% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Personajes Bíblicos y el Calvinismo

Muchas de las doctrinas del calvinismo que he analizado, resultan solo ser especulaciones que tienen conflictos con lo que está documentado en la Biblia. Es bastante obvio para cualquiera notar que la mayoría de las explicaciones doctrinales del calvinismo son de forma analógicas e ilustrativas, y se alejan de lo que actualmente dice la biblia.

 

En algunos de estos ejemplos, notaran que el evento contradice la dogmática calvinista de decretos secretos que solo se expresan con ambigüedad cuando se tratan de verificar por lo que dice la Biblia.

 

Aunque el decreto para crear a los seres humanos en Su imagen y semejanza es claramente confirmado, no se encuentra donde dice que el Dios de la Biblia decidió crear algunos de los humanos solo para enviarlos al infierno. También podemos coincidir con el decreto de Dios para enviar a Cristo como el redentor para todas las personas, pero no se encuentra que algunos no podrán responder al llamado de Dios por algún supuesto decreto de reprobación, sino que Dios aplica la salvación a los que creen. Existe una variedad de ejemplos que exponen las contradicciones en las doctrinas calvinistas, y en este artículo solo expongo algunas de mis favoritas.

 

1. Seres Celestiales

Dios es un Ser Supremo sobre todo la que existe en toda posible dimensión existente y decide crear seres espirituales con atributos que el ser humano solo puede imaginar. Estos seres espirituales, sean los cuatro alrededor de Su trono, los serafines, querubines, etc.,  demuestran una individualidad para determinar sus propias posiciones y estatus en el rango establecido por Dios, y funcionan según las capacidades que Dios le permite. Una de estas capacidades es el libre albedrio para hacer decisiones autónomas. Esto tiene que ser cierto, y aventuraría más allá al decir que el libre albedrio es obligatorio, ya que de no ser así, Dios sería responsable por influenciar la rebeldía de cada uno de los seres caídos, comenzado con Lucifer, y luego con una tercera parte de todos los ángeles que lo siguieron. A pesar de lo que digan los calvinistas, este hecho apunta hacia una contradicción y establece un precedente en el nivel espiritual para establecer que es la misma libertad para hacer decisiones que Dios luego le permite a los seres humanos.  

 

2. Adán

Otro caso de la capacidad y libertad para hacer decisiones que apunta hacia el libre albedrío es el de Adán, en cual solo existe como un dilema para el calvinismo, ya que solo hay dos opciones. Adán tuvo que haber pecado por su propia voluntad, de no ser así, entonces violo el mandato de Dios de no comer del árbol del conocimiento del bien y del mal por influencia o coerción de Dios. Aunque los calvinistas quieren negar a cualquier costo que Dios no sería responsable por introducir el pecado al mundo por medio de Su propio decreto, es demasiado ridículo creer que el autor de un decreto se puede separar por completo del resultado de lo que se ha decretado.

 

De la misma manera, y por su propia voluntad y libre albedrio, después de esconderse por haber pecado, Adán respondió al llamado de Dios por su propia decisión, algo que todo ser tendrá que hacer si verdaderamente le interesa el perdón y la salvación. Pero, como no hay razón bíblica que justifique que ambas acciones de Adán fueron producto de la influencia o coerción de Dios, pues entonces lo más lógico es aceptar que Adán actuó por su libre albedrio. En general, todo ser humano peca por su propia decisión, y se puede alejar y luego regresar como lo hizo el hijo prodigo (Lucas 15:11-32). Y a pesar de tener una tendencia por su naturaleza pecaminosa, el ser humano también tiene una conciencia, que igual al árbol, hace distinción entre el bien y el mal.

 

3. Abram

 Según el calvinismo, la gracia de Dios es irresistible, pero en el caso de Abram, notamos al patriarca conocido por los judíos y los cristianos como “el padre de la fe”, con mucha dificultad para confiar en Dios, y varias veces ignora lo que Dios le dice y hace lo contrario. No solo actúa por sus propias decisiones, pero también produce una gran nube de duda sobre la doctrina calvinista del “Decreto Divino” (Vea “Lapsarianismo/Decretos Divinos”, que sugiere que el plan de Dios ya está establecido y nada se puede cambiar. Es por esta dogmática que los calvinistas le ponen poca importancia a la oración, (Vea “El Monergismo Calvinista”). Si Dios no permite cambios en Sus planes, entonces no hay duda que la súplica de Abram para salvar aunque fuera un solo justo de Sodoma fue en vano.

 

Esto demuestra que Abram era totalmente ignorante del “Decreto Divino” de Dios y Dios nunca se lo menciona, o será que no existe tal cosa, ya que lastimosamente el desesperado Abram continua suplicando una y otra vez por algún justo que hubiera en Sodoma. En el Nuevo Testamento, Jesús dice lo contrario a un supuesto “Decreto Divino”, y dice en Mat 11: 21-23 que si los de Sodoma hubieran sido testigos de las mismas obras que hizo en Capernaúm, Sodoma aun hubiera existido hasta ese día.

 

Imagine lo que significa esto, que Sodoma no hubiera sido totalmente exterminada, porque según Jesús, Sus obras hubiera convencido a sus habitantes, de la misma manera que a los habitantes de Capernaúm. Al preferir creerle a Jesús que a Juan Calvino, estoy confiado en que la dogmática del calvinismo de “Decreto Divino” es solo uno de sus muchos errores, y que no todo es incambiable, especialmente por medio de la oración. Es por esta razón que le pedimos a Dios por su providencia, su intercesión y su protección.

 

4. Moisés

 Según la doctrina calvinista de “Gracia Irresistible”, la voluntad individual no es considerada en la salvación, ya que el hombre no puede participar en su propia salvación, y solo los elegidos serán salvos de forma automática por una supuesta predestinación (Vea “La Elección Errónea de Juan Calvino”). La doctrina propone que los elegidos no pueden resistir la gracia de Dios, pero según lo que podemos encontrar en la biblia, la obediencia a Dios se puede resistir, ya que hay muchos actos de desobediencia cometidos por los que obviamente deben ser elegidos. Encuentro muy difícil creer que la gracia de Dios sea de tan gran influencia sobre el humano para no poder resistir, el pueblo de Israel ya lo comprobo, y que a la vez esta influencia que le permite obtener la salvación, no tenga efecto sobre su decisión de desobedecer.

En Números 20:8 Dios instruye a Moisés que le hable a la piedra, para que produzca agua para el pueblo y su ganado, pero no pegarle como lo hizo en Éxodo 17:6. Pero Moisés,  frustrado y con rabia golpeo la roca, desobedeciendo a Dios. Estos tipos de actos de desobediencia son comunes en la biblia. Otra doctrina calvinista que sufre de la contradicción es la de “Decreto Divino”, ya que Moisés, igual que Abram intenta cambiar el destino de Israel y es exitoso al persuadir a Dios que cambie de opinión.

En Deuteronomio 9:14, Dios le dice a Moisés lo siguiente:

Deu 9:14 SSE  Déjame que los destruya, y raiga su nombre de debajo del cielo; que yo te haré en nación fuerte y mucho más grande que ellos.

No puedo pensar en una buena razón que justifique porque un Dios que establece un supuesto “Decreto Divino” incambiable, y ya ha decidido lo que va a suceder, cambie de opinión y se arrepienta, tal como vemos en Génesis 6. Y que igual que Abram, Moisés también sea igualmente ignorante de los“Decretos Divinos” de Dios, a menos que la doctrina calvinista sea falsa.

 

Y digo esto porque la Biblia demuestra lo contrario y que Moisés no piensa que rogarle a Dios sea en vano e intenta cambiar las cosas por la oración y por el sentido común al explicarle a Dios como quedaría en la historia este acto de Dios, al liberar los esclavos que eligió para ser Su nación, solo para luego exterminarlos en el monte (vea Deu capítulo 9). A pesar de la doctrina calvinista del Monergismo, la Biblia demuestra que las doctrinas calvinistas son generadas por especulación y no por lo que está documentado en las Escrituras inspiradas por el mismo Dios que ellos dicen que glorifican.

 

5. Israel

 Israel fue el “unico”pueblo elegido por Dios, que llegaría ser la nación que conocemos hoy, no puede haber un mejor ejemplo de una elección colectiva predestinada, lea el artículo “La Elección Errónea de Juan Calvino” para que entienda lo que quiero decir con esto. “En la Biblia no hay una eleccion de gentiles”. No queda otra opción suponer que Israel fue colectivamente elegido, y si interpretamos la doctrina de elección del calvinismo, podíamos erróneamente pensar que todos los Judíos han sido predestinados a la vida eterna.

 

Pero sabemos que no es así y que millones de judíos ya han muerto sin Cristo, su propio Mesías judío, quien vino por ellos primero, y como no lo aceptaron, invito a los gentiles, para que participaran en la salvación que a ellos se les ofreció y rechazaron. Hoy en Israel, muchos viven una vida secular, y cada día hay menos judíos ortodoxos, pero aun así, no hay una garantía de salvación, aunque la mayoría de veces que se menciona un elegido en el Nuevo Testamento, se trata de un judío y no de un gentil.  

 

El pueblo elegido de Dios es otro ejemplo de la imposibilidad de una elección predestinada como la que sugiere la doctrina calvinista, y confirma la posibilidad del libre albedrio, ya que no solamente es un pueblo terco, desobediente, pecador con tendencias de apartarse de Dios, y con poca importancia a su elección, sino que varias veces Dios le aconseja que escojan bien entre la bendición y la maldición y también entre la vida y la muerte, y no Dios quien escoge por ellos.

Deu 30:19 LBLA  Al cielo y a la tierra pongo hoy como testigos contra vosotros de que he puesto ante ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge, pues, la vida para que vivas, tú y tu descendencia,

 

Eze 18:30-31 LBLA  Por tanto, os juzgaré, a cada uno conforme a su conducta, oh casa de Israel--declara el Señor DIOS--. Arrepentíos y apartaos de todas vuestras transgresiones, para que la iniquidad no os sea piedra de tropiezo.  (31)  Arrojad de vosotros todas las transgresiones que habéis cometido, y haceos un corazón nuevo y un espíritu nuevo. ¿Por qué habéis de morir, casa de Israel?

 

6. David

 Al ver a Betsabé bañándose, la tentación causa que el Rey David viola una variedad de mandamientos, David codicia, roba una mujer ajena, comete adulterio, miente, conspira un asesinato, etc. Esta situación es muy grave para un supuesto elegido de Dios a quien se le asegura una supuesta predestinada vida eterna. Demostrando otro ejemplo de un elegido que se aparta de Dios para servir sus propios deseos. La idea calvinista que propone que un elegido no se puede apartar de Dios es refutada. Aunque personalmente estoy convencido que la doctrina de predestinación de una elección para algunos a quien se les garantiza la vida eterna es falsa, es notable que la minoría de calvinistas con quien yo he discutido el tema que reclaman que un elegido puede apartarse por un periodo de tiempo y luego regresar, tiende a ser más correcta, ya que la Biblia provee la evidencia para concluir que es cierto. (Vea “La Elección Errónea de Juan Calvino”).

 

También existen escenarios que ponen en duda la doctrina de “Decretos Divinos”, (Vea “Lapsarianismo/Decretos Divinos”). Cuando hay una situación donde existen opciones, no se puede proponer que la situación es inmutable y que es imposible que la situación se pueda modificar por las decisiones que haga el ser humano. Esto debe ser autoevidente para todo calvinista, y en el caso de David, vemos que en ocasiones David consulta a Dios para tratar de llegar al conocimiento de ciertos resultados de una situación. Aunque los calvinistas creen, predican y enseñan en sus congregaciones que la oración no cambia nada, porque ya Dios ha establecido todas las cosas, y solo sucederán según Su decreto (Vea “El Monergismo Calvinista”).

Es fácil notar que lo que hace David es similar a una versión de oración, especialmente cuando le pedimos a Dios que nos ilumine sobre algo en particular. Pero hay algo más que he notado que pasamos por alto porque tiende a mantenerse  superficial en el campo calvinista, y no aparenta ser importante, hasta que se evalúa la razón por haber opciones en una situación donde no debe haber alguna si la doctrina de decretos divinos fuera cierta.

En el primer libro de Samuel, podemos ver una de las preguntas que David le hace a Dios, en cual Dios responde con un resultado negativo, pero la decisión de David cambia la situación para un resultado positivo. Esta es la pregunta:

 

1Sa 23:12 LBLA  Entonces David dijo: ¿Me entregarán los hombres de Keila a mí y a mis hombres en manos de Saúl? Y el SEÑOR dijo: Os entregarán.

 

Obviamente, Dios dice que los hombres de Keila lo entregaran a Saúl, pero solo si David decide por su propia cuenta quedarse en el lugar donde corre peligro de ser capturado, ya que en este caso la biblia no dice que Dios interviene. La dicotomía se esconde en la profundidad de esta escena y es necesario analizar un poco más profundo. Vemos que en el próximo versículo ocurre lo siguiente:

 

1Sa 23:13 LBLA  Se levantó, pues, David con sus hombres, como seiscientos, y salieron de Keila y anduvieron de un lugar a otro. Cuando a Saúl le informaron que David se había escapado de Keila, cesó de perseguirlo.

 

Aquí no puede haber algún decreto de un evento incambiable, ya que ser capturado por Saúl es opcional, y la conclusión es obvia, la doctrina de “Decretos Divinos” y que el guion con todo escenario ya está escrito por Dios es falsa si existen opciones que permiten una modificación o un cambio de los hechos. Dios dice que los hombres de Keila entregaran a David, pero solo si decide quedarse en Keila. Dios no le sugiere a David que salga con sus hombres, la decisión es tomada por David. Si hubiera decidido quedarse, lo hubieran capturado.

 

Si Dios hubiera dicho que no lo entregarían, David se hubiera quedado, así que las opciones en este caso son autoevidentes, si se queda lo capturan y si se mueve a otro lugar se escapa, cambiando un resultado histórico por una propia decisión que totalmente elimina el concepto de “Decretos Divinos”, que propone que Dios ya estableció todo evento en la historia y nada se puede cambiar.

 

7. Pedro

La doctrina calvinista de “Elección” y la de “Gracia Irresistible” son puestas a prueba en la Biblia una y otra vez. Sabemos que Pedro fue elegido por Jesús, y supuestamente, la gracia de Jesús debe ser irresistible para uno de sus elegidos. Pero también sabemos que Pedro niega a Jesús tres veces. Esto causa cierta curiosidad, porque según la mayoría de calvinistas, un elegido no se puede apartar, anulando en si la supuesta gracia irresistible. Algunos calvinistas admiten que un elegido puede alejarse de Dios, pero que con el tiempo regresara. Esto indica que existe un conflicto entre los mismos calvinistas y están confusos en sus propias doctrinas.

 

Otro concepto doctrinal del calvinismo es creer que Dios le suple todo al elegido por automación, y todo es automático para que el elegido no tenga que esforzarse en nada, ya que cualquier cosa que haga a favor de su salvación se considera una obra. El calvinismo predica que una de las cosas suplidas por Dios es la fe. El texto de prueba usado como evidencia es Efesios 2:8-9. Pero es fácil demostrar que el concepto viene de una mala interpretación, al confundir los contrastes de los siete puntos importantes suplidos en el versículo. Comparemos estos puntos para que entiendan como llego a esta conclusión:

 

Efe 2:8-9 SSE  Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;  (9)  no por obras, para que nadie se gloríe.

 

Como pueden notar, los puntos importantes se describen por las siguientes palabras que están en el mismo orden en que se encuentran en el versículo:

 

1. Gracia

2. Salvos

3. Fe

4. Vosotros

5. Don (regalo) de Dios

6. Obras

7. Gloríe

El calvinismo confunde el don (regalo) de Dios en este versículo con la fe, en lugar de relacionarlo con la salvación, cual es el punto mayor del texto. En toda la Biblia encontramos que el “don o regalo” de Dios es la “vida eterna”, que se obtiene por medio de la fe en Jesús como el Mesías salvador quien salva a todo el que crea en Él. Esto es doctrina básica para cualquier cristiano, pero el calvinismo está obligado a seguir la cadena de pensamiento de Juan Calvino y cambia el concepto para que concuerde con le elección por medio de una predestinación.

 

Es obvio que el versículo dice que no somos salvos por “obras”, cual hace contraste con la fe, eso elimina que seamos salvos por obras, y también elimina que “vosotros” se “gloríe”. Por lo tanto, nos quedan las palabras gracia, salvos, fe, y don (regalo) de Dios. Somos salvos por gracia porque el regalo de vida eterna es gratis, ya que no se puede obrar y no se puede obtener por algún mérito que tengamos. Entonces, la única palabra que queda es fe, y el versículo nos dice muy claro que todo el concepto de salvación es “por la fe”, este es el medio o el mecanismo por cual se obtiene la salvación. Pero esta fe no puede ser “impersonal”, o no sería un tipo o clase de fe auténtica, que surge de la persona que la ejerce. La fe tiene que venir del creyente de una manera “personal” para que demuestre una convicción en creer, y sea un elemento de propiedad individual del creyente. Por lo tanto, el don (regalo) de Dios es la salvación (vida eterna), no la fe como proponen los calvinistas.

 

Hay muchos ejemplos bíblicos donde Jesús habla de personas que no tienen fe o personas de poca fe, esto demuestra una variedad de la cantidad de fe que posee la persona. Mi ejemplo favorito es el de Pedro. El ve a Jesús caminando sobre el agua y quiere ir hacia Él, Jesús lo invita y le dice “ven”, pero algo sucede que lo impide, y es esta razón la importante en este tema, ya que Jesús también nos enseña un contraste, entre la fe y la duda. El versículo dice lo siguiente:

 

Mat 14:31 SSE  Luego Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: Oh hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?

 

Esto demuestra el error del calvinismo, ya que Jesús mismo eligió a Pedro, y no debe haber duda alguna para un calvinista que Pedro es un elegido. ¿Pero por qué si Dios es quien le suple la fe necesaria al elegido, en este caso no suplió suficiente fe? Es obvio que la manera en que Jesús le habla a Pedro sugiere que podía haber llegado si no hubiera dudado. Jesús no habla como si la fe viniera de Él o del Padre, o del Espíritu Santo, le habla a Pedro como si la culpa de su poca fe fue de él, de forma personal, a causa de su propia duda. Si Pedro tiene la capacidad para dudar, también tiene que tener la capacidad para tener fe, ya que estas dos hacen contraste y no tiene sentido que una exista sin la otra. Por lo tanto, la salvación es por medio de la fe que posee un individuo, y el calvinismo solo demuestra otro error doctrinal.

 

8. El Hijo Prodigo

El hijo prodigo quería disfrutar sus bienes, y decide salir al mundo y dejar atrás la relación con su padre (Luc 15:13). Vive perdidamente, sin frenos, lo desperdicia todo, y termina comiendo comida de puerco. En esta escena se encuentran tres puntos que quisiera exponer.

 

1. Una persona tiene el libre albedrio para apartarse de Dios.

2. Una persona tiene el libre albedrio para regresar a Dios.

3. La versión bíblica de los calvinistas de “muerto en pecado”, no es como ellos proponen que es muerto como lo fue Lázaro. No es actualmente una muerte física como si fuera declarado clínicamente muerto o como si la persona estuviera en un ataúd. Esto es solo una analogía errónea.

 

La decisión de regresar a su padre, viene de comprender su situación, y compararla con las bendiciones que tenía antes de alejarse de su padre. Pero ambas, apartar y regresar fueron sus propias decisiones y solo se pudieran actualizar por su libre albedrío, y el hijo dice:

 

Lucas 15:18 RVG  levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti;

 

Su padre dice lo siguiente de forma metafórica:

Lucas 15:24 RVG  este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.

 

En esta parábola, el padre no se refiere a una muerte física, ya que dice que su hijo era o estaba muerto, pero otra vez vive al regresar. Tampoco se refiere a una resurrección. Ambas muertes, la física y la espiritual, son separaciones, la física es el alma del cuerpo, y la espiritual es la separación de Dios. La parábola sugiere una muerte espiritual, no física.

El calvinismo erróneamente niega el libre albedrio y tiene un mal entendido del significado de muerte y sus ilustraciones de la muerte sufren de la falacia de equivocación al usar un significado equivocado.

No debemos olvidar que estamos tratando con una parábola, el cuento es usado por Jesús de forma demostrativa desde un punto natural hacia uno espiritual. Yo les he explicado esto a mis colegas calvinistas de la apologética, y les demuestro que intencionalmente ignoran que la palabra “muerto” no es como ellos sugieren, para que simbolice que un ser humano no puede hacer nada por su propia salvación porque su corazón dejo de latir. Mayormente, niegan que un pecador pueda aceptar la salvación de vida eterna, aunque sea elegido, sin que primeo Dios lo prepare por una supuesta regeneración.

Lo que no consideran, y no sé porque, ya que todo apologista cristiano estudia en profundo sobre esto, es que en todo término figurativo en la biblia, las palabras o frases describen algo a lo que no es literalmente aplicable a fin de sugerir una semejanza, y en ocasiones como ejemplo en las de una hipérbola, es una exageración intencional. En algunas ocasiones nos encontramos con palabras usadas fuera de su sentido literal, o en condiciones diferentes de sus locuciones o modismos ordinarias, con el fin de sugerir una imagen o un efecto especial que el narrador o el autor quiere expresar.

Encuentro un poco extraño que el calvinismo inicie esta parábola con una interpretación literal y la confunda con su intención figurativa, ya que es normal que lo hagan de la manera acostumbrada, opuesta y al revés, que despega desde un concepto figurativo y luego lo interpreta literalmente en acuerdo con las ideologías de Juan Calvino.

9. Jesús

 Según lo que dice Jesús, el ser humano tiene la voluntad para venir a Él o rechazarlo. Por lo tanto, la dicotomía entre la elección y la reprobación por una supuesta predestinación, que defienden los calvinistas es puesta en duda.

Jesús dice lo siguiente:

Juan 5:39-40 SSE  Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí.  (40)  Y no queréis venir a mí, para que tengáis vida.

No querer venir”, no es sinónimo con “no poder venir”, por causa de una supuesta reprobación, y sería insensato pensar que Jesús invita a personas reprobadas que Él debe saber no pueden venir. ¿O es que Jesús habla como si no existiera tal reprobación? Si Jesús dice que estos buscan salvación en la Escrituras pero aún no han llegado a Él para que tengan vida, entonces debe estar claro que aún no son salvos, y por supuesto tienen que venir a Él para tener vida eterna. Por lo tanto, estos tampoco pueden ser elegidos predestinados a la salvación. Hasta este punto es notable que no tienen el mínimo sentido que sean reprobadosque no pueden venir”, pero a la vez, tampoco pueden ser elegidos predestinadosque no quieren venir”.

¿Mi razón? Es muy simple, porque según la doctrina calvinista de elección, los elegidos vendrían a Jesús automáticamente para tener vida, y Jesús no gastaría su tiempo invitando a reprobados, porque si la predestinación fuera un verdadero decreto divino del plan de Dios, como predican los calvinistas, Jesús ya debería saber que los reprobados no vendrán a Él. El siguiente es otro versículo clásico que provee evidencia por sí mismo, pero es ignorado, evadido y rechazado por los calvinistas por más de 500 años:  

Mat 23:37 SSE  ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que son enviados a ti! ¡Cuántas veces quise juntar tus hijos, como la gallina junta sus pollos debajo de las alas, y no quisiste!

El no querer venir a Jesús es un acto de voluntad propia que demuestra que Dios crea y diseña a todos sus creaturas con un libre albedrio, esto es aún más cierto, cuando la evidencia bíblica apunta hacia el deseo de Dios para llamarlos hacia Él.

El calvinismo describe a Dios como si estuviera confundido, ya que si los judíos de Jerusalén fueran reprobados, quienes no pueden venir a Dios por un supuesto decreto divino, entonces a Dios no le interesaría juntarlos como hijos así como la gallina junta sus pollos, ya que Él mismo sería quien los reprobó.

Tampoco pueden ser elegidos, porque los predestinados a la salvación no rechazarían a Jesús. Esta confusión sucede cuando se prefiere proteger la teología generada por un hombre en lugar de interpretar por exegesis lo que dice la biblia.  Además, veo una falta de capacidad analítica, ya que esto es básico y obvio para cualquiera. No entiendo porque le ponen tanta importancia a las palabras de Juan Calvino, y poca importancia a las contradicciones que causan con la biblia.     

10. Dios

 En Génesis capítulo 6, toda la tierra está en caos, y en una condición tan crítica, que no queda otra opción para Dios que destruir todo sobre el planeta, con excepción de Noé y su familia. Si hubiera otras alternativas, estoy seguro que Dios hubiera escogido la que produjera el resultado que a Él le complaciera, y también que le conviniera a la humanidad. Pero el punto aquí es la falta de explicación del campo apologético del calvinismo para justificar su dogmática del “Decreto Divino” en una situación donde Dios se “arrepiente de haber creado a la humanidad”. Todas las traducciones de la biblia alrededor del mundo dicen lo mismo o algo similar. El siguiente versículo es de la biblia “Sagradas Escrituras”, pero relativamente, toda otra biblia en español dirá lo mismo sobre este tema.     

Gen 6:6 SSE  Y se arrepintió el SEÑOR de haber hecho hombre en la tierra, y le pesó en su corazón.

 

Si los decretos divinos de Dios son establecidos como presuponen los calvinistas, y son incambiables, pues Dios no planifico bien su creación, y falla en su anticipación de lo que resultaría al permitir la caída de Adán. El pecado se expandió alrededor de la tierra y dio resultado a la destrucción del primer mundo por inundación. El dios extra bíblico de Juan Calvino se arrepiente de dos decretos de un solo golpe, del decreto de crear al ser humano y del decreto de causar el pecado en Eva y Adán, quienes no tenían una naturaleza pecaminosa hasta que este supuesto dios lo decreta para su propia gloria y así demostrar su poder. Para mi este cuento de hadas es totalmente absurdo.

 

Volver Arriba...

Temas Problemáticos