% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Muerte y Resurrección

Existen dos argumentos polémicos generados por una variedad de cristianos:

 

1. El soteriológico es entre el campo Calvinista y el campo Arminiusta, este debate lleva más de 500 años sin solución.

 

2. El escatológico es entre el campo pre-milenio y el post-milenio.

Uno de estos argumentos es sobre la condición actual de ser humano caído y el otro sobre la cronología del rapto. Algunos calvinistas creen y enseñan que el ser humano está muerto en sus pecados como lo fue Lázaro en su tumba, y proponen que el ser humano está en una condición similar a una muerte física. Algunos de ellos incluyen la muerte espiritual en este argumento.

 

En el otro argumento, algunos dicen que serán raptados antes del resto de los santos y elegidos que serán dejados atrás, y fue producida una película con el título “Dejados Atrás” basada en este punto de vista. Hoy existen cuatro versiones del rapto, vea “Rapto Pre-Ira de Dios”, pero en este artículo solo expondré cuantas muertes y resurrecciones menciona la Biblia, para que usted compare la información con la versión que usted apoya y llegue a su propia conclusión.

 

Ya que me considero un cristiano bíblico y no del campo calvinista o del campo arminiusta, expondré mi opinión sobre le primer punto polémico desde el punto de vista bíblico. La sugerencia calvinista que propone que todo ser humano está igual de muerto como lo fue Lázaro en su tumba es una mala analogía que demuestra dos cosas. La primera es un mal entendido y mal distinción entre  la muerte física y la muerte espiritual. La segunda es uso de ilustración errónea en lugar de describir lo que dice la Biblia. La muerte física es una separación entre el cuerpo y el alma y la muerte espiritual es una separación del alma y Dios. No es verdad que por la naturaleza pecaminosa de la humanidad, los no salvos estén en un estado igual como lo está un cadáver en la morgue.  

 

Estar muerto en pecado es una expresión figurativa que define el “futuro potencial” de la persona sin Cristo, que es seguro de ocurrir, pero que no es actual hasta que la muerte física actualmente ocurra y hasta que la persona sea condenada a una muerte espiritual después del día de juicio. Un buen ejemplo se encuentra en Gen 2:17, cuando Dios le dice a Adán:  

 

“mas del árbol de la ciencia del bien y del mal, no comerás de él; porque el día que de él comieres, morirás”.

 

Adán no muere de inmediato físicamente, y continúa viviendo hasta cumplir 930 años:

Gen 5:5 SSE  Y fueron todos los días que vivió Adán novecientos treinta años; y murió.

 

Una persona en el dominio físico y tangible no puede estar muerta si aún sigue físicamente viva, y si está viva, no puede ser declarada clínicamente muerta por un experto en la profesión médica. Tampoco se puede declarar espiritualmente muerta sin primero pasar por el día de juicio, y luego el Señor decide quien está en libro de la vida y quien será separado y destinado al lago de fuego.

  

La comparación de un pecador con el estado de muerte de Lázaro no es una buena analogía y personalmente creo que es ilógica. Primero, porque la Biblia dice que Lázaro estaba actualmente muerto y en estado de descomposición, y segundo porque Lázaro era un creyente y amigo de Jesús. Esto elimina el concepto erróneo calvinista de la muerte física y la espiritual de un solo golpe. La resurrección de Lázaro, y otros en la Biblia, no es el mismo tipo de resurrección que sucederá en los últimos días, ya que estas personas tuvieron que morir por segunda vez, y volverán a ser resucitados al final.

 

Cuando Dios le dice a Adán en Génesis 2:17 que el día que coma del árbol del bien y del mal “ciertamente morirás”, se confirma lo que me refiero al decir “futuro potencial”, que es una muerte física segura que ocurrirá en el futuro. En Génesis ocurren muchas cosas por primera vez, y dos de estas son el primer pecado y la introducción de la primera muerte:

 

Rom 5:12 SSE  Por tanto, de la manera que el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, y la muerte así pasó a todos los hombres en aquel en quien todos pecaron.

 

Lo mismo con el estado de muerte espiritual, ya que la verdadera muerte espiritual será la segunda muerte, después del juicio. No hay duda que el creyente obtiene de Dios beneficios espirituales en adelantado, y el hombre natural no puede entender por la falta de discernimiento espiritual, pero su condición aun no es la misma que la condición de muerte física o muerte espiritual, y todo puede cambiar en un instante al clamar al nombre del Señor. Es decir, el salvo morirá físicamente, una sola vez, el no-salvo morirá dos veces.

 

Sobre el tema escatológico, según los siguientes versos, Job 19:25-27; 1Sam 2:6; Sal 16:10-11;Dan 12:1-13;  y Eze 37:1-14, un levantamiento de muertos es una resurrección y una resurrección es un levantamiento de muertos, no hay diferencias porque es lo mismo. Pero hay diferencia entre las dos muertes y las dos resurrecciones que menciona la Biblia. La diferencia entre las dos resurrecciones es cronológica ya que si es escatológica, tiene que ser en los últimos días y al final.

 

Según la instrucción de Pablo, quien dice en el versículo 13 que no quiere que seamos ignorantes sobre este tema, continúa diciendo lo siguiente:  

 

1 Tesalonicenses 4:15-17 RV95  Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos,  que habremos quedado hasta la venida del Señor,  no precederemos a los que durmieron.  (16)  El Señor mismo,  con voz de mando,  con voz de arcángel y con trompeta de Dios,  descenderá del cielo.  Entonces, los muertos en Cristo resucitarán primero.  (17)  Luego nosotros, los que vivimos,  los que hayamos quedado,  seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire,  y así estaremos siempre con el Señor.

 

El punto importante que quisiera establecer en este pasaje es que los vivos serán arrebatados, pero no “antes” de los muertos, sino “después”, y que una resucitación de los muertos es equivalente a una resurrección. Por lo tanto, los vivos serán arrebatados después de la resurrección de los muertos.

 

La Biblia dice lo siguiente:

Apocalipsis 20:4-6 SSE  Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y les fue dado juicio; y vi las almas de los degollados por el testimonio de Jesús, y por la palabra de Dios, que no adoraron la bestia, ni a su imagen, y que no recibieron su marca en sus frentes, ni en sus manos, y vivirán y reinarán con el Cristo los mil años.  (5)  Mas los otros muertos no volvieron a vivir hasta que sean cumplidos los mil años. Esta es la primera resurrección.  (6)  Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad en éstos; antes serán sacerdotes de Dios y del Cristo, y reinarán con él mil años.

 

La segunda resurrección será mil años después de la primera,  y la primera resurrección incluye a los degollados por el testimonio de Jesús, y por la palabra de Dios, que nos indica que será al final de la tribulación, y si es la “primera”, no puede haber una resurrección de los muertos “antes” de la “primera”. Esto causa un problema a los pre-tribulacioncitas, y debemos estar claro, en que la resurrección es de los que han muerto y el arrebatamiento es de ambos, los muertos que han sido resucitados y los que aún están vivos (1Tes 4:17).  

 

Ya que estamos claro en esto, debemos saber que sin que primero ocurra una resurrección de los muertos, no puede haber un rapto de los vivos, quienes siguen después de los han muerto. Y también que la única resurrección bendecida es la primera, ya que la segunda ocurre 1000 años después y esos muertos serán juzgados por sus obras (Apo 20:11-15).  

 

En conclusión con el tema de la resurrección, según Pablo los muertos serán levantados “antes” que los vivos, y como un levantamiento de muertos es también una resurrección, entonces por obligación tiene que ser la primera resurrección mencionada en Apocalipsis 20:5 y 6.

 

Finalmente, veremos lo que dice la Biblia sobre la segunda muerte, o la muerte espiritual, “después” de la muerte física:

 

Apocalipsis 20:11-15 RV95  Vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él,  de delante del cual huyeron la tierra y el cielo y ningún lugar se halló ya para ellos.  (12)  Y vi los muertos,  grandes y pequeños,  de pie ante Dios.  Los libros fueron abiertos,  y otro libro fue abierto,  el cual es el libro de la vida.  Y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros,  según sus obras. (13)  El mar entregó los muertos que había en él,  y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos,  y fueron juzgados cada uno según sus obras.  (14)  La muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego.  Esta es la muerte segunda. (15)  El que no se halló inscrito en el libro de la vida,  fue lanzado al lago de fuego.

 

Apocalipsis 21:8 RV95  Pero los cobardes e incrédulos,  los abominables y homicidas,  los fornicarios y hechiceros,  los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre,  que es la muerte segunda".

 

Notaran que los que son juzgados son los muertos, ya que han muerto físicamente. Pero igualmente, la segunda muerte, que es la muerte espiritual también será en el futuro.

 

En conclusión, lo que recomiendo que consideren en su versión preferida del rapto es lo siguiente: Existen dos tipos de muertes en la Biblia, una física y una espiritual después del juicio y según los siguientes pasajes bíblicos - 1Sam 2:6; Job 19:25-27; Sal 16:10-11;Dan 12:1-13, y Eze 37:1-14, la resurrección de los que han muerto físicamente será al final.   

 

Existen solo dos resurrecciones en la Biblia, la primera, según Apocalipsis 20:6 donde vemos que dice “Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección, y la segunda después de mil años, según Apocalipsis 20:5.

 

El resultado es obvio, al resumir los pasajes que hemos examinados aquí, ya que el mismo significado de resurrección no puede ser cambiado y requiere un levantamiento de muertos. Si solo existen dos resurrecciones en la Biblia, y no existe una tercera resurrección, y si estas dos son separadas por un tiempo de mil años, y si los muertos en Cristo resucitarán primero, entonces el rapto de los vivos tiene que coincidir con este hecho, ya que no hay duda que el rapto de los vivos es después de la primera resurrección de los muertos.

 

Si Pablo dice en 1 Tesalonicenses 4:16-17 que los muertos son levantados primero que los vivos, y según Apocalipsis 20:4-6, Los degollados por el testimonio de Jesús vivirán que reinarán con Cristo por mil años”, y serán levantados durante la primera resurrección, entonces no puede haber una resurrección antes de esta primera resurrección, cual sucede al final, cuando intenten a obligar a los fieles a recibir la marca en sus frentes, y en sus manos.

 

En conclusión, hay solo dos muertes y dos resurrecciones en la Biblia, toda muerte o resurrección adicional es equipaje en exceso innecesario fabricado por la mente humana.

Volver Arriba…

 

 

 

 

Temas Problemáticos