% Visitas /20 Países

1. Colombia – 19.81%

2. México – 19.13%

3. Estados Unidos – 10.47%

4. Rep. Dominicana – 10.28%

5. Ecuador – 5.55%

6. Perú – 4.86%

7. Venezuela – 4.55%

8. Panamá – 3.99%

9. Argentina – 3.93%

10. España – 3.05%

11. Chile – 2.87%

12. Bolivia – 1.68%

13. Honduras  – 1.68%

14. El Salvador –1.25%

15. Guatemala –1.12%

16. Paraguay –1.06%

17. Puerto Rico –1.0 %

18. Costa Rica –.81%

19. Nicaragua –.56%

20. Cuba –.19%

 

Noticias y Comentarios

Libros Gratis

en PDF

 

Terroristas Suicidas:

Sin Buena Razón para Vivir

Mi breve evaluación sobre los hechos de este tema no surge desde un punto de vista sicológico, sino desde un punto de vista teológico y lógico.

 

Debe haber muchas razones que expliquen la gran variedad de maneras de suicidio y múltiples razones para no querer vivir más en este mundo.

 

La mayoría de personas que se suicidan, lo hacen por decisión propia y son los únicos responsables por su destino, aunque sus decisiones sean influenciadas por eventos que finalmente los motiva a no querer vivir más.

 

Pero en el caso del terrorista que dice representar al Islam, quien está dispuesto a morir por su causa, la influencia es de otro tipo, y a este tipo de persona se le persuadiese a tomar acción por medio de una propaganda que lo convence que el acto de suicidio es honorable y digno de martirizar.

 

Los responsables de la propaganda buscan prosélitos con características específicas, para que el bien de la causa se realice y su meta sea alcanzada. Para asegurar el éxito, el candidato debe estar confundido, desconcertado, y desubicado del concepto de la vida, y por lo tanto piensa poco de su propia vida y mucho menos de las vidas inocentes de otros que morirán por su causa.

 

Eventualmente, al pasar por el proceso de un lavado de cerebro, el candidato terrorista suicida se convierte en otra víctima de sus líderes religiosos extremistas que han ganado su confianza. A la larga, es engañado y explotado, mientras sus líderes se esconden y observan su muerte a distancia. Quisiera exponer cuatro puntos de importancia que resultan de mi evaluación:

 

1. Primero, es que no hay tal promesa en el Corán de 70 vírgenes esperando en paraíso para todo aquel que se suicide y que asesine con una premeditación bien planificada a personas inocentes que no están directamente asociadas con algún tipo de crimen en su contra.

 

Esta razón tiende a atraer a muchos adolescentes y hombre jóvenes, pero solo es una razón que demuestra la codicia sexual e la ignorancia sobre Dios, ya que los mandamientos de Dios prohíben el adulterio y la perversión sexual y no bendice el matar al azar por algún tipo de venganza.

 

2. Segundo, es el estado y posición de “silencio” de los líderes islámicos religiosos de no advertirles a estos radicales extremistas que la promesa de martirio y 70 vírgenes es una mentira.

 

Los líderes islámicos religiosos deben ser los primeros que aparecen en las noticias cuando suceden eventos de terrorismo y establecer de forma clara que no aprueban estos actos extremos. Al no decir nada, solo queda la opción de interpretar su silencio y concluir que aprueban y apoyan estos tipos de actos, y por lo tanto, la destrucción de su propia juventud.

 

Honestamente pienso que los líderes religiosos que no están involucrados con sectas radicales y extremistas, deben hacer una campaña para que el mundo del Islam conozca algunas mentiras que propone esta clase de propaganda.

 

3. Tercero, es que la mayoría de religiones en el mundo coinciden en que será Dios quien juzgara a toda alma humana, por lo tanto, Dios no le ha delegado autoridad al Islam para ser el verdugo del mundo y enjuiciar y condenar a pecadores o a infieles, y mucho menos preocuparse por el proselitismo por espada obligatorio del Islam.

 

4. Finalmente, una simple evaluación de los países sometidos a la ley “sharia” musulmana, demuestra que son países donde más se violan los derechos humanos.

 

Por lo tanto, el terrorista suicida entrega su vida de poca importancia personal, pensando que se puede escapar del juicio de Dios y trasladarse a Su paraíso donde estará eternamente acompañado por 70 vírgenes, para que los que queden vivos aquí en la tierra vivan en opresión bajo el sistema falso por cual murió.

 

Volver Arriba...