% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

La Primera Vida

Este tema es corto pero muy profundo y requiere un pensamiento sano y razonable. Invito a todo no-creyente en Dios a examinar los puntos claves y revisar los referentes argumentos vinculados que lo apoyan. Como siempre he dicho, no importa que la persona sea escéptica, agnóstica, atea o evolucionista.

 

En realidad la posición de incredibilidad aceptada por la persona en el momento no importa, siempre y cuando la evaluación del tema sea sin un pre-juicio o una pre-discriminación en antemano por causa de tal posición. Para estar seguro, les pediré que primero se quiten los espejuelos de “a priori”, para que no anticipen su conclusión antes de analizar el tema en completo.

 

La información verídica en si no es consciente y no le importa asumir o escoger lados o bandas para apoyar su causa, esto lo hacen los seres vivientes. Pero llegar a la verdad debe ser lo más importante para el ser humano, y por lo tanto, no debemos tener competencias para ver qué lado o banda puede formular la mejor teoría atractiva si la teoría nunca demuestra una verdad.

 

El punto en discusión trata con el hecho de la aceptación de presuposiciones difíciles de probar por el método científico. Los biólogos naturalistas insisten que en algún momento en el pasado que la vida fue espontáneamente generada por químicas sin vida, por medio de las fuerzas naturales del universo.

 

Aunque nunca se ha observado que las fuerzas naturales puedan crear un mensaje inteligente (vea “El Enigma del Código ADN”, “Disensión anti-ADN”, “Informático” y “Selección Sobrenatural”.)

 

Los creyentes en la teoría de la evolución están dispuestos a argumentar en vano que los mensajes complejos son productos sin sentido y no cognitivos de las fuerzas naturales, sin la intervención de algún tipo de inteligencia (vea el argumento “La Teoría del Diseño”).

 

Estos biólogos naturalistas que abogan con fervor a favor de la teoría de la evolución, admiten que las siguientes formaciones que se encuentran en “Mount Rushmore” no pueden ser producto de las fuerzas naturales, como un efecto del viento y la lluvia:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero en contradicción obvia, están dispuestos a decir que el sistema anatómico humano, siendo abrumadoramente más complejo, si puede ser producto de las fuerzas naturales ciegas, sin guía u orientación intelectual:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También sería una muy buena idea explorar el argumento “Antrópico” cuidadosamente. Aunque ese argumento se concentra en las observaciones axiomáticas de física, se relaciona con este tema por el simple principio que automáticamente convierte a este tema en un preámbulo para un argumento antrópico biológico.

 

El sacerdote mayor de los evolucionistas modernos, el Dr. Richard Dawkins de la Universidad Oxford, admite que el mensaje que se encuentra solamente en el núcleo de la célula singular de la pequeña ameba, contiene más de 30 volúmenes de la Enciclopedia Británica, y que la ameba completa contiene más de 1000 conjuntos completos de la Enciclopedia Británica.

 

Es decir, que si fuéramos a escribir la cantidad de letras que representan las proteínas “A, T, C y G” de este supuesto organismo primitivo, se llenarían 1000 conjuntos de libros de la Enciclopedia Británica. La cantidad en si es abrumadora, para una sola célula primitiva, pero no comparable a la complejidad de miles de millones de células que se encuentran en los sistemas biológicos del ser humano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si es una realidad científica que no podemos observar el pasado, entonces la siguiente pregunta es válida:

 

¿Qué principios científicos podemos usar para ayudarnos

descubrir que fue lo que causo la primera vida con

la evidencia que tenemos disponible?

 

Cuando miramos hacia atrás para tratar de poner todas las piezas del pasado en el orden correcto por medio de la evidencia ofrecida por la ciencia, la realidad es que la evidencia en si es muy escasa, y lo que abunda hoy es la especulación.

 

Personalmente creo que es ilógico creer y abogar por una supuesta supremacía de la ciencia, cual supuestamente está basada en la observación, para luego establecer que las especulaciones nunca observadas tiene la misma validez y autoridad que los datos científicos confirmados por el método científico.

 

En los argumentos previamente mencionados encontraran que no es solamente la complejidad del sistema biológico o del ADN lo que atormenta a los naturalistas de hoy, sino que el mayor problema para todo evolucionista es el “origen” de tal sistema complejo.

 

¿Dónde origino tanta información tan complejamente codificada?

 

No hay duda alguna que el naturalismo automáticamente elimina toda noción de causas inteligentes, pero si la ciencia según es definida hoy, es la dedicación a la búsqueda de causas, entonces se encontrara con el gigante obstáculo que indica que solo hay dos tipos de causas, y estas son causas inteligentes y causas no-inteligentes. Obviamente, es un hecho innegable que todo lo que tiene vida está repleta de causas inteligentes sumamente complejas.

 

Sin la adecuada evidencia empírica que pueda ser observada o ser apoyada por la ciencia forense por medio de rastros dejados en el pasado, la generación espontánea de la primera vida sigue siendo “un hecho preconcebido” enmascarado de hecho científico, y solo está suspendido por un hilo fino compuesto de conjetura y empapelado con capas de especulaciones.

 

El punto importante para considerar, es que si el concepto solo es “un hecho preconcebido” sin evidencia alguna, entonces es porque toda posibilidad de una intervención inteligente ha sido automáticamente eliminada en antemano.

 

Sin este “hecho preconcebido”, los que abogan a favor de la generación espontánea tendrían que reconstruir su teoría, pero lo harían sin evidencia, sin base y sin fundación de principios científicos o de leyes de física que apoyen su teoría, ya que hasta el día de hoy, los principios científicos o las leyes de física no han sido científicamente determinadas como causas inteligentes, y son impotentes cuando se trata de cuásar “algo” a la existencia.

 

Volver Arriba...

 

 

 

Temas Problemáticos