ¿Cómo morirá por las transgresiones de la humanidad?  

 

Estas cuatro preguntas son intencionalmente formuladas para que todas sean difícil de responder, lo suficiente para desarrollar el argumento. Las preguntas cubren las áreas de importancia donde creo que no hay repuestas si nos mantenemos firmes con lo que dice la Biblia, y no nos desviamos hacia lo que se inventan los seres humanos. Con estas preguntas, estableceré un argumento según lo que dicen los profetas sobre el Mesías.

 

Primero estableceremos la base de fundación de este argumento, y repetiré, que Dios no se contradice y que Su palabra nunca regresa vacía y lo que ya se ha profetizado sucederá. Dios dice lo siguiente:

 

Isa 48:3  Las cosas pasadas desde hace tiempo las declaré, de mi boca salieron y las proclamé. De repente actué y se cumplieron.

 

Isa 55:11  así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía sin haber realizado lo que deseo, y logrado el propósito para el cual la envié.

  

Isa 46:9-10 Acordaos de las cosas anteriores ya pasadas, porque yo soy Dios, y no hay otro; yo soy Dios, y no hay ninguno como yo,  (10)  que declaro el fin desde el principio y desde la antigüedad lo que no ha sido hecho. Yo digo: "Mi propósito será establecido, y todo lo que quiero realizaré."

 

Con lo que dice Dios en mente, vamos a la primera pregunta:

 

1. ¿Porque tiene El Mesías el título de “Hijo de Hombre” antes de     llegar a este mundo?

 

Dan 7:13-14 LBLA  Seguí mirando en las visiones nocturnas, y he aquí, con las nubes del cielo venía uno como un Hijo de Hombre, que se dirigió al Anciano de Días y fue presentado ante El.  (14)  Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran. Su dominio es un dominio eterno que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido.

 

Las palabras “Hijo de Hombre” en este verso son las palabras en Arameo bar 'enash y significan “Hijo de Humano”.

 

Este pasaje describe la venida sobre las nubes de la misma manera que en el Nuevo Testamento. Si el “Hijo de Hombre” que se le da dominio eterno, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran no fuera el Mesías, entonces este título sería un misterio. A este “Hijo de Hombre” se le entrega un dominio eterno y Su reino nunca pasara o será destruido, que significa que no sería exuberante decir que según la visión completa de Daniel, sería el reino ultimo y final.  

 

La palabra usada para “Hijo de Hombre” significa que desciende de la humanidad, y si la naturaleza del Mesías ya viene con esta propiedad humana, tiene que tenerla antes de venir al mundo, pero esto indicaría que solo la pudo haber obtenido en algún tiempo en el pasado.

 

Solo hay tres opciones:

1. El Mesías se convierte en “Hijo de Hombre” mientras aún está en el reino y luego se le entrega el domino de todo.

2. El Mesías se convierte en “Hijo de Hombre” al instante cuando llegue en el futuro y luego se le entrega el domino de todo.

3. El Mesías ya vino al mundo donde nacen los seres humanos y obtuvo una naturaleza humana y luego cuando regrese en el futuro se le entrega el domino de todo.

 

Ya pueden ver los problemas de las primeras dos opciones, porque Dios tendría que convertir o integrar parte de Su esencia en ser humano de una forma similar a como lo hizo con Adán, y no sería nacer como un bebe ya que tendría que reinar inmediatamente.

 

Sería más lógico decir que para solucionar este problema tendría que instantáneamente convertirse en un ser humano adulto. Pero verán como esto causa un problema con la próxima pregunta. Es obvio que la tercera opción es la mejor explicación y siendo así, entonces tendríamos que identificar sin duda a quien en la historia le mejor corresponde la descripción de “Hijo de Humano” para poder identificar al auténtico Mesías.    

 

La segunda pregunta esta enlazada con la primera:

 

2. ¿De qué forma “anatómica” y en que “naturaleza” o “esencia”     llegara El Mesías a este mundo?

 

Esta pregunta está relacionada con la primera porque se refiere a la anatomía y esencia divina del Mesías. La mayoría de académicos en los dos campos que se oponen están de acuerdo en que cuando llegue el Mesías, será de una manera que permitiera gobernar inmediatamente. Estoy totalmente de acuerdo, pero esto indicaría que el Mesías viene a este mundo como un adulto y con esencia y naturaleza divina. Esto tiene sentido, y por esta razón la pregunta esta intencionalmente formulada para dirigir hacia un problema especifico, porque el profeta Isaías dice algo que nos obliga formular otras preguntas relevantes.

 

Isa 9:6  Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre sus hombros; y se llamará su nombre Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

 

La palabra niño en este verso en el idioma Hebreo es la palabra “yeled”, y significa alguien nacido, cría, hijo, joven, muchacho, niño, descendiente.

 

El significado de esta palabra y el número en las concordancias Strongs y la de Brown- Driver- Briggs es H-3206. La “H” en estos diccionarios que también incluyen definiciones en Arameo, Hebreo y Griego significa que la palabra es de origen Hebreo. La raíz de esta palabra es “yalad”, que significa lo mismo y se encuentra a su lado con el número H-3205.

 

En el idioma Griego, la palabra con el mismo significado es la palabra “paidion”. Y aparece en la traducción “Septuaginta” del idioma Hebreo al idioma Griego, producida alrededor de 150 a 250 años antes de Cristo.

 

El verso que le sigue dice lo siguiente:

 

Isa 9:7  El aumento de su soberanía y de la paz no tendrán fin sobre el trono de David y sobre su reino, para afianzarlo y sostenerlo con el derecho y la justicia desde entonces y para siempre. El celo del SEÑOR de los ejércitos hará esto.

 

Estos versos hablan de la soberanía y del reino eterno del Mesías, desde el momento en que asuma el trono, igual como dicen los versos en Daniel. Pero indican algo más, ya que es una continuación del previo versículo. El reino que dura para siempre del futuro gobernador del mundo se le ha puesto sobre los hombros a un niño nacido, a un descendiente barón con los títulos Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Según esta profecía, el Mesías del futuro está destinado a llegar como un niño, pero ¿será antes o después de asumir el trono? ¿Cuál de las dos es la mejor opción?

 

Examinemos el argumento de Su llegada por medio de la virginidad de una doncella como dice Isa 7:14. Algunas personas alegan que es un argumento de mala interpretación, ya que no es necesario que una doncella sea virgen. Pero este alegato no es cierto, y diría que es una excusa muy débil porque el verso se puede tratar de la misma manera que el anterior y comprobar que en las costumbres Hebreas no permitían que una doncella no fuera a la vez una virgen. Seria sinónimo en el idioma español hablar de una joven adolescente, en cual caso la expectación normal fuera que también fuera una virgen. Esto no fuera cierto si la jovencita era casada, era divorciada o era una joven prostituta.

 

Los Judíos, historiadores y teólogos de hoy quedan en acuerdo que el promedio de edad para el matrimonio en esos tiempos era muchos menos que el de hoy y María podía haber tenido unos 15 años. Su edad no presentaría un problema, y su cuerpo podía sostener un embarazo, el problema era que estaba encinta sin marido y sin haber estado con un hombre en una sociedad donde corría peligro de ser apedreada.

 

Este argumento secundario (periférico) solo dará vuelta en un círculo para llegar otra vez al argumento primario, simplemente porque las costumbres Hebreas nunca se refieren a una joven doncella si no fuera virgen, Isaías usaría otra palabra como la palabra “ish-shaw, naw-sheem”, cual es la que usa en los versículos 3:12; 4:1; 19:16; 27:11; 32:9, 10, 11.

 

Una joven casada o divorciada no podía ser llamada una doncella, y hoy no se consideraría una adolescente, y en ambos casos si la joven no es virgen, se consideraría una mujer joven y no una doncella. Aquí la importancia está en la señal de Dios y esa señal intencionalmente insinúa lo imposible, ya que no es normal y seria paradójico que una virgen pudiera dar a luz, pero como pronto veremos, este punto que insinúa una imposibilidad es lo que confirma lo que lo hace una señal de Dios. Simplemente, si no fuera virgen, no fuera un milagro.

 

Uno de los principios de la sana hermenéutica nos instruye a comparar escritura con escritura, y el verso Isa 7:14 es paralelo al verso Isa 9:6. Esto demuestra que aunque el niño de quien habla Isaías fuera venir por medio de una virgen, una doncella, o una mujer fértil o estéril, no importaría, en este punto la importancia está en una señal de Dios, y no sería una buena señal sin un acto milagroso. No es gran cosa decir que una doncella que no es virgen pueda concebir. En contraste, el hecho de que una virgen pueda concebir clasificaría mejor como una señal de Dios.

 

Aquí están los dos versos:

Isa 7:14  Por tanto, el Señor mismo os dará una señal: He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel.

 

Este verso usa el titulo como nombre, y el original “immanu'el”, está compuesto de dos palabras que juntas significan “Con Nosotros - Dios”. (Vea Mateo 1:20-24)

 

Isa 9:6  Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre sus hombros; y se llamará su nombre Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

 

Si sinceramente esperaríamos una señal de Dios, entonces deberíamos también pensar que la manifestación de la señal tuviera una gran posibilidad de ser sobrenatural y milagrosa como muchas otras en la Biblia y no algo que sea normal y comun.

 

Como pueden ver, los dos versos se complementan y el énfasis del argumento esta en el niño que nace (un niño nos ha nacido), para poder determinar “cuando” es que Dios da a Su hijo (un hijo nos ha sido dado). Solo entonces se puede determinar si Dios ya dio a Su hijo y Jesús es el Mesías, o esperamos a otro como mando a preguntar Juan el Bautista en Lucas 7:19-20.

 

Dios diseña a los seres humanos con la habilidad de procrear de esta manera. Los seres espirituales no nacen, solamente un ser humano puede nacer, y aunque diga que un hijo se nos ha sido dado, nos vemos obligados a armonizar las escrituras y concluir que es dado a través del mismo nacimiento previo cuando dice “un niño nos ha nacido”. Así que si el Mesías fuera aparecer en esta dimensión como adulto, tendríamos que ignorar por total a estos dos versos y preguntar:

 

¿Porque entonces incluir una profecía sobre un niño con atributos y títulos que solo le pueden pertenecer a Dios? ¿Porque existe esta profecía si se va a ignorar o si no puede ser cumplida y a la vez decir que la Escritura del Antiguo Testamento no puede ser quebrantada (Juan 10:35)?

 

Es obvio que si no nace como niño, entonces tendrá que venir como adulto para poder gobernar inmediatamente. Pero esta situación se complica, porque esta pregunta tiene una segunda parte que continua hacia un interrogante muy importante:

 

¿Cuál será la esencia natural del Mesías cuando llegue?

 

Si es representante de Dios, con todos Sus atributos y características, entonces tiene que llegar con una naturaleza divina de una deidad sobrenatural igual que Dios. Como vendrá el Mesías en el futuro es de gran importancia porque solo los humanos pueden nacer y seria incoherente que si viene a gobernar inmediatamente como una deidad sobrenatural de naturaleza divina que primero tenga que nacer. ¿Qué repuestas razonables y lógicas conformaran con todas estas preguntas?

La única solución es que el Mesías ya ha venido por medio de una concepción espiritual y un nacimiento humano, ascendió según lo que dice la Biblia y que regresara para gobernar en el mismo cuerpo sobrenatural que obtuvo por medio de Su resurrección y con cual se fue, y que vendrá de la misma manera como se fue según dijo el ángel en Hechos 1:11.

 

Vamos a la tercera pregunta:

 

3. ¿Cómo le pondrá fin al pecado?

 

Dios le dice a Adán en el Jardín en Gen 2:17 “pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que de él comas, ciertamente morirás. Algunas biblias dicen seguro morirás, porque la certeza y la seguridad de la muerta y la penalidad de la ley es una condición de consecuencia del pacto de Adán con Dios.

 

Muchos pisan el acelerador para dirigirse con velocidad a argumentar que este verso solo significa muerte física y no espiritual. Sabemos que el Nuevo Testamento dice claramente en Rom 6:23 que la paga del pecado es muerte, pero este argumento no se limita solamente a los que tienen fe en las Escrituras del Nuevo Testamento. Así que iremos al Antiguo Testamento, donde podemos comprobar que el pecado será la causa de la muerte espiritual después del juicio de Dios, tal como esta escrito en Heb 9:27 cual dice:  

 

Y así como está decretado que los hombres mueran una sola vez,

y después de esto, el juicio.

 

En Eze 18:4  Dios dice:

He aquí, todas las almas son mías; tanto el alma del padre como el alma del hijo mías son. El alma que peque, ésa morirá.

 

Para mas información sobre este tema examine  “Muerte y Resurrección” en la sección de “Temas Problemáticos”.

 

Existen otras religiones en el mundo que también esperan a un Mesías. La más antigua es la religión de Zoroastrismo fundada por  Zoroastro, quien aun nadie esta seguro si era de Irán, Afganistán o Kazajistán. También hay religiones mejores conocidas como el Hinduismo, el Budismo, el Islam, y la Judía que también aun esperan un Mesías.

 

Job dijo en 19:25: “Yo sé que mi Redentor vive, y al final se levantará sobre el polvo”,

 

La creencia cristiana se basa en que Su próxima venida, es en realidad Su regreso, y no Su primera aparición sobre esta tierra. Si Jesús no es el Cristo quien ya soluciono estos problemas, ¿Como los solucionara un Mesías que ha de venir, y quien nunca ha cruzado la frontera de esta dimensión?

 

Las Escrituras dicen lo siguiente:

 

Sal 65:3  Las iniquidades prevalecen contra mí; mas nuestras transgresiones tú las perdonas.

 

Isa 43:25  Yo, yo soy el que borro tus transgresiones por amor a mí mismo, y no recordaré tus pecados.

 

Isa 44:22  He disipado como una densa nube tus transgresiones, y como espesa niebla tus pecados. Vuélvete a mí, porque yo te he redimido.

 

Jer 33:8  "Los limpiaré de toda la maldad que cometieron contra mí, y perdonaré todas las iniquidades con que pecaron contra mí y con las que se rebelaron contra mí.

 

Jer 50:20  "En aquellos días y en aquel tiempo"--declara el SEÑOR-- "se buscará la iniquidad de Israel, pero no habrá ninguna, y los pecados de Judá, pero no se hallarán; porque perdonaré a los que yo haya dejado como remanente."

 

Mic 7:19  Volverá a compadecerse de nosotros, hollará nuestras iniquidades. Sí, arrojarás a las profundidades del mar todos nuestros pecados.

 

En estos versos vemos el amor de Dios hacia Su creación, Él dice en Exo 20 que él es un Dios celoso, y lo dice después de advertir de no adorar ídolos e imágenes, pero no es que Dios esta celoso de nosotros, y mucho menos celoso “del” ser humano quien Él  creo, sino que es celoso “por el” ser humano quien Él  creo. Dios no es celoso de ti, sino celoso por ti. Sabemos que Dios nos revela que Él es santo, santificado, aparte y separado de todo lo que es pecado, y también nos dice que Él es un Dios de justicia, un Juez justo que no cancelara Su día de Juicio simplemente porque algunos lo quieren ignorar o rechazar, o no lo crean, o no les guste.

 

Dios tendrá que cubrir el pecado de la humanidad de alguna manera, aunque algunos se opongan. ¿Pero será que Dios pasa por alto e ignorara el pecado? ¿Será que la muerte pasara sobre todo aquel que no tenga la sangre del cordero perfecto pintada en los dinteles? ¿Cómo entonces pondrá fin el Mesías que nunca ha venido, al pecado del mundo cuando venga en el futuro sin sobrepasar los pecados de la humanidad y a la misma vez satisfacer la ira, el castigo y la justicia de un Dios Justo?

 

Vamos a la Cuarta pregunta:

 

4. ¿Cómo morirá por las transgresiones de la humanidad?

 

Isa 53:8-9 LBLA  Dice: Por opresión y juicio fue quitado; y en cuanto a su generación, ¿quién tuvo en cuenta que El fuera cortado de la tierra de los vivientes por la transgresión de mi pueblo, a quien correspondía la herida?  (9)  Se dispuso con los impíos su sepultura, pero con el rico fue en su muerte, aunque no había hecho violencia, ni había engaño en su boca.

 

Sal 16:10 LBLA Dice: pues tú no abandonarás mi alma en el Seol, ni permitirás a tu Santo ver corrupción.

 

Dan 9:26  Dice: Después de las sesenta y dos semanas el Mesías será muerto y no tendrá nada, y el pueblo del príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario. Su fin vendrá con inundación; aun hasta el fin habrá guerra; las desolaciones están determinadas.

 

La palabra muerto en el verso de Daniel es la palabra “karath”, y significa ser destruido, derribado, quebrantado.  

 

No existe salida de este problema, si el Mesías aún no ha venido, entonces cuando venga tendrá que servir de sacrificio propiciatorio para descontinuar los sacrificios de animales por medio del Nuevo Pacto y satisfacer las consecuencias del pecado de la humanidad al morir por sus transgresiones. Y este hecho genera otro problema:

 

¿Cómo muere una deidad de naturaleza divina?

 

Creo que ya pueden ver las implicaciones que surgen de estos argumentos, sería un problema si el Mesías que ha de venir ya no ha nacido en este mundo como ser humano para poder asumir el título “Hijo de Hombre” y poder ponerle fin al pecado al morir por las transgresiones de la humanidad, tal como está profetizado en la Escrituras.

 

En conclusión, sabemos que solamente un ser humano puede nacer y morir, no una deidad como el Mesías divino y de naturaleza sobrenatural. La única solución es que Jesús es Él verdadero Mesías y ya nació, creció, ministro, murió, fue sepultado, resucito y ascendió y regresara de la misma manera y con el mismo cuerpo de resurrección.

 

¿De qué otra manera se pudiera justificar el título

del Mesías como el “Hijo de hombre”?

 

No hay duda de que vamos a reconocer a Jesús cuando regrese, todo el mundo lo reconocerá. Yo tengo por costumbre decirle a los ateos que algún día creerán, y ellos se ríen, y también digo que es lógico que llegara un día cuando toda alma de Dios creerá en Él, pero solo después que lo vean venir. La Biblia asegura que todos doblaran sus rodillas y todos confesaran Su divinidad, la única diferencia es que algunos serán asombrados, mientras otros serán exaltados y para los asombrados será muy tarde.

 

Zec 12:10-11 LBLA  Dice: Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y me mirarán a mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por El, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por El, como se llora por un primogénito.  (11)  Aquel día habrá gran lamentación en Jerusalén, como la lamentación de Hadad-rimón en la llanura de Meguido.

 

En Juan 8:24-25 LBLA Jesús dice: Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, moriréis en vuestros pecados.  (25)  Entonces le decían: ¿Tú quién eres? Jesús les dijo: ¿Qué os he estado diciendo desde el principio?

 

La esperanza de que un alma se salve, es una expresión de amor hacia el prójimo, el esfuerzo de todo cristiano que comparte las buenas noticias de vida eterna tiene ese objetivo. El mensaje de Jesús es peligroso en 52 países del mundo, y en muchos de estos países es considerado un mensaje hostil.

 

Mi Biblia es un libro ilegal en algunas partes del mundo donde yo tuviera firmando mi propia sentencia de muerte al publicar estos argumentos en un mensaje como este. Debe darle las gracias a Dios si usted recibe este mensaje en un país que aun respeta los derechos humanos y civiles, y que aun permite la libertad de expresión, y dele gracias a Dios si este mensaje ha podido llegar gratuitamente a sus manos libre de consecuencias.

 

Será muy tarde para quien se asombre al reconocer a Jesús cuando llegue de una manera espectacular, para algunos será de gran esplendor y para otros será de gran terror. La Biblia dice en Heb 9:22 que sin derramamiento de sangre no hay perdón, es la manera que Dios establece, y será muy tarde si una persona muere en sus pecados sin ser redimido por la sangre de Jesús, el Cordero Perfecto de Dios.

 

Volver Arriba…

 

 

Temas Teológicos