% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Refutación Evolutiva Resumida

 

Según la teoría de la evolución cósmica, hubo un principio cuando la tierra era un planeta sin vida por mucho tiempo, pero ahora hay vida en la tierra y por lo tanto, es necesario explicar “como” y “porque” la vida fue generada.

 

Existen dos puntos de vista evolutivos:

 

1. En algún momento en el pasado, la vida, tuvo origen en la Tierra.

2. La vida llegó a la Tierra desde el espacio exterior (panspermia).

 

Todos podemos coincidir con el hecho de que independientemente de dónde o cuándo se originó la vida, tenía que originarse en algún momento, en algún lugar, y de alguna manera. Por lo tanto, lo que divide a los dos campos en disensión, el evolutivo y el teístico, sobre el origen de la vida, es lo siguiente:

 

1. El origen de la vida fue por medio de procesos puramente naturales.

2. El origen de la vida fue por medio de algún elemento sobrenatural.

 

La “Ciencia”, según la definición del sistema enseñado en la mayoría de las escuelas públicas del mundo, automáticamente excluye las explicaciones sobrenaturales. Pero la ciencia depende del “método científico” para determinar la verdad que resulta de los experimentos, y este método es “operacional” y trata con el “aquí y ahora” de algún fenómeno y no es tan fiable en cosas del pasado, como lo es el método forense para investigar lo que ocurrió en un momento dado.

 

El método científico consiste en la comprobación de hipótesis utilizando experimentos repetibles. Si dependemos del método científico como la única manera de obtener una explicación científica para el origen de la vida, también debemos depender completamente de los procesos repetibles naturales.

 

Por lo tanto, si la vida se originó por un proceso natural en determinadas condiciones específicas, debe ser posible repetir el proceso natural, y debería ser posible crear la vida de nuevo bajo las mismas condiciones. El problema para los evolucionistas es que por más de 50 años los científicos han tratado sin éxito de encontrar las condiciones que producen la vida (Vea “Vida en Botella”). Estos cincuenta años de intentos fallidos de crear la vida han generado muchas más preguntas que las respuestas que puedan explicar cómo la vida podría haberse originado de forma natural.

 

Se han observado a los seres vivos morir de los procesos naturales, y estos se pueden repetir en un laboratorio. Pero nunca se ha observado alguna generación espontánea que de origen a la vida a través de cualquier proceso natural, un proceso que debe ser repetible.

 

Abiogénesis” es la creencia de que la vida puede originarse a partir de sustancias no vivas a través de procesos puramente naturales. La teoría de la evolución biológica depende de la abiogénesis como un punto de inicio. Pero, si la teoría de la abiogénesis es falsa, entonces la teoría de la evolución también es falsa.

 

El sistema de la mayoría de escuelas públicas enseña que de alguna manera la primera célula viva se forma de manera natural y luego se reproduce, pero nunca han descubierto una forma en la que la primera célula viva podría haberse formado de manera natural.

 

La primera célula viva habría necesitado algún tipo de mecanismo para el metabolismo y no existe un proceso natural conocido por el cual el metabolismo podría originarse en una célula sin vida. La primera célula viva tendría que crecer y reproducirse para que la vida continúe de esta primera célula. El crecimiento y la reproducción requieren la división celular, pero la división celular es un proceso muy complejo y no existe un proceso natural conocido por la que la división celular podría originarse por casualidad.

 

Según la teoría de la evolución, las formas de vida unicelulares evolucionaron hacia formas de vida multicelulares, pero las formas de vida multicelulares consisten en un conjunto de células que tienen funciones diferentes, y no existe una explicación científica de cómo una sola célula podría naturalmente cambiar su función.

 

Los organismos unicelulares tienen una membrana que permite a la célula intercambiar algunas sustancias (nutrientes, residuos, desechos, etc.) con el medio ambiente, pero no todas las células en los organismos multicelulares más grandes están en contacto con el ambiente externo.

 

Los organismos multicelulares más grandes necesitan algún método para que las células interiores intercambien los nutrientes, residuos, desechos, etc., con el ambiente externo. Los animales multicelulares grandes requieren un sistema complejo (típicamente incluyendo los dientes, la saliva, la garganta, el estómago y los intestinos) para la absorción de nutrientes desde el medio ambiente y normalmente también incluyen los pulmones, los intestinos, el corazón, las arterias y las venas para la distribución de nutrientes y oxígeno a las células del interior.

 

También requieren un sistema complejo (normalmente incluyendo los pulmones, el corazón, las arterias, las venas, los riñones y la vejiga) para la eliminación de los desechos de las células interiores. Pero no existe una explicación satisfactoria de cómo los sistemas complejos como estos podrían haberse originado por algún proceso natural.

 

Según la teoría de la evolución, una forma de vida de invertebrados se convirtió en la primera forma de vida de los vertebrados. Los vertebrados tienen, por definición, una columna que contiene un sistema nervioso. El sistema nervioso detecta los estímulos. Pero no existe una explicación satisfactoria de cómo el sistema nervioso más simple podría haberse originado por algún proceso natural.

 

Según la teoría de la evolución, algunos de los primeros vertebrados fueron peces, que tienen ojos y un cerebro conectados por un sistema nervioso. Pero no existe una explicación satisfactoria de cómo los elementos de óptica (que incluyen típicamente un lente, un iris y sensores de luz) podrían haberse reunido por sí mismos por cualquier tipo de proceso natural. No existe una explicación satisfactoria de cómo los algoritmos de procesamiento de imágenes podrían tener su origen en un cerebro de pescado por cualquier tipo de proceso natural.

 

Si la teoría de la evolución es una verdad, entonces cada característica de cada ser vivo tiene que ser el resultado de una mutación al azar. Las mutaciones se han observado que aumentan o disminuyen el tamaño de una porción (o porciones) de un organismo vivo. Se han observado que las mutaciones cambian la forma de un organismo vivo. También se han observado mutaciones que duplican las características existentes de un organismo viviente (vacas con dos cabezas, moscas con múltiples alas, etc.). Pero nunca se ha observado una mutación que proporciona una nueva función en un organismo vivo que antes no tenía esa función (vista, sonido, olfato, lactancia, etc.).

 

El cruzamiento de animales y la ingeniería genética puede transferir la funcionalidad existente de un organismo vivo a otro. Pero el cruzamiento no puede explicar el origen de cualquier nueva funcionalidad en el primer lugar. La selección artificial mejora las características deseadas mediante la eliminación de los rasgos genéticos que inhiben las características deseadas. La selección artificial es más eficiente que la selección natural.

 

Hay límites a la cantidad de cambio que se puede producir por la selección artificial. La mutación y la selección artificial no se han demostrado ser suficiente para producir nuevas formas de vida a partir de las ya existentes. Debemos acordar y estar conscientes de que la mutación es una distorsión de la información que ya existe en el ADN, y que no es un proceso por cual se puede obtener información externa de la naturaleza para crear nueva información genética, vea “El Enigma del Código ADN”. La similitud de características no es una prueba definitiva de la ascendencia común. La similitud de características también se pueden observar a menudo en los objetos diseñados por el hombre. (Vea “Similitud Comunal”).

 

El hecho de que una persona nació después de que otro individuo existente ha muerto no es prueba de que el individuo que nació más tarde es un descendiente biológico del anterior, sobre todo si son de diferentes especies. Pero la teoría de la evolución ha propuesto muchos diferentes árboles evolutivos de la humanidad. Existe un desacuerdo sobre el linaje de los homínidos porque la “evidencia” es escasa y altamente especulativa. Darwin tenía razón cuando dijo:

 

“Cualquier variación que no es congénita,

no es importante para nosotros”.

 

Las características adquiridas no se heredan porque no causan ningún cambio en el ADN. Las explicaciones de cómo las criaturas simiescas (monos) se convirtieron en seres humanos son especulaciones fantásticas sin confirmación experimental. No existe evidencia que sugiera que la descendencia de los animales que comen alimentos cocinados sean más listos que los hijos de la misma especie que comen alimentos crudos.

 

No existe evidencia que sugiera que los ejercicios mentales realizados por los padres incrementarían el tamaño del cerebro de sus hijos. No existe evidencia de que si las criaturas simiescas (monos) se paran en pie para ver por encima de los pastos, le aumente el tamaño del cerebro de sus hijos, o que este acto hará que sea más fácil para sus hijos a mantenerse en pie. Si estas insinuaciones fueran verdad, los levantadores de pesas que se dedican a escultura de sus cuerpos, tuvieran bebes que nacieran musculosos, con un parecido al increíble “Hulk”.

 

Otro punto importante es el hecho de las capas sedimentarias, usadas por lo evolucionistas como evidencia inversa. Estas capas se forman en los tiempos modernos por cosas tales como las inundaciones, los deslizamientos de tierra y las tormentas de arena. Los fósiles en las capas sedimentarias formadas en los tiempos modernos contienen el tipo de cosas que vivían o aún viven en ese lugar. El concepto de edades geológicas se basa en la presuposición evolutiva que las clases de fósiles enterrados en capas sedimentarias se determinan por el tiempo en lugar de ubicación.

 

Todas las capas sedimentarias formadas en los tiempos modernos son de la misma edad geológica, a pesar del hecho de que contienen diferentes tipos de fósiles. La datación radiométrica depende de suposiciones que no pueden verificarse sobre las concentraciones iniciales de los elementos. La datación radiométrica de las rocas traídas desde la Luna no es un método fiable para determinar la edad de la Tierra.

 

La materia oscura” y “energía oscura” fueron postuladas para explicar por qué las mediciones astronómicas no coinciden con las predicciones de la teoría del Big Bang.

Cuando las mediciones no están de acuerdo con las predicciones teóricas, es generalmente porque la teoría está equivocada.

 

Decir lo siguiente nunca es una explicación científica satisfactoria:

 

“No hemos visto que esto suceda,

no podemos hacer que suceda de nuevo,

y no sabemos cómo podría haber sucedido,

pero debe de haber sucedido de alguna manera”

 

Las escuelas públicas no deben enseñar especulaciones fantasiosas como si fueran verdad, especialmente si son inconsistentes con las leyes experimentalmente verificables.

 

Volver Arriba...

 

Temas Explicativos