% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Teología Apologética Pt 2

 Hay ciencia y filosofía buena y confiable, e igualmente la hay mala y errónea. El apologista confronta estas filosofías erróneas para exponer los errores de pensamientos generadas por las ideas ilógicas, a veces las premisas son incorrectas, y otras veces son las conclusiones. Algunos le temen a las palabras ciencia y filosofía, y de forma personal no les gusta las palabras, porque es lo que han aprendido de otros, pero sin alguna razón justificable.

 

Estas palabras solo significan “conocimiento” y “amor a la sabiduría”, y algunos creen que estas palabras son enemigas de la fe cristiana, mayormente porque muchos científicos han atacado la creación de Dios, la Biblia, y la resurrección de Jesús con lo que ellos dicen ser ciencia y filosofías. Esta táctica es una combinación que primero usa la mentira, para luego acusar y asignarle una etiqueta de crédulos insensatos a toda persona que crea en Dios.

 

Existe un estereotipo internacional que intenta con discriminación, definir a los cristianos como personas que dependen de una fe ciega, que dependen de una muleta para sobrevivir en esta vida y que alega que todo lo que los cristianos creen es absurdo para los que en este mundo están en desacuerdo. Pero esto no es cierto, es al revés y al inverso, porque tenemos una gran cantidad de evidencia para creer que nuestra fe es razonable, exclusivamente, cuando lo que creemos es comparado con la evidencia que ofrecen los ateos que nos atacan, y la cantidad de esta evidencia es mucho más de lo que algunos creen.

 

Pueden estar seguros de lo siguiente, el ateo necesita más fe que el Cristiano para poder creer en las fantasías de presuposiciones abstractas, de mundos virtuales y de fuerzas naturales trascendentes que aunque ellos lo niegan, se pasean en el borde de lo sobrenatural y lo milagroso y no en la ciencia natural como ellos pretender decir.

 

El ateo, igual que el evolucionista, necesita mucha fe para creer en los eventos milagrosos que presuponen que alguna sustancia, con propiedades y atributos de los elementos que componen todo en este Universo salió de la nada, y que la vida simplemente apareció espontáneamente sin razón y sin causa alguna (abiogénesis).

 

Estos conceptos proponen que la “selección natural” existe antes de la primera vida orgánica para inyectar la abrumadora cantidad de información intelectual que puede llenar todos los libros de una biblioteca mediana y además diseñar con anticipación, todos los mecanismos de nano tecnología necesarios para planificar, componer, descifrar, transcribir y replicar el ADN, para que luego la célula de la primera vida pueda duplicarse y generar otra célula idéntica a la original. Si algo existiera antes de la primera vida de la manera que lo describe el evolucionista, fuera un ente milagroso, y si tuviera las capacidades que ellos le asignan a la selección natural, fuera un dios.

 

Estas compilaciones de cuentos de hadas son el mejor ejemplo para el cristiano de lo que es filosofía de vanas sutilezas, y es según la tradición de los hombres, conforme a los principios elementales del mundo. Estos conjuntos de ideologías y conceptos también son el mejor ejemplo de lo que falsamente se llama ciencia.

 

La fuente de información de muchas de estas presuposiciones no es científica, estas ideologías surgen de la imaginación y están basadas solo en la hipótesis y la teoría de hombres que temen pronunciar la palabra “D”. Y quedan sin excusas, porque según las Escrituras la misma naturaleza que estudian les provee la necesaria revelación del autor del código criptológico del ADN, y de la sintonización y afinación perfecta del Cosmos, esa es la marca registrada de Dios, y es Su firma y estampa personal sobre Su creación.

 

Por lo menos, si usted es cristiano puede estar seguro de lo siguiente, los combates que confrontan sus hermanos apologistas por medio de argumentos y debates contra los mejores preparados en el campo del ateísmo, han sido continuamente victoriosos. Los ateos están frustrados y cansados de perder, estos científicos ateos han importado desde la cuna del ateísmo en Europa los mejores argumentadores, solo para ser derrotados en las manos de Apologistas Cristianos como Craig, Platinga, Geisler, Johnson, McDowald, Turrek, Behe, Ross, Myers, y muchos otros que no mencionare porque llenaría la página de nombres. Una mención especial se merece un latino Astro Biólogo llamado Dr. Guillermo Gonzales, quien escribió el libro titulado “El Planeta Privilegiado”.

 

La publicación de este libro comenzó una ola de persecución académica por varios miembros de la facultad de la Universidad Iowa State, donde Gonzales fue profesor de Astronomía y Astro Física. La conspiración de sus colegas no-creyentes comenzó cuando el Dr. Guillermo negó la autenticidad científica de la teoría de la evolución cosmica y expuso las falacias de la hipótesis evolutiva. González es otra víctima más de la discriminación y el prejuicio practicado en la ciencia moderna.

 

Hoy se considera una blasfemia disentir o criticar con la teoría sacrosanta de la evolución y no es permitido opinar en contra de las imposibilidades que se encuentran en la teoría que ellos arrogantemente atreven llamar ciencia. La lista de cristianos científicos continua creciendo y estos hombres de Dios no tienen un título de Doctorado o un PhD ante su nombre porque se lo encontraron en una cajita feliz de “McDonald’s”, o como un premio en una caja de cereal de “Corn Flakes”.

 

Jesús confronto muchos argumentos erróneos con una lógica divina que jamás puede ser atenida por un ser humano y llegamos al punto correcto para compartir con ustedes lo siguiente. La palabra “Logos” viene de la misma raíz que la palabra “logia” que en griego significa “lógica” y también significa estudio o conocimiento. Por ejemplo la “Teo-logía” es el estudio razonable (logia) y sistemático sobre todo lo que tenga que ver con “Theos”, y “Theos” significa “Dios”.

 

En la ciencia de la “filosofía”, “Logos” significa el principio de razonamiento que desarrolla, gobierna y sostiene el universo. Y Jesús es la fundación de toda filosofía. Y en la “Teología”, “Logos” significa la palabra divina o el razonamiento de Dios encarnado en Jesús el Mesías. Algunos teólogos proponen que “Logos” es la propia activación de la conciencia y voluntad de Dios, que se manifiesta o realiza a la actualidad con el pensamiento o la pronunciación de Dios. Ya que cuando Dios habla, expresa lo que Él quiere a la existencia. Esto es obvio en Génesis 1 y es por eso que muchos consideran que “Logos”, antes de Su unión hipostática al encarnar como ser humano quien adoramos como Jesús, es de la misma esencia del Padre porque surge del padre y por eso es el exclusivo e Hijo unigénito, Jesús es “La Expresión Divina de Dios” (vea “Logos”).

 

Cuando primero estudie este concepto, no lo acepte inmediatamente hasta no analizarlo en profundo por mi propia cuenta, este es el primer paso de todo serio estudiante de la Biblia y un paso muy importante que siempre recomiendo, para entonces llegar a una conclusión. Quisiera compartir lo que descubrí con algunos versos que me convence que existe evidencia razonable para deducir que Logos es más que la Palabra de Dios:

 

Proverbios 3:19 SSE  El SEÑOR con sabiduría fundó la tierra; afirmó los cielos con inteligencia.

 

Romanos 4:17 RV95  como está escrito: "Te he puesto por padre de muchas naciones". Y lo es delante de Dios,  a quien creyó,  el cual da vida a los muertos y llama las cosas que no son como si fueran.

 

Apocalipsis 4:11 LBLA  Digno eres, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria y el honor y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.

 

Sabemos que todo fue creado y no existe algo que no fue creado por Logos (Juan 1:3, Heb 1:2 y 11:3, y todo fue creado para Logos (Col 1:16). Y aunque Dios es Espíritu y no requiere boca, lengua o cuerdas vocales, nos revela Su pensamiento y a la vez Su pronunciación cognitiva y nos deja saber esto desde el principio en Genesis. Pablo dice en Romanos 11:36:

 

Romans 11:36 SSE  Porque de él, y por él, y en él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén.

 

Al encarnar Jesús, une dos naturalezas (unión hipostática), una es completamente divina, y una es completamente humana. La unión hipostática no significa que existe una mezcla entre estas dos naturalezas, sino que Jesús tiene una naturaleza humana y también una naturaleza divina. La idea que propone que “Logos” fue creado por Dios como toda otra cosa creada es falsa y la discutiremos en otra sección, pero por lo menos les diré en adelanto que un título que lleva la primogenitura que surge directamente de la esencia de Dios no es lo mismo que lo que es creado por Dios.  

 

Las escrituras no indican que “Logos” es parte de la creación. Cuando un ser divino es generado directamente de la esencia y la naturaleza de Dios, solamente se puede generar divinidad perfecta, simplemente porque la fuente es una divinidad perfecta. Como Hijo unigénito, es el único en existencia de la misma esencia divina con la autoridad de decir “Yo y el Padre somos Uno”, algo que ningún ser sobrenatural creado (ej. Angélico) puede decir. Esto se explica en el libro de Hebreos 1:5 SSE:  

 

Porque ¿A cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, hoy yo te he engendrado, Y otra vez: Yo seré a él Padre, y él me será a mí Hijo?

 

La esencia divina de Jesús es de origen sobrenatural, pero para explicarlo al no-creyente por medio de una comparación desde el mundo natural, sería decir que por la esencia de la naturaleza especificada por Dios, todo es diseñado para generar de un género específico. Es natural que de sapos vienen sapos, de gatos vienen gatos, de perros vienen perros y de caballos vienen caballos, etc., esta es la esencia de cada naturaleza.

 

Aunque la teoría de la evolución erróneamente propone que todo organismo tiene la capacidad de “especiación” que es cambiar de un género a otro, o de una especie a otra, en realidad hablan de la “Homologia-Similitud Comunal” que tiene todo lo que fue creado por medio de las sub-partículas atómicas que Dios creo como constituyentes de todo lo que existe. Además, concepto evolutivo nunca ha sido científicamente observado.

 

Al ser creado de elementos similares, solo aparenta que todo está aparentado, pero una mínima alteración en la información del ADN produce un género totalmente diferente. Con esto en mente, si “Logos” viene directamente de Dios y forma una parte interna de Dios, entonces es de la misma esencia, y teológicamente, de Dios solo puede salir lo que es divino.

 

Vamos a continuar con el tema sobre la apologética y tomar un momento para dar un ejemplo de Hechos 17:18, voy a leer de la Reina Valera 2000, aquí Pablo argumentaba con filósofos seculares en Atenas:

 

Hechos 17:18 RV2000 dice: “Y algunos filósofos de los epicúreos y de los estoicos, disputaban con él; y unos decían: ¿Qué quiere decir este palabrero? Y otros: Parece que es predicador de nuevos dioses; porque les predicaba a Jesús y la resurrección.”

 

Estas personas eran muy estudiosas, pero su sabiduría era basada en lo que podían prescribir de este mundo. Toda filosofía de la vida es importante porque forma el paradigma de una persona,  porque establece un conjunto de creencias por cual la persona vive su vida. Aunque esto lo examinaremos mucho más profundo en otra sección, vale la pena adelantar uno de los principios básicos para poder aclarar un poco la gran cantidad de humo que no deja que algunas personas puedan ver, y es la causa de la confusión que tienen, solo entonces verán y entenderán como esta pieza forma una parte importante del rompe cabezas.

 

Nuestras creencias controlan nuestras vidas y toda ideología y concepto tiene consecuencias.

1. Lo que usted cree determina lo que usted piensa.

2. Lo que usted piensa dicta sus acciones.

3. Sus acciones dominan y gobiernan su vida.

 

Es por eso que la Biblia dice que la persona es según piensa (Pro 23:7). Todo se relaciona con lo que usted cree que sabe y conoce, aunque lo que sepa y conozca sea mentira. Por eso la repuesta a la siguiente pregunta epistemológica es sumamente importante para todo ser humano alrededor del mundo:

 

¿Cómo es que sabemos lo que sabemos,

y como sabemos si lo que sabemos es verdad?

 

Toda filosofía de la vida es igual que una religión, cuando intenta explicar nuestra identidad, origen, propósito, moralidad, comportamiento y nuestro destino final. Pueden ver que esto es lo que intenta explicar muchas de las religiones del mundo y también lo que intenta explicar la teoría de la evolución. Es por eso que la teoría de la evolución es categorizada por los apologistas cristianos como una religión, lea el argumento titulado “Religión Filosófica”.

 

Toda filosofía de la vida debe responder las siguientes preguntas:

1. Identidad: ¿Quién soy?

2. Origen: ¿De dónde vine y como llegue aquí?

3. Propósito: ¿Por qué estoy aquí?

4. Moralidad. ¿Come debe ser mi comportamiento con otros     mientras estoy aquí?

5. Destino: ¿A dónde voy después de la muerte?  

 

Cualquier persona puede ser apologista de algún concepto o movimiento, pero la apologética cristiana se dedica a la defensa de todo lo que tenga que ver con Dios por medio de la evidencia histórica, arqueológica, profética, científica y la lógica encontrada en la Biblia. Por estos y otros medios, intentamos estar siempre preparados para defender y proveer razón justificable de las afirmaciones cristianas.

 

En estos tiempos modernos tenemos la opción de usar toda fuente científica que este a nuestra disposición, sin la necesidad de usar tácticas de manipulación o exageración de los hechos o de la evidencia. Muchas veces es necesario confrontar presuposiciones que nos indican inmediatamente la verdadera razón de porqué la persona quiere por su propia cuenta ignorar, negar, suprimir, o rechazar la verdad.

 

El propósito de la apologética cristiana no es ganar argumentos, cuando se argumenta para ganar, se desvía el objetivo y se arriesga la verdad, poniendo en peligro lo único que puede coincidir con la realidad, y liberar a una persona. La intención es de tratar de exponer el error irrazonable de lo que una persona cree ser la verdad, presentando evidencia mucho más plausible. Es decir, que nuestro argumentado debe articular una explicación mucho más creíble, más justificable, más posible, más probable y más razonable que los argumentos que se oponen.

 

“La mejor manera de comprobar que una vara esta torcida,

es poniendo una vara recta a su lado.”

 

Aquellos que contienden por su propia infalibilidad y no por la de las Escrituras, no son apologistas, estos están contaminados con la egocentricidad que surge del orgullo y el mayor problema del orgulloso, es que los síntomas no son auto-detectables. Gracias a Dios que no existen muchos, pero si los hay y lo han habido en el pasado. Aunque son opuestos, el orgullo y la humildad tiene síntomas similares, la persona que posee uno de los dos, no lo percibe, mientras otras personas fácilmente lo detectan.

 

No existe evidencia empírica en el mundo que reemplace nuestra fe, y nosotros no convencemos a nadie. El Espíritu de Dios es quien convence, pero Dios funciona por medios de la percepción. La fe viene por el oír, por medio de uno de nuestros sentidos y hay que mentalmente procesar la información para entender lo que se oye para entonces llegar a una conclusión. Una vez convencido, se espera que la persona que ha sido justificada viva por fe. Pero antes de hacer una decisión, una persona necesita suficiente información para cambiar de mente. Este es el primer paso del arrepentimiento para que entonces ese arrepentimiento continúe hacia un cambio de vida y la producción de frutos. Jesús dice en Mat 13:19 RV95:

 

“Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende,  viene el malo y arrebata lo que fue sembrado en su corazón.  Este es el que fue sembrado junto al camino.”

 

En Mateo 13:23 RV95 dice:

“Pero el que fue sembrado en buena tierra es el que oye y entiende la palabra,  y da fruto;  y produce a ciento, a sesenta y a treinta por uno.”

 

El ser humano por su naturaleza prefiere ver para creer y Dios usa evidencia empírica por medio de Sus manifestaciones y milagros en el Antiguo Testamento, y lo mismo ocurre con los milagros de Jesús y Sus discípulos en el Nuevo Testamento. En Mateo 11:21-23 RV95 Jesús dijo:

 

“¡Ay de ti,  Corazín!  ¡Ay de ti,  Betsaida!, porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en vosotras,  tiempo ha que en vestidos ásperos y ceniza se habrían arrepentido.  (22)  Por tanto os digo que en el día del juicio será más tolerable el castigo para Tiro y para Sidón que para vosotras.  (23)  Y tú,  Capernaúm,  que eres levantada hasta el cielo,  hasta el Hades serás abatida,  porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti,  habría permanecido hasta el día de hoy.”

 

Jesús dice en Juan 14:11 SSE:  

“Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras.”

 

Jesús sabe que Tomas era una persona pragmática, y le dice en John 20:27-29 LBLA:

 

“Acerca aquí tu dedo, y mira mis manos; extiende aquí tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.  (28)  Respondió Tomás y le dijo: ¡Señor mío y Dios mío!  (29)  Jesús le dijo*: ¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que no vieron, y sin embargo creyeron.”

 

Creo que este evento es mal interpretado por algunos que insinúan que los dichosos de quien habla Jesús son los que dependen en totalidad de la fe ciega, pero debe haber una buena razón para que Jesús le dé una demostración empírica, tangible y física a uno de Sus discípulos que estuvo con El por varios años. Además, la verdadera incredibilidad de Tomas fue hacia el reporte de los otros discípulos que decían que habían visto a Jesús después de Su resurrección.

 

“En realidad, los verdaderos dichosos somos nosotros que no

hemos visto, y si creemos el reporte, los evangelios, y el libro

de hechos, estos son nuestros testigos oculares.”

 

Los cristianos no necesitamos meter nuestro dedo en el costado de nuestro Salvador y somos dichosos en creer los testimonios de personas que estuvieron presentes y en el caso del “Dr. Lucas”, los eventos fueron bien investigados antes de ser documentados (Lucas 1:1-4, Hechos 1:1-3).

 

La resurrección de Jesús fue el evento que revoluciono al mundo y de donde surge la cristiandad. Este evento fue la causa milagrosa que hizo regresar a los discípulos que habían corrido por sus vidas para entonces morir una muerte de martirio.

 

Jesús dice en Juan 5:36 que Sus obras dan testimonio de Él. Esto es de gran importancia ya que muchos de los profetas hablan de las obras del Mesías que vendrá a este mundo y Jesús apela hacia esas mismas escrituras para confirmar Su deidad y Sus obras son parte de la evidencia que confirman y señalan hacia Su naturaleza divina.

 

En Juan 10:37 RV95, Jesús dice: “Si no hago las obras de mi Padre,  no me creáis.”

 

Jesús dice en Juan 11:42 cuando va a levantar a Lázaro:

“Que yo sabía que siempre me oyes; mas por causa de la compañía que está alrededor, [lo] dije, para que crean que tú me has enviado.”

 

Vivimos y caminamos por nuestra fe, sin fe no podemos agradar a Dios (Heb 11:6), pero sin compromiso y convicción creer no es suficiente, hasta los demonios creen y tiemblan (Sant 2:19), tener fe sin ponerla en acción es tener fe muerta (Sant 2:26). Nuestra fe no es ciega, está basada en hechos que son apoyados por una cantidad abrumadora de evidencia y Dios se ocupa de proveer esa evidencia, tal vez no es el tipo de evidencia que le agrada a todo ser humano, pero es lo suficiente para tener una fe racional.

 

Podemos mantener nuestras cabezas en alto y tener confianza en lo que dice la Biblia, nuestra fe es verificada y confirmada una y otra vez por la palabra de Dios, cual es más cortante que una espada de doble filo (Heb 4:12), porque esa palabra es Logos, quien es Jesús, nuestro Dios que se convierte en hombre para venir a buscarnos personalmente y vive en ti y en mí.

 

Uno de los libros más antiguo en la Biblia es el de Job, y Job sabía que su redentor vivía, estas son sus palabras:

 

Job 19:25-29 SSE  Yo sé que mi Redentor vive, y al fin se levantará sobre el polvo; (26) y después desde esta mi piel rota, y desde mi propia carne tengo que ver a Dios. (27) Al cual yo tengo que ver por mí, y mis ojos lo han de ver, y no otro, aunque mis riñones se consuman dentro de mí. (28) Mas debierais decir: ¿Por qué lo perseguimos? Ya que la raíz del negocio en mí se halla. (29) Temed vosotros delante de la espada; porque sobreviene el furor de la espada a causa de las injusticias, para que sepáis que hay un juicio.

 

Volver Arriba…

Artículos